viernes, 26 de agosto de 2011

LINAJE JERÁRQUICO: CURADOR









LINAJE JERÁRQUICO:
CURADOR

Individuo que, de manera cristalina y en consonancia con leyes de la evolución superior, actúa como canal para que las energías de cura se expresen en el mundo concreto. Por lo general, todos aquellos que, desapegados de las experiencias terrestres, se manifiestan en la vida material como almas, son instrumentos de cura para sus semejantes y para el planeta. La formación de un curador es gradual; sobreviene de la maduración del alma y del yo consciente; es guiada por el núcleo de conciencia cósmica del individuo y por los Instructores que habitan los planos internos de la existencia. Para esa formacion, no hay escuelas en el plano físico.

Las Jerarquias de Cura son contactadas cuando se tiene como prioridad la búsqueda de unión con la propia esencia, y cuando esa búsqueda prevalece sobre cualquier otro objetivo o actividad. Hay curadores, conciencias inmateriales, que canalizan hacia la Tierra energías de transformación y le permiten sintonizarse mejor con la vida cósmica. Son Entidades elevadas, Logoi ó mónadas vinculadas a centros planetarios, conciencias capacitadas para recibir e irradiar las energías cósmicas con la potencia y la pureza requeridas para la cura. Por lo tanto, hay curadores que captan directamente las energías sublimes de cura, mientras que otros las reciben filtradas y se encargan de traerlas hasta el plano físico. Pueden estar encarnados o en los niveles sutiles; algunos de ellos se materializan cuando es necesario.

La verdadera cura se opera cuando se busca tan sólo la unión con la esencia sin ninguna otra ambición. Un curador expresa armonía, y así cura dondequiera que esté. La conciencia del curador es como un espejo. Sus centros de energía transmiten la pulsación del fluído eléctrico; por eso, reconoce la forma como forma y la esencia como esencia. Se polariza en esferas abstractas; encuentra su posición en el plano monádico y se convierte en conducto de su energía. Sus cuerpos deben estar afinados para soportar la tensión requerida. El curador reconoce el valor de los ciclos y, según las leyes del universo en donde actúa, combina la pulsación interna con la receptividad de la forma.

El mundo interior no se deja tocar por los movimientos de la materia; sin embargo, la transfigura al impregnarla de su vibración superior. El curador se mantiene vacío de conceptos y expectativas, pues reconoce el poder de captación-transmisión. Hoy en día, las perturbaciones de los niveles intermedios de conciencia son muy intensas, y por ello el curador protege sus cuerpos, destinándolos exclusivamente al cumplimiento de la tarea indicada. Sin embargo, cuando percibe una necesidad no escatima esfuerzos para suplirla - esa es la Ley Espiritual. El curador trabaja en cooperación con la vida en las esferas supramentales y percibe el mecanismo de reflexión de las corrientes cósmicas en los sucesivos estratos en los que habita. Actúa de acuerdo con la ley de afinidad, y de esa manera conduce el fluido eléctrico hacia el interior de la forma que precisa ser armonizada. Conoce el valor del toque, por lo tanto, cuida la calidad de sus emanaciones. Su pensamiento tiene gran poder, pues él lo conduce por vías rectilíneas. Puede actuar a distancia, y no se basa en las leyes materiales. Al trascender la identificación con el mundo formal, encuentra las claves de los procesos alquímicos que se realizan por su intermedio. Trabaja el lado oculto de la vida, sintonizado con las leyes que rigen la manifestación del mundo tangible. Su conciencia está inmersa en lo Infinito; así puede ser canal de impulsos trascendentes. Conoce las leyes para la transustanciación de la materia, pero, en general, las emplea de modo inconsciente.

El curador trabaja con fuegos, y por medio de ellos expulsa las vibraciones espúrias. Al igual que el fuego del espacio, él actúa en silencio, pues sus anhelos fueron consumidos hace mucho por las llamas del despertar interior.

Fuente: LÉXICO ESOTÉRICO, de Trigueirinho

LINAJE JERÁRQUICO: GUERREROS









LINAJE JERÁRQUICO:
GUERREROS

Denominación de uno de los linajes jerárquicos en el nivel monádico. Son conciencias que expresan la energía del Primer Rayo (Voluntad-Poder) y la del Sexto Rayo (Devoción-Entrega). Asumieron colaborar con el Plan Evolutivo y eliminar los obstáculos que se oponen a su consumación.

Los Guerreros se forman en el seno de las corrientes iniciáticas. La excelencia de su arte se pone de relieve cuando se vencen a sí mismos. Vigilan, y no dan cabida a comodidades ni disgustos. Vencen el egoísmo y así elevan su energía hacia los niveles inmateriales. Su conducta es transparente; el desapego es su escudo. La firmeza de su decisión los aleja de los estímulos de vórtices inferiores de energía. Repelen los placeres primitivos y estos los repelen en la misma medida.

La humilde simplicidad los torna conscientes de la tarea que les corresponde. No buscan recompensas en el servicio prestado. La entrega retira de su aura los residuos de codicia. Avanzan con Fe; crecen en silencio. Perciben la luz que conduce sus pasos; en ellos no hay lugar para la duda. Conocen la alegría y el coraje de caminar al lado de Gigantes.

Ser Guerrero es un estado de conciencia interior.

Fuente: LÉXICO ESOTÉRICO, de TRIGUEIRINHO

LINAJE JERÁRQUICO: SACERDOTE





LINAJE JERÁRQUICO:
SACERDOTE
 
SACERDOTE:  Aquel que, por la perfecta observancia de las leyes universales, dignifica, vuelve plena y consagra la existencia. Representa uno de los linajes jerárquicos. Tiene como función colaborar en la formación y en la maduración de los núcleos internos de los demás, sirviendo de intermediario entre el fluir de las energías espirituales y las divinas que ellos no podrían acoger por sí solos. Por su total adhesión al orden cósmico, colabora en la manifestación de patrones arquetípicos superiores.
 
El Sacerdote prepara los subniveles de los planos de conciencia para que capten el modelo espiritual que les corresponde y se ajusten a él. Dicha actividad se desarrolla de acuerdo con el propósito evolutivo y cuenta con la ayuda de los Espejos y de los devas, con los cuales el Sacerdote actúa en estrecha comunión. Por lo general, el Sacerdote auténtico no se precia de tal; su tarea, realizada en silencio, casi siempre es invisible. Canaliza energías transformadoras hacia el mundo concreto, energías cuyo voltaje no sería posible alcanzar sin su presencia. Ajusta la vida eterna a la Ley Creadora. Tiene la función de catalizar transformaciones, el poder de permitir que en el mundo concreto se plasmen formas según la idea arquetípica y que se rompan estructuras obsoletas para que se exprese lo nuevo. Por su donación favorece el encuentro y la unión de la materia con el espíritu.
 
La ordenación sacerdotal se relaciona con la vida de la mónada. Está determinada por la energía de su Rayo específico y por la tarea inmediata que ella cumple. Por lo tanto, se trata de una realidad interior. Para proyectarse en el mundo externo con fidelidad, es necesario que la conciencia humana se haya fortalecido a través de la entrega al Ser Supremo y de la humildad. La ordenación sacerdotal incluye el reconocimiento, por parte de la mónada, de la Jerarquía a la cual pertenece. Por eso, el Sacerdocio no puede ser enseñado en escuelas de esta civilización ni tampoco otorgado por el hombre. Se origina en el fuego cósmico, en el centro mismo del ser, y revela la vida divina.
 
En esta época, la ordenación sacerdotal genuina raramente se muestra. En la mayoría de los casos, la personalidad no la percibe y, de esta forma, dicha actividad no corre el riesgo de ser desviada. Aun así, transforma el yo consciente y el mundo externo. Obediencia y silencio son las características de un Sacerdote.
 
SACERDOTE MAYOR:  Una ceremonia es el fluir ordenado y escalonado de energías. Para que se realice, se necesitan conciencias que conduzcan las energías según las leyes regentes de cada esfera de existencia. Estas conciencias son los Sacerdotes. Se denomina"SACERDOTE MAYOR" al ser que está en la cúspide del procesamiento energético de determinado ámbito, materializado o no en el mundo de la superficie terrestre, en el intraterreno o en mundos extraterrestres.
 
En esta época, en la Tierra, los Sacerdotes Mayores están polarizados en el nivel monádico o en otros más elevados y, en general, no están encarnados.
 
SACERDOTE SOLAR:  Integrante del linaje jerárquico sacerdotal de la esfera de vida solar. Una de sus tareas es construir bases internas para el desenvolvimiento de seres humanos, de reinos y de planetas. Actúa en los diversos mundos del sistema solar.
 
La Tierra, en sus sucesivas fases de formación y de evolución, recibio´la influencia directa de estos Sacerdotes; por intermedio de ellos, también recibió mayor intensidad de corrientes de energía oriundas de Saturno, de Venus, de Júpiter y del Sol. Esos Sacerdotes son Jerarquías que transforman la íntima esencia solar de los seres humanos y elevan el fuego interior de los que van rumbo a la evolución inmaterial.
 
En los niveles suprafísicos del Sol existe una coyuntura energética denominada esotéricamente ESCUELA DE SACERDOTES. En ella, las mónadas en evolución en el reino humano y en el dévico son dinamizadas, aprenden a captar y a irradiar energías solares y extrasolares, y se preparan para experiencias en otros puntos del Cosmos.
 
SACERDOCIO:  En lo que concierne a la vida externa terrestre, el sacerdocio será rescatado para que ocupe su posición y función verdaderas. En general, hoy es un remedo de lo que fue en el pasado, en civilizaciones que desarrollaron la espiritualidad. Dejó de ser un intermediario entre el hombre y las energías divinas por haberse comprometido con intereses aviesos de dominación ideológica, política y económica. Aprovechando la ignorancia de muchos, alimenta estructuras degradadas. Se alejó de las leyes espirituales en las que debería basarse. No son las instituciones eclesiásticas lo que le confieren al individuo el don de ejercer el Sacerdocio genuino. Estas fueron creadas por el hombre y siguen su modus vivendicorrupto. Según el mártir Bonifacio (año 690), en épocas pasadas los Sacerdotes de oro se servían de cálices de madera y, después, sacerdotes de madera pasaron a servirse de cálices de oro. El sacerdocio genuino, por el cual la existencia humana se dignifica y consagra, es interno, y la introduce en ámbitos universales.  El ser humano recibe la facultad de ejercerlo por medio de la Gracia o por haberse elevado a niveles supramentales y observado sus leyes. Paul Brunton (1898-1981) advierte:  "Cuando la religión se vuelve profesión y medio de vida, desaparece su realidad, surge su hipocresía (...) El mero título o posición de cura, ministro o miembro del clero no santifica a un individuo si le falta la santidad interna (...) En la visión de ellos, es más importante preservar la institución de la que ellos forman parte que servir a las personas (...) La bendición de un obispo sólo posee gracia y poder si el propio obispo es un hombre inspirado, y no porque sea miembro de una jerarquía institucionalizada.
 
Fuente: LÉXICO ESOTÉRICO, de Trigueirinho

LINAJE JERÁRQUICO: SABIOS Y PROFETAS




LINAJE JERÁRQUICO:
SABIOS Y PROFETAS
 
Sabios-Profetas es la designación de uno de los siete linajes jerárquicos, cuyos representantes cíclicamente aparecen sobre la Tierra para traer impulsos de renovación de la cultura.
 
SABIO: Aquel que, por medio de su vida y de la revelación, unifica y sintetiza el conocimiento puro y lo expresa con equilibrio, de modo adecuado para cada momento. Él es esta síntesis, la unión del ser con el no-ser y su disolución en la Conciencia Única. Vive de acuerdo con las leyes universales, aplica en el mundo externo lo que recoge del interno. Representa uno de los Linajes Jerárquicos. Es más que un erudito; sabe por haber penetrado el misterio de la conciencia. Habiéndose conocido y vencido a sí mismo, tocó la propia esencia y superó la ilusión. Trascendió los condicionamientos de tiempo y espacio; al alcanzar la plenitud en el Vacío, de él se nutre, con él colma y transfigura la existencia.
 
En sus Notebooks (THE NOTEBOOKS OF PAUL BRUNTON, Volume X, Larson Publications, New York, publicado también por Editorial Kier, con el título AGENDAS), Paul Brunton (1898-1981) dice:  "Para el sabio, el sufrimiento ajeno es suyo; para el yogui, no". Así, aunque algunos afirmen que un sabio es capaz de mirar con indiferencia la masacre de millones de personas en una batalla, Paul Brunton aclara que "esto puede ser verdad para el yogui, pero nunca lo será para aquellos que sacrificaron la beatitud nirvánica para retornar a la Tierra hasta que todos estén salvados; sólo estos son dignos de ser llamados Sabios; no pueden actuar de otro modo, pues encontraron la unidad de todos los seres humanos. Nunca habrían retornado si no hubiesen sentidopor los demás".  La presencia de Sabios en la superficie de la Tierra es fundamental para el correcto desarrollo de las civilizaciones. Los Sabios son el eslabón entre pasado y futuro. Son anunciadores del porvenir. De manera peculiar, los centros intraterrenos Miz Tli Tlan y Mirna Jad están vinculados al linaje jerárquico de los Sabios-Profetas.
 
PROFETAS:  Existen distintos grados de profetas:
 
1)    Los que superaron la etapa monádica y son prolongaciones de Entidades Cósmicas, calificados de "compenetrados del espíritu" ó "Profetas Mayores".
 
2)    Los que expresan la conciencia monádica, calificados de "Profetas Menores".
 
La individualidad de los Profetas Mayores permanece prácticamente polarizada en mundos incorpóreos y espirituales; sólo una fracción se proyecta en el mundoconcreto. En el libro ECLESIÁSTICO (48, 5-6), se hace referencia a Elías (760 a.C), "compenetrado del espíritu". como el profeta "que arrancó un hombre a la muerte y al sepulcro, por la palabra del Altísimo" y como el que "llevó reyes a la ruina".
 
La visión profética auténtica es transmitida al yo consciente por la mónada, tanto si es captada por ella misma como por Jerarquías. Es necesario que los cuerposexternos estén preparados para percibir la realidad interior. Isaías, también profeta mayor, describe en símbolos parte de la purificación por la cual pasó (Isaías 6, 6-7). "Y voló hacia mí uno de los serafines. Tenía un carbón encendido que había tomado del altar con unas tenazas. Tocó con él mi boca y dijo: Mira, esto ha tocado
tus labios; tu falta ha sido perdonada y expiado tu pecado". 
 
Para los que son instrumentos de contacto con realidades subjetivas y de revelaciones proféticas, la Fe y la Humildad son imprescindibles. El monje San Malaquías(1094 o 1095-1148) que, según datos históricos, renunció por humildad al arzobispado en 1137, recibió el epíteto "el profeta de los Papas", pues se le atribuía una lista de expresiones claves relativas a 112 Papas, comenzando por el elegido en 1143 e incluyendo diez antipapas. Hasta hoy, esta profecía se ha cumplido. La designación simbólica y esotérica dada por el profeta a cada Papa retrata sus características y acción. De forma misteriosa e inexplicable, la lista se interrumpe con un nombre que aparecería en tiempos próximos, sugiriendo así que se está a las puertas de un acontecimiento importante. La facultad de predecir comienza a emerger solamente cuando el alma ha sido absorbida por la mónada, o está en este proceso, y existe conexión estable entre ella y el yo consciente. Antes de esto, lo que se percibe internamente corre el riesgo de ser tergiversado por el propio psiquismo, como se ve en casi todos los que se intitulan Profetas.
 
Los Profetas son canales de expresión del Verbo; tienen el poder de reuniaspiraciones místicas y de avivar la llama espiritual de un puebloLos rumbos de la evolución del planeta y de la humanidad están trazados en los mundos intemporales. El papel de un profeta es auxiliar en su concreción, colocando a los individuos frente a la oportunidad de ascensión interior. Lejos de ser adivino, está imbuido de la obediencia a instancias superiores; no pertenece a sí mismo; está entregado a
la sabiduría y deja fluir lo que recoge de la unión con los sonidos sagrados impresos en el éter cósmico. Un profeta auténtico es heraldo de los mundos internos, sabio en el silencio y prudente en las palabrasComprende el misterio de los tiempos y tiene acceso a reinos inmutables, donde el ayer y el mañana se funden en el eterno presente. Revela lo que ya es realidad en esos reinos.
 
  Fuente:  LÉXICO ESOTÉRICO, de TRIGUEIRINHO
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios