sábado, 2 de octubre de 2010

UNIR EL CIELO Y LA TIERRA



UNIR EL CIELO Y LA TIERRA




Sientate en un sitio calma al aire libre, cierra los ojos y aquieta tu mente........


Imagina que tu tomas energia de las mas elevadas alturas, haciendo que entre por su cabeza, pase por todo tu cuerpo, salga por la planta de los pies y llega hasta el centro de la tierra. Procede lentamente, consolidando imaginariamente cada paso y toma plena conciencia de tu responsabilidad como conductor de energia entre los mas elevados reinos del espiritu y los dominios mas profundos y ocultos de la materia.



Cuando sientas que la energia que conduces ha alcanzado el centro de la tierra, comienza a llevarla hacia arriba, por tu cuerpo. Haz que salga por la coronilla y enviala nuevamente al lugar de donde vino, mas alla de las nubes y el cielo, en el lejano reino de la luz de Dios.



Repite todo el proceso cuatro o cinco veces con calma y precisión, procurando percibir con suma atencion todos los conocimientos y las visiones interiores que probablemente surjan en tí y los sutiles flujos de energia en tu cuerpo.



Lleva la energia que tomas del cielo hacia el tantien, el centro situado en el bajo vientre, donde se acumula la energia del cosmos. Disfruta tu nueva energia y agradece a lo divino por este regalo.



Ahora, seguro de tu dignidad y resplandor celestial y terrenal, dirije tu mente y tu corazon hacia todos los seres vivos especialmente a los animales. Imagina tan vividamente como puedas las necesidades de esos animales, sus temores, su hambre, su sed y los infinitos peligros que deben enfrentar en el mundo hostil que habitan. En este parte de la practica resulta sumamente poderoso concentrarme en todas las especies animales amenazadas en extinción. Si existe algun animal en particular que te conmueva profundamente, concentra tu corazón en el a fin de que simbolice todo el reino animal en peligro de extinción.



Imagina ahora que toda la energia que has acumulado en el vientre comienza a resplandecer como una gran bola de luz dorada que se irradia a traves de tu cuerpo en todas las direcciones. Envia tu poder sanador, calmante y fortalecedor a la especie animal elegida, deseandole proteccion y felicidad.



Para finalizar la practica imagina que la luz dorada que surge de tu vientre rodea todo el planeta y derrama en él tu proteccion curativa.

Para tí Padre, Gracias


Hoy estoy genuinamente agradecida por tantas cosas; he sido bendecida de tantas maneras.


Estoy agradecida por el maravilloso país en el que vivo y por sus muchos héroes anónimos.

Estoy agradecida por mi maravillosa familia y amistades. Ellos son mi más grande bendición.

Estoy agradecida por las criaturas que han sido puestas sobre la Tierra para todos nosotros; ellas nos enseñan tanto: amor incondicional, lealtad y comprensión.

Ruego que todos los que sufren alguna enfermedad tengan un día libre de dolor.

Estoy agradecida por todos aquellos que tienen mesas llenas de comida y a alguien con quien compartirla; y por aquellos que no tienen ni familia ni comida, Señor, te pido que los consueles.

Estoy agradecida por el tiempo que tuve con mis seres queridos que han partido para estar contigo; siempre serán amados y profundamente extrañados.

Estoy agradecida por haberme permitido tener amor y comprensión en mi corazón.

Son estas muchas bendiciones las que hacen mi humilde vida feliz y realizada.

Gracias Señor ¡¡¡¡

Amén
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios