sábado, 2 de julio de 2011

FUNCIÓN TERAPEUTICA DE LOS MANDALAS









FUNCIÓN TERAPEUTICA DE LOS MANDALAS



Los Mandalas actúan equilibrando los chakras por medio de los colores y haciendo meditar el lado lógico de nuestro cerebro a través de las formas geométricas sagradas. El Mandala enviará impulsos a la mente interna llegando a los receptores del cerebro donde se procesará y se obtendrá una reacción. 
Como se ha dicho, el meditar con Mandalas sana tanto a nivel físico como psíquico y espiritual. Es muy probable que experimentes alteraciones en la conciencia, como la sensación de expansión de la misma. También suele traer "recuerdos" a la memoria conciente que los teníamos olvidados en el subconsciente, tales como traumas de la infancia. Permitiendo que afrontemos tales hechos y así sacar las "trabas" de nuestra mente, para poder superar todas nuestras limitaciones a nivel psicológico-espiritual y enfermedades a nivel físico.
Un Mandala siempre va a ser positivo sea cual fuere su color, pero resulta doblemente útil, cuando nosotros ya hemos localizado algún problema, y queremos atacarlo, entonces podríamos ayudarnos eligiendo algún color determinado, el cual actuaría de manera directa, acelerando el proceso de curación.
A continuación se da una lista de los puntos que toca cada color, dependiendo el chakra que quieras trabajar será el color del Mandala que elijas.




                                   Tabla de Colores para las Chakras



Rojo, Primer Chakra. Es el color del amor, la pasión, la sensualidad, la fuerza, resistencia, independencia, conquista, impulsividad, ira, y odio. Impulsa la fuerza vital a todo el cuerpo. Incrementa la confianza y seguridad en si mismo, permite controlar la agresividad y evitar querer dominar a los demás. En el aspecto físico proyecta energía la parte inferior del cuerpo, suministra fuerza a los órganos reproductores. Esencia de supervivencia. 





Naranja, Segundo Chakra. Energía, optimismo, ambición, actividad, valor, confianza en sí mismo, afán de prestigio, frivolidad. Fomenta la tolerancia para socializar y proyectarse con toda la gente. Incrementa la autoestima, ayuda a enfrentar todos los retos para la evolución de la persona. Enseña a utilizar los éxitos o fracasos como experiencias y aprendizajes. Propicia energía positiva para llevar a cabo los proyectos o las metas. En el aspecto físico proyecta energía al intestino delgado y colon, todos los procesos metabólicos y los ganglios linfáticos inferiores.



Amarillo, Tercer Chakra. Es la luz, el sol, alegría entendimiento, liberación, crecimiento, sabiduría, fantasía, anhelo de libertad, envidia, superficialidad. Ayuda liberar los miedos internos. Permite manejar con balance el ego, las desilusiones, todo lo que afecta emocionalmente. Ayuda a canalizar mejor la intelectualidad. En el aspecto físico proyecta energía al aparato digestivo, hígado, vesícula, páncreas, bazo, y riñones.





Verde, Cuarto Chakra. Equilibrio, crecimiento, esperanza, perseverancia, voluntad, curación, integridad, bienestar, tenacidad, prestigio. Falta de sinceridad, ambición, poder. Proyecta tranquilidad y balance en lo sentimental. Permite expresar los sentimientos más libremente. Expande el amor interno hacia uno mismo y los demás. Ayuda a liberarse del apego a las posesiones o las falsas excusas. Es el filtro del equilibrio en todo el cuerpo. Ayuda a controlar el sentido de posesión y los celos. En el aspecto físico, proyecta energía vital al sistema circulatorio, cardiovascular, corazón.





Azul, Quinto Chakra. Calma, paz, serenidad, seguridad, aburrimiento, paralización, ingenuidad, vacío. Ayuda a exteriorizar lo que se lleva por dentro, permitiendo evolucionar a medida que se van dando cambios en la vida de la persona. Evita la frustración y la resistencia para comunicarse con la gente, permite tener tolerancia a los pensamientos de los demás. En el aspecto físico proyecta energía a los pulmones, garganta, tráquea, ganglios linfáticos superiores y ayuda a evitar las alergias y padecimientos de la piel.





Indigo, Sexto Chakra. Ayuda a comunicarse con el ser interno, abriendo la intuición. Permite aprender a dejar fluir los mensajes del cerebro, conectando directamente a la inteligencia de la conciencia cósmica. Fomenta el control mental y expande los canales de recepción para percibir la verdad en cualquier cosa o nivel de vida. Estimula la confianza en ser guiado por su propio sentido interior. En el aspecto físico, proyecta energía vital al cerebro, sistema nervioso, sistema muscular y óseo.





Blanco-Dorado Séptimo Chakra. Mística, magia, espiritualidad, transformación, inspiración. Pena, renuncia, melancolía. Proyecta el contacto del espíritu con la conciencia profunda del cosmos. Expande al poder creativo desde cualquier ángulo, música, pintura, poesía, arte, permitiendo a la persona expresar su visión de la realidad y su contacto con la fuente primordial, el creador del universo. Ayuda a no ser extremista o absolutista, con el fin de expandirse explorando las dimensiones de la imaginación y el conocimiento. 
Rosa. Amistad, sociabilidad, comunicación, imaginación, humor, encanto, egoísmo, necesidad de reconocimiento. Envía estímulos de equilibrio total en todos los niveles. Amor universal, bondad. Paz interna, autovaloración. Equilibra las emociones, ayuda a liberar los resentimientos, el enojo, la culpa, los celos. 
En el aspecto físico, proyecta energía al corazón y te ofrece una curación completa en todos los niveles a través del rayo rosa. 






¿Qué quieren decir otros colores, que usamos según nuestro estado de ánimo?



Blanco: nada, pureza, iluminación, perfección. Negro: muerte, limitación personal, misterio, renacimiento, ignorancia. Gris: neutralidad, sabiduría, renovación. Rojo:masculino, sensualidad, amor, arraigamiento, pasión. Azul: tranquilidad, paz, felicidad, satisfacción, alegría. Amarillo: sol, luz, jovialidad, simpatía, receptividad. Naranja:energía, dinamismo, ambición, ternura, valor. Rosa: aspectos femeninos e infantiles, dulzura, altruismo. Morado: amor al prójimo, idealismo y sabiduría. Verde: naturaleza, equilibrio, crecimiento, esperanza. Violeta: música, magia, espiritualidad, transformación, inspiración. Oro: sabiduría, claridad, lucidez, vitalidad. Plata: capacidades extrasensoriales, emociones fluctuantes, bienestar. 






FORMAS Y SUS SIGNIFICADOS:
+Círculo: movimiento. Lo absoluto. El verdadero yo.+Corazón: sol. Amor. Felicidad. Alegría. Sentimiento de unión.+Cruz: unión del cielo y la tierra. Vida y muerte. Lo consciente y lo inconsciente.+Cuadrado: procesos de la naturaleza. Estabilidad. Equilibrio.+Estrella: símbolo de lo espiritual. Libertad. Elevación.+Espiral: vitalidad. Energías curativas. Búsqueda constante de la totalidad.+Hexágono: unión de los contrarios. +Laberinto: implica la búsqueda del propio centro.+Mariposa: autorenovación del alma. Transformación y muerte.+Pentágono: silueta del cuerpo humano. Tierra, agua, fuego.+Rectángulo: estabilidad. Rendimiento del intelecto. La vida terrenal.+Triángulo: agua, inconsciente (hacia abajo); vitalidad, transformación (hacia arriba); agresión hacia uno mismo (hacia el centro).








MANDALAS PARA AMBIENTES:



Los Mandalas son útiles para la activación de la energía positiva y energetización de lugares.
Dentro de una casa mejora la captación de energía y crea un ambiente de armonía y balance; también sirve para transmutar la energía negativa en positiva.
En el negocio atraerá la abundancia y la prosperidad. Para la salud protege de las energías negativas del entorno.


MEDITACIÓN CON TU MANDALA





El Mandala representa el área sagrada dentro de la que pueden surgir experiencias espirituales. La relación que se establece a través de la contemplación de la geometría del Mandala incita a un estado de meditación que ayuda a explorar los rincones de la psique. Los Mandalas se describen como diagramas del cosmos en un sentido externo y -en un sentido interno- como guías hacia prácticas de meditación. 
Para meditar con tu Mandala, basta con ponerlo en frente de ti, a la altura de tus ojos a una distancia de aproximadamente 80 cm. En un ambiente tranquilo, en completo silencio o con música relajante. Fija tu mirada en el centro del mismo pero a la vez observando el "todo", intentando pestañear lo menos posible (con la vista algo fuera de foco). Deja que tus pensamientos fluyan sin aferrarte a ellos. La persona que está meditando tiene que situarse en el centro del Mandala pensando que se relaciona integralmente con el intrincado diseño del Universo.
Al cabo de dos o tres minutos podrás observar cómo los colores y las formas comienzan a "brillar"; al continuar unos minutos más, empezarás a sentir cómo la energía actúa en todo tu cuerpo, incluso alterando estados de conciencia.
Verificarás una purificación directa a través del lagrimeo de tus ojos, debido a la fuerza de los intensos colores y de las formas.
El tiempo para meditar con tu Mandala es relativo; los efectos terapéuticos comienzan a producirse casi inmediatamente desde que tenemos un contacto visual profundo con el mismo. Sería conveniente meditar unos quince minutos diarios; cuanto más tiempo, mejores resultados dará.








MANDALAS PARA PINTARCURACIÓN PARA EL ALMA



Para relajarse y aumentar la concentración se pueden hacer muchas cosas. Una de ellas es, en silencio o con una música de fondo suave, pintar un mandala.
Mandala significa círculo o centro. Alrededor de un punto central definido y estático se suceden formas y muestras.
01) Los mandalas son un método de curación para el alma 
02) Los mandalas son la fusión del cuerpo, el espíritu y el alma 
03) Le ayudan a descubrir su propia creatividad 
04) Se descubrirá a sí mismo y la nueva realidad que le rodea 
05) Vencerá a la rutina y al stress más fácilmente 
06) Se tranquilizará y ganará en confianza y serenidad 
07) Antes de comenzar a pintar el mandala, obsérvelo con tranquilidad durante unos minutos. 
08) Sienta su gratificante efecto. 
09) Comience a pintarlo por el centro para liberar las energías que esconde. 
10) Si lo pinta de fuera hacia dentro, encontrará meditativamente su propio centro. 
11) A la hora de pintar, respete la dirección con la que empezó. 
12) Pinte hasta que considere que el mandala está terminado. 
Disfrute relajándose!

El Tiempo de los Milagros ha llegado.....




La posibilidad de renovación de tu ser es enorme cuando permaneces, al menos por algunos instantes, consciente de tu unión con la Totalidad. Aunque tu mundo mental se haga presente, no provoca ningún movimiento.
 
Vivencias de paz van impregnándote. Ocurren naturalmente y traen una quietud estable, suave y saludable, que todo lo serena y cura.
 
Cada vez que el mundo formal es impregnado por energías superiores, se aproxima un poco más a la  Perfección Divina.
 
La humanidad está ante un ciclo en que las puertas del Cosmos se abren, y puede asumir conscientemente su parte en ese Universo Mayor. Por eso tienes la impresión de que algo flota en el aire, a punto de suceder. El tiempo de los milagros ha llegado.
 
Fuente: Vientos del Espíritu, Trigueirinho
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios