jueves, 9 de junio de 2011

Ritual de Agradecimiento a Nuestro Ángel de la Guarda




Ritual de Agradecimiento a Nuestro Ángel de la Guarda


Amados hermanos y hermanas,



Comparto con ustedes este pequeño ritual que podemos dirigir a nuestros Ángeles de la Guarda en agradecimiento a su noble labor.



Lo podemos realizar por la mañana para comenzar nuestro día acercándonos a este ser maravilloso y tener un día pleno, o por la noche para tener un sueño reparador y que, durante este, nos asista sobre aquellos aspectos de nuestras vidas que debemos pulir para ser mejores seres de luz.



Espero que les guste y que lo practiquen de manera habitual.



Vas a necesitar:

1 Platito blanco

1 Vela de color blanco

1 Campanita

1 Incienso de mirra

1 Copa

1 Jarra con Agua

1 Cuarzo Amatista

Flores como ofrenda y un florero

Cerillos de madera



Preparación

Si no cuentas con un altar fijo, prepara uno para este ritual que, posterior al mismo, podrás desmontar, en este altar colocas el platito blanco que usarás para colocar la vela una vez encendida, la vela, los cerillos de madera, la copa, la jarra con agua, el incienso en un porta-inciensos, la campanita y las flores sin espinas y dentro de un florero con un poco de agua.



Haz todo esto con absoluto respeto y en perfecta armonía, con el cuerpo, la mente y el corazón en paz y limpios.



Es importante que el cuarzo, antes de usarlo en este ritual, lo hayas limpiado, para esto puedes dejarlo toda la noche sumergido en agua con un poco de sal marina, evita que le dé la luz del sol pues pierde su color.



Toca tres veces la campanita y lleva a cabo la siguiente oración:



"En el más sagrado nombre de Dios YO SOY pido a mi Ángel de la Guarda que se acerque más a mí y participe de este ritual que preparo para él, para mí, para nuestra evolución conjunta."



Tomas el cuarzo con tus manos y repites lo siguiente:





"Que nuestra voluntad siempre sea orientada al servicio y sea dura como este cuarzo para seguir el camino del bien y del amor."



Enciendes la vela blanca y la colocas sobre el platito, una vez hecho esto dices lo siguiente:



"Que el fuego siempre alimente mi voluntad de servir y tu voluntad de ayudar libremente y sin esperar nada a cambio."



Sirves el agua en la copa y, mientras lo haces repites lo siguiente:



"Que el agua de la vida y la espiritualidad fluya libremente para llenar mi corazón con el amor divino y para acrecentar tu espiritualidad que es la mía."



Enciendes el incienso con la llama de la vela y, una vez que haya prendido bien lo agitas con tu mano para apagar el fuego y que pueda humear y aromatizar el ambiente. Al colocarlo en el porta-inciensos dices lo siguiente:



"Que el aire fluya en mi mente llenándola de ideas de amor y de paz, mostrándome que no existen problemas que no puedan ser resueltos y permitiendo que tus mensajes lleguen a mis oídos como las palabras más dulces que jamás fueron pronunciadas."



Por último tomas la flor entre tus manos y la ofreces como ofrenda diciendo:



"Ofrezco a ti esta flor que representa la materia de la belleza de los elementos anteriores, que, cuando unidos pueden formar bellos actos de amor. Que así como esta flor fue alimentada por la tierra representada por este cuarzo, por el calor del sol representado por esta vela, por la suavidad del agua representada en esta copa y la majestuosidad del aire representado por este incienso, así mi mente, mi cuerpo, mi corazón y mi voluntad sean alimentadas por tu inspiración divina y pueda yo florecer en la perfecta espiritual y acercarme cada día más a mi divina presencia YO SOY y a ti."







Guarda silencio unos instantes y siente como tu Ángel de la Guarda se aproxima a ti, llenándote de bendiciones y de amor.



Después de ese pequeño espacio de silencio, dedica la siguiente oración a tu Ángel de la Guarda.









Amado Ángel de la Guarda, amado compañero de todas las horas y momentos de mi vida, tanto aquellos de gozo como aquellos de aprendizaje.


















En el nombre del más sagrado nombre de Dios YO SOY, me dirijo a ti para elevar una oración y un reconocimiento a tu noble labor y a tu enorme misión.










Te agradezco por todos los consejos brindados a través de la intuición.










Te agradezco por tu compañía y pido a los grandes maestros y demás seres de luz que estén contigo para ayudarte a ti como tú me has ayudado a mí.










Prometo estar a tu lado así como tú has estado al lado mío y prestar atención a tus señales y mensajes que con tanto amor me brindas.










Prometo acudir a ti en todo momento para poder seguir por la senda del bien y seguir el camino del amor y de la caridad, único camino que me puede llevar a la consciencia de unidad con el Universo.










Las gracias te doy, amado Ángel por todo el trabajo que realizas para ayudarme a seguir por este camino de evolución de regreso hacia mi amado YO SOY.










Acude a mí esta noche en sueños y hazme saber aquello que debo corregir en mi vida, ayúdame a no desviar mis pasos y a recordar que esta vida es un constante aprendizaje, un viaje y no un destino.










Esto que hoy te pido lo pido también para toda la humanidad, para que se acerquen más a sus Ángeles de la Guarda y reconozcan la divina presencia YO SOY que habita en ellos y que puedan crecer en espíritu, lo que les permitirá crecer en mente, corazón y materia.


Amado YO SOY, Amado YO SOY, Amado YO SOY







Permanece en silencio unos instantes más y, cuando así lo sientas te levantas agradeciendo de corazón por esta bendición que has recibido y continúa con tus actividades normales.



Cuando se haya consumido la vela puedes desechar los restos a la basura; el agua la puedes utilizar para regar alguna planta de tu casa, el cuarzo cárgalo contigo pues estará cargado con la energía del ritual y te servirá de protección angelical.



Disfruta de este ritual y de la compañía que te ofrece tu Ángel de la Guarda.
 
 
http://terapiavioleta.blogspot.com/2011/06/ritual-de-agradecimiento-nuestro-angel.html

Cinco claves para hayar felicidad - Jorge Carvajal




Trascripción de la charla que Jorge Carvajal impartió el pasado 21 de febrero en el Colegio de los Agustinos de Madrid, bajo el título “Creer y crear reglas para re-encantar la vida”. El acto fue organizado por la Fundación Ananta. El doctor y guía espiritual colombiano expuso cinco vías para hallar la autentica felicidad.




Podríamos callar, mirarnos a los ojos y sonreírnos. Podríamos encontrar en esos ojos una humanidad profunda y entrar en ese territorio de la magia que es el territorio de la vida. Podríamos creer que vivimos más allá de existir, a pesar de nuestro cáncer, a pesar de nuestro dolor…



A pesar de nuestras pequeñas miserias hay tanta grandeza en la semilla humana… Hay tanto en nosotros esperando para ser, para fructificar, para amar… Hay tanta humanidad esperándonos en las fronteras, esperando un encuentro entre el Norte y el Sur, entre el Oriente y Occidente… para así encontrar ese sol del centro del ser humano.



Hay tanto en nosotros esperando revelarse, recrearse, fructificar. Somos semilla y a partir de ese potencial infinito, de ese océano interior podemos re-encantar la vida. Podemos volvernos a crear y así divertirnos y gozar.



¿Y si de pronto pensáramos todos que el sentido de la vida es la felicidad? ¿Y si nos atreviéramos a ser felices? ¿Cómo sería eso? ¿Cuáles serían los ingredientes de la felicidad? ¿Si pudiéramos identificarnos con el ser que somos y no con la sombra, la apariencia o la dependencia?



¿Y si de repente volviéramos a ser lo que somos, auténticos, creadores de nuestros propios días? ¿Si pudiéramos entrar de lleno en ese río profundo de la vida que nos habita en cada instante, para encontrar en su cauce, corrientes de amor?



¿Si pudiéramos despertar ese torrente amoroso que habita en nuestra sangre…? ¿Si pudiéramos reencontrar la fuerza de nuestra propia identidad y así nos completáramos los unos a los otros? ¿Si pudiéramos, como Pablo Neruda decir: “Súbete conmigo a nacer, hermano”?



¿Si pudiéramos entrar en nosotros y aceptarnos reconocernos y amarnos…? Dejar de buscar a Dios en el exterior y descubrir que estaba allí en nosotros, esperándonos en nuestro propio corazón con su infinito potencial. ¿Si el único partido que tomáramos fuera a favor del ser humano y nuestra única religión, la del amor, y nuestro único método, el de la hermandad? Descubriríamos que cada cosa, cada evento es un maestro con el alma como aprendiz.



¿Si nos bajáramos de los pedestales del orgullo, de la maestría y del materialismo de una vida repetitiva y nos inventáramos la vida y regresáramos a la inocencia y ésta no fuera una inocencia ingenua, sino consciente? Entonces, volveríamos a ser como niños, porque el Reino de la inocencia es el Reino de los Cielos y él está en nosotros y es un templo de relaciones…



¿Si miráramos al dolor y la enfermedad como un Maestro? ¿Si aprendiéramos la lección y más allá de la culpa y más allá de la carga pudiéramos liberar la levedad de ese aprendizaje y con esa levedad ascender?



Hay seres humanos que creyeron en imposibles y los realizaron. Ahí está Ghandi, Simón Bolívar, la Madre Teresa … Ahí están con la desnudez de su autenticidad. No tuvieron más escudo que su conciencia del amor y su corazón abierto. Soñadores de imposibles que nos demostraron que los imposibles se realizan cuando creemos en nosotros. Cuando creemos en nosotros activamos el potencial de un Dios que no es externo, sino que es interior, un Dios que nos acompaña y nos da su energía y su fuerza.



¿Es posible ser felices? Sí, es posible, a pesar del dolor, pues el dolor no es lo contrario de la felicidad. Es posible ser felices a pesar de la muerte, pues la muerte no es lo contrario de la vida. Es posible ser felices a pesar de la tristeza, pues la tristeza no es lo contrario de la alegría. La felicidad es ese sentimiento leve de compasión y de aceptación que te lleva por la vía del Ser.



La felicidad es ese sentimiento incondicional en el que tú amas porque te da la gana, porque sí, porque llueve o hace sol; en cualquier caso sin ninguna condición. La felicidad sólo puede partir de ti. No es exterior, no depende de tu economía… La gente hoy, en Europa, tiene una economía dos veces superior a la de hace treinta años, pero es dos veces más infeliz. La felicidad no depende de los conocimientos. El conocimiento sin corazón es destructivo. De repente, adquieres un cáncer y descubres ese estado interior desde el cuál también puedes ser feliz. La felicidad es una construcción interior, parte de un paraíso interno. El Paraíso no es ajeno, tú lo pintas y entras después en él. Tú lo creas y lo re-creas.



En la felicidad no hay un Dios exterior. Tú eres a imagen y semejanza de ese Creador que habla en tu palabra, mira en tu mirada y ama con tu amor. ¿Podríamos entonces vislumbrar nuestro c ami no hacia la felicidad? Sí. Ese c ami no es un c ami no de retorno. Es un c ami no de consciencia. Es un c ami no que libera porque no está hecho de dependencias.



Nada que te ate, nada que te amarre, nada que conduzca al poder… te lleva a la felicidad. Más poder no da más felicidad, si no, más dependencia. Más placer no constituye más felicidad. Más vivir para los sentidos hace que pierdas el sentido. La felicidad es un c ami no hacia el sentido, un sendero que empieza en tu interior y termina en tu interior. Tú eres el centro del universo cuando eres consciente de ti.



La felicidad parte de la atención que es el uso fundamental de la conciencia. Cuando estás atento, te centras y eres dueño de ti mismo y de tu potencial. Cuando estás atento, generas un láser con tu propia consciencia y ahí habitas y tienes el movimiento, la vida y el ser. Cuando estás atento, construyes un espacio interior que te conecta con el infinito. Cuando estás atento, construyes el instante y en ese instante eres eterno. Cuando estás atento, te reconoces a ti mismo y vuelves a nacer de ti mismo, siendo el parto y el partero; eres el Creador, porque naces de ti y regresas a tu conciencia.



La atención es el momento más importante de la consciencia, es el momento de la creación en el que descubrimos el presente, es el tiempo de la sincronicidad, el tiempo de la resonancia. Uno nace al presente por la renuncia al pasado, al deshipotecar la vida de los condicion ami entos del pasado. Tenemos la vida hipotecada con las expectativas hacia el porvenir y entonces nos perdemos el lugar de la vida que es este instante. Este instante es sagrado porque en este instante, y no en otro, vive el ser. Allí no hay tener, allí no hay placer, allí solamente bulle el ser y ese ser es lo que somos: potencial infinito que nos habita, Dios tan inmanente como trascendente… Ese Dios Universal se interioriza en nosotros y convierte la vida en algo mágico. Ese Dios nos humaniza y nos redime. Ese Dios permite que el reino mineral cante y baile y que el reino vegetal florezca y que el reino animal pueda sentir. Ese Dios permite que el ser humano tenga las alas del pens ami ento y desde las alas del pens ami ento restaure la intuición, la visión de la totalidad. Desde esa visión de la totalidad nos unimos de nuevo en el maravilloso C ami no de Regreso al Creador, que Es y Somos.



El primer paso a la felicidad es la autenticidad. La autenticidad es una genuina identidad, una identidad única, original; es la identidad que nos hace íntegros… La vida es creativa cuando es única. La vida es arte, se goza, se inventa a cada momento. Cuando eres único vives la magia del amor. El amor no se gasta, no es repetitivo, no se fatiga, el amor no es rutina, ni condición… Es una fuerza magnética, atractiva que te renueva a cada instante.

Cuando te puedes renovar a cada instante eres único. Cuando eres único, te das cuenta de que eres importante, porque eres irrepetible y no tienes competencia posible, porque puedes compartir, te puedes entregar sin temor a perderte y con cada entrega te vas a renovar, te vas a completar y además, vas a completar al otro con tus ojos, con tu abrazo, con tu palabra, con tu silencio, con tu compañía, con tu presencia… Así puedes disfrutar la vida. Primera clave para la felicidad: sé como tú; no como nadie más, único, irrepetible y original.

Da tu propia nota en la sinfonía de la creación, esa nota que es necesaria porque no hay dos seres humanos como tú. Cuando tú no pretendes ser como nadie más que como tú, entonces descubres esa corriente hermosa del Creador que eres, y entras en el mundo maravilloso de tu tierra, de tu raíz, de tu savia, entras en el lugar desde el que puedes re-nacer. Si no tienes ese útero que te está pariendo, que es tu propia identidad, si no te aceptas, si no te amas, si no te afirmas, nada podrás encontrar. Autoafírmate para que te completes, para que completes el universo.

Ello no sería posible si no te hubieras perdonado. Lo más duro en el momento de la muerte es la culpa, no el cáncer o es el dolor. Lo más doloroso es el miedo al más allá, al infierno de esa falsa creencia de que hay un Dios castigador, el temor oculto de que Dios no te va perdonar. Pero Dios es amor, y donde hay amor no puede haber juicio. El juicio está dentro de ti, el infierno está dentro de ti y eres tú quien lo ha construido.

Sin embargo, podrías construir un paraíso. La pregunta es: ¿cuentas contigo, te aprecias, te valoras, te reconoces? Ese es el primer paso en el sendero de la felicidad. Es un paso hacia el interior. Encuéntrate contigo, en tu centro. Respira profundo y siente la maravilla de la vida. El sol brilla para ti, los pájaros cantan para ti y el aire y de la magia de la mañana soplan para ti.



El universo celebra tu presencia cuando tú te presentas ante ti. Entonces, descubres tu rostro, que no es otro que el del amor, recuperas tu poder y entras en comunión.

Vives en alegría y levedad y ya no tienes el peso del cuerpo, de la culpa, del condicionamiento… Aceptas tus luces y tus sombreas.

Reconocerás la nota clave de un corazón que nace y muere a cada instante. La muerte y el renacimiento del corazón es la sístole y la diástole, dura un solo segundo. En cada segundo el corazón se da entero. Si el corazón guardara una gota en cada segundo, en una hora tendríamos insuficiencia cardiaca. Hermoso sería que nosotros pudiéramos atender esa ley del corazón y así en cada segundo, desde tu identidad, entregar y fructificar sin medida. Ese fruto dulce de tu vida se hizo para dar.

Cuando ya tengas tu tierra y tu paraíso, multiplica tus semillas, porque así, dándote, se liberan y es dando como recibimos. Cuando nos damos descubrimos nuestra genuina identidad, nuestra tierra, nuestro paraíso. Cuando hay un yo aparece un tú. Entre el tú y el yo se genera un movimiento de resonancia, de comunicación coherente, de diálogo. Surge ahí una inteligencia que representa tu capacidad de adaptarte a la vida. No hay una inteligencia espiritual, separada de la inteligencia molecular. Es una inteligencia dinámica y adaptativa: tu capacidad de adaptación a la vida.



El segundo movimiento hacia la felicidad es la adaptabilidad. Adáptate a la vida, al cambio, a la corriente. No te resistas pues produces calor, desgastas tu energía. Cuando no te resistes, la vida pasa a través de ti y te refresca y te fecunda.

Necesitas del otro para mirarte, reconocerte, observarte en ese espejo y poder modificarte y crecer hacia un nuevo ser. Esa nueva tierra tuya ha sido fecundada por el tú, cuando el tú cabe en el yo, entonces surge la maravilla del nosotros.

En nuestros estudios hemos comprobado que allí donde hay más confianza en los demás: en el vecino, en el de al lado, en el gobernante, en el empresario…, allí donde hay más confianza porque hay más transparencia y más honestidad, hay también una mayor felicidad.

Nuestra tierra es vulnerable y puede así germinar. Nosotros somos también vulnerables y nos podemos adaptar. Nuestra adaptabilidad es nuestra mejor fortaleza.

¿De qué esta hecha nuestra vulnerabilidad? Está hecha de flexibilidad. No tenemos que ser perfectos. Cuando somos auténticos y a la vez somos flexibles podemos germinar. Cuando el propósito del alma germina, entonces nos podemos realizar.



La segunda clave es por lo tanto humildad. La humildad es la clave del aprendizaje, sólo desde la humildad podemos abrir nuestro corazón y sensibilizar nuestra piel, todas nuestras pieles, la piel de nuestro campo mental, de nuestro campo emocional y abrirla a la caricia del cosmos.

Vulnerabilidad, humildad y flexibilidad son las claves para la nueva vida, para recuperar el poder de servir y disfrutar. El orgullo nos impide disfrutar, porque el orgullo nos separa. El orgullo divide y destruye el territorio de la conciencia, que es el territorio del nosotros.



Dos movimientos pues hasta el presente: El yo interno que nos conduce a la autenticidad y en segundo lugar la adaptabilidad para llegarnos al tú y construir un nosotros.



Ahí viene la tercera condición para la felicidad, la más difícil de todas: la vida cambia y todo muere. No hay nada constante. Todo muere salvo el cambio. No te resistas al cambio. El cambio te introduce en una corriente de transformación y transmutación que permite al Espíritu fecundarte.

El cambio es fuerza transmutadora. No temas el caos, pues es la matriz del cambio. No temas la oscuridad, pues son reveladores de la luz. Cuando aceptamos las transformaciones y las transmutaciones podemos ascender en la savia de la evolución, florecer y dar nuestro fruto.

Cuando nos reconocemos, encontramos la crisis aseguradora del cambio. Vivir es un proceso de cambio permanente. Cuando tenemos crisis, la vida se bifurca y no vuelve a ser la misma.

El cuerpo es un instrumento del ser y el ser es ese proceso de cambio permanente que nos empuja en un proceso de aprendizaje continuo… Vivir es encender un fuego interior, es convertir el conocimiento en sabiduría que nos permite desenvolvernos en un proceso de cambio permanente.



En el presente podemos siempre aprender del pasado. Podemos cambiar la historia aprendiendo las lecciones. Hay dos tipos de seres humanos: los aprendices y las víctimas. Tú puedes optar por una u otra vía. Puedes optar por dejar de ser víctima de tus creencias. Recuerda que ellas también pueden ser dagas o cáncer, pueden ser fatales.

Tú terminas convertido en aquello que crees de ti. Tú creas el universo en el que crees. Si tú crees que eres culpable, te castigarás de mil maneras. Si tú crees que no eres digno, te enfermarás. Podrías, sin embargo, mirar al pasado, con ojos de presente, de presencia y de amor, no para quedarte en el dolor de tu pasado, sino para aprender la lección que dejaste de aprender.



Todas las lecciones aprendidas te ayudan a disfrutar de la Presencia que habita en tu presente. Los problemas los podemos volver a re-vivir desde la consciencia y no desde la culpa o el condicionamiento.

El problema no es lo que nos pasó, el problema es cómo vivimos lo que nos pasó. Si pudiéramos dejar el rol de la víctima, podríamos resolver esos aspectos cruciales que siguen congelados en nosotros.



La historia no es lo que pasó, sino la lectura que haces de ella. Si no dejas ir a las cosas, éstas se siguen reflejando en tu fisiología, en tus relaciones, en tu vida…, turbando tu felicidad.

La sensibilidad nos puede liberar o nos puede matar. Si la abordamos desde la posición de la víctima, se convierte en lágrimas de cocodrilo, en sensiblería y nos predispone a la manipulación que es el terreno de la inconsciencia. Eso no es una verdadera relación humana, pues hay posesión, chantaje…

En el terreno de la sensiblería todos somos víctima. ¡Que se acabe ese territorio de la sensiblería y el chantaje emocional y asumamos nuestra responsabilidad! Cuando nos duele la vida es que nos estamos despertando. No necesitamos tantos analgésicos. De pronto, necesitamos un dolor más grande para saber lo que éramos. De pronto, alguien necesita ver la cara de la muerte para constatar el valor de su vida, de su mujer, de su hijo… Tal vez tengamos que ver en la cama a nuestro hijo, que tiene una leucemia, para experimentar que es una enfermedad que no sólo tiene que ver con los glóbulos blancos, sino con la forma en que nos comunicamos. Que no sólo tiene que ver con una radiación ionizante, sino con nuestra agresividad, con nuestro desamor… No hay nada más radiactivo que las emociones contenida, retenidas y reprimidas.



Un día nos duele la vida y la vida nos dice que también es con nosotros y nos acerca un dolor que es un despertador. Un día vemos la proximidad de la muerte y ella nos enseña las lecciones más hermosas de la vida.

Un dolor nos hace sensibles, nos ablanda. Todo fruto maduro es blando. El amor deja de ser un amor duro y dominante y casi perfecto y se convierte en ternura, entonces vuelves a nacer. La sensibilidad nos hace tiernos. Los viejecitos se vuelven tiernos y les cuentan cuentos a los nietecitos. Inician el c ami no de regreso, el c ami no de regreso es la ternura.



En el seno del caos renacemos. En el caos existe un vórtice de sensibilidad infinita que nos permite transformarnos y emerger y con ello, llega también la felicidad.

El estado de emergencia es un estado de alerta intenso, de genuina presencia, de éxtasis. Se trata de un estado en que, aún con todas las perturbaciones, te encuentras contigo mismo. Paradójicamente, en el ojo del huracán hay una infinita paz y adquieres un potencial infinito.

El problema no es lo que ocurra fuera, si no lo que ocurre dentro de ti. Es posible, aún con toda la turbulencia, que mantengas tu serenidad. La serenidad es la paz profunda e inconmovible del ser que te permite abordar los procesos de cambio sin resistencia.



He ahí la tercera vía a la felicidad: no te resistas al cambio. Aprovecha la oportunidad de cada crisis. Utiliza tu infinita sensibilidad. Aprovecha las oportunidades que te brinda la vida para acceder a un nuevo potencial. Aprovecha la bifurcación cuando la vida no vuelve a ser igual. Aprovecha las semillas que la vida siembra en tu corazón, cuando la vida te duele profundamente. Aprovecha el parto del caos para nacer a un orden superior y así recrear y reinventar tu vida.



La cuarta vía a la felicidad es la responsabilidad. A un animal no le podemos pedir responsabilidad, pero sí a un ser humano. Responsabilidad es una sensibilidad convertida en capacidad de responder. Tu evolución está determinada por tu grado de responsabilidad.

¿A qué respondes? ¿Respondes por tus actos, respondes por ti? ¿Respondes al dolor ajeno? La responsabilidad es una condición esencial del amor. El amor sin responsabilidad es lo más peligroso que hay en este mundo. En nombre del amor hemos cometido las mayores barbaridades.

La responsabilidad hace que el amor sea una verdadera respuesta a la felicidad. El amor es reconocer lo esencial del otro. La responsabilidad nos permite comunicarnos y corresponder. El amor nos lleva a un universo maravilloso de correspondencias.



Todo verdadero amor surge de la amistad y toda genuina amistad es reciprocidad, es una vía que va en dos direcciones. Donde hay reciprocidad hay resonancia, donde hay correspondencia hay correctas relaciones humanas. Esa es la más maravillosa lección que vinimos a aprender: correctas relaciones humanas. En ello somos todos aprendices.

Vinimos a aprender a relacionarnos. No vinimos a aprender a ser ingenieros o abogados. Esos son instrumentos para relacionarnos. El hombre es un ser relacional y vinimos fundamentalmente a aprender relaciones humanas respetuosas, responsables, liberadoras. No son relaciones sociales para retenernos, para poseernos, para chantajearnos. Lo son para liberarnos y completarnos.

Así transformamos la ecología de la Tierra, que no es una ecología externa. Lo que le pasa a la Tierra es lo que le está sucediendo al corazón del hombre. Si yo abro mi corazón, abro la tierra dentro de mí. Si me amo y amo a mis semejantes, amo también a la tierra, al paisaje y la atmósfera. Y si amo con un amor puro no me contaminaré. El resentimiento es el agente contaminante.

El amor liberador existe en la reciprocidad responsable. Amar es dar y recibir. Hay más sabiduría en el saber recibir. A menudo nos negamos a recibir el regalo de la sonrisa, de la mirada del otro, por no comprometernos, por no quedar en deudas. Necesitamos infinitas deudas de amor como vía a la felicidad. La gratitud es esa habilidad que revela tu propia luz.



La quinta y última vía a la felicidad es la sencillez. La belleza es sencilla. Sólo lo sencillo es integro, sólo lo que es integro nos conduce a la unidad. La sencillez es transparencia, claridad, humildad, honestidad. Nos permite bajar del pedestal y entrar en la corriente de la gente.

Conquistar el código de la sencillez en tu vida te lleva a ser feliz. No se trata de ser el gigante de tus sueños, ni el enano de tus complejos… sino de entrar en la corriente de la gente y sentirte uno con todos ellos. Conquistar el código de la sencillez en tu vida es condición para ser feliz, porque no tienes ninguna expectativa, porque así eres feliz con todo y a pesar de todo. Esa felicidad te hace entrar en comunión con tu humanidad. En esa comunión nos damos cuenta que somos la voz del Creador, que a la vez somos co-creadores, llamados a recrear la creación.



Estamos aquí para conectarnos a la gran cadena de la vida, a esa gran cadena de inteligencia cósmica, río de conciencia. Somos mediadores entre los reinos inferiores y superiores de la naturaleza.

Cuando somos sencillos reflejamos el Alma, no para la vida eterna, sino para aquí y ahora en vivo y en directo. Ya no sólo comunicarnos, sino fundirnos por el centro, de corazón a corazón y así entrar en esa corriente de la evolución que pasa a través de nosotros para liberarse

--

M·Z

http://zuxael.wordpress.com/

El 2012 en el Calendario Maya - Llamado a la UNION




El 2012 en el Calendario Maya - Llamado a la UNION


Traducido por Herta Pfeifer



Extractos de la Investigacion realizada por Carlos Barrios

Historiador y Antropologo



Dicen que el mundo se acabará en diciembre del 2012. Los ancianos mayas están furiosos con esto. El mundo no se va a acabar. Será transformado.



"Todo va a cambiar." Dice que los Guardianes del Día mayas ven la fecha del 21 de diciembre del 2012 como un renacimiento, el comienzo del Mundo del Quinto Sol. Será el inicio de una nueva era que resultará y será indicada por el cruce del ecuador galáctico del meridiano solar, en que la tierra se alineará con el centro de la galaxia.



Carlos Barrios nació en una familia española en El Altiplano, las tierras altas de Guatemala. Su hogar se encontraba en Huehuetenango, que era también el lugar habitado por la tribu Maya Mam. Junto con otros mayas y guardianes de la tradición indígena, los Mam mantienen parte de las viejas costumbres en Turtle Island (USA).



Son guardianes del tiempo, autoridades en extraordinarios calendarios que son antiguos, elegantes y relevantes. El Sr. Barrios es historiador, antropólogo e investigador. Después de estudiar con los ancianos tradicionales durante 25 años, (desde la edad de 19), también se convirtió en un Ajq'ij Maya, sacerdote ceremonial y guía espiritual, del Clan del Águila.



Hace años, junto a su hermano Gerardo, Carlos inicio una investigación en los diferentes calendarios mayas. Estudio con muchos maestros. Cuenta que su hermano entrevisto a cerca de 600 ancianos mayas tradicionales, para ampliar su esfera de conocimiento.



"Los antropólogos visitan los lugares en donde se levantan los templos, leen las inscripciones e inventan historias acerca de los mayas, pero no interpretan correctamente los signos. Es su imaginación. . . Otros escriben acerca de profecías en nombre de los mayas.



Dicen que el mundo se acabará en diciembre del 2012. Los ancianos mayas están furiosos con esto. El mundo no se va a acabar. Será transformado. Los indígenas tienen los calendarios y saben cómo interpretarlos acertadamente, no los otros."



La comprensión del tiempo, las estaciones y los ciclos en los Calendarios Mayas ha probado ser vasta y sofisticada. Los mayas entienden 17 calendarios diferentes, algunos de los cuales trazan precisos esquemas del tiempo abarcando periodos de más de diez millones de años.



El calendario que ha estado llamando constantemente la atención desde 1987 es llamado el Tzolk'in o Cholq'ij. Calculado hace milenios y basado en el ciclo de las Pléyades, aun se le considera como sagrado. Con sus calendarios nativos, los mayas se han mantenido informados sobre importantes momentos de cambio en la historia.



Por ejemplo, los 'guardianes del día' que estudian los calendarios, identificaron un día importante en el año Ce Acal (Una Caña), como fuera llamado por los mexicanos. Ese era el día en que se profetizaba que un importante ancestro regresaría "viniendo como una mariposa". En el calendario occidental el Una Caña coincidía con el Domingo de Pascua, 21 de abril de 1519, el día en que Hernán Cortes y su flota de 11 galeones españoles llegaran desde el Este a lo que hoy en día se conoce como Veracruz en México.



Cuando los barcos españoles llegaron a la costa, los pobladores indígenas esperaban, observando lo que pasaría. Los inflados velámenes de los barcos ciertamente que hicieron pensar a quienes montaban Guardia, en un número de mariposas que pasaban rozando la superficie del océano.



De este modo se iniciaba una nueva era, como lo habían anticipado en sus Calendarios. Los mayas la bautizaron como la era de los Nueve Bolomtikus, o Nueve Infiernos, de 52 años cada uno. Durante el desarrollo de estos nueve ciclos, les fueron arrebatadas tierra y libertad a los pueblos nativos. Predominaron la enfermedad, la desconsideración y el ultraje.



Lo que comenzara con la llegada de Cortes, duro hasta el 16 de agosto de 1987 - una fecha que muchos pueblos recuerdan como de la Convergencia Armónica. Millones de *ers6nas aprovecharon esa fecha para llevar a cabo ceremonias en lugares sagrados, orando por una apacible transición a una nueva era, el Mundo del Quinto Sol.



Desde ese 1987 hasta ahora, dice el Sr. Barrios, hemos estado en un tiempo en que el brazo derecho del mundo materialista está desapareciendo, lenta pero inexorablemente. Nos encontramos en la cúspide de la era en que comienza la paz y la gente vive en armonía con la Madre Tierra.



Ya no nos encontramos en el Mundo del Cuarto Sol, aunque no estemos aun en el Mundo del Quinto Sol. Este es el periodo intermedio, el periodo de transición. Mientras pasamos por la transición, se produce una colosal convergencia global de destrucción medioambiental, caos social, guerra y progresivos cambios en la Tierra.



Todo esto, dice el Sr. Barrios, fue previsto por la vía de la simple matemática espiral de los calendarios mayas. "Va a cambiar", observa el Sr. Barrios. "Todo va a cambiar." Dice que los Guardianes del Día mayas ven la fecha del 21 de diciembre de 2012 como un renacimiento, el comienzo del Mundo del Quinto Sol. Será el inicio de una nueva era que resultará y será indicada por el cruce del ecuador galáctico del meridiano solar, en que la tierra se alineará con el centro de la galaxia.



Al amanecer del 21 de diciembre del 2012, el Sol se eleva para coincidir con la intersección de la Vía Láctea y el plano de la elíptica. Esta cruz cósmica es considerada como una personificación del Árbol Sagrado, el Árbol de la Vida, un árbol recordado en todas las tradiciones espirituales del mundo.



Algunos observadores dicen que esta alineación con el corazón de la galaxia en el 2012, abrirá un canal para que la energía cósmica fluya a través de la tierra, purificándola a ella y a todo lo que more sobre ella, elevándolo todo a un nivel superior de vibración.



El proceso ya ha comenzado, sugiere el Sr. Barrios. "El cambio se está acelerando ahora y continuará acelerándose. "Si la gente de la tierra puede llegar a esta fecha de 2012 en buen estado, sin haber destruido demasiado del planeta, dice el Sr. Barrios, ascenderemos a un nivel nuevo, superior.



Mas para llegar allí, debemos transformar las fuerzas enormemente poderosas que buscan bloquear el camino.



Desde su entender de la tradición maya y de los calendarios, el Sr. Barrios ofrece un cuadro del punto en que nos encontramos y de lo que podría esperarnos más adelante en el camino: la fecha especificada en el calendario, el Solsticio de Invierno del 2012 no marca el fin del mundo.



Muchos aficionados que escriben sobre el calendario maya, sensacionalizan esta fecha, pero no saben. Aquellos que saben son los ancianos indígenas a quienes se les ha confiado el conservar la tradición.



“La humanidad va a continuar - sostiene - aunque de una manera diferente. Las estructuras materiales cambiarán. Gracias a eso tendremos la oportunidad de ser más humanos.



Estamos viviendo en la era más importante de los calendarios y profecías mayas. Todas las profecías del mundo, todas las tradiciones, están convergiendo ahora. No queda tiempo para juegos. El ideal espiritual de esta era es la acción.



Muchas almas poderosas han reencarnado en esta era, con una cantidad de poder. Esto vale para ambos lados, el de la luz y el de la oscuridad." Una alta magia está actuando por ambos lados.



Las cosas van a cambiar, mas dependerá de la gente lo difíciles o fáciles que sean los cambios que se produzcan. La economía es hoy en día una ficción. Los primeros cinco años de transición, agosto de 1987 a agosto de 1992, marcaron el comienzo de la destrucción del mundo material. Hemos progresado diez años más profundamente hacia la fase de transición, y muchas de las así llamadas fuentes de estabilidad financiera son, de hecho, vacuas. Los bancos son débiles.



Este es un momento delicado para ellos. Podrían quebrar globalmente si no prestamos atención. Si los bancos quebraran... estaríamos forzados a depender de la tierra y de nuestras capacidades. Los sistemas monetarios estarían en un caos, y nosotros tendríamos que depender de nuestra relación directa con la Tierra para nuestra alimentación y cobijo.



Tanto el Polo Norte como el Sur se están desmembrando. El nivel de las aguas en los océanos va a elevarse. Sin embargo, al mismo tiempo, se elevarán territorios desde el océano, en especial cerca de Cuba.



Llamado a la Unión: Cuando se reunió con audiencias en Santa Fe, el Sr. Barrios narró una historia acerca de las más recientes ceremonias del Año Nuevo Maya en Guatemala.



Dijo que un respetado anciano, que vive todo el año en una solitaria caverna en la montaña, viajo hasta Chichicastenango para hablarle a los asistentes a dicha ceremonia. El anciano entregó un simple y directo mensaje.



Llamo a los seres humanos a unirse en apoyo de la vida y la luz. Actualmente, cada persona o grupo van por su propio camino. El anciano de las montañas dijo “habrá esperanza si las gentes de la luz pueden juntarse y unirse de algún modo”.



Reflexionando al respecto, el Sr. Barrios explico: "Vivimos en un mundo de polaridades: día y noche, hombre y mujer, positivo y negativo. La luz y la oscuridad se necesitan mutuamente. Ellas son un equilibrio. En estos momentos el lado oscuro es muy fuerte, y tiene muy claro lo que quiere. Tienen sus visiones y prioridades claramente establecidas, y también su jerarquía. Están trabajando de muchas maneras para que seamos incapaces de conectarnos con la espiral del Quinto Mundo en el 2012.



"Por el lado de la luz, todos piensan que son los más importantes, que su propio entendimiento o los entendimientos de su grupo, son clave. Existe una diversidad de culturas y de opiniones, de modo que hay competencia, difusión y no un foco único."



Como lo ve el Sr. Barrios, "el lado oscuro trabaja para bloquear la fusión, a través de la negación y el materialismo. También actúa para destruir a quienes están trabajando con la luz para llevar a la Tierra a un nivel superior.



Al lado oscuro le gusta la energía del Cuarto Mundo materialista y decadente. No quieren que cambie ni quieren la fusión. Quieren mantenerse en este nivel, y le temen al próximo. El oscuro poder del decadente Cuarto Mundo cree que no puede ser destruido ni vencido. Es demasiado fuerte y claro, y esa es la estrategia errada. Lo oscuro puede ser transformado cuando se le confronta con la simplicidad y la abierta cordialidad. Esto es lo que lleva a la fusión, un concepto clave para el Mundo del Quinto Sol."



El Sr. Barrios indicó que la emergente era del Quinto Sol, llamará la atención sobre un muy descuidado elemento. Mientras los cuatro elementos tradicionales de tierra, aire, fuego yagua han dominado varias épocas en el pasado, habrá un quinto elemento que considerar en la era del Quinto Sol: el éter. El diccionario define al éter como el rarificado elemento de los cielos. El éter es un medio. Llena todo el espacio y transmite ondas de energía en una amplia gama de frecuencias, desde los teléfonos celulares hasta las auras humanas.



Lo que es "etéreo" es relacionado con las regiones allende la tierra: los cielos. El éter, el elemento del Quinto Sol, es celestial y carece de sustancia material, aunque no es menos real que la madera, la piedra o la carne.



"Dentro del contexto de éter se puede dar una fusión de las polaridades", dijo el Sr. Barrios. "Ya no más oscuridad o luz en las gentes, sino una fusión elevada por encima de ellas."



Mas en estos momentos, el ámbito de la oscuridad no está interesado en ello. Esta organizado para bloquearlo. Busca desestabilizar la Tierra y su medioambiente como para que no estemos preparados para la alineación del 2012. Necesitamos trabajar juntos por la paz y el equilibrio con el otro lado.



Necesitamos cuidar de la Tierra que nos alimenta y nos cobija. Necesitamos poner toda nuestra mente y corazón en buscar de la unidad y la fusión ahora, para enfrentar al otro lado y preservar la vida, para estar Preparados para este Momento en la Historia.



El Sr. Barrios les dijo a sus audiencias en Santa Fe que nos hallamos en un momento crítico de la historia del mundo.



"Estamos desequilibrados - dijo - No podemos seguir jugando. Nuestro planeta puede ser renovado o devastado. Ahora es el momento para despertar y entrar en acción. Todos son necesarios. No están aquí sin una razón.



Todos los que están aquí ahora tienen un propósito importante. Estos son tiempos duros, pero especiales. Tenemos la oportunidad para crecer, pero debemos estar listos para este momento en la historia."



El Sr. Barrios ofreció una serie de sugerencias para ayudar a la gente a caminar equilibrada a través de los años por delante. "Los cambios profetizados se producirán, - dijo - mas nuestras actitudes y acciones determinarán cuan rigurosos o suaves sean. Necesitamos actuar, introducir cambios y elegir gentes que nos representen, que entiendan y que vayan a decidir acciones políticas para respetar la Tierra.



Desarróllense de acuerdo a sus propias tradiciones y al llamado de su corazón. Mas recuerden de respetar las diferencias y esforzarse por la unidad.



Coman sabiamente. Una gran cantidad de alimentos están corrompidos ya sea en lo sutil o lo denso. Presten atención a lo que pongan dentro de sus cuerpos. Aprendan a conservar alimentos y a conservar energía. Aprendan algunas buenas técnicas respiratorias, como para mantener un dominio sobre su respiración.



Sean claros. Aténganse a alguna tradición con raíces profundas. No importa cual tradición sea, su corazón se los dirá, pero tiene que tener grandes raíces.



Vivimos en un mundo de energía. Una importante tarea en estos tiempos es aprender a percibir o ver la energía en cada cual y en todo: gentes, plantas, animales.



Esto va a ir siendo cada vez más importante a medida que nos vayamos acercando al Mundo del Quinto Sol, porque está asociado al elemento éter - el ámbito en que vive y se entrelaza la energía.



Diríjanse a sitios sagrados en la tierra para orar por la paz, y mantengan el respeto por la Tierra que nos da nuestro alimento, vestido y cobijo. Necesitamos reactivar la energía de estos lugares sagrados. Esa es nuestra tarea.



Una simple aunque eficaz técnica de oración, es la de encender una vela de color blanco o azul pálido. Mediten un momento en paz. Exprésenle su intención a la llama y envíen esa luz hacia los lideres que tengan el poder de llevar a la guerra o a la paz. Tenemos una Tarea que Cumplir."



Según el Sr. Barrios este es un momento crucialmente importante para la humanidad y para la Tierra. Cada persona es importante. Si han encarnado en esta era, tienen un trabajo espiritual que llevar a cabo para equilibrar al planeta.



Indicó que los ancianos han abierto las puertas como para que otras razas puedan acercarse al mundo maya para recibir la tradición.



Los mayas han apreciado y respetado desde hace mucho al hecho que existen otros colores, otras razas y otros sistemas espirituales."Ellos saben - dijo - que el destino del mundo maya esta relacionado con el destino del mundo entero." "La mayor sabiduría reside en la simplicidad" , aconsejó el Sr. Barrios antes de abandonar Santa Fe."El amor, el respeto, la tolerancia, el compartir, la gratitud, el perdón. No es ni complejo ni elaborado. El conocimiento real es gratuito. Esta codificado en el ADN de ustedes. Todo lo que necesitan está dentro de ustedes.



Grandes maestros lo han dicho desde un principio. Encuentren su corazón y encontrarán su camino."





***La difusion de este material es un Servicio del CENTRO ESCUELA CLARIDAD***



Estos mensajes pueden ser distribuidos libremente, sin fines comerciales,

con la condición de que no se modifiquen y que se incluyan los enlaces y créditos.



Para suscribirte gratuitamente y recibir los boletines mensuales en español, por favor envía

un e-mail en blanco a: arcturianos-alta@egrupos.net
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios