domingo, 20 de marzo de 2011

Deva


Como muchos de nosotros, yo fui una niña muy sensitiva e imaginativa, vivía en un mundo multidimensional. Ese mundo estaba lleno de otros seres y conciencias, y me di cuenta de que los diferentes niveles del "ser" existían al mismo tiempo que el que yo podía ver con mis ojos y tocar con mis manos.

Conforme crecí mostré un interes creciente por la justicia social y natural, guiandome a trabajar con los mas pequeños, los niños pobres, maltratados y desarraigados de nuestra sociedad. Me convertí en una "Madre Protectora" que intentaba luchar desesperadamente contra las injusticias y enfermedades del mundo, a través de la acción enfocada en mis niños.

Pero al convertirme yo misma en madre, comencé a volverme hacia dentro, fue mi instinto natural el que me guió al silencio y la contemplación de ese cosmos invisible que nos acompaña día a día y me convirtió en una "mística". No deje del todo de luchar por las injusticias sociales pero deje de obsesionarme.

Mi "comprensión de la realidad" se potenció con la lectura de filosofía esoterica y espiritual que enseña que es el mundo interno, el "verdaderamente real" y cómo manejar la energía que nos rodea. Es esa energía la que sustenta la forma y las acciones que vemos a nuestro alrededor y así aprendí que a través del trabajo, disciplinado, constante y diario, es posible influir en el mundo visible externo de una forma mas eficaz, sanadora, amorosa y sutil. Allí no existe el desafio del ego terrenal.

Los sentimientos, actitudes, pensamientos e inspiraciones de una personan afectan al mundo tanto como las acciones físicas. Toda la materia es energía y puede influir directamente por los sentimientos o pensamientos.
Todo esto es crucial para el mistico o trabajador interno, que está interesado en el mundo que lo rodea, pues significa que puede trabajar(en silencio), para transformar este mundo a través de las "buenas vibraciones" e invocando al amor y a la sanación, canalizando e irradiando.




Cuando la gente me preguntaba de niña que quería ser, no tenía respuesta para darles, porque yo era lo que quería ser; es decir, sólo quería realmente ser capaz de decidir cada día quien soy y que hago aquí (recordar). Miraba al cielo y me fascinaba su color azul, me inspiraba ese tejado gigantesco y maravilloso y me sentía feliz, tranquila y segura porque era el reflejo de mi templo interior y sólo eso me importaba. Y cuando crecí un poquito más seguia inspirandome en el Cielo Azul y si recuerdo que quería estar siempre en él, volando entre las nubes, estar en todas partes y en ningún sitio. Fundirme con El totalmente. Hacerme UNO en el TODO.



Vivimos tiempos de cambio. Nuestra cultura y nuestra tecnología están en constante transformación, y nosotros también. El proceso no es fácil y podemos vernos tentados a abandonarlo. Pero si lo hacemos, pagaremos muy cara la pérdida de autoestima y profunda sensación de desamparo espiritual, quizás inconsciente, pero fermentada, por cierto, por debajo de la superficie, para generar con frecuencia sentimientos de inferioridad que serán entonces compensados a traves del ensobercimiento de la personalidad del ego y, en ocasiones, a través del orgullo espiritual. Necesitamos prepararnos a nosotros mismos y necesitamos preparar a los demás. Debemos volver a ser dueños de nuestro esfuerzo espiritual y la necesitamos si queremos actuar con honestidad. Además la Ciencia se está poniendo al servicio de la humanidad y el conocimiento de las verdades empiezan a discurrir a traves del inconsciente humano.



Muchos de nosotros estamos aquí corriendo a veces "peligro" porque por encima de todo superponemos la compasión y la espiritualidad llevando "los cielos a la tierra" sustentando la esencia dévica con todo su potencial arquetípico y divino. Las tradiciones ocultas nos han enseñado a través de los siglos la existencia de una corriente de vida paralela de baja manifestación, pero al fin y al cabo, sólo es energía ondulatoria que se distinguen por tener un diferente aspecto, conciencia y forma. Hay todo un mundo paralelo de tales seres y es conveniente que tengamos una buena relación con esa otra dimensión y saber cual es el lugar que cada uno debe ocupar.....



"Nosotros no vemos las cosas como las ves tú, en sus sólidas y externas materializaciones, sino más bien en su estado interno dador de vida. Nos ocupamos de lo que está más allá de lo que ves o sientes, pero que está interconectado como las diferentes octavas de la misma melodía. Lo que vemos son distintas formas de vida."

TäRA

Buenos dias


POR QUÉ NO PREGUNTAMOS?


En la vida nos sucede con frecuencia, que por lo general nos la pasamos buscando respuestas para nuestras preguntas, pero nos cuesta demasiado cuestionarnos y formularnos preguntas para ubicar en ellas nuestros pensamientos, sentimientos y acciones que surgen como parte de nuestras respuestas, por eso muchas veces no sabemos qué hacer con lo que se nos da, con lo que tenemos o con lo que nos queda...
Las preguntas son como llaves que abren muchas de nuestras puertas, esas que a veces cerramos u otras que el tiempo o las circunstancias cierran, para guardar tras ellas, heridas, páginas escritas, rosas con espinas, sentimientos escondidos, velas encendidas, miedos definidos, barreras construidas, vasijas vacías y otras que aunque llenamos, tienen sus propias grietas… Nadie más que nosotros mismos, sabemos lo que nos duele o enoja, pero no lo expresamos porque la pregunta no ha brotado; simplemente lo que hacemos o decimos, es respuesta a eso que sentimos y tapamos; muchos nos juzgan sin cuestionarnos, qué es lo que nos afecta tanto?…
Y en el día a día en el que escribimos nuestra historia, quizás pudimos equivocarnos, plasmamos nombres que nos marcan, sentimientos que tachamos, ahí es cuando queremos arrancar esa página y esconderla, para que nadie pueda jamás leerla; tal vez algunos notan nuestro cambio, pero ninguno se atreve a preguntarnos, en qué momento de nuestra vida, las cosas nos cambiaron?...
Ahí en nuestro interior, sin avisarnos, puede nacer una flor, al principio parece una más de las que hay en el jardín, pero el tiempo nos avisa que esta rosa es distinta, y cuando es descubierta por la persona que más se acerca y quizás la sembró ahí, quiere protegerse y saca sus espinas… Entonces, hace falta preguntarnos, qué sentimientos oculta esa rosa? A qué le teme tanto?...
Hay pasos que no damos, sobre todo cuando se trata de acercarnos a personas que viven muy cercanas o que al andar nos encontramos, algunos son indiferentes, otras veces se buscan culpables, puede ser que nos desviemos o prefiramos callarlo; pero casi nunca surge la pregunta, cuáles son las barreras que nos están separando? En nosotros mismos están esas respuestas, pero las evitamos…
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios