viernes, 15 de octubre de 2010

LO SABRÁS


¿Necesitas sabiduría y guía? ¿Deseas saber cómo manejar una situación difícil? ¿Te es difícil tomar decisiones correctas? Si es así, recuerda estas palabras, querido amigo y repítelas a menudo para ti mismo, dilas con firmeza, en silencio y en voz alta: Lo sabré.

Repítetelas a menudo, con ternura pero con persistencia: Lo sabré. Una nueva calma llenará tu mente y tu corazón. Llegarás a una nueva profundidad en ti que no sabías que existía. ¡Encontrarás que sabes y que sabes más de lo que pensaste! Comprenderás con mayor claridad, con mayor visión.

Fuiste creado para ser un canal de la sabiduría infinita de Dios y de Dios, un torrente sin obstáculos fluye por medio de tus pensamientos y sentimientos. Puedes saber todo lo que necesitas saber, porque Dios está en ti. Puedes recordar todo lo que necesitas recordar, porque Dios es la fuente de todo recuerdo.

Tu mente maravillosa no tiene límites porque es la creación de Dios. No hay límites para tu comprensión, porque Dios, tu Creador, es comprensión universal. Puedes comprender a cualquier persona o cualquier cosa al aquietarte y estar receptivo a la mente de Dios en ti.

Hace algún tiempo, cuando necesitaba tomar una decisión importante, afirmé repetidamente: Lo sabré. Estas palabras me ayudaron a descansar y confiar en la mente de Dios. Me dieron seguridad y me guiaron a la luz y la comprensión nuevas que eran necesarias en la situación. Supe qué decir. Supe qué hacer. Ninguna otra persona me hubiera podido dar seguridad suficiente. Tenía que saber en mí y supe.

Muchas veces, ésta es mi única oración: Lo sabré. Gracias, Dios. Lo sabré. Una y otra vez estas palabras calman mis temores, fortalecen mi creencia en mí misma como hija de Dios y fomentan una actitud descansada que me permite enfrentar cualquier circunstancia difícil. Me dan paz, serenidad y me liberan de ansiedad.

Encontrarás que estas palabras: Lo sabré, dichas con persistencia, obran como un camino de luz en tu mente para que todos los otros pensamientos y sentimientos las sigan. Encontrarás sorprendente la manera como las respuestas surgen a medida que se necesitan. La información necesaria estará disponible. Recibirás ánimo en el momento correcto. Los pasos que necesitas dar serán revelados y los acontecimientos se desenvolverán ordenadamente.

Si anhelas ver que un miembro de tu familia o un amigo, encuentre una salida a una dificultad, la mejor ayuda que puedes ofrecer es la afirmación: Lo sabrás. Dila en silencio. Dila en voz alta. No importa quien sea —una hermana, un hermano, tu madre, tu padre, un hijo, un nieto, un empleado o supervisor— puedes contar con la gran verdad de que la mente de Dios está en las personas que bendices y por medio de esta gran mente de Dios, ellos sabrán.

Charles Fillmore enfatizó esta verdad cuando escribió: “No importa cuán ignorante puedas ser acerca de las maneras del mundo o de las de Dios, si das a tu mente la atención de la Mente única, a su debido tiempo serás sabio”.

Aquiétate y sabe. Sabrás exactamente qué hacer y cómo hacerlo, porque la mente de Dios está en ti. Aquiétate y sabe, y manejarás todo con facilidad y gracia y con bendiciones para todos. Aquiétate y sabe y sentirás la paz, la seguridad y el callado gozo de darte cuenta de que tu dirección proviene de la fuente de toda sabiduría —¡Dios!

LA LUCIÉRNAGA Y LA SERPIENTE


Cuenta la Leyenda, que una vez, una serpiente empezó a perseguir a una Luciérnaga; esta huía rápido con miedo de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir.
Huyó un día, y ella no desistía, dos días y nada.....
En el tercer día, ya sin fuerzas la Luciérnaga paro y dijo a la serpiente:
-Puedo hacerte tres preguntas???
-No acostumbro dar ese privilegio a nadie pero como te voy a devorar, puedes preguntar...
-¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?
-No, contestó la serpiente....
-¿Yo te hice algún mal?
-No, volvió a responder
-Entonces, ¿Por qué quieres acabar conmigo?
-Porque no soporto verte brillar........!

Muchos de nosotros nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos: ¿Por qué me pasa esto si yo no he hecho nada malo? Sencillo.......porque no soportan verte brillar.
La Envidia, es el peor sentimiento que podemos padecer..........
Que envidien tus logros, tu éxito......Que Envidien verte brillar.....
Cuando esto pase, no dejes de Brillar, continua siendo tu mismo, sigue dando lo mejor de ti, sigue haciendo lo mejor, no permitas que te lastimen, no permitas que te hieran,
Sigue Brillando y No podrán tocarte....porque tu Luz seguirá intacta!!! Tu esencia permanecerá, pase lo que pase..... Se siempre auténtico, aunque tu luz moleste a los depredadores!!

- Autor desconocido -

SIMON



Mis queridos amigos, os presento a un nuevo miembro de la familia, se llama SIMON y solo tiene dos meses de edad. Es un regalo del cielo, traviesillo jejejejeje, pero muy amoroso y que me ocupa muchoooooo tiempoooooo ¡¡¡¡¡¡, pero estoy felizzzzzzz ¡¡¡¡ Besos de Luz ¡¡¡¡¡


ACTIVANDO NUEVAS ENERGIAS



ACTIVANDO NUEVAS ENERGIAS


Con esta meditación podrás activar las energías de aquello que más necesites en este instante. Puede ser algo abstracto como la felicidad, la tranquilidad,... o algo más concreto como un nuevo trabajo. Tú decides conscientemente qué es lo que realmente necesitas que entre en tu vida. Debes tenerlo muy claro antes de comenzar la meditación.



Y la meditación dice así:

1. Preparativos: busca un lugar tranquilo, enciende una vela y apaga la luz. Siéntate en un lugar muy cómodo, y si te fuera posible procura hacerlo con las piernas cruzadas en la típica posición de meditación. Si lo deseas puedes poner algo de música que te inspire buenos y maravillosos sentimientos.





2. Relajación: ahora intenta relajarte todo lo que puedas. Respira profundamente tres veces. Siente que al inspirar te llenas de una energía de luz y al espirar expulsas todo lo negativo de tu cuerpo, que se ve totalmente desintegrado.





3. El templo: ahora debes visualizar un pequeño templo. Dibújalo en tu mente cómo más te guste. Puede ser un templo que ya conozcas o creado por ti. Sea como fuere, debes entrar en él con respeto, alegría y mucha ilusión. Entra siendo consciente de que allí dentro se hará el milagro.





4. El libro: una vez dentro, dirígete al centro del templo donde verás una gran columna que soporta un hermoso libro. Tómate mucho tiempo y dedicación para hacer un dibujo mental muy claro de cómo es ese libro que está sin abrir. Comienza a sentir una gran fuerza espiritual, una sensación de amor y felicidad que te inunda, emanando de ese libro, y cuando te sientas preparado ábrelo por la última página.





5. La pluma: cuando te hayas dirigido a la última página, encontrarás allí una pluma para escribir. Ahora concéntrate con todas tus fuerzas y escribe al final de la hoja la palabra o frase clave de aquello que deseas conseguir. Sé muy conciso y escríbelo en letras mayúsculas y despacio. Escríbelo sintiendo que está provocando el milagro que anhelas.





6. Tus manos de luz: una vez escrito, deja la pluma en el mismo sitio y pon tus manos encima de la hoja, con las palmas hacia abajo. Ahora visualiza un punto de luz blanca en tu mente que brilla con gran intensidad y de la que sale un impresionante rayo que se dirige a través de tus manos hacia la hoja donde escribiste tu milagro personal. Deja que la hoja se empape al máximo de esa luz brillante y cuando consideres que tu milagro ya está "cargado" cierra el libro y sal respetuosamente del templo.


Para finalizar sólo tienes que abrir los ojos lentamente y dar gracias porque tu milagro personal ya se ha hecho. Ahora sólo tienes que esperar a que la vida lo vaya preparando todo para que se cumpla. Sé paciente y dale tiempo.

Namasté.

A LA MADRE TIERRA Y A LA NATURALEZA ¡¡¡ GRACIAS POR LA VIDA !!!!



A LA MADRE TIERRA Y A LA NATURALEZA


Amados hermanos:

Que el AMOR DEL PADRE se desborde entre ustedes.

Mis palabras ahora van dedicadas a la MADRE NATURALEZA. Será éste un canto a la vida, un canto de agradecimiento a esa MADRE que tanto nos ha dado.

Gracias MADRE porque nos has dado la luz del día que nos impulsa al trabajo y llena de frutos nuestras manos.

Gracias por esas tibias noches con que proteges nuestros sueños y embelleces nuestros amores.

Gracias TIERRA, por las flores que nos concedes para iluminar nuestros campos, alegrar nuestras vidas y sentir el amor que el PADRE nos tiene.

Gracias por tus montañas que ante su vista majestuosa, percibimos la grandiosidad de este rincón en que moramos.

Gracias por el azul de tus mares que inspira en nosotros la admiración por DIOS y nos permite asomarnos a un maravilloso mundo que sin comprender, admiramos.

Gracias TIERRA por tus arroyos y ríos, porque llevas en tus aguas los lamentos de dolores lejanos y las alegrías de las vidas en flor.

Gracias por tus lluvias, porque nos limpian el aire y la mente, y nos permiten ver renacer las plantas como el símbolo innegable de una vida eterna.

Gracias por tus aromas que nos motivan a vivir en un dianamismo constante, que hace nacer en nuestras mentes la necesidad de vivir en armonía, y nos recuerdan la veneración que debemos tenerte por ser el hogar de nuestros padres y nuestros hijos.

Gracias amada MADRE TIERRA, porque nos has cobijado por muchas generaciones y has recibido en tu seno tantos dolores y tantos amores, que tu nos comprendes más que nosotros mismos.

Gracias por recordarnos que nuestro origen y destino están en tu suelo.

Gracias por tus enseñanzas que nos hacen comprender lo temporal de nuestras vidas carnales, y lo eterno de nuestro espíritu.

Gracias por entendernos, gracias por cobijarnos, gracias por renovarte año con año en tus primaveras, porque así nos vemos a nosotros mismos, renacer en nuestros hijos y después en nuestros nietos.

Gracias por enseñarnos que la vida es continuidad de existencia en nuevas formas.

Gracias por explicarnos que la inmortalidad reside en poder perpetuarse en su descendencia.

Gracias por la luna que nos alumbra y que TÚ, maravillosamente, la conduces por nuestros cielos.

Gracias por ese SOL a quien TÚ has desposado, porque entre ambos nos enseñan la dualidad que existe en todo lo creado.

Gracias por alimentarnos.

Gracias por la música de tus vientos y el rumor de las aguas de los ríos.

Gracias por el trinar de los pájaros y el aleteo de las mariposas.

Gracias por la sonrisa de los niños y la caricia de los ancianos.

Gracias por tus mañanas que anuncian nuevas alegrías y gracias por tus atardeceres que preludian el descanso.

Gracias a TI, porque eres para nosotros la MADRE que nada pide y que todo da.

Con todo mi AMOR como un homenaje para TI en este día.

Gracias TIERRA.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios