miércoles, 26 de enero de 2011

LOS PLANETAS RETROGRADOS (HOY TENEMOS A SATURNO RETROGRADO)


Los planetas funcionan como energías magnéticas, irradiando o absorbiendo energía según sea su polaridad. A través del estudio de los mismos, y de sus tránsitos, podemos ayudar a observar las distintas formas en que cada ser humano puede aprovechar estas energías.


Los planetas retrógrados no funcionan de la misma forma, y si pretendemos entenderlos como si fueran directos, poco podemos hacer para ayudar a nuestros consultantes.



Los planetas retrógrados funcionan energéticamente en tres fases que son:

-Vivir el futuro.

-Tener la sensación de haberlo vivido.

-Repetir el pasado.

Las dos primeras fases suceden demasiado internamente como para que puedan ser registradas por el astrólogo, la tercera fase es la que más fácil puede advertirse, y a partir de ella, trabajar con el consultante.

Los planetas retrógrados no sólo llevan al individuo al pasado más próximo por medio de las repeticiones, sino que también lo llevan a tiempos y experiencias de vidas pasadas.

Es como si existieran tiempos paralelos en la persona, y viviera experiencias diferentes.

Mientras las energías directas las va a vivir en el presente, las retrógradas coexistirán con las mismas pero desde tiempos pasados.

Un planeta retrógrado toma la energía del signo en el que se halla, y dirige esta energía hacia el pasado, reviviendo las experiencias ya vividas en otras encarnaciones por no haber sido satisfactorias o porque no fueron terminadas, y la casa en la que se halla dicha energía, será el área de experimentación de la misma.

Los planetas retrógrados nos muestran también la necesidad de conexión que tiene el individuo con el mundo espiritual.

La mayoría de los individuos poseen al menos un planeta retrógrado, pero podemos encontrar mayor cantidad, hasta ocho, y a mayor cantidad de retrógrados, mayor necesidad de conectarse con lo espiritual tiene el individuo, y mayor será su desubicación temporal.



Mercurio Retrógrado

Mercurio retrógrado representa la mente conciente del individuo captando las ideas desde épocas pasadas.

Generalmente el individuo, no se da cuenta de ello, pero observa que los demás no lo interpretan, esto sucede porque no sabe trasmitir todo lo que sabe de manera comprensible para los otros.

Le presta más atención a la forma que a la profundidad del conocimiento.

En general se sentirá incomprendido, por lo que intentará de todas formas de entrar en contacto con los demás.

Su proceso retrógrado le permite tener una buena concentración, lo que lo hace un buen estudiante.

En el área de la sexualidad dificulta la comunicación con el sexo opuesto.

Sus mayores problemas se pondrán de manifiesto en los vínculos, ya que el permanente ir hacia el pasado, hace que relacione los vínculos presentes con los viejos, y esto interferirá en sus relaciones normales.

El consejo será que centre su atención en la realidad, en el presente.



Venus Retrógrado

Venus representa los afectos, el amor, y por ello va a representar la repetición de amores del pasado, es decir que siente permanentemente el dolor del recuerdo de las frustraciones afectivas del pasado.

Tiene la tendencia a repetir historias afectivas en las que se verá engañado o herido, ya que al buscar, por miedo, no repetir el dolor de otras historias, caerá en las mismas, y muchas veces dejará al ser amado sin darse cuenta que lo ama profundamente, y lo hará para evitar ser dejado por el otro, y luego sufrirá en silencio por la pérdida.

Vivirá cada historia como si fuera la vieja, y por ello le será muy difícil vivir su presente afectivo.

Sospechará de todo aquel que dice que lo ama. Tenderá a quedarse solo con sus afectos ideales, y tendrá una tendencia hacia lo homosexual, aunque es difícil que lo practique y asuma.

(Cabe aclarar que el ser humano nace bisexual y va definiendo su sexualidad durante su infancia y preadolescencia, tal cual está explicado en la teoría freudiana, y estamos hablando, en este caso particular, de una tendencia producto de la represión afectiva hacia el otro sexo, y no de una afirmación de dicha homosexualidad.)

El consejo para estos individuos es profundizar en sus frustraciones afectivas, observar que necesita limpiar su pasado para poder relacionarse en el presente.



Marte Retrógrado

Marte representa la energía masculina sexual, la fuerza de voluntad, la acción.

En la posición retrógrada, las acciones cotidianas son una recreación del pasado, el individuo intentará reproducir en esta vida los vínculos y las acciones que le resultaron satisfactorias en anteriores encarnaciones, y por ello, intentará asignarle a las personas con las que se interrelacione, figuras o personajes ya inexistentes.

Todo esto hará que intente inducir a aquellos que lo rodean, para que actúen como si fueran aquellos otros que pretende traer del pasado.

Su centro energético se desplaza hacia el pasado, al lugar donde su fuerza fue más potente, y reacciona hoy, como si fuera la respuesta a las acciones generadas en aquel ayer.

Generalmente existen rencores ( por rabia, venganza, etc.) que vienen del pasado, que pesan mucho en esta encarnación.

Su sexualidad va a ser dificultosa porque reaccionará ante los estímulos sexuales, tomando como parámetros costumbres o reacciones anticuadas.

Podemos aconsejar a quien tiene esta configuración, para que esté atento, para que sus reacciones sean pensadas, que haga un trabajo de observación para que las reacciones sean acordes con los sucesos que las originan.



Júpiter Retrógrado

Júpiter representa el orden interior, y en la posición de retrogradación, vamos a encontrarnos con individuos que viven pendientes de una ética, moral, y costumbres que, para el resto de la sociedad, estarán "fuera de época".

El individuo con esta posición desarrollará un sistema de valores propio que estará rezagado en el tiempo.

Respetará firmemente principios espirituales y religiosos, y su mayor problemática será la de juzgar a los demás con leyes que los otros no comprenderán, y las reglas que impondrá en su entorno serán de difícil aplicación.

Buscará la libertad, pero para ello deberá evitar su dualidad interna pasado-presente.

Observar el mundo real, las reglas socioculturales del presente, adecuarse a las mismas sin perder las propias, y fundamentalmente no intentar convencer a nadie de ellas, será el mejor consejo para esta posición planetaria.



Saturno Retrógrado

Saturno, por su estructura, por su sentido del tiempo, hace que la retrogradación nos indique continuidad kármica.

El individuo mostrará prudencia, seriedad, constancia, y ello tiene que ver con la necesidad de completar aquello que quedó pendiente en vidas anteriores.

En esta posición encontramos al maestro, a aquel que va a ayudar a los menos entendidos a superar aquellos obstáculos que él ya trascendió.

El proceso de encontrar el camino es lento pero seguro, y Saturno es el planeta que más cómodo se siente en retrogradación.

El consejo será el aconsejar al individuo a que investigue en su propio mundo interior, ya que allí va encontrar el camino de su propia sabiduría.



Urano Retrógrado

La retrogradación de Urano nos muestra la rebeldía contra todo aquello que sea ataduras. Nos muestra a los pioneros del futuro.

Da una gran variabilidad interna y esto lo lleva a tomar decisiones incomprensibles por lo opuestas.

Su intuición es muy fuerte ya que está permanentemente apoyada por los recuerdos del pasado.

Debemos ayudarlo a comprender que ser diferente, original, es realmente el camino que lo lleva a la libertad.



Neptuno Retrógrado

Neptuno en retrogradación muestra la necesidad de separar la realidad de sus ideas con lo aparente de sus fantasías insatisfechas.

En esta posición se vive un mundo de sueños, de viejos sueños que no se condicen con la realidad de hoy.

El brillo, la apariencia, pueden cegar al individuo, y la sensación del éxito marearlo, ya que son parte de sus viejas fantasías.

Ayudarlo a aprovechar su imaginación para crear un mundo mejor, puede ser el mejor de los consejos.



Plutón Retrógrado

Plutón retrógrado representa la lucha de la humanidad como una lucha personal.

El individuo siente el impacto de la conciencia universal, e intenta observar al mundo pensando que la humanidad debe transformarse pero va a apoyarse en esta observación en ideales pasados de época, y esto lo llevará a conectarse profundamente con lo espiritual, y su sensación será la de "estar en el mundo sin sentirse parte del mismo".

El consejo a dar será que el individuo use su potencia transformadora interna como motor para su auto transformación.



Alberto Soler
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios