miércoles, 23 de mayo de 2007

*ESTO ES TODO, NADA MAS*




Cuando todo ha concluido, cuando descansas en la conciencia simple y omnipresente, eres lo No Nacido y careces de todo tipo de cualidades.
Cuando descansas en la Vacuidad primordial, eres invisible a este mundo.


Es tan sólo que, en tanto que ser encarnado, también emerges al mundo de la forma que es tu propia manifestación y algunos de los potenciales intrinsecos de la mente iluminada como la ecuanimidad, la sabiduria discriminativa, la sabiduria semejante a un espejo, la conciencia sustrato y la conciencia que todo lo alcanza, se combinan con las predisposiciones naturales y los talentos concretos de tu cuerpomente individual.

Entonces ya no te hallas motivada por la gran busqueda, sin por la gran compasion de esas potencialidades, algunas de las cuales son amables, otras airadas, pero todas, a finde cuentas, posibilidades de ese estado omnipresente.


Asi pues, cuando descansas en la conciencia simple y clara, reapareces con las cualidades y virtudes de tus posibilidades mas elevadas, como la compasión, la sabiduria, el discernimiento, la intuicion, la presencia curativa, el recuerdo, las habilidades artitiscas, la destreza atletica, la virtudes pedagogicas o algo tan normal y corriente como ser "el mejor jardinero del barrio".

Cuando el cuerpomente se libera de las brutalidades infligidas por la contraccion sobre uno mismo, naturalmente gravita en torno a su estado mas elevado que se manifiesta en los potenciales superiores de la mente iluminada, las grandes potencialidades de la conciencia simple y omnipresente.


Y sea cual sea la forma de tu propia resurrección, no lo haras motivado por la gran busqueda, sino impulsado por el gran deber, por la manifestacion de tus potencialidades mas elevadas y entonces el mundo empezara a cambiar gracias a ti.
Y nunca te desalentaras, nunca temeras fracasar en la gran mision y nunca te alejaras de ella, porque la conciencia simple esta contigo, ahora y siempre hasta el finde todos los mundos, porque ahora, siempre interminablemente siempre, lo unico que existe es el espiritu, la conciencia intrinseca, la conciencia simple de esto y nada mas que esto.

Ken Wilber

*Reflexión*

No te ocultes, desarrollate en todo tu esplendor. En la vigilia y en el sueño y en el sueño sin ensueños, se tú mismo. Ese ser autentico, real y verdadero que emerge de tu interior libre de toda presion y coge esa flor que hay que coger en el camino del deber. Disfruta de su belleza y disuelvete en su bondad.
Hemos visto como nuestro potencial atrae a personas que vibran a diferentes niveles de energia, pero tambien hemos desarrollado una gran habilidad para amar y servir complementandonos y uniendonos de forma instantanea los unos con los otros.
El momento de la gran liberacion se ha presentado y nosotros mismos somos el manifiesto de la expresion de la voluntad de nuestra alma.

"Todos los caminos van al origen. La profecía del Ser Supremo se cumple a sí misma. El Todo-lo-que-es, Que-siempre-ha-sido y Que-siempre-será"

*DEL ALFA HASTA EL OMEGA*



"Empujados y movidos por la certeza de que toda la Creación, el Universo, la Humanidad, no fuimos vomitados y dejados, como se dice, de la mano de Dios, sino que fuimos creados en su seno y en él desarrollamos toda nuestra trayectoria, siempre respetada en Libertad"


....Y de aquí brota desde siempre la eterna pregunta: ¿Por qué Dios permite tanto mal? ¿Donde está Dios que deja que los hombres se maten y se destruyan? ¿Cómo puede permitir que los poderosos arrasen tantas maravillas de la creación, que cualquiera pueda provocar incendios o cotnaminar ríos y mares impunemente, por pura maldad o por dinero, que aún es una maldad más grande? ¿O desencadenar una guerra descarada que impunemente arrasa la cuna de la cultura y que solapadamente mantiene otras abiertas, vendiéndoles antes armas, para después bombardear y aniquilar a millones de inocentes que son hermanos de los que las provocan, las mantienen y las avalan?


La explicación a todo esto es el gran don que Dios ha hecho a todo ser humano: el gran don de la conciencia y de la libertad que Él respeta de modo absoluto. Pero también Dios le concedió otros dones inestimables el de la inteligencia junto con el de la voluntad de acción y el de la capacidad de amar. La inteligencia consciente, para que sepa discernir las mejores opciones de acción. La capacidad de amar, para que decida cuál es la mejor entre ellas y la voluntad, para que se resuelva a llevarlas a cabo.
Pero a través de los siglos de la historia de la humanidad ¡¡¡¡¡ cuán poco se ha preocupado el ser humano de hacer el uso correcto de dichos dones !!!!!

Por eso....

¡¡¡¡¡ El gran dolor del mundo !!!!!

El dolor de Dios que sufre contemplando la destrucción de sus obras tan amadas: la creación toda y la obra cumbre de ella: la persona humana.


El sufre en sus entrañas de Padre las miserias de sus hijos causadas por las fuerzas del mal que campan desbocadas, arrasando y destruyendo el paraíso que El pensó para ser disfrutado, origen de bienestar y de felicidad para todo ser humano en su paso por la tierra, de la que les hizo reyes.
El llamado jardin de las Hespérides -que quiere ser expresión del paraíso que lleva todo ser humano en su seno-, y aquí se encuentra el dolor más grande del Creador: la destruccion del corazón humano y en él la raíz y causa de todas las desgracias que sufre la humanidad.


Pero más allá del corazón está la conciencia, el ser y éste siempre es inocente, inmaculado, como lo es el Ser del que es una participación. Que en la Matriz del Creador, donde todo está sostenido y animado, él es y se nutre y se expande en el cuerpo que vivifica. Este ser, esta conciencia, siempre inocente, es el pozo de agua pura donde el corazón, el espíritu, la mente reencuentra la pureza original cuando retornan fatigados, manchados, heridos y tantas veces con el alma deforestada por los acontecimientos que la sacuden.

Vivimos de las grandes verdades del corazón que tantas veces no se entienden, pero que se intuyen y comprenden; por eso no podemos paralizar la vida en la razón tan limitada. Los conocimientos vitales se perciben. Los sentires que verdaderamente marcan hitos importantes en nuestro vivir, y los pequeños sentires diarios que hacen posible la felicidad en las cosas cotidianas se captan con la intuición. Ella capta lo inasible, son grandezas pequeñas y grandes que hacen que todo tenga sentido.
Es cuando se va por la vida sintiendo que todo tiene sentido que se está en comunión con la energía amorosa que mueve el Universo.

Angeles Filella


*Reflexión-

El amor es nuestro camino y nuestra meta.
El amor es el comienzo y el fin.
El amor es el alfa y el omega.
El amor es la razón de todo.

"Sé de dónde vengo y hacia dónde voy, sé quién era y quién ahora soy; y si hay algo que aún no sepa yo, es el no saber de qué me sirve lo que sé. Pues mucho he escuchado y mucho conocí, pero tal vez de todo fue poco lo que aprendí".

...Y recuerda que la fuerza de la luz y la mano de Dios Padre/Madre que nos sostiene, está siempre sacandonos de las sombras de la muerte para guiar nuestros pasos por el camino directo de la paz. Cuando nada existía, existia el amor y cuando nada exista seguirá existiendo el Amor.

*VEAMOS QUE NOS TRAE EL TIEMPO*








Había una vez un campesino chino, pobre pero sabio, que trabajaba la tierra duramente con su hijo. Un día el hijo le dijo: -¡Padre, qué desgracia! Se nos ha ido el caballo. -¿Por qué le llamas desgracia? -respondió el padre. Veremos lo que trae el tiempo... A los pocos días el caballo regresó, acompañado de otro caballo. -¡Padre, qué suerte! - exclamó esta vez el muchacho. Nuestro caballo ha traído otro caballo. -Por qué le llamas suerte? - repuso el padre. Veamos qué nos trae el tiempo. En unos cuantos días más, el muchacho quiso montar el caballo nuevo, y éste, no acostumbrado al jinete, se encabritó y lo arrojó al suelo. El muchacho se quebró una pierna. -¡Padre, qué desgracia! - exclamó ahora el muchacho. ¡Me he quebrado la pierna! Y el padre, retomando su experiencia y sabiduría, sentenció: -¿Por qué le llamas desgracia? Veamos lo que trae el tiempo! El muchacho no se convencía de la respuesta sino que gimoteaba en su cama. Pocos días después pasaron por la aldea los enviados del rey, buscando jóvenes para llevárselos a la guerra. Vinieron a la casa del anciano, pero como vieron al joven con su pierna entablillada, lo dejaron y siguieron de largo. El joven comprendió entonces que nunca hay que dar ni la desgracia ni la fortuna como absolutas, sino que siempre hay que darle tiempo al tiempo, para ver si algo es malo o bueno.

*EL JUEGO QUE HEMOS ELEGIDO JUGAR*





Todo lo que se nos presenta en la vida lo atraemos por darse las condiciones apropiadas para evolucionar.

La conciencia ordinaria, en general, no tiene la impresión, ni el mínimo recuerdo, de haber elegido o atraido conscientemente cualquier cosa. Si fuésemos conscientes de ello, podríamos percibir el hilo de los acontecimientos de nuestras vidas, así como la coherencia perfecta con nuestro Plan de evolución.
Pero tenemos el poder de elegir y en funcion de esas elecciones, atraeremos las circunstancias.

Nada está decidido de antemano.

Todo se decide, minuto a minuto, en funcion del proceso de aprendizaje.

Durante el proceso nos volvemos, cada vez mas, creadores conscientes. Nuestras vidas se construyen con el fin de realizar nuestro aprendizaje.


Lo que se presenta en nuestra vida está determinado por nuestro proceso evolutivo. En cada vida estamos en proceso de aprendizaje, de construccion, de rodaje, de refinamiento, de armonizacion y de integracion de las diferentes partes de nuestro "vehículo".Lo que queremos experimentar en nuestras vidas, son todas las situaciones que nos son necesarias para aprender y desarrollar cualidades a todos los niveles del ser.


La lección no vuelve a presentarse cuando ya se ha aprendido, como en la escuela...Vuelve a aparecer sólo cuando estamos dispuestos a aprenderla, como en la escuela...

Estamos en la escuela de la vida, siempre con el mismo objetivo: avanzar en conciencia, en sabiduria y en amor y aprender a conocer las grandes leyes del Universo, a fin de crear un mundo de paz, de dicha y de abundancia para todos en este planeta.


La vida (hecha de vidas sucesivas) es una gran escuela, con clases, niveles, exámenes y pruebas; ¡ e incluso con vacaciones ! En ciertas vidas se aprende con intensidad, las cosas se mueven, los acontecimientos se precipitan, estamos sometidos a pruebas continuamente. Durante otras vidas, hay más tranquilidad, descansamos, integramos.........

El aprendizaje es una integración cada vez mas profundas, de la realidad de nuestra propia divinidad.

Lo importante es integrar la lección que la vida nos propone aqui y ahora, estar presentes en nuestra vida aquí y ahora, y conducirla de la manera más consciente y mas armoniosa con nuestros recursos del momento. El trabajo hay que hacerlo aquí y ahora, exactamente allí donde nos encontramos, exactamente en las condiciones en las que estamos.

Estas condiciones son precisamente las que han sido elegidas por nuestra conciencia superior a fin de dar el maximo de oportunidades de evolución.

Todo trabajo de evolución, incluso el trabajo de cambio de contexto de pensamientos, puede percibirse como el viaje de la conciencia a traves de diferentes dimensiones. Pero este viaje tiene una meta.......acelerar el proceso y acercarnos cada vez mas a la paz, a la luz y a la libertad.

Ese es el juego que hemos elegido jugar.

(Basado en "El poder de elegir" - Annie Marquier-)


*Reflexion*


Las señales estan en todo nuestro entorno, los vientos han empezado a soplar, tienes que reconocer la sabiduría cosmica que te está siendo enviada. Observa la humanidad mientras se expande y .....proyecta tu mente.
Sabes que tú Espiritu tiene la sensación de estar en el lugar indicado, preparandose para una larga iniciacion. Todos compartimos el mismo camino, las almas estan evolucionando hacia la mas alta vibracion de luz. La etapa final ha comenzado. La Puerta está abierta.

*LA SINCERIDAD QUIERE VER LA LUZ*




La sinceridad y la espiritualidad son de capital importancia en nuestra vida cotidiana. La vida humana puede triunfar sólo cuando está basada en una concentrada confirmación de la Verdad en la multiplicidad de la vida.
Para un amante de Dios, la sinceridad es un oasis en el desierto de la vida. Es extremadamente difícil ser totalmente sincero, pero necesitamos la sinceridad en el físico, en el vital y en la mente. ¿Y qué es la sinceridad, al fin y al cabo? La sinceridad es el caballo dinámico en lo profundo de nosotros. El jinete de este caballo es nuestro ser psíquico.
¿Que es la espiritualidad? La espiritualidad es la urgente necesidad interna del ser humano de correr hacia lo más Lejano, volar hacia lo más Alto y bucear en lo más Interno.
Una persona no aspirante criticará las imperfecciones y limitaciones de los demás, aunque ella misma carece de la inclinación, la voluntariedad y la capacidad para perfeccionar sus propias imperfecciones y limitaciones. Una persona de espiritualidad es sincera. No sólo no critica las imperfecciones de los demás, sino que además es plenamente consciente de sus propios defectos e intenta corregirlos. Además, ve las imperfecciones del mundo como si fueran las suyas e intenta perfeccionarlas perfeccionando su propia naturaleza.
La sinceridad quiere ver la luz. La espiritualidad enseña a la sinceridad lo que es la luz, dónde está la luz y cómo puede ser vista la luz.
Una persona corriente ama al cuerpo infinitamente más que al alma. Una persona espiritual ama al alma infinitamente más que al cuerpo. ¿Por qué? Ella sabe que su cuerpo únicamente va a durar sesenta, setenta u ochenta años, y entonces tendrá que abandonar. Cada vez que se encarna viste un cuerpo diferente, pero ella tiene la misma alma a lo largo de todas sus vidas. Ella sabe que el alma es el representante consciente del Supremo, revelando y manifestando en cada encarnación la Verdad personificada sobre la tierra. Por eso una persona espiritual ama el alma mucho más que ama el cuerpo.
Un buscador avanzado de la Verdad infinita dará igual importancia al alma que al cuerpo. Él sabe que necesita al alma para poder entrar en lo Altísimo, en lo Último, en el Más Allá Trascendental. También necesita el cuerpo a fin de manifestar la Verdad que logra en el plano de conciencia más elevado. Él necesita el físico a fin de manifestar la divinidad que lleva dentro. Es aquí en la tierra, en el cuerpo y a través del cuerpo, como él puede colmar la Visión de Dios y la Realidad de Dios.
El cuerpo necesitamos; el alma necesitamos. El cuerpo clama por la luz, más luz, abundante luz. El alma clama por la manifestación de Dios, Su manifestación total, y por la perfecta perfección aquí en la tierra.
Igual que el mundo necesita a una persona sincera, Dios necesita a una persona espiritual. Sin una persona sincera, el mundo será débil. Sin una persona espiritual, Dios permanecerá incompleto sobre la tierra. La sinceridad es el Corazón de Dios; la espiritualidad es el Aliento de Dios. Cuando ofrecemos nuestra sinceridad humana a Dios, Dios deviene todo Amor. Cuando ofrecemos nuestro limitado llanto interno a Dios, Dios deviene todo Alegría, todo Orgullo.
Con su luz interna, una persona espiritual puede triunfar fácilmente aquí en el mundo material. Esta luz es el poder de su alma. Este poder no es destructivo sino constructivo. Cuando una persona espiritual trata con el mundo externo, no tiene necesidad de temer a nadie ni a nada en la tierra. El poder de su alma siempre saldrá a la luz para ayudarle a establecer el Reino de Cielo sobre la tierra.
Una persona sincera es de suprema importancia en la tierra, pero su sinceridad no puede llevarla muy lejos. Puede ser sincera con sus amigos, con su familia y con el mundo en general; pero si no tiene el llanto interno, no será capaz de entrar en la Infinitud, la Eternidad y la Inmortalidad. No hay duda de que ella es muy superior a una persona corriente, insincera. Pero si no siente la necesidad consciente de aspirar, si no siente la necesidad de crecer en la luz del Más Allá, si no tiene la necesidad urgente interna, entonces para ella la Meta Trascendental será siempre algo muy distante. Su objetivo es solamente una perfección limitada, una alegría limitada y un logro limitado.
Una persona espiritual tiene un hambre interna. Esta hambre es constante. Esta es un hambre de lo Ilimitado, de la Infinitud misma. Su insatisfacción no es la misma que siente una persona ordinaria cuando no consigue lo que quiere. Cuando una persona espiritual está insatisfecha con el mundo, lo está precisamente porque siente que la riqueza del mundo no tiene valor real. Ella quiere la Infinitud, la Eternidad, la Inmortalidad, y esto únicamente lo obtendrá de su aspiración. A fin de tener aspiración, ella necesita la Compasión infinita de Dios; y desea siempre bañarse en el sol brillante de la Gracia ilimitada de Dios.
Por otra parte, una persona espiritual no menosprecia a una persona sincera. Siente que esta persona sincera es su hermano más joven. Aquel que tiene hoy sinceridad, tiene todas las posibilidades de entrar mañana en el mundo de la espiritualidad.
La sinceridad y la espiritualidad deberían ir juntas. Si uno tiene sólo sinceridad, la realización despuntará en él en un futuro distante. Pero si uno tiene espiritualidad junto con la sinceridad, está destinado a realizar a Dios muy pronto. Con la ayuda de la sinceridad, podemos ir a Dios lenta y firmemente. Con la ayuda de la espiritualidad, podemos traer a Dios a nosotros rápidamente, convincentemente y triunfalmente.
Sri Chinmoy
*Reflexion*

La sinceridad de la luz del Alma te ayuda a fluir libremente, sin necesidad de seguir un guión vital para ir en busca de la espiritualidad, porque Ella surge de forma natural. Hacer que lo espiritual sea cotidiano es muy facil, basta traer el Cielo a la tierra uniendo nuestros "Tres Cuerpos" para así recuperar la autentica luz de nuestra alma y brillar reflejando la perfeccion Divina.
Has recibido una llave que sólo abre esta Puerta que conlleva la responsabilidad de amar y mostrarte cómo eres en realidad.

*LA ULTIMA ATADURA*




La forma actual de vivir de la humanidad se podría describir como una serie de ataduras. Las personas se atan a sus seres queridos: su marido, su mujer o sus hijos; se atan a su casa y a su tierra, a su posición social o a su autoridad; se atan a su acumulacion de conocimiento, a su religión, a su nación o a su grupo étnico. Para la mayoría, vivir significa estar atado a algo.

Al final, nuestra ultima atadura es el ego. Es la atadura de nuestra propia vida. Todo empezó cuando olvidamos la procedencia de la vida y empezamos a pensar que era algo que podía estar perdido. Cuando este pensamiento cobró vida nos sentimos desvalidos y temerosos; empezamos a buscar algo a lo que agarrarnos en nuestro entorno material. Buscamos una forma de dar valor y sentido a nuestras vidas, y así creamos un nuevo yo y un nuevo mundo: el mundo del ego.


¿Que es el ego? El ego es energía. No es nada más que energía acumulada por nuestra forma de pensar, nuestras emociones, experiencias y creencias. Cada uno de nosotros ha creado un ego, y no resulta exagerado afirmar que ese ego es lo que mantiene y perpetua nuestro modo de vivir.

En el fondo de tu corazón fluye una oleada de deseos. Las personas ansían llegar a ser algo y se esfuerzan sin éxito por hacer realidad esos deseos, agarrándose con fuerza a la conciencia del yo. Esta conciencia es en sí misma la base del ego.
Haciendo todos los esfuerzos posibles, las personas logran todo aquello por lo que han luchado y se convierten en lo que querían ser. Entonces empiezan a sentir miedo de perder lo que han obtenido o de dejar de ser lo que son: tienen miedo de perder su posición social, su reputación, su talento, su conocimiento, su familia, riquezas, popularidad, poder y todo lo que han acumulado. Ese es un miedo muy arraigado. La pérdida de cosas materiales se presentan como un dolor insoportable.


En realidad, nuestro Yo verdadero no desea nada porque ya lo posee todo. Pero los seres humanos han perdido toda su memoria al respecto y se agarran al ego ansiando confirmar su sentido del valor y su vanidad.
Para satisfacer el ego las personas soportarán cualquier amargura. Por más humillaciones e insusltos que sufran obtendrán el poder para soportarlo. El ego tiene esta clase de fuerza y determinación feroces.

El miedo ha nacido.


Tu ego no eres tú. Tu ego es algo que tú has creado. Una vez que hayas entendio qué es el ego, entonces te será posible descubrir tu verdadero Yo.
Antes de pensar que quieres llegar a ser algo, antes de sentir que estás seguro de algo, antes de subestimarte, antes de culparte a ti mismo, lo primero que debes hacer es valorarte correctamente.

¿De donde vienes?¿Cual es el sentido de este mundo?
Para conocerte a ti mismo debes reflexionar sobre tus actitudes y experiencias. Necesitas estudiarte profundamente a ti mismo para obtener una perspectiva clara y completa sobre lo que es tu pensamiento y cómo funciona.

Cuando te conozcas profundamente contemplaras la verdad por primera vez.

Cada uno de nosotros debe despertar y darse cuenta de que su yo inadecuado y miserable no es su Yo verdadero.



"Un ser humano es originalmente un espíritu de Dios, y no un ser pecador. Vivimos bajo la constante protección y guía de espíritus y divinidades guardianes.
Todos los sufrimientos de este mundo tienen lugar cuando los pensamientos equivocados de los seres humanos, concebidos durante existencias pasadas y prolongadas hasta el presente, se manifiestan en el momento de desaparecer.
Cualquier aflicción, una vez que ha cobrado forma en este mundo de apariencia, está destinada a desaparecer en la nada. Por tanto, debes creer firmemente que tu sufrimiento está desapareciendo, y que ahora en adelante tu vida será más feliz. Incluso en cualquier dificultad, perdónate a ti mismo y a los demás, ámate a ti mismo y a los demás. Si constantemente realizas acciones de amor, sinceridad y perdón, dando siempre gracias a tus protectores divinos y espirituales, tú, como individuo, y también como humanidad, serás capaz de alcanzar tu verdadero despertar espiritual.
Así es como pienso y esto es lo que pongo en práctica" -"Dios y el Hombre"-Masahisa Goi-


Cuando hayas entendido de verdad el significado de estas palabras, podremos conocernos a nosotros mismos por primera vez.
Cuando pongamos este conocimiento en practica, podremos darle un nuevo enfoque a la humanidad.

Masami Saionji

Reflexion

La humanidad ha de cambiar de rumbo, no podemos dejar que nuestro corazón sea prisionero de nuestros defectos y debilidades. Mirar hacia la luz y brillar a traves de Ella, hara que nuestro verdadero yo se revele ante los ojos de las personas, como seres de amor infinito que caminan hacia un futuro prometedor, lleno de armonia y paz.Los seres humanos somos una raza capaz de sentir el éxtasis de la vida. La maravillosa capacidad que tenemos de amar se siente a lo largo y ancho de los cielos. Somos los constructores de una nueva cultura, espiritual y resplandeciente y responsables de la Gran Obra del Plan de Dios en la Nueva Tierra.
Sabiduria es saber que hay un tiempo para preparar, otro para sembrar, otro para reposar, otro para recoger y otro para disfrutar, sabiendo que el esfuerzo y el sacrificio serán el mejor abono para nuestros cultivos vitales
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios