sábado, 20 de noviembre de 2010

Plegaria a las Siete Direcciones




Plegaria a las Siete Direcciones



Desde la casa Este de la LUZ


Que la Sabiduría se abra en aurora sobre nosotros

Para que veamos las cosas con claridad.





Desde la casa Norte de la NOCHE


Que la Sabiduría madure en nosotros

Para que conozcamos todo desde dentro.



Desde la casa Oeste de la TRANSFORMACIÓN


Que la Sabiduría se transforme en acción correcta

Para que hagamos lo que haya que hacerse.



Desde la Casa Sur del SOL ETERNO


Que la acción correcta nos dé la cosecha

Para que disfrutemos los frutos del ser planetario.



Desde la casa Superior del PARAÍSO


Donde se reúne la gente de las estrellas y los antepasados

Que sus bendiciones lleguen hasta ti y nosotros ahora.



Desde la casa Inferior de la TIERRA


Que el latido del corazón de cristal del planeta

Nos bendiga con sus armonías para que acabe la violencia.



Desde la Fuente Central de la GALAXIA




Que está en todas partes y en ti al mismo tiempo

Que todo se reconozca como Luz de Amor.



Ah Yum Hunab K'u. Evan Maya Eh Ma Ho ( Tibetano-Maya ).


"Sea con nosotros la armonía de la mente y de la naturaleza."





La Fuerza del Amor: Fuente desde donde todo emana



LA NECESIDAD DE VIVIR EL PROCESO DE SUTILIZACIÓN A TRAVÉS DE LA CONCIENCIA


IMPORTANCIA DE LA INTERIORIZACIÓN





Como ya os hemos explicado, las distintas dimensiones, los distintos planos, están todos inmersos unos en otros. Así es como actúan e interactúan las distintas fuerzas y energías en el Universo.



La Fuerza Mayor que todo lo penetra, es la fuerza expresada como AMOR. El Amor llega hasta los confines más apartados del Universo porque toda la Creación del Padre en sí es Amor. Todo lo creado es la expresión del Amor de Nuestro Padre. Cada galaxia, cada sol, cada planeta, cada ser vivo es expresión en distinta densidad, vibración y por lo tanto evolución, del mismo Amor, del AMOR-UNO que ES y que representa el Padre.



Es muy importante llegar a entender esta verdad porque a través de ella se entiende la perfección y la sabiduría de todo lo creado y, por lo tanto, de Su Creador. Así pues, para llegar al Padre no es preciso elevarse y elevarse hacia las vibraciones más altas que podamos encontrar. No hay que buscarle “arriba” o “lejos” porque ÉL está expresado y manifestado en TODO. Y lo más extraordinario y emocionante, es que nosotros mismos también somos una parte importante de Su Amorosa expresión. Por lo tanto, no hace falta irse lejos para encontrar a Nuestro Padre, ya que está presente en nosotros mismos. Y justamente el punto de contacto, la clave para llegar a sentir y a vivir esta Realidad es el Amor.



A través del Amor llegamos inmediatamente a las energías del Padre porque ÉL es Amor. El Amor es Su expresión más clara y más universal. Existe en todo, porque todo nació de ÉL a través de la fuerza del Amor. Así pues, vincularse a la poderosísima fuerza del Amor es vincularse directamente a “la Fuente”, al Padre.



En las etapas menos avanzadas de la evolución, los seres no son conscientes de la Perfección y del Amor del Padre. Esto ocurre porque la conciencia hacia los niveles superiores, o no existe o está todavía en plena etapa de desarrollo.



En la primera y segunda dimensiones no existe conciencia, ni siquiera de la propia existencia como ser. Los instintos dirigidos por inteligencias superiores actúan hasta que, en la tercera dimensión, se desarrollan los mecanismos básicos de comprensión del ser individual. La progresiva armonización y sutilización de los procesos mentales y emocionales es lo que permite, a partir de la tercera dimensión, que el ser humano comience a atisbar su verdadera naturaleza en unión a la del Padre. Pero para que eso comience a ocurrir, el ser deberá tener un mínimo de conciencia de su propia naturaleza cósmica. Esto ocurre cuando el ser ha sido purificado, al menos en parte, y por lo tanto, liberado de los aspectos más densos de su personalidad.



Cuando el ser se libera de los pesados lastres que su personalidad y el karma han manifestado en él, es cuando comienza a conseguir la elevación necesaria para “disipar las nieblas de la ilusión”.



Puede llegar así a una visión más global y, por lo tanto, más real de su verdadera naturaleza y del mundo que le rodea. Y es que son la liberación y la elevación que ella produce, las que permiten al ser empezar a reconocerse como parte de una Unidad Mayor. De esta manera comienza a entender que nada le es ajeno en la Creación, ya que todos somos UNO en el Amor y en la Energía del Padre.



Todo esto que hemos explicado y que es REALIDAD y es VERDAD puede parecerle fantasía a muchos seres que están viviendo esta etapa de cambios en el planeta. Reconocemos que aparentemente casi todo se ve como injusto en vuestro entorno, y no es precisamente el Amor ni la Perfección lo que se siente cuando se observa desde el nivel de conciencia convencional del hombre de superficie. Pero sabéis muy bien, que elevando tan sólo un poco vuestro nivel de percepción, entenderéis que detrás de toda aparente injusticia o dolor en las formas, existen la perfección y justicia ABSOLUTAS Y UNIVERSALES.



Juzgar las formas densas como si fueran “lo real”, es igual que opinar sobre un rompecabezas por una sola de sus piezas. No tendrá ningún parecido con la visión final de conjunto que aparecerá cuando esté completo, cuando constituya “un todo”. Esto es exactamente lo que le ocurre al ser humano de este planeta cuando se rige por lo que ve en las formas, en su pequeña y separada parcela tridimensional, sin tratar de elevarse más allá. Si fuera capaz de ampliar su conciencia, ésta se elevaría y se podrían entender los procesos de manera global, adquiriendo así una visión real de lo que le está ocurriendo a él y a su entorno.



Si observáis desde el punto de vista fugaz tridimensional todas las formas y estructuras que están cayendo tan violentamente, tal vez podréis decir que no encontráis Amor. Pero si entendéis desde la conciencia global que lo que está ocurriendo es un proceso desestructurador de viejos patrones y formas para poder construir otros mucho más sutiles y perfectos, podréis entender que esto sea algo natural, justo y necesario para que pueda llevarse a cabo el Plan de elevación, sutilización y por lo tanto, de evolución en el planeta y los seres que lo habitan. Para construir una casa nueva es preciso derribar todas las viejas estructuras y restos de casas, para poder edificar sobre bases firmes y seguras. No se puede construir una buena casa sobre estructuras caducas y podridas.



Además, ¿Qué significa una encarnación en un proceso cósmico? ¿qué significa un instante de sufrimiento para la personalidad, si a través de él, el alma progresa y entiende?



En verdad podemos deciros que todo es perfecto y que el Amor Cósmico de Nuestro Padre inunda el Universo en todas sus formas.



Lo que es necesario no es cambiar las cosas sino cambiar la “visión” de las cosas; es decir, el punto de vista, el nivel de conciencia desde el cual se observan. Podréis ver una aparente tragedia o injusticia, pero si vais más allá entenderéis que se trata de una armonización energética a través del karma, que el ser ha aceptado desde planos más sutiles para liberarse. Si el ser se libera habrá dado un paso importante en su camino de ascensión; y si no comprende, amorosamente, el proceso se repetirá hasta que el ser TOME CONCIENCIA. Todo está previsto hasta en los mínimos detalles para que los seres avancen por la senda de la verdad. Las oportunidades son infinitas y la ternura y la paciencia con las que las Entidades Superiores colaboran con los seres para que evolucionen son también innumerables. Conforme se va escalando en la evolución, los errores y el dolor van siendo reemplazados por la alegría y la sabiduría de la conciencia superior.



No tienen por qué cambiar las experiencias en sí, lo que cambia es el nivel desde donde se entienden y se viven.



Esto no significa que no haya de cambiarse lo que está mal, o no intervenir donde la injusticia o la mentira estén presentes. Todo lo contrario. Un ser autoconvocado ha de ser un colaborador audaz de la verdad y la justicia en todas sus formas de Servicio: desde la ternura más delicada hasta la fuerza o el poder en sus expresiones más firmes. El DISCERNIMIENTO avisará a los hermanos de la forma de comportamiento necesario en cada situación en particular. El discernimiento habrá de entenderse en base a la utilidad al Plan. Lo que es inútil al Plan de Evolución es útil, por lo tanto, a las fuerzas involutivas y no habrá que actuar por esta razón, en ese sentido. En cambio, todo lo que sea correcto y útil al Plan deberá tomarse como parte del Servicio, ya sea hacia el planeta, hacia los seres, situaciones o incluso hacia uno mismo, en vuestro caso actual.



LA UTILIDAD Y LA NECESIDAD AL PLAN SON MÁS IMPORTANTES, INCLUSO QUE LA BONDAD, LAS BUENAS INTENCIONES, O LOS GUSTOS DE LA PERSONALIDAD (me apetece, me conviene, me gusta, etc.). Todo esto queda totalmente descartado para el ser en



Servicio consciente. Sus preguntas ante una situación de duda al servir habrán de ser:



- ¿Es útil al Plan del Padre?

- ¿El mandato interno, es superior?

- ¿Es necesario, es correcto al Plan?

- ¿Puedo realizarlo, me corresponde hacerlo?



Y la respuesta habrá de venir desde la CONCIENCIA, a través del discernimiento, y nunca desde la personalidad. Entonces podréis estar seguros internamente para colaborar en el Servicio, ya sea a través de acciones internas o externas, según las necesidades.



Con esta fórmula de actuación, el ser autoconvocado puede caminar por la senda del Servicio con un mínimo de conciencia que le permita realizar correctamente las tareas asignadas. De esta manera, ya no son necesarios los grupos, gurús o entidades externas al ser, que en muchos casos acallan y confunden el VERDADERO MANDATO INTERNO. Este es único y personal y todos lo llevamos sellado en nuestro ser interno. Por lo tanto, sólo a nosotros mismos corresponde reconocerlo y recordarlo mediante las ayudas superiores. Todo ser autoconvocado lleva en su interior el recuerdo del propósito que ha venido a realizar al planeta y la forma de llevarlo a cabo. También lleva en sí mismo los mecanismos que le permitirán conectar con entidades, energías y fuerzas superiores que colaboran en conjunto con el Plan. Por lo tanto, los hermanos no habrán de angustiarse si en el plano tridimensional se sienten solos en la tarea.



Las nuevas energías ya no trabajan en grandes grupos sino en pequeños grupos de tres, de dos o de personas aisladas físicamente, pero que situadas estratégicamente a lo largo del planeta, colaboran activamente en la red etérica de Luz. Lo más frecuente ahora, lo sepan los seres o no, es el trabajo de triangulación con otros seres que se encuentran en su entorno energético. Esto puede ser conocido por la mente inferior o no, pero el trabajo se realiza igual.



Así pues, ante la angustia de la soledad, la incomprensión y el desamparo que sienten los seres autoconvocados que ven abrirse un abismo de conciencia entre ellos y su entorno tridimensional, sólo hemos de recodarles que la soledad, el desánimo o la angustia son sólo parte de la ilusión de los planos densos. Que se eleven entonces, hacia los planos superiores para encontrar la unión, la compañía, la comunión y el Amor que mueve a todos los seres que colaboramos conscientemente en el Plan del Padre. Es tan fácil como acallar la mente y dejar a un lado la personalidad. Aunque esto no se consiga plenamente, allí estará vuestro ser interno para haceros recordar quiénes sois, las ayudas que tenéis, cuál es vuestra verdadera naturaleza y cuál es la Realidad que aparecerá ante vosotros espontáneamente cuando os elevéis por sobre la ilusión de las formas tridimensionales. Así pues, es necesaria la INTERIORIZACIÓN, que producirá la elevación y la conexión con la REALIDAD UNA en sus diferentes planos de manifestación.



No se puede luchar contra lo denso desde la densidad porque en la segunda y tercera dimensión las fuerzas involutivas tienen su principal campo de acción y son muy fuertes.



Para vencer la ilusión y la ignorancia ES PRECISO ELEVARSE, INTERIORIZARSE, que es lo mismo. En vuestro interior se encuentra la conexión, la puerta que abre paso a los mundos y dimensiones superiores al nuestro. Esto es válido en todos los niveles de evolución y se consigue en vuestro punto evolutivo particular dejando atrás lo que NO SOY YO. Esto significa la personalidad, es decir, la vanidad, la soberbia, el egoísmo, la separatividad, la mente con sus enredos, los miedos, la pereza, la hipnosis colectiva, el peso de la materia, etc. Cuando esto se deja a un lado, aunque sea en parte, se abre paso a vuestra verdadera naturaleza que es Amor, es Paz y es Luz.



En estos tiempos donde los seres deberéis actuar en circunstancias difíciles, es preciso que entendáis la necesidad de caminar por vosotros mismos, con vuestras propias conexiones y la propia conciencia conectada al Plan. Si estáis acompañados tridimensionalmente, está bien; pero si no es así, recordad que la compañía superior vela por vosotros hasta en los más mínimos detalles, con ternura infinita y sin interferir con vuestra propia voluntad. ¡Si supierais todas las ayudas que tenéis! Sentidlo, conectad y sabréis que es cierto. Es hora de servir y el Servicio os hará fuertes, libres y puros. Tomad conciencia de esto.





Paz y Amor.

Wythaikon

03/12/1995







Extracto del MANUAL DEL CAMINANTE ETERNO

Comandante Wythaikon – Taikuma – Asthar – Consejo de Ancianos de Erks

Confirmación para el alma del sendero directo hacia su retorno al Origen Uno y Universal.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios