viernes, 3 de septiembre de 2010

Primer paso hacia la Sabiduria



DESPERTAR A LA NECESIDAD DE CAMBIO

El primer paso siempre es el más importante; consiste en abrir nuestro corazón y nuestra mente. Tal vez nos dé la sensación de que se abre una pequeña ventana que nos muestra un modo mejor de actuar o de reflexionar sobre algo.
Tenemos una vivencia, nos sentimos un tanto conmovidos y se produce un cambio en nuestro cuerpo y en nuestra consciencia.
La energía parece fluir dentro de nosotros y entabla una relación extraordinaria con la vida. Puede tratarse de cualquier cosas, desde una pequeña labor creativa hasta un gran cambio filosofico.

Muchos acontecimientos pueden conducir a esa situación: el nacimiento de un niño, el amanecer, la puesta de sol, el sonido del océano, el olor de un bosque, las expreriencias telepáticas, la clarividencia, la magnificencia de una catedral, las experiencias cercanas a la muerte, la pena, el amor, el orgamo, etc. Todas ellas son vivencias extáticas compartidas que se han quedado grabadas en la memoria durante varias generaciones.

La historia de otras vidas pueden transformarnos.
Los libros pueden ponernos en contacto con nuevas fuentes de energías.
Viajar abre la mente.

Piensa en esos momentos de tu vida en que alcanzaste un estado elevado de conciencia y se te abrió una ventana al mundo.

Todas las tradiciones de la sabiduría, incluido el cristianismo, describen estos momentos de iluminación y nos incitan a buscarlos. Satori, nirvana, extasis y ascensión se definen como la pérdida del "yo" en un sentimiento de unidad, como el final de la separación.

Existen muchas formas de despertar. Abrimos nuestra mente en distintas ocasiones y de diferentes maneras. No importa cómo, sino el simple hecho de que está ahí y lo hemos percibido y es irreversible. Hemos oído la llamada. Es la llamada que nos hace valorar nuestra propia vida y para que podamos valorar la vida en general.

Tal vez alguien opte por negar lo que siente. Quizá prefiera forjarse una vida segura en el seno de su hogar, su clase o su comunidad, o bien decida traspasar los límites de lo conocido. Pero si ha oído la llamada, debe actuar. Si nunca la ha oído, tal vez aún queden esperanzas. Si la oye y no le presta atención, su vida estará perdida.

Intenta escuchar, localizar las ventanas que se te van abriendo.

Todos disponemos del potencia, aunque latente, de ser sabios. Para encontrarlo existen guias, reglas externas, condiciones previas cuya importancia ha sido demostrada por miles de años de experiencia. Nacemos con el recuerdo, con el conocimiento interno de las tradiciones de la sabiduría, pero debemos aprender a acceder a ellas.

Con este primer paso, el de despertar a la necesidad de cambio, ya hemos comenzado.



(Basado en extractos de "Veinte pasos hacia la sabiduria" de Jennifer James)

Confia en tu fuerza interior


Confia en tu fuerza interior




Cuando la desesperanza te invada, cuando la desesperación te atormente, confía en tu fuerza interior, nútrete infinitamente de tu amor.



ERES AGUA, no te agites ¡¡¡



ERES SOL, no te apagues ¡¡¡¡



ERES CIELO, No te nubles ¡¡¡



ERES TIERRA, No te seques ¡¡¡



Piensa y confía en el poder infinito que hay dentro de ti...

Ámate a ti mismo y cambiarás tu vida de manera milagrosa.

Rompe las cadenas de tus pensamientos y échate a volar con las alas del corazón.

¡Sé feliz, goza, vive... ¡Sé libre!

¡SÉ COMO TÚ QUIERES SER!

LAS PUERTAS DE LA VIDA




LAS PUERTAS DE LA VIDA




Tienes muchas más posibilidades de las que te imaginas. En tu camino, cada día, se abren muchas más alternativas de las que has pensado. Tienes mucho poder en ti y muchas cualidades por activar.



No te limites en tus potencialidades ni en tus alternativas. A veces te encontrarás pensando si haces esto o aquello. Es como si te llevaran a un concurso y tuvieras que elegir entre dos o tres opciones. Por ejemplo, descubrir un premio entre tres carteles ocultos; o entre tres puertas que se te presentan. Normalmente las personas actúan así en la vida. Buscan opciones entre dos o tres puertas.



Tú no tienes dos o tres puertas para elegir: ¡tienes decenas de puertas! En la vida hay muchas más alternativas de las que imaginas. Muchos modos diferentes de hacer las cosas, muchos caminos alternativos para ir donde quieres.



Para descubrir esas otras opciones huye de las limitaciones que te ponen los demás y especialmente de las que te pones tú mismo. Deja fluir la creatividad. Intenta lo diferente y lo nuevo. ¡Arriésgate! Y descubrirás que el horizonte es mucho más grande de lo que habías pensado.

Planeta encantado























Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios