jueves, 8 de septiembre de 2011

QUE CADA DÍA

QUE CADA DÍA

    Que cada día sea un sueño que se pueda tocar.    Que cada día sea un amor que se pueda sentir.
    Que cada día sea una razón para vivir.


    Construye puentes de comunicación fuertes y sólidos entre tú y las personas con quienes te toca compartir tu camino.  Tal vez hoy les puedas servir, y quizás mañana necesites de ellos.
    
Acompaña a quien sufre el fracaso para animarlo a rehacer su camino y refuerza con sinceros aplausos, cada etapa que cada uno de los demás va superando y logrando.
    


Sé generoso en la aprobación y en el aplauso, limita y reduce tu instinto de crítica.

Comparte tus sentimientos con alguien que sepa comprenderlos, buenos o malos, los sentimientos necesitan expresarse; necesitan reconocimiento y libertad para mostrarse al descubierto.
    


No es prudente ocultar tras una sonrisa que tienes quebrado el corazón; eso es falsear lo que sientes por dentro.  Al expresar tus sentimientos puedes librarte del dolor y eso te permite continuar la marcha, reconstruir tu vida y pensar otras cosas que vuelvan a hacerte feliz.
   

Si tienes un sueño vivo en tu mente, tráelo al mundo, dale vida.
Cada uno tiene un don sin igual que trae a este mundo, y es tu fin en la vida ofrecer ese don.
   

 No mires hacia atrás, ni llores por el pasado, pues ya se ha ido; tampoco te preocupes por el futuro, pues aún no ha llegado.  Vive el presente, y hazlo tan bello, que merezca ser recordado.

Autor Desconocido 

EL NOMBRE DE JESUS





OSHO: El nombre de Jesus


Si el nombre de Jesús te conmueve, siéntate en silencio y permite que el nombre te conmueva.A veces di, silenciosamente ¡Jesús!, y luego espera. Esto se convertirá en tu mantra. Así es como nace un verdadero mantra.Nadie te puede dar un mantra: titienes que encontrar lo que te atrae, lo que te conmueve, lo que produce un gran impacto en tu alma. Si es ¡Jesús!, pues perfecto.A veces, sentado en silencio, repite ¡Jesús! Y espera, y deja que el nombre entre profundamente, más profundo, a los lugares recónditos de tu ser. Deja que entre a las entrañas de tu ser. ¡Y permite! Si comienzas a bailar, bien; si comienzas a llorar, bien. Si comienzas a reír, bien.Lo que sea que suceda con esto, deja que salga… permítelo, no interfieras, no manipules. Déjate llevar y tendrás tus primeros vislumbres de oración y meditación, y tus primeros vislumbres de Dios. Los primeros rayos comenzarán a penetrar la noche oscura de tu alma.Servirá cualquier sonido que se sienta estético y bello, cualquier sonido que produzca emoción y goce en el corazón. Aunque no pertenezca a ningún idioma; ese no es el punto, puedes encontrar sonidos puros que entren aún más profundo. Porque cuando usas una palabra determinada, esta tiene cierto significado, y esos significados se convierten en una limitación.Cuando usas un sonido puro, este no tiene limitación, es infinito.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios