martes, 21 de septiembre de 2010

Manifestar dentro del Paradigma de la Nueva Tierra



Manifestar dentro del Paradigma de la Nueva Tierra




Están entrando en un tiempo en que las viejas hojas de ruta ya no son válidas. Las nuevas realidades se están desarrollando a un ritmo rápido. A veces, podrían encontrarse maravillados por algunos de estos nuevos y repentinos sucesos. Podrían encontrarse preguntándose cómo los crearon y por qué. Algunas de las realidades que se manifiestan ahora pueden parecer vinculadas con situaciones de su pasado que caen bajo el título de “asuntos pendientes”.

Ahora se están activando eventos de escenarios no resueltos que se han mantenido latentes dentro de su campo energético por años e incluso décadas. Todo lo que esté incompleto está saliendo ahora hacia el frente y al centro para ser comprendido, sanado y soltado.

Entrando en el Paradigma de la Nueva Tierra

Esta nueva ronda de limpieza está orquestada por su yo superior en un esfuerzo por despejar el camino para que se adentren de lleno en el paradigma de la nueva tierra. Esas energías que se están presentando para ser despejadas podrían tocar temas familiares dentro de su vida. Durante este tiempo, podrían surgir problemas de salud, se podrían presentar contratiempos. Problemas financieros podrían vislumbrarse en el horizonte. Las relaciones estarán bajo estrés.

Al leer la energía y la importancia de cada evento en su vida, van a entender mejor lo que se les pide durante este tiempo. Los problemas económicos son un tema permanente en la conciencia colectiva en este momento, pero su experiencia de estos desafíos sólo depende de las lecciones presentes ante ustedes. Si están experimentando alguna dificultad en el área de la abundancia, examinen qué es lo que más valoran en su vida. Puede ser el momento de re-priorizar sus valores y ver lo que realmente tiene significado para ustedes. ¿Valoran más su conexión espiritual? ¿Valoran más la alegría y la paz interior? ¿O valoran cosas que no tienen ningún significado real en el esquema más amplio de su vida? ¿Se valoran ustedes mismos y su tiempo o se obligan a gastar constantemente su energía en formas que no honran su verdadero propósito y potenciales?

Todas esas cosas que no son compatibles con su paso hacia la conciencia de quinta dimensión se van a ir quedando ahora por el camino. Expresen gratitud por todo y por todos los que han sido parte de su vida y vayan hacia un lugar de permitir cuando vean personas y situaciones alejándose de ustedes. Permanezcan en posición de escuchar alerta y estén dispuestos a emprender nuevos comienzos. Estos nuevos comienzos se convertirán en el tema dominante de los tiempos por venir.

Su Alma se Ofreció Voluntariamente para Ayudar a Cambiar la Conciencia Humana

Ahora, más que en cualquier otro momento en la conciencia humana, se les pide que vivan en un estado de cambio constante. Su alma se ofreció a venir aquí en este momento y ayudar a cambiar la conciencia al paradigma de la nueva tierra. Habrá momentos en los que se van a mover fácilmente a través de estos cambios, y momentos en que van a sentir resistencia a ellos. Cuando experimenten resistencia, den un paso atrás y obsérvense a sí mismos, y sostengan en amorosa conciencia aquellas partes de su ser que se sienten amenazadas por el cambio. Ésas son las partes más jóvenes de ustedes mismos que necesitan de su paciencia y comprensión, de la misma manera que ustedes buscan la guía y asistencia de su yo superior.

La Aceleración de la Sombra

Mientras las energías predominantes aceleran un tiempo de mayor amor y compasión en la Tierra, las energías del desamor y la indiferencia también se aceleran. Se está produciendo una aceleración de la sombra en este momento, a medida que todas las cosas que más se temen en la conciencia humana se están presentando para que puedan ser comprendidas y llevadas con amor hacia un lugar de sanación.

Pararse Firmes en la Luz de su Espíritu

No traten de escapar de lo que viene ante ustedes. No sientan que deben saber cómo responder a lo que están viendo. No sientan que estas energías están aquí para hacerles daño. Sólo párense firmes y permítanles pasar delante de ustedes. Su espíritu brillará su fuerza de sabiduría, comprensión y conciencia sobre todo lo que venga ante ustedes. Este permitir y voluntad para ver todo lo que es va a abrir las compuertas para que vean más de la abundancia de belleza y posibilidad que los rodea en todo momento. El miedo de lo que no quieren bloquea la llegada de lo que buscan manifestar. Al volverse transparentes a todas las energías que encuentren, pueden fluir sin obstáculos hacia el tiempo expandido de la nueva tierra.

A medida que fluyen con estas energías, descubren y manifiestan nuevos aspectos de su ser que saben cómo navegar y manifestar nuevas realidades dentro del paradigma de la nueva tierra. Esas realidades en armonía con la nueva tierra están inmersas en el amor, comprensión y abundancia de espíritu que son señales del nuevo tiempo.

Para mayor información sobre navegar la conciencia de quinta dimensión, ver El Futuro Está Aquí: Pasos para Acceder la Conciencia de Quinta Dimensión (en inglés) por DL Zeta, en http://www.celestialvision.org

CÓMO LUCHAR CONTRA EL VACÍO EXISTENCIAL



CÓMO LUCHAR CONTRA EL VACÍO EXISTENCIAL




Ningún hombre tiene vocación de náufrago, ni de Robinsón Crusoe. Sólo luchando con los fuertes se llega a ser fuerte. Para vivir una vida que valga la pena, no basta flotar a la deriva. El hombre no es un tronco en la superficie del agua, llevado de aquí para allá por la corriente, sin rumbo fijo. Y el simple pasar del tiempo lo envejece, lo agita y lo golpea. Pero no lo hace mejor. Quien no se empeña en descubrir quién es y en decidir a dónde va; quien no fija el timón y empuña los remos de su libertad para seguir su camino, acaba viendo como el flujo de su vida le arrastra… a donde no quería llegar. La vida no es cuestión de estar vivo y dejarse llevar por la corriente, como un pelele roto e inútil. “La felicidad es una página en blanco” (Rushdie), que cada uno tiene que rellenar con ilusión y coherencia.



Leyendo un libro de reciente aparición, me he acordado de la obra más célebre del preso tal vez más conocido del campo nazi de Auschwitz, “El hombre en busca de destino”, del psiquiatra austríaco Viktor Frankl, discípulo de Freud y fundador del método psiquiátrico curativo de la logoterapia. Él piensa que nuestro mundo padece de un vacío existencial caracterizado por la falta de sentido.



En otra de sus obras, hablando del sentido del sufrimiento, Frankl citaba la carta que le escribieron algunos presos del penal de Florida, después de leer sus libros: “He encontrado el sentido de mi vida ahora, cuando estoy en la cárcel, y sólo tengo que esperar algún tiempo, hasta que tenga la ocasión de repararlo todo, de hacerlo todo mejor”. (..) Y el preso número 552-022 me escribe: “Querido doctor: Durante los dos últimos meses un grupo de presos hemos leído sus libros y escuchado sus cintas. ¡Qué cierto es que también en el sufrimiento se puede encontrar un sentido…! De alguna forma, mi vida ha comenzado ahora. (..) Aquí, en la prisión, rodeados de las más severas medidas de seguridad de toda Florida –aquí, a unos cientos de metros de la silla eléctrica- precisamente aquí son nuestras lágrimas sinceras. Estamos cerca de la Navidad. Pero para nosotros la logoterapia es la resurrección. Desde el Gólgota de Auschwitz se levanta, en esta mañana de resurrección, el sol del amanecer. ¡Qué nuevo día llega hasta nosotros!.



Como también me trajo a la cabeza a las cuatro protagonistas de otro libro reciente –“Yo he sobrevivido a un aborto”-, que coinciden en señalar que si lograron salvarse es porque Dios tenía alguna misión prevista para ellas. Esta obra es un ejemplo de esa “llamada” a hacer algo especial en la vida. Algo a lo qué dedicar su existencia, salvada milagrosamente.



En la trama del mundo, la vida de cada hombre es como un sendero, una gran aventura, que supone un crecimiento hacia lo máximo del ser: una maduración pero, al mismo tiempo paradas, crisis y disminuciones. Es un camino en pos del sentido último de las cosas, en el que el hombre tiene que abrirse paso por sí mismo, tomar decisiones por su cuenta y luchar batallas por su propio brazo. Sintiendo en los ojos el reto de los colores y en el rostro la llamada de los vientos.



El sentido vocacional de la vida significa, por supuesto, que en el mismísimo punto de partida hay una propuesta paradójica: para llegar a ser uno mismo es preciso romper la soledad del ensimismamiento. Hay que tener el arrojo de aventurar la vida. Salir del propio caparazón, abrirse a Dios y a los demás: “Alguien me quiere en tus ‘te quiero’, …”, ha escrito el poeta Miguel D’ors. Porque estamos proyectados a ser “gente-llamada-a-estar-unida”. Sí, hay que asumir de manera personal el protagonismo de la propia vida; pero en primera personal del plural. De esa manera se evita el mirar a tientas, casualmente, sólo a la propia libertad. Un gurú americano de esos que enseña el manejo de las cosas para que le salgan bien al que las usa, afirma que “el mejor modo de predecir el futuro es crearlo”.



Hay que arriesgarse, hay que perder el miedo a vivir. Hay que lanzarse, como decía antes Stephen R. Covey. Lo decía también Juan Pablo II, al asomarse por primera vez al balcón de San Pedro, recién ser elegido Papa: “¡No tengáis miedo. Abrid las puertas a Cristo!”. Y en ese amor de totalidad que Él nos pide están incluidos todos los demás amores humanos nobles que podemos tener en la tierra: a los padres, a la novia, a los hermanos, a los amigos, a la esposa y madre, etc.



Porque Dios es el coprotagonista estelar y socio mayoritario en la empresa de vivir apasionadamente. No se puede hablar del hombre sin hablar de Dios: si el Cielo se vacía, la tierra se llena de ídolos. Y hay que contagiar esa alegría de vivir, esa esperanza, a los que nos rodean. Para eso tenemos que saber hablar de lo que creemos y de por qué creemos. Que estamos aquí con un destino concreto, demasiado emocionante como para dejarlo pasar de largo. Como para no compartirlo a manos llenas.



Hay que ser optimistas, como lo eran los hombres de la Ilustración: pensaban que el espíritu humano tiene un poder enorme, que le hace ir siempre hacia delante. ¿No hemos suprimido la esclavitud, una vieja institución que hunde sus raíces en tiempos arcaicos y que sirvió de base a todo el modo de producción esclavista? ¿No se ha llegado a eliminar la pena de muerte en la mayoría de los países desarrollados? Oscar Wilde, que no era ningún revolucionario, decía que “la historia era un desembarco en sucesivas utopías”.



Si a esto le añadimos que Dios, que nos ha creado, es bueno, el resultado no puede ser verlo todo negro. Los problemas –nuestras limitaciones personales, que son reales-, están para ser enfrentadas y superadas. “Vivir es eso: estar todavía a tiempo”, comentaba el famoso guitarrista Narciso Yepes. Si nuestros antepasados se hubieran rendido, pensando en un destino ciego o sólo en porvenires negativos, no estaríamos nosotros aquí. No hay que amargarse la vida y pasar el tiempo sufriendo. Es preciso aceptarnos como somos, de frágil barro cocido. Tenemos que cambiar de actitud, pensando que hasta un objeto con un mecanismo tan sencillo tiene una gran utilidad para el hombre. Simplemente con cambiar de actitud, la vida puede ser feliz o ser un desastre. Si se puede vivir feliz, ¿por qué no hacerlo?



Hay que perder el miedo a vivir, aunque sea yendo en contra de la corriente. No hay que temer el mañana, como si sólo nos fueran a acontecer catástrofes. Hay que tener la mentalidad del corcho que, pase lo que pase, siempre flota. Por el río. Y, al final, como dice el poeta, “… todos los ríos van a dar a la mar”, y se convierten en océanos sin fin, anchos y plenos de vida. La muerte es el único pórtico de nuestra inmortalidad.



Autor Desconocido
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios