jueves, 26 de mayo de 2011

TÚ TIENES EL PODER PARA SALVAR VIDAS



TÚ TIENES EL PODER PARA SALVAR VIDAS




Tú tienes el poder de salvar vidas. Sé un donador de órganos y tejidos. Cuando hablamos de donar nuestros órganos, hablamos de ayudar a salvar una vida. Un solo donante puede salvar y mejorar las condiciones de vida de muchas personas donando órganos y tejidos.



¿Qué es la donación de órganos?



Es un procedimiento quirúrgico para implantar un órgano sano en un paciente con un órgano enfermo. Esto ocurre cuando una persona da uno de sus órganos o parte de ellos para alguien que lo necesita para vivir. Hay miles de enfermos con deficiencias graves de sus órganos y médicamente se llaman insuficiencias terminales de distintos órganos, por ejemplo del riñón, del hígado, entre otros, y es sólo a través de la donación de un órgano o tejidos de un órgano que logran recuperarse y salvar sus vidas. Estos procedimientos por lo general, le permite a los enfermos volver a las actividades cotidianas como: trabajo, estudio o la atención de la familia. Esto por supuesto le permite mejorar el estado general de su salud.



¿Qué es un trasplante de órganos?



Es un procedimiento quirúrgico (operación) que se realiza en un centro especializado y que consiste en extraer el órgano o parte del mismo, que pertenece a un individuo considerado sano; o en estado de preservación de órganos, como ocurre en la muerte neurológica. Esos órganos o tejidos serán colocados en otra persona que tiene sus funciones y su vida limitada por una insuficiencia funcional de un órgano, estado llamado médicamente terminal. El trasplante le ayudará a recuperar en un alto grado su salud.



¿Quién puede donar órganos?



Los órganos que se usan para trasplante pueden venir de tres fuentes:



Donadores vivos relacionados

Este es un familiar que dona uno de sus riñones o un segmento de su hígado. Este familiar puede ser uno de los padres, hermanos, hijos mayores de 18 años, tíos, primos, y se busca que sean preferentemente no mayores de 60 años. Los familiares pueden ser los mejores donantes, ya que su sangre y tejidos son generalmente similares a los del paciente (o sea "son compatibles")



Donadores vivos no relacionados

Estos son personas que no son familiares, por ejemplo: amigos, cónyuges, suegro(a), cuñado(a) o cualquier otra persona (física y emocionalmente dispuesta), que debe de ser informada y valorada por los médicos respectivos. Igualmente el donador será sometido a una serie de pruebas de laboratorio y radiológicas para documentar que está sano, para determinar que sean compatibles con el paciente y lograr así que el trasplante sea exitoso.



Donador cadavérico

Esta es una persona en quien se ha demostrado "muerte cerebral o muerte encefálica", o sea que se ha demostrado el cese irreversible en las funciones encefálicas, es un cadáver en preservación temporal de sus órganos, en un hospital que cuente con equipos especiales para lograr ese objetivo. Este tipo de donación se debe hacer bajo la autorización de la familia o del apoderado legal de la persona que ha fallecido, el cual se mantiene unido a un ventilador automático y con otros equipos para preservar los órganos mientras se realiza la cirugía.



¿Cuáles son los beneficios para el donante?



La donación es uno de los actos solidarios de mayor entrega que podamos realizar como seres humanos. Es dar la vida. Es inaceptable y penado por la ley cualquier expectativa de beneficio o especulación económica o en especie, tanto por la donación como por la recepción de los órganos.



¿Se debe esperar algún tipo de retribución por la donación?



No. La donación es uno de los actos solidarios de mayor entrega que podamos realizar como seres humanos. Es dar la vida. Es inaceptable y penado por la ley cualquier expectativa de beneficio o especulación económica, tanto por la donación como por la recepción de los órganos.



¿Podría donar mis órganos en caso de fallecimiento?



En caso de fallecimiento usted puede donar sus órganos. Lo más simple y recomendable es comunicarle a su familia su decisión, ya que serán ellos los que autoricen la donación una vez que usted fallezca, si lo desea puede incluso dejarlo por escrito. Se pierden muchas donaciones porque los familiares (sin conocer la voluntad del fallecido niegan su consentimiento).



La ley se establece que si la persona en vida no ha expresado su libre deseo de que después de su muerte no se le realice la extracción de sus órganos, ni partes de su cuerpo, los grupos de profesionales involucrados en todo éste proceso pueden tomar lo que necesiten para salvarle la vida a un paciente. Sin embargo, por el respeto al dolor emocional de los familiares se solicita su consentimiento. Esta autorización se pide con mucho respeto y sin ninguna presión. Esa decisión debe tomarse en forma pronta aunque sin retraso, puesto que hay riesgo de que se pierdan los órganos y para los médicos y personal hospitalario esta es una carrera contra el tiempo.



Una vez diagnosticada la muerte del posible donante, los órganos inician un proceso de deterioro que los puede volver inútiles para el trasplante. Cada minuto es vital. Los médicos dependen del consentimiento familiar para poder poner en marcha el proceso que culmine en el trasplante de órganos, que darán vida y salud a los pacientes con enfermedades terminales que esperan.



¿Cómo se identifica y se selecciona a las personas que van a recibir el órgano?



Para la selección del receptor se toma en cuenta que se hayan comprobado los estudios de compatibilidad biológica entre el donador y el futuro receptor para evitar el rechazo, el tiempo que lleva en espera por su trasplante y el estado clínico del receptor, el cual debe ser reconocido por los equipos de trasplante del centro hospitalario donde se vaya a realizar la intervención.



¿Se desfigura el cuerpo de la persona fallecida cuando se extraen los órganos para ser trasplantados a otras personas?



No. La cirugía se realiza con todos los cuidados requeridos. Se extraen los órganos dejando intacto el cuerpo, el cual se trata con el máximo respeto y consideración. Inmediatamente después de la cirugía de extracción de órgano, el cuerpo es entregado a la familia para el funeral.



¿Qué opinan las diferentes religiones en relación al trasplante de órganos?



Los líderes religiosos en las últimas cuatro décadas son los que han interpretado sus sagradas escrituras, reconociendo la mayoría, que la donación y los trasplantes no contravienen el espíritu de sus reglas y mandamientos. Cada persona puede acudir a su grupo religioso y buscar la opinión de sus expertos.



Cómo decirle a su familia sobre su decisión de donar.



Es muy importante comunicar su decisión de ser donante de órganos o tejido a su familia mientras este saludable y pueda hablar por sí mismo. De tal forma, que cuando llegue el momento, su familia pueda cumplir sus deseos. Esta es una decisión que debe compartir con sus seres queridos y que ellos deben comprender. El compartir historias de donantes que han salvado y mejorado las condiciones de vida de otras personas ayuda a abrir la mente de sus familiares y que comprendan la magnitud de este acto.



Trate que su familia apoye su decisión de donar. Dígales que se los comunica para que cuando llegue el momento ellos estén preparados y que tengan la paz y tranquilidad de que están cumpliendo sus deseos. Familiares de donantes han expresado que sienten una gran paz interior sabiendo que una parte de su ser querido continuará viviendo en otra persona. Se pierden muchas donaciones porque los familiares (sin conocer la voluntad del fallecido niegan su consentimiento).
 
http://www.ont.es/home/Paginas/default.aspx
(Organizacion Nacional de Transplantes-Premio Fundación Principe de Asturias-Ministerio de Sanidad-España)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios