domingo, 12 de diciembre de 2010

LAS AGUAS DE YEMAYÁ.....VIVI CERVERA


Hace un par de días me desperté repentinamente a las 3 de la madrugada y una visión que para mí es extraña llegó:

El mar y su diosa Yemayá.

De inmediato una voz…

“Escribe para Yemayá por las aguas y las lluvias de Sudamérica, hazlo pronto”.

No me sorprendí ni me asusté porque estoy acostumbrada a este tipo de cosas en mi vida y porque además llevo algunos días limpiando en mí a los países afectados por las inundaciones. Tampoco sé con exactitud de dónde vino la voz pero sin duda alguna proviene de un espacio sagrado. Y como imaginarás, la voz no me dejó en paz hasta que me senté a escribir y como yo no discuto con la voz, yo sólo me dejo llevar por ella, aquí está lo que inspiró en mí. Aparte de todo no puedo hacer a un lado mi fascinación por las mitologías y su conexión con nuestra conciencia, así que escribir este artículo se convierte para mí en una experiencia divina por el solo hecho de rendirle un tributo a Yemayá.

Yemayá es una divinidad (Orisha) africana protectora de los seres que se encuentran en dificultades o en peligro por lluvias, tormentas, inundaciones o cualquier otra situación en la cual haya exceso de agua. Ella (en la religión católica la Virgen de Regla) también representa al útero en todas las especies, así como la fertilidad o la maternidad y por esto mismo cuida de tu vientre que es donde simbólicamente se encuentra tu amado planeta.

El Universo es algo tan asombroso que se hace extraño o difícil de entender que una gota de agua contenga las aguas de la vida y las aguas del planeta a lo largo del espacio/tiempo. Espiritual y cuánticamente hablando, la composición de una sola gota de agua puede limpiar el agua de todo tu cuerpo y cada gota de agua en tu cuerpo puede limpiar a todas las especies y a los tres reinos de la naturaleza. Una gota de agua contiene a la vida misma, al cosmos, a la conciencia colectiva y a la divinidad en ti.

¡Cuánto poder tienes!

Es por ello que si al despertarte en la mañana tomas un vaso de cristal del tamaño que elijas, lo llenas con agua de la llave en el porcentaje que consideres prudente y después le dices las palabras sanadoras (Lo siento, perdóname, te amo y gracias), estás limpiando el agua de la Tierra y sobre todo estás limpiando en ti, las memorias o recuerdos que hacen que la lluvia, los ríos y los mares se desborden creando catástrofes en algunas naciones. Después coloca el vaso con agua en el área de tu casa que mejor te parezca y vacíalo por la noche dándole las gracias. Llénalo de nuevo para que limpie tus memorias en el transcurso de la noche y haz esto mismo todos los días hasta cuando lo consideres necesario. Puedes hacer esto siempre y ten en cuenta que no hay reglas establecidas, escucha a tu corazón, no discutas con la voz divina que siempre te habla y a partir de eso crea tus propias reglas, ellas siempre tendrán un gran valor en tu propio universo, al que me siento feliz de pertenecer.

También puedes tomar tu vaso de agua y decirle: “Te amo agua”* o bien: “Agua, limpia en mí lo que está contribuyendo con____________. (En la línea agregas tu necesidad o problema). Después deja marchar, deja que se vaya el motivo de tu aflicción. En poco tiempo notarás las diferencias en ti. No estoy hablando de las demás personas, estoy hablando de ti. Notarás las diferencias en tu sentir. Esta conexión con el agua puedes tenerla para todas las situaciones difíciles de tu vida, para tu salud, para tu abundancia, para lo que desees limpiar en ti, porque el mundo con su devastación y su gracia sempiterna, con su apariencia finita y a la vez perpetua, vive en ti.

La explicación que te acabo de dar es el origen del slogan de este blog: “Una experiencia holográfica perfecta”; porque una gota de agua es un holograma de toda el agua existente, tal como tú eres una representación o un holograma de toda la Creación, de todo lo concebido en el Universo. Así que en una pequeña porción de agua que se extraiga de tu cuerpo puede encontrarse el sentido de la existencia humana, así como su historia, su inicio, su fin y su ahora.

Entonces ahí en algún lugar tuyo, también está Yemayá la diosa de las aguas, quien en este momento toma la forma que tú reconoces como tu propia divinidad y te inspira para que guíes con las 4 palabras sanadoras a las aguas de tu país hasta aquellos sitios que en verdad la necesitan, que también están en la inmensidad de tu Ser y que ahora puedes saciar.

Respeto profundamente la herencia ancestral de todos los pueblos, respeto a las diferentes etnias con sus tradiciones y a las creencias religiosas de las naciones, respeto la cultura y los mitos de cada ser humano. Todos estos aspectos bajo diferentes nombres o arquetipos se funden en un solo corazón para darnos identidad, para orientarnos, para unirnos como especie, como raza, como seres humanos. Aquí no importa si jamás has considerado que Yemayá es tu madre o si no la conocías; simplemente porque ella en tu mente pudo ser la Virgen María (quien a su vez toma diferentes aspectos o nombres), la Virgen de Regla, Deméter, Kwan Yin o Isis. Lo único que aquí cuenta es que reconozcas tu propia divinidad en cualquiera de las formas que toma un Dios, un Orisha o un Santo y que actúes a partir de ello. Como sea Yemayá está aquí contigo.

LAS AGUAS

LA MEDICINA DEL ALMA



1- Eres una extensión física de algo no físico. Eres realmente invisible en más de un 99%.



El Universo, La Fuente, La existencia, El Todo o lo que se suele llamar Dios, también se renueva a través de ti.





Tú eres parte de la vanguardia del impulso creativo. Estás aquí buscando más de lo que llamamos sentirse bien, más de eso que es fresco, glorioso y elevador, lo que trae el cielo a la tierra.





2- Estas aquí, en este cuerpo, porque escogiste estarlo. Escogiste la oportunidad de vivir este delicioso mundo de contrastes en el tiempo y espacio.



Con gran anticipación viniste a co-crear con otras almas, buscando la alegría para afinar tus capacidades de creación consciente. (El qué, el cuándo, el dónde y con quién, también los escoges tú.)





3- La base de tu vida es la libertad y el propósito la alegría. Estás aquí para descubrir nuevas avenidas para tu alegría.




En tu alegría evolucionarás y harás tu contribución a la vida. También puedes escoger el dolor y el sufrimiento, pero lo que escojas siempre será porque crees que, de alguna manera, te ayudará a sentirte mejor.



4- Eres un creador, estás creando en cada instante y con cada pensamiento. Tú manifiestas y haces visible la esencia de a lo que le prestas tu atención, sea eso algo que tú quieres o que no quieres.





Muchas creaciones son poco conscientes, pero puedes notar a través de cómo te sientes, si estás creando algo que deseas o que no deseas.





¿Tú dónde tienes enfocada tu atención?





5- Cualquier cosa que te puedes imaginar es tuya para ser, hacer o tener.



Cuando te preguntas qué quieres y por qué lo quieres, la esencia de tu deseo se activa y la vida comienza a traértelo.





Cuanto más intensos son tus sentimientos positivos más rápido se manifiestan. El tamaño o la cantidad no tienen importancia.



6- En la medida que escoges tus pensamientos, tus emociones te van guiando.



Tu alma cariñosa siempre te ofrece una guía a través de tus emociones.





Cuando te enfocas en un pensamiento deseado o en un pensamiento no deseado puedes sentir una emoción, que puede ser deseada o no deseada,

y has cambiado algo en tu proceso creativo.





7- El Universo te adora ya que conoce tus intenciones más amplias y profundas.



Tú has escogido venir a la tierra con grandes intenciones y el universo te guía constantemente en tu camino.





Cuando te sientes bien, estás en ese momento permitiendo más de lo que habías manifestado como intención, desde una perspectiva más amplia.





Eres un alma encarnada, un ser espiritual.



8- Relájate hacia tu bienestar natural. Todo está bien. (Sí ¡realmente lo está!)



La esencia de todo lo que tú aprecias y valoras está constantemente fluyendo a tu realidad.





En la medida que encuentras más cosas para valorar, tu estado de aprecio abre más avenidas para que puedas apreciar aún más.





Como piensas y sientes, así vibras. Como vibras, manifiestas.



9-Tú eres un creador de caminos de pensamiento o de atención creativa, en tu camino único hacia la alegría.



Nadie puede controlar o limitar dónde pones tu atención creativa (pensamiento).



No hay límites en tu aventura espiritual hacia la experiencia. En el camino descubrirás todo lo que deseas ser, hacer y tener.





En la medida que eso mismo se lo facilitas a otros, a ti también te toca.





10- La acción de tomar y las posesiones que intercambias son resultados de tu enfoque en la alegría.



En tu camino consciente de alegría y felicidad, tus acciones serán inspiradas, tus recursos abundantes y sabrás por cómo te sientes, que estás cumpliendo con tu razón de ser.





Muchos tienen esto pero al revés, y no viven ni sus acciones ni sus posesiones con alegría.



11- Tú puedes dejar tu cuerpo sin dolor o enfermedad. No necesitas crear una enfermedad como excusa para dejar el cuerpo.





Estar saludable es tu estado natural, ya sea llegando, quedándote o a la hora de dejarlo.





También eres libre para crear dificultades.



12- Tú nunca mueres, eres vida infinita. ¡Compártela!






Puedes relajarte y, en un estado de gracia, permitir la transición de vuelta a un estado no físico de pura energía positiva.





Tu realidad es algo para siempre. Disfruta con este conocimiento que alimenta tu fe.





Vivir no es algo en lo que uno se equivoca, y esto no acaba nunca.





ERIC ROLF – La Medicina del Alma.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios