jueves, 2 de septiembre de 2010

VENCERÉ




VENCERÉ




Venceré al dolor de la lucha cotidiana, pues guardo en mi corazón un tesoro de sueños bellos que debo realizar.



Venceré a la soledad de mi presente pues sé que no estoy sola en este afán maravilloso de lograr un luminoso mañana.



Venceré a la maldad que me rodea, pues peleo con las armas invencibles de la nobleza y la verdad.



Venceré a la desesperanza que a veces me agobia, pues quiero mantener encendida la llama imprescindible de la fe.



Venceré a la tristeza que pretende oprimir mi corazón, pues descubro muchos motivos de alegría a lo largo de mi difícil camino.



Venceré a la adversidad, hoy, mañana y siempre.
 

GRACIAS SEÑOR


GRACIAS SEÑOR




Gracias Señor; por la paz, la alegría y por la unión que los hombres, mis hermanos, me han brindado, por esos ojos que con ternura y comprensión me miraron, por esa mano oportuna que me levantó.

Gracias Señor; por esos labios cuyas palabras y sonrisas me alentaron, por esos oídos que me escucharon, por ese corazón de amistad, cariño y amor que me dieron.

Gracias Señor; por el éxito que me estimuló, por la salud que me sostuvo, por la comodidad y diversión que me descansaron.

Gracias Señor; (me cuesta trabajo decírtelo) por la enfermedad, por el fracaso, por la desilusión, por el insulto y engaño, la injusticia, la soledad, y por el fallecimiento del ser querido. Tú lo sabes Señor, cuán difícil fue aceptarlo; quizá estuve a punto de la desesperación, pero ahora me doy cuenta de que todo esto me acerco más a Ti. ¡Tú sabes lo que hiciste!

Gracias Señor; sobre todo por la fe que me has dado en Ti y en los hombres; por esa fe que se tambaleó, pero que Tú nunca dejaste de fortalecer, cuando tantas veces encorvado bajo el peso del desánimo, Tú me hiciste caminar por el sendero de la verdad, a pesar de la oscuridad.

Gracias Señor; por el perdón que tantas veces debería haberte pedido, pero que por negligencia y orgullo he callado.

Gracias Señor; por perdonar mis omisiones, descuidos y olvidos, mi orgullo y vanidad, mi necesidad y caprichos, mi silencio y mis habladurías sobre los demás.

Gracias Señor; por absolver mis prejuicios a mis amigos y hermanos, mi falta de alegría y entusiasmo, mi falta de fe y confianza en Ti, mi cobardía y mi temor en mi compromiso.

Gracias Señor; porque me han perdonado y yo no he sabido perdonar con la misma generosidad.

Gracias Señor; por indultar mi hipocresía y doblez, por esa apariencia que con tanto esmero cuido, pero que sé en el fondo no es más que engaño a mí mismo.

Gracias Señor; por disculpar mis labios que no sonrieron, por esa palabra que callé, esas manos que no tendí, esa mirada que desvié, esos oídos que no presté, esa verdad que omití y ese corazón que no amé.

Gracias Señor; por esa protección con que siempre me has preferido y te suplico muy encarecidamente por tu amor, disculpes mi silencio y cobardía.

Gracias Señor; por todos lo que no te dan gracias, por los que no imploran de tu ayuda y por los que no te piden perdón.



No abandones las obras de tus manos, y llena mi vida de esperanza y generosidad. Señor. Hágase tu voluntad y no la mía.

¿Ves el 11:11?


¿Ves el 11:11? Escrito por George Barnard




¿Con cuanta frecuencia has notado los números 11:11, 12:12, 10:10, 12:34, 2:22, 3:33, 4:44 o 5:55 apareciendo por todas partes? Estas secuencias numéricas no son necesariamente representaciones de horas. También pueden ser secuencias de números como 333, 1111, etc. En tu mente, ¿es esto una coincidencia? ¿o ocurre con demasiada frecuencia como para ser azar? ¿Tal vez estés intrigado o divertido por este fenómeno? ¿Tal vez un poco nervioso? Las preguntas que todos se están haciendo es ¿Que significa el 11:11? Y ¿Hay una razón para esto? Y verdaderamente la hay.



Millones de personas alrededor del mundo están ahora viendo estas asombrosas señales 11:11. Son personas de todos los colores, religiones y creencias. Esto se está extendiendo y se hace cada vez mas común; se está convirtiendo en un fenómeno mayor. Algo o alguien está causando que todas estas personas miren los relojes, las placas de los autos, los números de teléfono, o cualquier fuente de números, incluso cuando ellos mismos no hacen ningún esfuerzo por mirar estas cosas. Tú inclusive puedes cambiar los relojes de tu casa, y aún así recibirías una señal, a la hora equivocada. Tú no puedes evitarlo porque TU no eres la causa. Algunas veces incluso verás estos números parpadeando luego de un apagón, incluso cuando los relojes digitales al encenderse por primera vez muestran 12:00, ¡no 11:11 o 12:12!



Estas señales para despertar en tus relojes digitales, teléfonos celulares, video grabadoras, y hornos de microondas son lamarca de un grupo de 1.111 Espíritus Guardianes o Angeles, amantes de la diversión, y las señales 11:11 son su manera de utilizar nuestra habilidad innata de reconocimiento de patrones para hacernos saber que están allí. Una vez que tienen nuestra atención, ellos utilizarán otros dígitos, como 12:34, ó 2:22 para recordarnos de su presencia. Aunque invisibles para nuestros ojos, ellos son muy reales


Millones de personas tienen una cosa en común; siguen viendo los números 11:11. Esta gente es de todos los países, todas las razas, formas de vida y niveles de conciencia.

Aún los niños en edad escolar saben que cuando ven el 11:11, es el momento para pedir un deseo.

Al principio, parece una mera coincidencia; luego se vuelve extraordinario. "Encendí mi auto exactamente a las 11:11". "Por qué siempre me despierto a las 11:11?"

Finalmente, se hace innegable: "Todos mis relojes se detuvieron a las 11:11."

Ciertamente, algo muy extraño está sucediendo.

En el libro, "Cómo VIVIR EN GRANDE en un Pequeño Planeta", Solara declara:

"Algo está sucediendo y es más real de lo que cualquiera de nosotros puede imaginar."



Una Realidad Mayor está siendo insertada en nuestra vida diaria. La lombriz finalmente mira hacia las estrellas y es transformada para siempre. Está teniendo lugar una fusión entre nuestro Ser cósmico y nuestro cuerpo físico. Esto transforma nuestro ADN y nos permite convertirnos finalmente en seres vibrantes, vivos y totalmente auténticos.

La próxima vez que veas el 11:11, detente y siente las energías sutiles que te rodean. El 11:11 es un llamado a despertar que te envías a ti mismo. Un recordatorio de tu verdadero propósito en la Tierra.

Usualmente, durante épocas de energía elevada o de cambios personales acelerados notarás el 11:11 con más frecuencia.



Ver los Números Maestros 11:11 SIEMPRE es una confirmación de que estás en la senda correcta.



LOS NUMEROS MAESTROS



Algunas veces, también puedes ser estimulado por otros muchos Números Maestros. Los Números Maestros son múltiples tales como, 11, 22, 33, 44, 55, 66, 77, 88 y 99. Estos números pertenecen a la Realidad Mayor que es la realidad basada en la Unicidad más que en la dualidad.



11 = Nacimiento y anclaje de la Nuevo.

22 = Construcción sobre lo Nuevo. Construcción de un Mundo Nuevo y una Vida Nueva.

33 = Servicio universal mediante el avivamiento de nuestro Ser Unico.



44 = Balance entre lo espiritual y lo físico, la reconfiguración de nuestro laberinto evolutivo. Como es Arriba, es Abajo. Creación de los cimientos de nuestra Vida Nueva.

55 = Logro de la libertad personal liberándose del pasado y siendo totalmente auténtico.

66 = Cumplir con nuestras responsabilidades con alegría y de una manera creativa.

77 = Visiones y revelaciones profundas. Perfeccionar el Centro de nuestro Ser.

88 = Manejo de la abundancia en todas las esferas.

99 = Conclusión de un ciclo de mayor evolución. Tiempo para otro salto cuántico.



Cada Número Maestro es un nivel de iniciación que todos debemos atravesar en nuestro viaje evolutivo en la Tierra.

A veces, puede ser que seamos activados por super Números Maestros tales como: 111, 222, 333, 444, 555, etc. Cada uno de estos tiene una resonancia única que afecta y nos activa profundamente a nivel celular.



¿Qué es el 11:11?: UN DISPARADOR DE MEMORIAS:



Durante muchos años los números 11:11 han estado apareciendo misteriosamente a millones de personas en todo el mundo. A menudo aparecen en los relojes digitales, la visualización del 11:11 tiende a ocurrir durante épocas de conciencia elevada, teniendo un efecto poderoso en aquellos que lo ven.

Cada vez que vemos los números 11:11, los bancos de nuestra memoria celular son activados un poco más. Hay una agitación profunda en nuestro interior, una insinuación del recuerdo de algo largamente olvidado. La aparición del 11:11 es una confirmación poderosa de que estamos en la senda correcta, alineados con la Realidad Mayor.



Visualizaciones en forma reiterada del 11:11 le han sucedido a millones en todo el mundo. Muchos quieren saber por qué sucede esto. Qué significa el 11:11?



Cuando se te presente el 11:11, es tu llamado a despertar. Se abre un canal directo entre Tú y la Realidad Mayor.

El 11:11 es un punto de inserción para que la Realidad Mayor entre en el momento presente.

Cuando esto sucede, es tiempo de parar, sea lo que sea que estés haciendo, y MIRAR MÁS AMPLIAMENTE.



Una transferencia está en posición.

Tú puedes entrar a la Realidad Mayor y viajar más en lo profundo de lo Invisible. Puedes sembrar un deseo largamente guardado, recibir una visión, pedir ayuda en un área específica de tu vida o simplemente sentir como lo Invisible se inserta por sí mismo en el momento presente. Las revelaciones que recibas no llegarán con la forma de conceptos mentales. Más bien será un estado realzado del ser en el que verás todo como si lo vieras con ojos nuevos. Te envolverá una profunda comprensión de lo que verdaderamente es real.



La aparición del 11:11 siempre es un acto beneficioso de Intervención Divina.



Te cuenta que es el momento de dar una buena mirada a tu alrededor y ver qué es real y qué es ilusorio. Es el momento de penetrar en los velos de la ilusión que nos mantienen sujetos a un mundo irreal. Tú has sido elegido, porque estás listo, para ingresar a la Realidad Mayor. A mostrar el camino a otros hacia nuevas formas de vivir, hacia un Amor Mayor. A ascender de la dualidad hacia la Unicidad.



El 11:11 es el puente entre la dualidad y la Unicidad. Es el sendero hacia lo Desconocido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios