jueves, 11 de noviembre de 2010

¿PARA QUÉ TE LEVANTASTE?



¿PARA QUÉ TE LEVANTASTE?




¿Alguna vez te has levantado en la mañana como un reflejo, sin saber por qué, o cuáles motivos tienes para vivir?



¿Alguna vez has dejado de lado tus sueños para vivir el acelerado ritmo de hoy, sin poder detenerte a pensar?



¿Tal vez hoy te levantaste sin tiempo como siempre, sin dar gracias al creador, o encomendar tu día a Dios, porque sientes que no tienes motivos para vivir, mas que el cumplir con tus obligaciones?



Existe un razón mas allá del trabajo, la responsabilidad o simple hecho de estar vivo. Cada minuto que pasa, es irrepetible, precioso, único e incomparable. Pasar por la vida sin vivir, es algo que a muchos les sucede. Por eso hoy, toma tu tiempo, mira el cielo, disfruta de las aves y de la naturaleza, disfruta de tu familia y de tus amigos, disfruta de tu trabajo, sabiendo que a fin de cuentas, el motivo principal por el que estás aquí se llama Jesús.



Cada mañana agradece al cielo por el día de hoy. Verás que tu vida cambiará, porque hoy es el día.



HOY ES EL DÍA ¡¡¡



No existe un día más hermoso que el día de hoy. La suma de muchísimos ayeres forman mi pasado, y mi pasado se compone de recuerdos alegres y tristes.





Algunos están fotografiados y ahora son cartulinas donde me veo pequeña, donde mis padres siguen siendo recién casados, y donde mi pueblo parece otro.





El día de ayer pudo haber sido un hermoso día, pero no puedo avanzar mirando constantemente hacia atrás, porque corro el riesgo de no ver los rostros de los que marchan a mi lado.



Puede ser que el día de mañana amanezca aún más hermoso, pero no puedo avanzar mirando sólo el horizonte, porque corro el riesgo de no ver el paisaje que se abre a mi alrededor.





Por eso, yo prefiero el día de hoy. Me gusta pisarlo con fuerza, gozar su sol o estremecerme con su frío, y sentir como cada instante dice: "Presente".



Sé que es muy breve, que pronto pasará, que no voy a poder modificarlo luego, ni pasarlo en limpio, como tampoco puedo planificar demasiado el día de mañana ya que es un tiempo que todavía no existe.



Por eso Querido Dios, hoy te pido:



Hazme tan fuerte como pueda ser;



Para soportar la tormentas de la vida sin dudar que tú tienes el control.



Hazme tan humilde como pueda ser;



Para reconocer que aún mis mejores triunfos no serían posibles sin tu ayuda y que lo que soy, no depende de lo que tengo sino de lo que doy.



Hazme tan honesto como pueda ser;



Para reconocer mis equivocaciones, pedirte perdón y volver a empezar.



Hazme tan sabio como pueda ser;



Para entender que la mejor ciencia está en contemplar tus maravillas cada día.





Hazme tan parecido a ti como pueda ser;



De modo que al menos alguno de mis gestos, acciones o palabras, haga que en algún momento alguien piense en ti.





Hazme tan feliz como pueda ser;



Sabiendo que si te tengo a ti no necesito nada más para serlo.

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios