miércoles, 27 de enero de 2010

LOS GUARDIANES DE LA LUZ


Ustedes son los guardianes de la Luz. Ustedes son aquellos en la Tierra quienes abren la puerta hacia la Luz, la Luz de la Nueva Era. El viejo mundo está gradualmente llegando a su fin. Las viejas estructuras de poder y la consciencia basada en el ego han perdido su fuerza e irán hundiéndose gradualmente al fondo del océano. Una nueva sociedad, un nuevo estado del ser está emergiendo, el cual está basado en el amor y en los valores del corazón.

Todos ustedes son en gran medida una parte de esta transformación. A veces, no se dan cuenta cuán estrechamente están asociados con este proceso de transformación. Además, su contribución es diferente de lo que ustedes con frecuencia piensan que es.

Durante esta transición de lo viejo a lo nuevo, son ustedes mismos (su propia energía corporal) la que va cambiando. Además del cuerpo físico en el cual ustedes habitan, ustedes también son una compilación de energía, parcialmente perceptible y parcialmente imperceptible. Todos ustedes son fuentes andantes de energía.

Cada uno de ustedes irradian individualmente una cierta vibración, un campo de energía, el cual tiene su efecto en el medioambiente, a menudo sin que ustedes sean conscientes de ello. Es esta radiación o campo de energía el factor determinante en todo lo que sucede a su alrededor, en todas las cosas que ustedes atraen a su vida.

También pueden llamarlo ‘un estado del ser’. Es este mismo estado del ser el que permite que tengan lugar los cambios de la Tierra. Porque si muchos grupos de individuos cambian o refinan sus campos de energía, esto atraerá otra realidad energética a la Tierra. Esta es la transición global que está ocurriendo ahora y que comienza directamente en el individuo.

Por supuesto, hay muchos reinos alrededor de la Tierra – los reinos astrales y espirituales – que están dispuestos a ayudarles a realizar esta transformación, esta Iluminación. Pero ustedes son los guardianes. Ustedes son aquellos en la Tierra quienes abren la puerta a la Luz. Si esta puerta no se abre, la Luz no puede ser incorporada a la Tierra. Por lo tanto, es tan importante que crean en ustedes mismos, saber y sentir por dentro que ustedes están haciendo exactamente el trabajo por el cual vinieron a la Tierra.

Todos ustedes están trabajando en el nivel interior para originar esta transformación espiritual en su ser. Y esto es verdaderamente por lo que ustedes vinieron; el trabajo interior de elevar su vibración en un mundo que no siempre obra de acuerdo con, o incluso resiste, sus más puras intenciones.

Ustedes son los Trabajadores de la Luz, ustedes son los pioneros de la Nueva Era. Desde el amor y la armonía, ustedes darán nacimiento a la Nueva Era en su propio corazón. De este modo, haciendo el trabajo interior, ustedes atraerán una realidad material que es mucho más hermosa y prudente que lo que ha sido por muchas épocas.

La cuestión no es tanto lo que ustedes hacen en su vida diaria o qué profesión tienen. Si ustedes son un carpintero o un ama de casa, un terapeuta o un profesor, no es lo que importa. Lo que realmente es importante es su ‘estado del ser’, la energía que ustedes emiten, la energía que ustedes son. No es lo que ustedes hacen, sino lo que ustedes son, ésa es la fuente de transformación.

No hay que examinar mucho los síntomas externos, sino los signos internos. Está ocurriendo una gran transformación en su cuerpo emocional. El cuerpo emocional es muy sensible al miedo, a la ira y a la agresión, y a todas las emociones fuertes que fácilmente los sacan de su centro.

En los proximos tiempos el cuerpo emocional se serenará. Ustedes vivirán de un modo mucho más intuitivo de lo que están habituados. Su entorno también obrará de acuerdo con este modo de vivir intuitivo. Habrá paz y tranquilidad en sus corazones. ¿Sienten ustedes cuánto están deseando esto?

Justo antes de que llegue lo nuevo, siempre hay una etapa difícil: la batalla de muerte de lo viejo. Justo antes del amanecer está la hora más oscura, cuando todos los viejos temores vienen a la superficie, toda la aflicción e ira que ustedes han acumulado durante su vida y las muchas vidas anteriores, cuando hubo oscuridad en la Tierra.

Todo esto viene a la superficie para ser integrado. No se dejen engañar por las apariencias. Es un buen signo, un signo de progreso, cuando todas estas energías negativas entran a su consciencia. Esto significa que ustedes están los suficientemente fuertes como para pasar la prueba.

Ahora, me gustaría señalar las tres trampas que ustedes pueden encontrar al liberar lo viejo. Todas ellas tienen que ver con el cuerpo emocional y ellas también están profundamente conectadas con el hecho de que ustedes son Trabajadores de la Luz.

1. Ira espiritual

El primer obstáculo es la ira. Aquí, estoy hablando sobre un tipo de cólera que en realidad está motivada por un deseo de armonía y de justicia. También un celo desmedido por hacer que otros entren a la luz Divina sin ataduras ni egos o bloqueos. Es lo que ustedes pueden llamar la ira espiritual. Explicaré el origen de esto.

La ira espiritual significa que ustedes pueden ser inmensamente afectados por la maldad del mundo, por el sufrimiento de gente inocente, por la destrucción de la tierra, por los destrozos de las plantas, de los árboles y del mundo animal. Todas estas cosas… inequidad política y social, la aparentemente innecesaria muerte de diez mil niños, las guerras, la violencia…

El deseo de ayudar y cambiar las cosas a menudo contiene una forma de ira espiritual, aunque esto puede no ser perceptible. Después de todo, ustedes parecen simplemente ‘querer lo mejor’ para alguien más o para la sociedad. Pero seguramente, hay cólera dentro de ustedes cuando se sienten inclinados a forzar a alguien – no importa cuán sutil – a cambiar su comportamiento o sus emociones. Con frecuencia, ustedes no notan que el tiempo aún no está maduro para ellos.

Hay un significado secreto en el sufrimiento. Cada alma, cada ser viviente que está aquí sobre la Tierra está aquí para descubrirse, para expresarse y para aprender más acerca de qué es ser humano y espíritu al mismo tiempo. Cada alma sigue su curso de acuerdo a su propio camino de desarrollo. Y a ustedes se les pide que respeten esto, que den un paso atrás y que se concentren enteramente en ustedes mismos, en su propia Luz.

Cada vez que ustedes se cierren en indignación, malestar y enfado, incluso si esto concierne injusticia o sufrimiento que ustedes consideran insoportable de observar, yo les pido que den un paso hacia atrás y que se muevan hacia el centro de ustedes mismos. Entren al silencio y acepten que las cosas son como son. Acepten que todo completa su propio ciclo y que tiene su propio desarrollo, incluyendo a las personas que ustedes tanto aman. Déjenlos libres. Es suficiente con estar ahí para ellos, nada más y nada menos.

2. Depresión espiritual

La segunda trampa sobre la cual quisiera hablarles es la depresión o la melancolía. Con frecuencia pueden sentirse depresivos y la vida puede parecerles sin significado. Pueden sentir que no son bienvenidos en este mundo, que no encajan aquí con su clase de energía. Sienten que son diferentes.

Los sentimientos de depresión o de tristeza resultan de una enorme falta de confianza en sí mismos. Por un lado, ustedes pueden saber muy bien que llevan una luz espiritual dentro, que ustedes son una persona sensitiva, compasiva y sabia. Pero por otro lado, hay un niño interno herido dentro de ustedes que quiere obtener reconocimiento y valoración del mundo externo. .

Todos los que sufren de melancolía espiritual o de depresión experimentan un fuerte deseo de trascender la realidad terrestre y de retornar a una atmósfera de armonía y de luz, en la cual prevalezcan la paz y la seguridad.

Es extremadamente importante no dejarse empantanar por sentimientos de abatimiento, victimatum o depresión. Esta es una trampa peligrosa en la cual ustedes podrían perder su camino completamente, porque pierden contacto con quienes ustedes realmente son: la criatura de luz que habita en ustedes. En momentos de depresión o de nostalgia, puede serles útil permanecer quietos y tan solo respirar. Estén conscientes del movimiento respiratorio por todo su cuerpo, y con cada inhalación y exhalación ustedes pueden decir en voz alta (o suavemente por dentro): ‘Yo soy quien yo soy. Yo soy bueno como soy.’ Yo me amo y me acepto tal y como soy.

3. Miedo de su propia fuerza

Finalmente, quiero mencionar otro obstáculo que causa mucha conmoción en su cuerpo emocional.

El miedo principalmente tiene que ver con una falta de confianza en sus propias inspiraciones, sentimientos e intuiciones. Si ustedes dudan de sus propios sentimientos, se inquietan mucho e invocan una serie completa de emociones que los lleva más y más lejos de su centro. Cuando están llenos de temor, su intuición es bloqueada. El intelecto y las emociones dominan y posteriormente crean una situación caótica de oscuridad. Porque el intelecto y las emociones necesitan de la intuición, del corazón, como un cimiento. Sólo entonces ellos pueden servirles de un modo útil.

Si ustedes excluyen el corazón, el intelecto trabajará más del tiempo regular y las emociones no tendrán un momento de paz. Entonces el miedo puede adquirir dominio sobre ustedes y manifestarse en toda clase de situaciones bloqueándolo todo. Ustedes pueden dudar de su habilidad de hacer las cosas que normalmente son capaces de hacer y pierden su capacidad de logro, Así se sienten impotentes e incapaces, lo que los anula y los mantiene en muy bajos niveles de luz, vibración y espiritualidad. En este estado de confusión también crean caos a su alrededor pero no lo ven ni lo aceptan. Encarar sus miedos, sus incongruencias, sus creencias, sus luchas, sus desafíos se hace prioridad siempre con ética, impecabilidad y verdad.

de Pamela Kribbe

QUÉ ESTÁ PASANDO A NUESTRO CUERPO?


QUÉ ESTÁ PASANDO A NUESTRO CUERPO?


La visión completa de lo que está ocurriendo con nuestros cuerpos tiene que primero ser observada a través del lente de lo que está pasando al cuerpo del planeta Tierra. Y todavía más allá, debemos comprender que todas las cosas fueron creadas en Unidad con un eslabón de interconexión entre las partes de Dios y los distintos niveles, desde planetarios, hasta sistemas solares, galaxias y universos.

No podemos considerar la transición cuántica que está ocurriendo en un planeta, sin tomar en cuanta los efectos y reverberaciones de la creación completa. De acuerdo con eso deberíamos formular nuestra pregunta en una forma diferente: Por Dios, ¿qué está pasando con nuestro Sistema Solar, con la galaxia y con nuestro universo local? Hace algunos años un maestro espiritual dijo “Cuando recoges un grano de arena estás literalmente cambiando la estructura molecular de todo el universo”. Yo comprendí entonces que todas las cosas están ligadas, sin importar qué tan distantes imaginamos nosotros que estén las otras dimensiones, o qué tan lejos de nosotros esté la vida en otros planos de existencia. Estamos todos conectados por fibras doradas que, visibles o no, nos conectan con la Fuente Primordial. Durante nuestras visiones, sueños, meditaciones, o en algunos momentos con calidad superior de vida todos hemos podido sentir esta conexión.

Por medio de la respiración consciente podemos percatarnos de la red de vida respirando a través de nosotros y sentir la conexión y la cualidad de esa unión. Cada día más y más ciudadanos de la Tierra saben intuitivamente, a pesar de no poder probarlo, que la Tierra no se mueve sola en un universo, galaxia y sistema solar sin otra manifestación de vida que la terrestre. Lo que realmente está ocurriendo es que Luz más elevada, frecuencias más altas, nuevos códigos de energía, (escoge el nombre que gustes) están entrando a la Tierra en ondas de ascensión. Por otra parte, los ciudadanos del planeta, por medio de energía enfocada por medio de sus meditaciones, plegarias e invocaciones, han estado asimilando esa Luz y ese Amor y conscientemente han estado irradiando luego esas elevadas energías pasándolas a otras personas y anclándolas en el planeta mismo. Se trata realmente de una co-creación del hombre, que está trayendo el cielo a la Tierra.

El magnetismo desciende y las frecuencias suben

Los patrones de lo que Isaías llamó “Un nuevo cielo y una nueva Tierra” están estableciéndose en una forma sin precedentes, y muchos pueden ya sentir los cambios profundos que están ocurriendo al planeta y en sus propios cuerpos. El magnetismo está descendiendo simultáneamente en el planeta y en nuestros cuerpos. Las fuerzas magnéticas son como la goma que pega todas las cosas juntas. Este descenso en el magnetismo es una señal de que un gran cambio está ocurriendo. Los científicos reconocen que la caída del magnetismo en estos tiempos ha sido rápida, y al mismo ritmo acelerado ocurren los cambios. Por otro lado las frecuencias de la Tierra están subiendo. Y esto también afecta notablemente los cuerpos de sus ciudadanos. Con la caída del magnetismo ocurren cambios a nivel mental y emocional en un individuo. Es posible que los programas de mente y emociones, que teníamos grabados, comiencen a soltarse. Como la resistencia cae, es más fácil dejar ir. Uno no sabe por qué algo o alguien, que antes era indispensable, ya no importa. Y por el contrario, cosas o personas sin mayor relevancia súbitamente se vuelven importantes. Es posible que de un momento a otro ciertas personas, lugares, o situaciones ya no le sirvan a uno, y hay que cambiar, el cuerpo pide hacerlo.

Por eso, en la opinión de muchos, estos tiempos parecen caóticos. Algunos individuos se quejan de que ya ni tan siquiera saben quienes son, sufren una crisis de identidad.

Qué está ocurriendo a nuestros cuerpos?

La humanidad actual de la Tierra camina con vestidos de carne, dentro de cuerpos constituidos por materia-energía. Funcionaban hasta ahora con un determinado grado de densidad, pero en este momento cierta condensación se está estableciendo. Sus vehículos físicos están siendo preparados para ser transmutados en vestimentas de Luz, mucho más refinadas y menos densas. El karma está siendo procesado y diluido, habrá menos densidad y menos limitaciones. Estamos siendo acondicionados para comenzar a interactuar con conciencias más elevadas, nuestra biología se abrirá para compartir con otros seres, no solo de nuestras especies terrestres, sino con habitantes de otros mundos, dimensiones o entidades de distintos niveles de existencia.. Lo que realmente nos está sucediendo es lo que los maestros llaman “Transfiguración”.

Está ocurriendo que nuestra forma condensada ha entrado en un proceso parecido a “derretirse”. La sustancia de nuestro cuerpo físico, aquel que nos es familiar, está transformándose en Luz, el cambio consiste en que nuestro cuerpo material y denso paso a paso se refina y se convierte en “Cuerpo de Luz”. También, en la medida en que nos vamos conectando con la Mente Divina Universal, nuestra inteligencia se desarrolla en ciertas áreas de la mente. Vamos pasando por iniciaciones de Luz, e inmediatamente aprobamos, los efectos pueden sentirse en el cuerpo físico. ¡Hemos pedido “Transformación” y eso es lo que se nos ha concedido! Estamos viendo como obra la transmutación aún en los niveles de nuestra carne. Cuando el planeta recibe las frecuencias elevadas de Luz, los habitantes de la Tierra entran en un proceso de cambio, que obra en su organismo a nivel de los espacios vacíos entre células, bioquímicamente estos están siendo reubicados. La fuerza de la Luz activa nuestros cuerpos y literalmente la química de mente y cuerpo cambia. Expresado en una forma poética “algo muy antiguo, y sin embargo nuevo, está saliendo del cascarón”. La membrana exterior que sujetaba y aislaba a la humanidad está adelgazándose y los humanos están comenzando a tener la posibilidad de conectarse conscientemente con dimensiones más altas de Luz.

Es como una bellísima flor preparando al botón para que pueda abrirse y florecer. El botón de la flor guarda dentro de sí la información que le permite tener el potencial para convertirse en flor Crística. Así nuestro ADN guarda los códigos que disparan la transformación completa de un individuo en el Cristo radiante, en el maestro ascendido, integrado, con poder total. Es el regalo de convertirnos en el Cristo, para continuar nuestra evolución con la realización de todo nuestro potencial. Estamos siendo preparados, y ya estamos comenzando a pasar de una densidad molecular a una nueva más alta. Esto es transformación. El siguiente paso en la escalera Divina para la humanidad es el asumir la forma del Adán y Eva Kadmón. En el proceso estamos activando y reforzando nuestros lazos con el Yo superior, o cuerpo Crístico, que se conecta a nuestra columna de chakras a través del octavo chakra. Una cosa es saber que poseemos este cuerpo, y otra es anclarlo y activarlo totalmente. Por algún tiempo hemos estado en este proceso, que para algunos seres ya está completo. Vivimos en un mundo electro-magnético, hasta ahora con una densidad electromagnética característica que nos ha limitado mucho. Pero estamos siendo afinados en una frecuencia más alta por la acción de la energía, la acción de la Flama en la electrificación de la materia de nuestros cuerpos materia-energía.

¿Por qué es importante? Porque es un paso más alto en nuestro proceso evolutivo, desarrollado paso a paso para permitir que el yo superior o cuerpo Crístico se involucre en nuestro desarrollo. El trabajo que ya se ha hecho ha preparado a algunos seres humanos para vivir con un tipo más avanzado de resonancia. Aquella que está dentro del rango de capacidades del cuerpo superior. Sin embargo hay que aclarar que la Ascensión no consiste descartar el cuerpo físico, sino de llevarlo con nosotros un paso más arriba en la escalera de Jacob. A este proceso se le llama “integrar la Diosa” (el cuerpo físico). Se trata de sentir los cambios, y de ser conscientes de ellos para apoyarlos. Un proceso consciente desarrolla en nosotros más sabiduría, porque así pasamos por la experiencia de tener la vivencia de la Ascensión, o iluminación. Debe haber una aceptación, el acuerdo de permitirnos sentir lo que tengamos que sentir para llegar a la comprensión. No se trata de que despertemos y simplemente la ascensión ya está lista. Es importante saber esto, porque nos ayudará en el proceso de transformación y transmutación. Mientras menos resistencia pongamos al cambio, este se dará más armónicamente.

Recuerdo que Lord Sananda ( El maestro Jesús) decía que la entrada y la salida eran a través del corazón. Cuando aprendemos a amar nuestro proceso de ascensión, de paso eliminaremos el miedo y gozaremos del cambio. El corazón ya conoce el proceso de ascensión, y el corazón es la puerta al Cristo radiante, nuestro potencial oculto en el ADN. El control que tengamos sobre nuestras emociones también nos ayuda para aprender a experimentar la vida a través de las emociones de la conciencia Crística. Estos sentimientos elevados liberan nuestro potencial. La Presencia Yo soy también está conectada a la llama triple en el corazón, y el corazón conoce la ascensión.

Las percepciones pueden alterarse

Lo que está ocurriendo es que las dimensiones se están superponiendo unas sobre otras. Algunas frecuencias de cuarta dimensión están bombardeando nuestras frecuencias de tercera dimensión, y lo mismo ocurre con frecuencias de quinta dimensión, y con algunas todavía más altas. Por eso nuestras percepciones también comienzan a cambiar, pero desde luego cada caso es único. En general la humanidad está comenzando a ver y a poder percibir una multiplicidad de dimensiones y esto causa trastornos en las percepciones habituales, en una forma u otra. Podemos hasta perder objetos y luego encontrarlos, o no encontrarlos... Es como tener un triángulo de las Bermudas en casa. Otros trabajadores de Luz reportan tener sueños muy vívidos. Experimentan muchas visiones y sueños donde un maestro o un ángel les advierte que hay un regalo que estará llegando a todos, y que debemos abrirnos a las posibilidades nuevas. Hay mucha guía que se está dando en sueños y visiones, para prepararnos a nivel subconsciente e interior para los cambios que están ya ocurriendo.

Es como si estuviéramos aprontándonos para volver a ser lo que en otros tiempos fuimos, o para asumir lo que somos en dimensiones superiores de evolución. Algunos trabajadores de Luz dicen que a veces sienten la trascendencia, lo que yo llamo “El síndrome del país de las maravillas”. A veces caminando en la calle se sienten muy altos y ligeros como plumas, o pequeños y densos. Otras veces se sienten como si estuvieran montados en un trompo, o en el ojo de un huracán. Esto ocurre porque las dimensiones se están cruzando. Otros seres humanos comienzan a percibir mucha más luz y presencias de luz alrededor de ellos. Naturalmente, si Uds., están invocando maestros y ángeles, lo más probable es que ellos estén ahí a su lado. También los hermanos extraterrestres procedentes de dimensiones Crísticas pueden ahora acercarse más, y su presencia está siendo percibida por muchos. Algunos circuitos de energía planetaria han sido activados y estos vórtices planetarios pueden ser ahora percibidos, vistos o sentidos de alguna forma por muchos individuos. Los cambios son profundos, y continuarán siendo cada vez más dramáticos. Hay que integrarlos a la vida diaria porque no desaparecerán, la transformación no es una fase que se pueda cancelar.

El plan Divino está desarrollándose en perfección, trayendo cambios cada vez más profundos. Este es un nuevo tiempo, y una Nueva Era se aproxima. Si alguna parte tuya comienza a sentir miedo del cambio es mejor hacerse consciente de este miedo. Habla a esa parte tuya que vibra en el temor, controla tus pensamientos y dile a tu mente que el cambio es real, que en eso consiste el Plan Divino, y que todo está bien para ti. Es correcto hacer un diálogo con aquellos aspectos de tu personalidad que puedan sucumbir al miedo. Existe un pensamiento colectivo de la humanidad que rechaza el cambio. Cuando ocurrió la caída del hombre hubo muchos cambios, pero no fueron para bien, y hay algo en cada uno de nosotros que lo recuerda.

Desarrolla conscientemente confianza en la apertura de la Nueva Era Dorada de Paz que se avecina. Mantén viva la visión y el concepto. Háblale a aquella parte de tu ser que teme el cambio, dile que el cambio es inevitable porque todo es energía, y la energía, por definición, es constante cambio.

Todos los cuerpos están mutando sus estructuras

En el presente nuestras formas físicas están recibiendo ondas de Luz muy poderosas. La luz es absorbida por todas las estructuras, igual si tú crees en ello que si no, las nuevas frecuencias de Luz llegan al planeta y nos afectan a todos, así no estemos dispuestos o previamente no hayamos pedido recibirlas. Los efectos causados por este aumento de luz no son solamente físicos. También a nivel emocional experimentamos cambios dramáticos. Tenemos un sistema de cuatro cuerpos que están mutando sus estructuras, y como todos están conectados, si uno cambia se afectan todos. A veces alguien nos dice algo sin importancia y nos echamos a llorar. Son sentimientos, que como burbujas sacan a superficie emociones guardadas. A veces nos sentimos desconectados de Dios, otras veces totalmente conectados con Dios y los maestros. Emocionalmente la sensibilidad se ha agudizado, y es probable que vivamos en la inestabilidad de un machín-machón fluctuando entre los extremos. Por eso se requiere un trabajo constante de limpieza, de balancear los cuerpos y anclarse.

Ocurre que estás viviendo un cambio dimensional en uno o varios de tus cuerpos y eso hace impacto en todo el sistema... La mejor forma de armonizarse es a través de la compasión y el amor por sí mismo. Ten paciencia con tu proceso de transformación.. No lo controles con un reloj, ni te compares con nadie. Cada cuál procesa sus propios cambios en diferentes formas y a distintos ritmos. La gente reacciona en forma diferente cuando las estructuras de la polaridad comienzan a desvanecerse, y cuando comienzan a procesar su propio karma. No existe una sola forma ideal, las posibilidades son múltiples.

Lo que le ocurre al cuerpo físico

Nuestro cuerpo basado en el ciclo del carbón está convirtiéndose en un cuerpo de Luz con base en el silicio. Algunos trabajadores de luz traen un contrato, o convenio, para anclar la Luz a la densidad de partes determinadas de sus cuerpos físicos. Algunos traen luz a sus corazones, otros a los huesos, otros activan el funcionamiento del cerebro, y otros más la traen al sistema nervioso. A veces esto ocurre sin que nos demos cuenta, pero otras veces nos produce incomodidad. Depende del grado de sensibilidad de cada cuerpo. En los días por venir cada uno de nosotros será muy diferente, y las situaciones de nuestras vidas serán muy distintas en la medida en que las frecuencias se incrementan. Todos hemos sentido ya como el factor tiempo se ha alterado, y cada vez transcurre más rápido. El concepto de tiempo está siendo desmantelado. El corazón de la madre Tierra se acelera en la medida en que sus frecuencias suben, y todos estamos tratando de seguirle el ritmo. No se trata de que sientas transcurrir el tiempo más rápidamente porque estás envejeciendo. Trata de comprender que tú estás aumentando tu frecuencia vibratoria porque vives en un planeta que está acelerando la suya. Los campos electromagnéticos, que aceleran su giro, a veces pueden incluso producirte mareo. ¿Te suena familiar?

Lo que está sucediendo afecta la naturaleza del espacio y el tiempo. Afecta tus relaciones con la energía y con el cuerpo. Hasta los niveles subatómicos de nuestros cuerpos tienen que alinearse nuevamente con la Luz y esto nos afecta, podemos sentirlo. Vamos dejando atrás el espectro planetario al que estábamos acostumbrados y nos movemos hacia una frecuencia vibratoria más alta, con un nivel de magnetismo más bajo. Naturalmente nos vamos sintiendo diferentes. Pero, no importa cuál sea tu experiencia ¡Dale la bienvenida al cambio! Estamos mutando. Y en el proceso de mutación cada uno de nosotros estaremos más cerca de su propia Divinidad. Acéptalo, en la medida en que la resistencia cae y la densidad se esfuma, los programas viejos dejan de funcionar. Pero no hay nada que temer, Dios proveerá. Estamos recibiendo un nuevo par de anteojos, una nueva conciencia, y un cuerpo nuevo para vivir en él. La verdad es que tú lo pediste antes de encarnar en la Tierra, y ahora está sucediendo. El arreglo biológico de la materia está cambiando. Estamos siendo afinados a nuevas redes electro-magnéticas que están cambiando nuestros patrones. Nuestra sangre se está tornando más transparente, porque la hemoglobina está pasando de una densidad molecular a otra. Nuestros ritmos biológicos están siendo alterados.

Los campos magnéticos del cerebro están trabajando con más Luz, y es a la fuerza de esa Luz a la que nos estamos ajustando. Estamos siendo afinados y perfeccionados con un código más elevado de creación. Esta nueva codificación está literalmente reactivando partes dormidas en nosotros. Las frecuencias electro-magnéticas, que llegan al planeta, están alineando al cuerpo y al cerebro para que podamos adaptarnos a la siguiente fase del plan Divino para la humanidad.

Más cambios en el cuerpo físico

La cabeza está aumentando su tamaño. La sangre está cambiando. Las relaciones de espacios en los niveles subatómicos del cuerpo están siendo alterados y realineados para que tengan correspondencia con frecuencias universales y multi-dimensionales. La velocidad de giro de todas las partículas está cambiando, los campos magnéticos del cuerpo, de cada chakra y de las células mismas está siendo realineados. Es un proceso tal vez incómodo, y algunas partes del cuerpo se resienten más que otras. Es probable que sientas una corriente que recorre tu cuerpo a través del centro del tubo pránico. Son las ondas de Luz llamadas “columna de Metatrón”.

Esta columna de Luz es usada por los maestros para reprogramar tu cuerpo electro-magnéticamente. Puedes sentir a veces su calor cuando actúa, un calor que se siente venir desde dentro. Puede que haya períodos de tiempo en que te sientas muy cansado. Esto es perfectamente normal. Cuando el arreglo biológico comience para ti, vas a sentirlo. Piensa que Dios, los maestros y tu presencia Yo soy están literalmente transformando tu cuerpo. Están aplicando ingeniería bio-molecular a los circuitos de tu cerebro. La luz estará llegando a todos los circuitos del cuerpo para reestructurar las moléculas y acelerar tus bio-ritmos. Nuevos conocimientos están haciéndose asequibles a nuestros cerebros. Están ocurriendo también cambios en la piel. Se trata nada menos que del comienzo de la transmutación biológica de nuestra forma.

Descripción de los cambios del cuerpo

· Puedes sentir calor que se origina dentro del cuerpo.

· Tu sistema nervioso está simultáneamente siendo destruido y re-edificado. Con los cambios es posible que sientas dolor e incomodidad. Para el sistema nervioso los cambios son particularmente intensos.

· Desde tus huesos emana una corriente de vibración diferente. A veces se siente dolor dentro de la médula de los huesos en la medida en que está siendo cambiada la corriente. La estructura del esqueleto va a cambiar más y más, porque su conformación actual no es capaz de asimilar energías que llegan con frecuencias cada vez más altas. Con los cambios se le da la posibilidad de acomodarse a procesarlas. Tendrá que adaptarse a velocidades de giro más aceleradas. Los huesos del cuerpo son los fósiles que guardan nuestros recuerdos. Al cambiar los huesos también se da una sacudida a nuestra historia personal. Por eso es posible que donde más se sienta el cambio sea en los huesos.

· Puedes a veces sentirte muy fatigado, y esta fatiga puede aparecer repentinamente.. Nuestra realidad, como la hemos conocido, está siendo estirada y cambiada, y esta es una actividad, que aún cuando no percibimos, cansa el cuerpo. Pero es Dios obrando en nosotros. Si te sientes fatigado date permiso de descansar, es tiempo de hacer una siesta.

· Dolores de cabeza y desorientación. El dolor se siente con palpitaciones en la parte de atrás de la cabeza (tallo cerebral?), donde la cabeza se une al cuello. ¿Podría ser que el circuito Urim (del que se habla en “Las claves de Enoch) está siendo instalado en el cerebro?. Este es el circuito que conecta nuestro octavo chakra con el séptimo. Esta conexión habilita nuestra materia para recibir y luego ser INTELIGENCIA SUPERIOR. ¿Estaremos siendo estimulados en nuestro centro de memoria, atrás en la cabeza, para recordar nuestras experiencias en otros niveles del ser? ¿Estamos siendo reconfigurados paso a paso para poder recibir y decodificar luz, color y sonido en una forma nueva? ¡Yo creo que sí!

· Puede haber dolor en todos los cuerpos. A nivel emocional todas las emociones guardadas, los miedos y negatividades comienzan a surgir para ser limpiados. La ira mostrará su cara y luego desaparecerá. Estos cambios en los cuatro cuerpos pueden ocurrir muy rápidamente. Hay que tener en cuenta que la clave de la trasformación está en el contacto y conexión que logremos con nuestro cuerpo Crístico. El cuerpo Crístico es la cumbre de la pirámide de nuestros cuerpos y tiene que integrarse, anclarse y activarse antes de que la nueva creación se complete.

· Están ocurriendo también cambios a nuestros sentidos, especialmente los de la vista y el oído. Cuando los cambios en el oído comienzan puedes sentirte a veces mareado y el equilibrio puede afectarse. También es posible escuchar un pitido característico y algo molesto. La vista también se altera, a veces súbitamente puede haber visión borrosa. Esto causa momentáneamente movimientos torpes. Todo esto es incómodo, pero recuerda que mucho se está ampliando dentro de ti. El velo de la visión interna estuvo corrido por toda una era, y ahora se está abriendo para ti. Estamos en transición, caminando entre mundos, simultáneamente cambiando nuestra conciencia, nuestros cuerpos y nuestra realidad. Date tiempo para la práctica de la meditación practicada regularmente. Esto te pone en contacto contigo mismo y ayuda enormemente en el proceso.

· Nuestro cerebro está pasando por cambios inmensos. Muchas de sus funciones se perdieron cuando ocurrió la caída, y el cuerpo humano se condensó en una frecuencia más baja. Ahora la glándula pineal está siendo activada y está creciendo, al igual que la glándula pituitaria. Y ambas están siendo conectadas a nivel etérico para inducir a estados de conciencia más elevados. La glándula pineal está recobrando su alineamiento con nuestra naturaleza divina. Debido a este proceso puede además haber dolor en el centro de la cabeza. Los espacios Inter.-celulares también perciben dolor cuando son alcanzados por las nuevas frecuencias de Luz. Está gestándose la bio-reestructuración de los circuitos que prestan capacidad al cerebro. Los mensajes de Luz y Amor no son solo pensamientos, son impulsos elevados que están re-ordenando los sistemas vivientes de Luz del cerebro. La imagen de Dios está siendo re-definida en nosotros. Y todo cambia con este nuevo orden. El cerebro necesita pasar por varios niveles de aceleración para poder llegar a aceptar el conocimiento evolucionario y comprenderlo. El computador del cerebro tiene que ser re-estructurado y reconfigurado para adquirir la posibilidad de comandar nuevas formas de transmisión y creación.

Los dolores intensos

La materia en nosotros está siendo electrificada con el fuego del espíritu y estamos siendo transformados en una forma física nueva portadora de energías más refinadas. Pero el dolor que acompaña este proceso puede ser intenso para algunos de nosotros. Los maestros dicen que este es un precio muy pequeño para pagar por un regalo trascendental y divino. Sin embargo muchos no se sienten listo para soportar la amplitud del dolor que pueden llegar a experimentar. Necesitamos sentir la intensidad del dolor para desarrollar compasión incluso por nosotros mismos, para no repetir mas esta danza de densidad nuevamente. Por eso el cambio incluye irremediablemente algo de dolor. Hay puntos de dolor específicos en el cuerpo, que corresponden a los puntos de coordinación para asimilación de la energía. Si sientes dolor piensa esto:


Yo soy convirtiéndome en un corazón de cristal

Yo soy un cerebro de cristal

Yo soy un trasmisor de los ángeles


¡Entrégate en manos de Dios y recibe con gratitud aquel regalo que pediste!
La humanidad está pasando por una emergencia fisiológica, y cada uno de nosotros va a sentir el cambio célula por célula, porque cada célula es un holograma reflejando a todo el cuerpo. Estamos en el proceso de limpiar y borrar el contenido de nuestros archivos, esto es: información genética, patrones kármicos, creencias ancestrales, patrones de pensamiento y limitaciones del pasado. Pero, nuestras células y nuestro ADN también contienen la información de la paloma de la paz. Cuando dejemos ir la codificación anterior nuestra fisiología cambiará. Si cada célula cambia, nosotros cambiamos. En la medida en que esto ocurre nuestro cuerpo se va tornando transparente y luminoso. Puede ocurrir que haya una guerra, confusión o lucha entre células o partes de nosotros mismos antes de llegar a la aceptación de lo nuevo. Por ejemplo, probablemente debemos comer menos porque tendremos cada vez menos necesidad de alimentos, y eso no es fácil de aceptar. Si te encuentras en medio de esa lucha entre lo que crees y lo que sabes, llama en tu ayuda a la presencia Yo Soy. En seguida pide ayuda al Deva de tu ADN y el de tus células... Trabaja con tu mente subconsciente, Piensa que cada una de tus células tiene un ángel que te ama. Todo esto es trabajo de integración, integración de la Diosa a niveles celulares.

Es decir el cielo integrándose a la Tierra. ¡Clama por la vibración de la verdad en cada célula y míralas como se transforman!. Háblales con respeto, porque son inteligentes, así trabajarán a tu favor. Cuando una sola célula cambia, esta transmite impulsos de información, que son geometrías infinitesimales, encargadas de cargar con vitalidad a tus otras células o de transmitirla a otras personas. La cooperación es el secreto para integrar la Diosa. Debes estar a cargo de tu propia transformación. Mantener un balance de tus cuatro cuerpos en este momento es nuestra tarea más importante. Hay que observar qué tipo de energía ponemos en nuestros pensamientos y sentimientos, en nuestras palabras y acciones. Qué tipo de energías ponemos en lo que cocinamos y comemos. No vamos a lograr dar el salto cuántico de una transformación cargando el equipaje de nuestros viejos valores. Descarta el miedo y cuenta con que el cambio será la única realidad que no puede ser evitada. ¡Dale entonces la bienvenida! Todo lo que necesitamos hacer es estar abiertos para recibir, y listos para dar cuando así se nos pida.

No juzgar a otros

Hay un mito que tiene gran fuerza dentro del movimiento de “Nueva Era”. Dice que “Cada uno crea su propia realidad”. Si sientes dolor, tú mismo lo creaste, o estás resistiendo algo o aferrándote a algún apego. Estas teorías seguro tienen aplicación en otras circunstancias. Pero lo que acá ocurre es algo completamente diferente. Nadie conoce de antemano las experiencias que estamos viviendo, así que lo mejor es no asumir nada, porque puede no ser cierto. Algunos de nosotros tenemos cuerpos muy sensibles, y son así con algún propósito. Otros están abriendo caminos evolutivos para un grupo completo o varios grupos. Otros tienen que vivir el proceso de ascensión concientemente, con todos sus detalles, para luego poder ayudar y enseñar a los grupos que vienen atrás, o para escribir el Libro del Conocimiento del Planeta Ascendente. Podemos servir la Luz en una mejor forma cuando aprendemos a no juzgar, a no explicar las cosas con criterios caducos del pasado, aplicándolos a lo que está ocurriendo ahora, que es totalmente nuevo. Seamos humildes...



Gentileza: Wistancia Stone

El Espiritu la Monada


El Espíritu la Mónada.

Según la teología cristiana se ha dividido al hombre en 3 partes: cuerpo, Alma y Espíritu. En realidad muy poca gente sabe la diferencia que existe entre el Alma y el Espíritu, ni conoce la naturaleza y el papel que estos dos principios representan, ni los mundos en los cuales trabajan. Las palabras siempre son limitaciones de la verdadera experiencia.

Al tratar conceptos tan sutiles y espirituales, como las palabras: Alma, Espíritu, ser, ego, yo superior e inferior, etc., el investigador de lo esotérico siempre encontrara “barreras verbales” que le obstaculizarán, al menos al principio, las grandes verdades que se hayan detrás del lenguaje escrito u oral.

El Alma aparece siempre como un intermediario, como un enlace entre mundo físico y el mundo del Espíritu; el Alma es el vehículo que transporta los elementos del cielo a la tierra y de la tierra al cielo. Todo pasa por el Alma.

Se podría decir que nuestra Alma es un reflejo del Espíritu en un plano inferior, el mental superior. Es como un reflector espiritual, que refleja en un plano el esplendor del Espíritu. Se dice también, que el Alma es un precioso espejo, ya que en él se puede vislumbrar la imagen más divina de nuestro verdadero ser, el Espíritu. Cuando decimos "que debemos hacer contacto con el Alma", con nuestro “yo superior”, evidentemente nos estamos refiriendo a elevar nuestras conciencias a un punto más elevado, a un punto que está más allá de la simple conciencia física-instintiva, y más allá de nuestras emociones y deseos, y más allá de los pensamientos e ideas personales.

Hacer “contacto” con el Alma o ego, es ir precisamente más allá de nuestra personalidad, más allá de nuestros cuerpos inferiores que la forman. Por lo tanto nos estamos refiriendo, que debemos polarizarnos en el plano del Alma, en los planos mental-superior y búdico. Donde la verdad esencial, la luz más pura y el amor más intenso se manifiestan en un estado virginal. Nuestra Alma divina es nuestro yo superior. Una parte de nosotros mismos, una fracción de nuestro verdadero ser, o más bien un reflejo del mismo. Es pues nuestra meta más inmediata hacer contacto con nuestra Alma. En ese estado espiritual las perturbaciones y oscilaciones de los tres mundos inferiores no nos afectan, no nos confunden ni nos aferran a la materia. Y por lo tanto el discípulo queda libre de la ilusión, y libre para manifestar todo el potencial divino que le es inherente como hijo del Ser Superior.

El Alma es un instrumento para el Espíritu, un instrumento del que éste se sirve para llegar al plano físico, el más denso de todos, porque el Espíritu, por sí sólo, no puede llegar a él, por ser él una energía muy elevada en vibración.

Únicamente el Alma tiene la posibilidad de alcanzar la materia y, a través de ella, el Espíritu trabaja sobre la materia, modelándola, formándola y ordenándola. Sin el Alma, sin las posibilidades del Alma, el Espíritu no tiene ningún poder sobre la materia.

Ante todo hay que saber que el Espíritu es nuestro real ser. Nuestro verdadero yo por encima de todos nuestros aparentes yoes. Es nuestro verdadero principio, nuestra verdadera fuente. En origen y en esencia somos el Espíritu puro, que es a su vez una chispa de energía divina emanada del gran fuego del creador. Es el Espíritu, nuestro real ser el que está hecho a imagen y semejanza de Dios. Por lo tanto en Espíritu somos sus verdaderos hijos. Esta es la razón por la cual muchos no entienden como siendo el hombre tan imperfecto puede semejarse a Dios que si es perfecto.

La clave para entenderlo radica en que el hombre cuando se identifica plenamente con su ser, con su Espíritu, entonces, si que será como él, como su Creador.. Pero hasta entonces sólo podrá expresar una pequeña parte de su potencial, sólo un reflejo tenue de su divinidad inmanente, sólo podrá exteriorizar su yo inferior, el Alma humana o animal.
Al Espíritu se le denomina de varios maneras, dependiendo de las diferentes escuelas filosóficas que haya.

Algunos de estos nombres son: Espíritu, Mónada, ser, esencia, padre, yo divino (que no hay que confundirlo, con nuestro yo superior, que es nuestra Alma divina).
La tradición esotérica nos enseña, así como numerosas filosofías , que cada hombre es un Dios, porque somos parte de él y él parte de nosotros.

No hay nada de profano en ello, nada de soberbio o rebeldía por nuestra parte, sino que es la verdadera herencia que cada hombre posee por primogenitura esencial. El hombre todavía no ha comprendido esto, y hasta que no lo entienda será desgraciado interiormente. El famoso escritor y dramaturgo William Shakespeare (que fue avanzado en su tiempo) supo hacer una reflexión muy significativa al respecto, cuando dijo:, “ ser o no ser, he ahí la cuestión ”. En verdad él había dado en el blanco, pues, el hombre puede o no ser, depende de su evolución alcanzada. Cuanto más se es, mayor es el nivel espiritual alcanzado. Mientras que, cuanto menos estemos identificado con nuestro ser, nuestro Espíritu, menor será nuestro grado de desarrollo, y menos capacidad expansiva tendremos. Es por todo ello, una reflexión muy significativa y veraz.
la Mónada (Espíritu), permanece siempre, al principio de la creación, en su propio plano, plano monádico. Y su primer esfuerzo consiste en descender, materializarse, poco a poco, para poder paulatinamente recoger las experiencias necesarias para su propia evolución. Vemos pues, como a medida que desciende de plano, se va revistiendo de materia y materia cada vez más densa, con el doble propósito de divinizar la materia y materializar el Espíritu, en todos los planos de la creación. Alguien por supuesto podría decir: “si el Espíritu es tan perfecto y puro ¿qué necesidad tiene de evolucionar o encarnarse en la tierra?, bien, debemos entender que el Espíritu es puro, divino, pero no perfecto o absolutamente sabio.

De ahí la voluntaria necesidad de experimentar y crecer hacia niveles más elevados de divinidad. La Mónada es omnisciente en su propio plano, pero inconsciente en todos los demás, y para remediar esta condición deben velarse en sucesivas capas de materia, cada vez más densa con objeto de llegar a ser omnisciente en todos los planos, y capaz de responder a cualquier tipo de vibraciones. El Espíritu (Mónada) es descrito como "hijos que moran desde el principio de una edad creadora en el seno del padre" y que "no han alcanzado todavía perfección por el sufrimiento". Cada una de ellas es igual al padre en cuanto a su naturaleza divina. Cada una de ellas ha de penetrar en la materia para "hacer todas las cosas sujetas a ella". Ha de ser "sembrada de debilidad" para que pueda ser “resucitada en poder” realmente no es en sí el Espíritu el que desciende (ya que éste no podría hacerlo por su elevada vibración) sino una especie de avanzadilla de su propia conciencia, denominada esotéricamente (sutratma) o "hilo de vida", y en él se ensartan los átomos permanentes como las perlas en un collar. Estos átomos tienen la particularidad de existir uno en cada plano, y de ser permanentes, recogiendo, Almacenando y asimilando todas las experiencias relativas a ese plano concreto.

Con lo cual nada se pierde, ninguna experiencia se olvida tras la muerte, sino que es Almacenada allí, permitiendo la evolución de una forma continuada, sin pérdidas ni olvidos. De esta manera, poco a poco pero con seguridad, puede ir descendiendo de plano, hasta el último, o plano físico denso. Desde ese punto empieza la ascensión, la evolución, ya que lo anterior, el descenso a la materia, era la involución del Espíritu a la forma. Vemos pues, cómo las monadas van dando vida a todos los reinos de la naturaleza: el mineral, vegetal, animal y humano. Naturalmente a medida que cada reino va evolucionando se acerca cada vez más al prototipo divino, al diseño originario del creador. Y es en el ser humano, en el hombre donde se produce la más grande metamorfosis de nuestro sistema solar, la "individualización" ¿y en qué consiste la individualización para que sea tan importante? Es el resultado de la entrada directa del Espíritu en un cuerpo físico, a niveles superiores, que es lo que llamamos el “hombre”. He ahí su trascendental importancia. La individualización del animal y la formación de un cuerpo causal cono vehículo del Alma le permite el paso al cuarto reino de la naturaleza, el humano.


Ahora utilizaremos las claves analógicas pues allí están contenida todas las respuestas. Puesto que la misma estructura ha presidido toda la creación -sólo con pequeñas modificaciones en los diferentes niveles-.

Volvemos a encontrar por todas partes esta misma división en tres: forma, contenido y significado; o bien, cuerpo, Alma y Espíritu. ---toma un huevo... Sí, un huevo te explicará todo. Por eso el huevo es un símbolo tan importante en la tradición iniciática. Está hecho a imagen del Universo. Abrelo. ¿qué ves? La yema, que contiene el germen de la vida; la clara, es decir, la albúmina; y, finalmente, la cáscara. La yema es el Espíritu; la clara es el Alma; la cáscara es el cuerpo. El germen, pues está en el centro; la clara, en medio; y la cáscara en la periferia. (la célula está también construida siguiendo este mismo esquema: todas las células tienen un núcleo, un citoplasma y una membrana). Y qué pasa cuando se rompe la cáscara de un huevo, ¿qué sucede? Todo se derrama y la vida se va. Igual que la cáscara, el cuerpo sirve para proteger la vida, es decir, el Alma y el Espíritu. Cuando el cuerpo se rompe, la vida se va, el Alma y el Espíritu le abandonan. ¿qué es pues el Alma? Al igual que la clara del huevo, el Alma es portadora de todos los elementos nutritivos necesarios para el mantenimiento de la vida. Pero la vida misma procede del Espíritu: el germen no se encuentra en la clara sino en la yema. De la misma manera, la vida, la verdadera vida, se encuentra en el Espíritu, y el Alma la sostiene, la alimenta, la hace circular. ¿cómo lo sabemos? Porque es algo evidente, está ahí, delante de nosotros, ¡la naturaleza lo expone todo ante nuestros ojos !...


Pero, lo que también no hay que olvidar es que, aún cuando los presentemos como realidades diferentes, el Espíritu, el Alma y el cuerpo, estos son de la misma esencia. Lo que difiere es la consistencia, el grado de materialización: el cuerpo es Espíritu condensado; el Espíritu es cuerpo ((sutilizado)), y el Alma es el intermediario entre ambos. Por esta razón los alquimistas enseñan que sólo existe una materia única y que, a partir de esta materia, por grados de condensación diferentes, se produjeron los metales, los cristales, las flores, la carne de los animales, de los humanos, el aire, el fuego, etc... ¡cómo dieron en el clavo!. Entonces, ¿qué es el cuerpo físico?

Es el Espíritu condensado. ¿y qué es el Espíritu? Es materia diluida, sutilizada hasta adquirir el estado más inmaterial. Por eso los alquimistas dicen también que con ((solve)) y ((coagula)) todas las operaciones son posibles. ¿y cómo? Gracias al calor. El calor, en un grado más o menos elevado, actúa sobre la materia para darle diferentes formas, diferentes consistencias. El fuego es, pues, el agente mágico que da a cada cosa su forma y su naturaleza; el oro posee cierta cantidad de calor, la plata otra, el plomo aún otra distinta, etc. Si el adepto encuentra este fuego, este agente mágico, dentro de sí mismo, puede transmutar el plomo en plata o el hierro en oro, o inversamente. Sólo que, naturalmente, este fuego de los alquimistas no era el fuego de los palanqueros y de los herreros, sino el fuego sutil, el fuego oculto, el fuego filosófico.



Bibliografia: Enseñanzas Esoterias.- Francisco R. Segura

Acelerar El Karma - por YO SOY LUZ‏


HEMOS VENIDO A REENCONTRAR LA FELICIDAD… BUSQUEMOSLA.

Antes de nacer, elegimos nosotros mismos nuestro plan de estudios, elegimos las pruebas que hemos de pasar para evolucionar en la vida que vamos a comenzar… en el nuevo curso. Unos eligen evolucionar más rápido y, por lo tanto, se ponen más pruebas, más exámenes que otros que han elegido pasar una vida más relajada.

Muchos os habéis preguntado en alguna ocasión en la que habéis escuchado esto… ¿y porqué no me acuerdo de eso?... ¿por qué no recuerdo ninguna otra vida?... así funciona…. Si nos acordáramos de todo… sería como copiar en un examen o ir al examen sabiendo las preguntas que salen… simplemente llevaríamos apuntadas las respuestas o nos las habríamos aprendido de memoria… la memoria no nos sirve… no, nuestra memoria… volvemos a lo mental… hemos de aprender y estar convencidos de las cosas desde el corazón…. Desde el 4º chakra… y para sentir… hay que vivir la experiencia y así aprendemos.

Cuando pensamos que algo que nos ocurre es negativo, puede no serlo… siempre está detrás la lección que hemos de aprender… aunque a veces sea difícil verla, al menos en un primer momento… sobre todo porque nos dejamos llevar por sentimientos de odio, dolor, ira, rencor, etc… todos estos sentimientos nos alejan de nuestro centro de poder… hay que aprender a transmutarlos y la mejor manera es ver porque surgen… por qué me afecta lo que me está pasando de esta manera y no de otra… que se esconde detrás?... y una vez visto esto… ¿Cómo puedo solucionarlo?... si aprendo la lección… habré aprobado el examen y no volverá ninguna situación parecida… cuando se repiten situaciones iguales durante nuestra vida o que tienen elementos en común es porque no hemos visto ni aprendido lo que hemos de aprender… nos hemos quedado en lo superficial… a veces es el miedo a ver lo que nos impide encontrar el origen para poder resolver el enigma.

En los tiempos que corren, la mayoría de nosotros, hemos elegido pasar pruebas duras para poder avanzar… estamos en el momento del cambio y se nos ayuda a ello de forma extraordinaria. Ahora es mucho mas rápido el poder ascender… ascender a la quinta dimensión… de eso se trata todo este movimiento espiritual en esta tan famosa llamada “nueva era”.

Hemos de estar con los ojos abiertos sobre todo ahora… tenemos una ayuda incondicional a nuestro alcance… se nos ponen las pistas de forma descarada delante de nosotros para poder avanzar. Si no podemos encontrar lo que tenemos que aprender en una situación… pide a tu guía, pide a los maestros… pide una pista clara… y se te va a dar en horas como mucho… puede ser una frase que oigas, una conversación, la página de un libro que “por casualidad” vas a parar a ella, un anuncio de televisión con cierto comentario….

Hemos venido a reencontrarnos con nuestra felicidad… Busquémosla… no estamos solos.

TRANSFORMAR NUESTRAS CIRCUNSTANCIAS…ACELERAR EL KARMA.

Siempre hemos escuchado que todo lo que necesitamos saber, la respuestas a nuestras preguntas están dentro de nosotros mismos… y así es… pero… no nos han dicho como encontrar esas respuestas… cómo llegar a esa información.

Nos han dicho… eh… que tu interior tiene las respuestas, no busques fuera lo que ya tienes tu y nos han dejado ahí, tan tranquilos… sin ningún manual …. Sin técnicas para poder llegar a nuestro propio pozo de sabiduría…. Que sí, todos lo tenemos pero hay que saber llegar.

Antes… cuando el ser humano no estaba contaminado por cosas como el ego y los miedos… estaba despierto, podía acceder a cualquier información en su interior… pero claro…un día el ego se magnificó… despertó la vanidad… entre otras cosas y comenzamos a dejar de escuchar nuestro interior… dejamos de oir a nuestro corazón… donde todo reside y a través del cual accedemos a miles y miles de informaciones que están a nuestra disposición.

El ego nos sacó de un estado de perfección y nos ha ido convirtiendo en lo que somos… un manojo de miedos, egos, bloqueos, etc que no nos dejan avanzar, que nos ponen trabas…. En fín…

De lo que se trata todo esto, si lo resumimos en pocas palabras, es que debemos volver al estado de perfección del que salimos… la vibración esta cambiando… el planeta se eleva y nosotros hemos de despertar y volver a ser lo que éramos…

EL EGO NOS SACÓ DE LA PERFECCIÓN… LA FASTIDIÓ…. Y ÉL ES EL QUE NOS DEBE LLEVAR DE NUEVO A ELLA…. A TRAVÉS DE EL… PERO LIMPIO

Trabajarse el ego de forma consciente es duro pero se puede conseguir y con esto conseguiremos volver a escuchar nuestro interior, el puro… el que lo sabe todo… el que tiene las respuestas de las que antes hablábamos.

El ego se nos puede disparar por muchos motivos… por complejos que están ocultos… miedos… … El ego es una coraza que el inconsciente hace saltar de vez en cuando.

Podemos localizar la zona problemática y bloqueada que hace saltar el ataque de ego y trabajarla a través ya de muchas técnicas pero lo difícil es encontrar el origen que hace que el ego se dispare.

Y después de todo esto volvemos a los guías… no sé si alguien ya se lo ha preguntado pero si no es así lo haré yo: Si todos tenemos toda la información en nuestro interior… ¿para que están los guías?...

…. Precisamente ahí es donde debería estar nuestro mayor agradecimiento hacia ellos… su misión es ayudarnos a despertar de este letargo… ayudarnos a ver donde está el resorte que hace que nuestro ego se dispare o lo que nos impide avanzar… ayudarnos a resolver obstáculos y poder llegar conscientemente a reencontrarnos con nuestro YO SOY.

Cuando vamos al colegio, necesitamos profesores hasta poder llegar a graduarnos algún día… donde ya… desaparece el papel del profesor… ya sabemos lo que necesitamos saber…. De esto se trata… de poder saber, conocer y avanzar por nosotros mismos, desde nuestro centro de poder y conectados con nuestro propio ser eterno… y para conseguir esto necesitamos profesores…. Nuestros queridos guías espirituales.

TÉCNICA PARA ELIMINAR LO VIEJO Y DAR PASO A LO NUEVO


TÉCNICA PARA ELIMINAR LO VIEJO Y DAR PASO A LO NUEVO

1.- Visualizamos una espiral de Luz enorme encima de nuestra cabeza que gira lentamente en el sentido de las agujas del reloj.

2.- Visualizamos un tubo transparente que va desde nuestro cuarto chacra, el corazón, hasta el centro de la espiral y se conecta… sentimos el ensamblaje, como hace “crack”.

3.- Empezamos a enumerar lo que queremos eliminar, por ejemplo miedo a tal cosa, ego, inseguridad, etc… por cada cosa que nombramos visualizamos como sale una bola negra de nuestro 4 chacra, el corazón y va por el tubo transparente hacia la espiral y cuando se acerca al centro vemos como se abre creando un pequeño agujero negro, comienza a girar mas rápido y absorbe la bola negra.

Así con cada cosa que queramos eliminar.

4.- Cuando terminemos visualizamos como de la espiral empieza a bajar una energía dorada brillante con puntitos de luz blancos por el tubo transparente y entra por el cuarto chacra, el corazón rellenando los huecos que han dejado las bolas negras.

5.- Damos gracias por esta limpieza.

Aquí termina el trabajo, después se puede hacer en cualquier momento, donde nos encontremos, solo hay que visualizar la espiral, el tubo, etc.

(Tomado del Boletin de la Gran Hermandad Blanca)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios