martes, 22 de febrero de 2011

¿Por qué amar a los animales?



¿Por qué amar a los animales?


Porque lo dan todo, sin pedir nada. Porque ante el poder del hombre, que cuenta con armas…son indefensos.



Porque son eternos niños, porque no saben de odios… ni guerras.


Porque no conocen el dinero y se conforman sólo con un techo donde guarecerse del frío.



Porque se dan a entender sin palabras, porque su mirada es pura como su alma.


Porque no saben de envidia ni rencores, porque el perdón es algo natural en ellos.



Porque saben amar con lealtad y fidelidad. Porque dan vida sin ir a una lujosa clínica.


Porque no compran amor, simplemente lo esperan y porque son nuestros compañeros, eternos amigos

que nunca traicionan.



Y porque están vivos. ¡Por esto y mil cosas más…merecen nuestro amor!


Si aprendemos a amarlos como merecen estaremos más cerca de Dios.


Madre Teresa de Calcuta

(Dedicado a mi querido gatito "Simón", lo queremos mucho y es el alma de nuestro hogar. Gracias Simón por haber elegido acompañarnos en esta vida ¡¡¡¡¡)

CANTO DE GRATITUD



CANTO DE GRATITUD




En un lento amanecer en el que mi corazón estaba triste y entre mis somnolencias oraba, rogué con plegarias cargadas de quejas y reproches. Entonces los cielos abrieron para mí sus puertas y dije:



Por favor líbrame de estas actitudes que me hacen daño, y me respondieron: Te dimos la capacidad de cambiar; de ti depende usarla.



Pedí paciencia, y me respondieron: Es a través de las dificultades que la construyes.



Pedí felicidad, me respondieron: Te dimos las bendiciones; de ti depende valorarlas y disfrutarlas.



Pedí que me evitaran tanto dolor y sufrimiento, y me respondieron: En tus propias manos está la posibilidad de apretar o de soltar. El dolor te induce a mirar no con los ojos de tu mente y tus apegos, sino con los del alma que sabe nada debes hacer para merecer lo que tienes.



Pedí que me ayudaran a crecer, y me respondieron: Tú mismo podrás decidir día a día si creces. La vida misma podará tus ramas para que tus frutos sean dulces y abundantes.



Pedí tener la posibilidad de disfrutar lo que yo quisiera, y me respondieron: Ama y agradece lo que tienes y así abrirás tu corazón a encontrar lo que tú quieres.





Pedí que me ayudaran a amar a los demás como a mí me aman, y me respondieron: No esperes que las personas sean como tú quieres, mejor reconoce en ellas a tu propio espejo.




Te invito a que tu día sea un canto de gratitud y de alegría a que disfrutes los presentes que Dios ha enviado para ti.
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios