domingo, 31 de octubre de 2010

Feliz Samhain para todos!



Por Mara Freeman


Samhain marca uno de los dos grandes portales del año céltico, ya que los celtas dividían al año en dos estaciones: La luz y la oscuridad, Beltane el 1 de mayo y Samhain en 1 de noviembre. Algunos creen que Samhain fue la fiesta más importante, señalando el comienzo de un ciclo enteramente nuevo, tal como el día céltico el cual comenzó de noche. Puesto que se tuvo por entendido que en el silencio oscuro llegan los susurros de los nuevos comienzos, el despertar de la semilla que yace debajo del suelo. En vista de que Beltane da la bienvenida al verano con celebraciones joviales al amanecer, la época más potentemente mágica de este festival de Samhain es en la víspera de Noviembre, la noche del 31 de octubre hoy conocida como Halloween (o también el día de todos los Santos). A lo largo de los siglos, las creencias paganas y cristianas se entrelazan en una ensalada de celebraciones que van desde el 31 de octubre al 5 de noviembre, lo que al parecer tiene como propósito tanto desafiar el ascenso de la oscuridad como deleitarse en sus misterios.



El 2 de noviembre se convirtió en el Día de Todas las Almas (o muertos), donde las oraciones eran dedicadas a las almas de quienes habían partido y a aquellos que esperaban en el Purgatorio para la entrada a los Cielos.



Samhain (Gaélico Escocés: Samhuinn) literalmente significa “ fin del verano" v con el auge de la Cristiandad, el nombre Samhain cambió a Hallowmas, o día de todos los santos, para conmemorar las almas de los benditos muertos que habían sido canonizados ése año, así la noche anterior a ésta fecha se hizo popular bajo el nombre de Halloween, la Víspera de Todos los Santos, u Hollantide. En Escocia e Irlanda, Halloween es conocida como "O´Che Shamhna", mientras que en Gales es "Nos Calan Gaeaf", la víspera del calendario de invierno.



En el calendario campestre, Samhain señalaba el primer día de invierno, cuándo los pastores guiaban al ganado y ovejas desde sus pasturas de verano a los refugios, potreros y establos. El heno que los alimentaría durante el invierno debía guardarse en robustos almiares de paja, atados para asegurarlos de las tormentas. Aquellos destinados a la alimentación eran carneados, luego de ser ritualmente dedicados a los dioses en los tiempos paganos. Toda la cosecha debía ser reunida - la cebada, la avena, el trigo, los nabos, y las manzanas - pues al llegar noviembre, las hadas secarían cada planta con sus alientos, destruyendo cualquier frutos y baya que permaneciera en los setos aún vivos.



La turba y la madera para el calentarse durante el invierno eran apiladas al lado del hogar. Era un tiempo gozoso de reunión familiar, en donde todos los miembros del grupo familiar trabajaban hombro a hombro horneando, salando la carne, y haciendo conservas para agasajar el invierno por venir. Los horizontes infinitos del verano le daban paso a un habitación caliente, oscura y a menudo humeante; La sinfonía de sonidos del verano era substituida por un contrapunto de voces, jóvenes y viejas, humanas y animales.



En la antigua Irlanda, las personas se reunían en los centros rituales de las tribus, pues Samhain era la fiesta principal del calendario anual. La máxima celebración era la 'Fiesta de Tara'. En cada grupo familiar a todo lo largo del país, los fuegos de la chimenea se encontraban apagados. Todos esperaba a los Druidas para encender el nuevo fuego del año - no en Tara, pero en Tlachtga, una colina doce millas hacia el noroeste.



Samhain era una fecha clave del año en el cual los dioses se acercaban a la Tierra, tanto sacrificios como regalos eran ofrecidos en acción de gracias por la cosecha. Las oraciones personales en forma de objetos simbolizando los deseos de los suplicantes o las dolencias a ser curadas eran lanzadas al fuego, y al final de las ceremonias, antorchas eran encendidas en el gran fuego de Tara para reavivar todos los fuegos hogareños de la tribu, como en Beltane. A medida que recibían la llama que señalaba este tiempo de nuevos comienzos, seguramente se despertaba en la gente una sensación de esperanza, nuevos sueños y proyectos para el año por venir.



A través de los siglos los fuegos de Samhain continuaron ardiendo. En los años cercanos a 1860 las hogueras de la víspera de Todos los Santos eran todavía tan populares en Escocia que un viajero reportó haber visto treinta en una sola noche, cada una rodeada por anillos de figuras danzantes, una práctica que continuó hasta la Primera Guerra Mundial. La gente joven y los sirvientes encendían antorchas en el fuego y corrían alrededor de los campos y los cercos de protección de las viviendas y granjas, mientras que los líderes de la comunidad circundaban los linderos parroquiales con un círculo mágico de luz. Luego, las cenizas de las hogueras eran espolvoreadas sobre los campos para protegerlos durante los meses de invierno - y por supuesto, también para mejorar el terreno. La hoguera era una isla de luz para la venidera oscuridad del invierno, manteniendo fuera el frío, las dolencias, y los espíritus malvados mucho antes de que la electricidad iluminara nuestras noches.



Cualquiera sea la razón, es muy probable que siempre haya una necesidad humana de hacer fuegos para afrontar la oscuridad del invierno.



Aun hoy, hogueras iluminan los cielos en muchas partes de las Islas Británicas e Irlanda...






Adivinación en Halloween

Samhain era un tiempo significativo para la adivinación, quizá aún más que mayo o la víspera de Solsticio de Verano. frecuentemente se utilizaban manzanas y frutos secos de la cosecha reciente para adivinación y juegos, y las velas jugaban un papel importante en pro de añadirle una atmósfera adecuada a los misterios. En Escocia, un niño nacido en Samhain -se decía- era agraciado con clarividencia.



Magia y Manzanas

En el corazón del Inframundo Céltico crece un manzano cuya fruta tiene propiedades mágicas. Las sagas antiguas cuentan de héroes cruzando el mar occidental para encontrar este país maravilloso, conocido en Irlanda como Emhain Abhlach, (Evan Avlach) y en Gran Bretaña, Avalon. En Samhain, la cosecha de la manzana puede encontrarse, en diversos juegos antiguos, los cuales simbolizan el viaje a través del agua para obtener la manzana mágica.





Atrapando Manzanas

Coloca una cuba grande, preferentemente de madera, en el piso, y llénala hasta la mitad con agua. Vierte en ella una buena cantidad de manzanas, y mantén a una persona revolviéndolas vigorosamente con una larga cuchara de palo o una barra de avellano, o algún otro árbol sagrado.



Cada jugador toma su turno arrodillándose en el piso, intentando capturar las manzanas con sus dientes. Cada uno intentará tres veces antes de que le toque el turno al siguiente participante. ¡Es conveniente llevar puestas ropas viejas para este juego mágico, y disponer de una hoguera en las cercanías para poder secarse mientras uno está comiéndose su premio!

Si logras capturar una manzana, podrías querer mantenerla para un ritual de adivinación, como el siguiente:



La Manzana y el Espejo

Antes de las campanadas de medianoche, siéntate delante de un espejo en un cuarto iluminado solo por una vela o la luz de la luna. Entra en gnosis, y haz una pregunta. Corta la manzana en nueve pedazos. Ponte de espaldas al espejo, come ocho de los pedazos, y luego tira el noveno sobre tu hombro izquierdo. Voltea tu cabeza para mirar por encima del mismo hombro, y verás la imagen o símbolo en el espejo que te dirá tu respuesta.



(Cuando mires en el espejo, deja que tu concentración comience a "flexibilizarse", y deja a los patrones creados por la luna o la luz de vela y las sombras sugerir formas, símbolos y otras imágenes como en un sueño que le habla a tu intuición.)



Soñando Piedras

Ve a un arroyo un poco alejado de la ciudad y con los ojos cerrados, toma del agua tres piedras entre el dedo medio y el pulgar, diciendo estas palabras a medida que cada una es recogida:



Levantaré la piedra

Como María la levantó para su Hijo,

Para la sustancia, virtud, y fuerza

puede esta piedra estar en mi mano

Hasta que logre completar mi viaje.



(Gaélico Escocés)

Togaidh mise chlach,

Mar a thog Moire da Mac,

Air bhr´gh, air bhuaidh,

‘ s air neart;

Gun robh a chlachsa am dh´rn,

Gus an ruig mi mo cheann uidhe.



Llévalas a casa cuidadosamente y colócalas bajo tu almohada. Esa noche, pide un sueño que te dé guía o solución a un problema, y las piedras te lo brindarán.


Feliz Samhain para todos!

Algunas triadas celtas


El pensamiento celta es trino, ofrece una tercera alternativa que no obliga a que algo sea bueno o malo, ni lindo o feo. No se trata de algo que sencillamente está entre lo primero y lo segundo. No. Es algo nuevo, distinto, completo en sí mismo y a la vez tan diferente como lo puede ser el amarillo del rojo y el azul.


El pensamiento celta concibe al ser humano como cuerpo, alma y espíritu; al mundo habitado como la tierra, el aire y el mar. Y dentro de este pensamiento existen las triadas celtas: leyes, costumbres y sabiduría que servían para regular la vida de las tribus y comunidades.

Algunas triadas celtas



Tres cosas que se asemejan entre ellas: una espada brillante que se oxida por estar mucho tiempo en la vaina, el agua cristalina que apesta por estar mucho tiempo estancada, y la sabiduría que está muerta por haber pasado largo tiempo en desuso.

Tres cosas de las que nunca hay que ser movido: los juramentos que uno hace, los dioses de uno y la verdad.

Tres seres hermosos del mundo: el correcto, el hábil y el razonable.

Tres cosas difíciles de obtener: fuego frío, agua seca y codicia legítima.

Tres formas de perder la excelencia: ser el sirviente de las propias pasiones, no aprender del ejemplo de los otros, y entregarse al exceso.

Hay tres clases de personas que llevan una maldición: los que trabajan contra las leyes de la naturaleza sin que les importe, las que no saben nada de los dioses y no buscan aprender, y quienes saben mucho y no comparten su conocimiento con otros.

Cuídate de tres personas: de la que no tiene alegría, de la que se burla y de la que se ríe de las acciones ilegítimas.

Tres personas con las que es fácil no estar: las que no benefician a nadie, las que no le dan alegría a nadie y las que no están en paz con nadie.
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios