domingo, 6 de febrero de 2011

CANTO A LA TERRA ANDREA BOCELLI

La Obra Negra, La Obra Blanca y La Obra Roja


La Obra Negra, La Obra Blanca y La Obra Roja, es una antigua iniciación por la que se pasa por tres etapas distintas, en cada una de ellas hay unos "cambios" para finalizar con el regalo de la "totalidad". Sus orígenes una antigua tierra mágica que explica el origen de la humanidad, la civilización de la Hiperbórea legendaria.

Hiperbórea estaba situada más allá del océano boreal y aislada del mundo, según una versión del mito, por una muralla de constitución vítrea. En otras versiones la muralla mágica era de piedra, al estilo de las construcciones ciclópeas del mundo antiguo. Gracias a esta separación, la pureza racial no estaba amenazada y podían vivir en armonía. Cuando los dioses hiperbóreos hubieron de partir para retornar más allá de las estrellas, antes de marchar dejaron en la tierra un legado especialmente sagrado: el Gral o Grial.



Las tres etapas ya eran conocidas en la antigua india, probablemente traída por la gente que venia del "norte". En los textos Puranicos encontramos la antigua leyenda del Varaha, explicando las tres formas de Parvati:
Así, según la alquimia, el hombre iniciado en esta vía, experimentaría en la iniciación el proceso de la obra (alquímica) al negro o “nigredo”, la obra al blanco o “albedo” y finalmente, la obra al rojo o “rubedo”, esto es, la conversión, mediante la necesaria iniciación, del hombre vulgar en el hombre espiritual, gracias al proceso alquímico de:


Brahma miró entonces decididamente a Siva quien mentalmente llamó a Vishnu para que acudiera a reunirse con ellos. Las tres deidades se miraron unas a otras, y de sus tres refulgentes miradas tomó forma una virgen de celestial encanto, de tez cerúlea, como los pétalos de un loto azul y adornada con gemas, y que tímidamente se inclinó ante Brahma, Vishnu y Siva. Al preguntarse ellos quién era y por qué estaba adornada con los tres colores, negro, blanco y rojo, respondió: "De vuestra mirada he sido creada; ¿es que no conocéis vuestros propios poderes omnipotentes?" Entonces, Brahma, ensalzándola dijo: "Tú serás llamada la diosa de los tres tiempos (pasado, presente y futuro), preservadora del universo y bajo muchas otras apelaciones serás adorada, pues serás la causa que satisfará los deseos de tus devotos. Más ¡oh diosa!, divídete en tres formas según los colores por los que se te ha distinguido". La diosa, tal como Brahma le había pedido, se dividió a sí misma en tres partes: una negra, una blanca y una roja. La negra fue Parvati, dotada de muchas cualidades y la energía de Siva; la blanca fue Sarasvati, la de la encantadora y agraciada figura, cooperadora con Brahma en la creación: la roja fue Lakshmi, el amor de Vishnu, que con él preserva el universo.





ॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ
☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐ


El/Ella advierte de forma vívida el triste estado en el que se encuentra el "homo sapiens"; una criatura de Origen Celeste reducida a poco más que un autómata sonámbulo, una especie de "marioneta".


La nigredo o negro (descomposición),




(Primera Iniciación)





Siente que ya no hay nada de los mundos inferiores (donde habitamos) que le atraiga, que le haga palpitar…No se siente de este mundo y ya no se alimenta de él.
Esta fase se caracteriza por una reacción de rechazo, análisis, desilusión...




La albedo o blanco, (purificación)



(Segunda Iniciación)


Se exaltan fácilmente las emociones. La persona trata de aumentar la autorreflexión y su estado de atención. No obstante su sexualidad es siempre contradictoria al desarrollo de una forma superior del amor (esto no significa que deberá evitar el sexo). 
El/Ella es purificado por el “fuego” y el “agua” de las emociones.
Durante el desarrollo de las cualidades superiores del corazón el siempre hará una elección mejor entre “la luz y la oscuridad” y formará su carácter y las cualidades de su consciencia.
Se disuelven miedos, traumas y bloqueos y fluirá la energía en su totalidad dentro de los chakras con toda su fuerza.


y


(Tercera Iniciación, se alcanza el "Cuerpo Diamante")



La rubedo o rojo, (la Resurección o la Materia Incorruptible).

Es el logro de la "Totalidad", es decir, el encuentro y acogimiento mútuo entre el YO de nuestro ser Consciente y el YO de nuestro SER Total.

Es una tarea que puede conducir a la duda, pues nos vemos obligados a encontrar fórmulas y expresiones que tiene lugar en la "Esencia de la Síntesis" y no en el nivel del pensamiento y del lenguaje humanos, esto es, no en la esfera de la conciencia diferenciadora...

El camino no conduce en línea recta hacia adelante; se trata más bien de una "circumambulatio" y de un acercamiento al centro.

No avanzamos dejando atrás una parte, sino cumpliendo con nuestra misión, esto es, como "seres humanos entre los opuestos".

Este camino, si lo tuvieramos que representar gráficamente, sería una espiral.



ॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼
ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐ





Etienne Perrot, nos advierte lo siguiente:
"Ninguna descripción psicológica, científica en el actual sentido de la palabra, logrará jamás agotar las riquezas del tesoro alquímico. Su misión es únicamente conducir al hombre hacia sí mismo, permitirle adherirse al universo de símbolos en el silencio donde se producen las bodas transformadoras del ser y de estas energías misteriosas, terribles y benéficas a la vez, que Jung designó con el nombre de arquetipos".

ॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼
ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐ

ADVERTENCIA





En una persona sana y consciente las tres "Obras" le llevarán a un armonioso equilibrio.

El estado de armonía suprema corresponde al nivel Rubedo, porque cuando todo fluye armoniosamente en cada uno y el flujo energético no es obstaculizado ni bloqueado, fluirá entonces la energía vital más intensamente a través de tí y serás capaz de desarrollar completamente tus fuerzas de la consciencia despierta. Una persona saludable también necesitará partes de Nigredo, porque estas afectan la condensación y la cristalización, como por ejemplo durante la formación de los huesos y las partes sólidas de los tejidos.


Pero sin embargo, si esta cualidad de la energía es muy dominante, entonces el hombre “cae” con la totalidad de su ser dentro del nivel vibracional más bajo, el Nigredo –se “petrifica” y “esclerotiza” en cuerpo, espíritu y alma–.

Por otra parte, si domina el principio disolvente de Albedo, la persona sufrirá de enfermedades inflamatorias y febriles y se perderá en sus emociones.

Pero la armonía de Rubedo es alcanzada por medio del desarrollo interno y la introspección. Solamente a través del proceso de “maduración” interna somos capaces de manejarnos con las influencias diarias de manera flexible, sin desviarnos del curso o perder la armonía energética.





ॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼
ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐॐ☼ॐ





Si quieres alcanzar la "Gran Obra" en el proceso de tu ciclo vital, tal vez te resulte dificil comprender que debes atravesar por este largo y muchas veces penosas "iniciaciones" ó "etapas".

Pero este camino te llevará a la Unidad con la Totalidad, alcanzando la PAZ, despues de haber vivido en el Gran Caos de tu Mente Inconsciente; .....porque llegar a ELLA es alcanzar la máxima plenitud del SER, del ESPIRITU y de la CONCIENCIA DIVINA. Y se manifiesta en tí, el Gran Legado Sagrado: El GRIAL.

TäRA
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios