domingo, 30 de octubre de 2011

ESTRUCTURA Y CICLOS DEL RESCATE







ESTRUCTURA Y CICLOS DEL RESCATE





El núcleo central de los grupos de Rescate está formado por mónadas (seres / almas / consciencias) que ya se liberaron de los vínculos compulsorios con la materia o están, sin más posibilidades de retroceso, en camino de esa liberación.

Tales grupos operan en todos los niveles de consciencia, inclusive en la vida material de la superficie del planeta; en ella, sin embargo, su actividad se concentra predominantemente en los estratos etéricos. Hay varias bases etéricas para Rescate instaladas en puntos estratégicos del planeta, trabajando en sincronía con los Comandos y con los centros intraterrenos directamente implicados en esa operación.

El vórtice formado en el agua que discurre por un orificio en el Hemisferio Norte gira en sentido opuesto al de un vórtice formado del mismo modo en el Hemisferio Sur. Este hecho está ligado con la coyuntura de las fuerzas actuantes en cada hemisferio. Y así también, tanto las energías como los Comandos y los programas establecidos para el Rescate de los seres de la superficie de la Tierra difieren de un Hemisferio a otro. Eso no impide que una misma Jerarquía o que un mismo grupo de Rescate opere en ambos; desempeñarán, empero, tareas distintas.

Mucho mayor podría ser la participación consciente del hombre de superficie en la Operación Rescate. La parcela que le correspondería realizar está siendo suplida por humanidades de planetas vecinos, actuantes predominantemente en los niveles sutiles. También la humanidad intraterrena está trabajando en ese sentido, principalmente en contacto con la Hermandad del Cosmos, anclando sus potentes energías; además, acogerá a muchos seres rescatados de la superficie. 

El Rescate se compone de tres fases específicas, en lo referente a hacerse efectivo en los niveles materiales:

Fase 1 – Control sobre las fuerzas de los cuerpos rescatables del ser.

Fase 2 – Disolución de los nódulos de conflicto y elevación de la vibración de esos cuerpos al máximo posible.

Fase 3 – Ejecución del traslado, muchas veces para una base intermedia, donde los cuerpos serán tratados y equilibrados para ser encaminados a su destino.

Cuando el Rescate no incluye los cuerpos materiales del ser, sino que se realiza en el nivel en que habita el cuerpo de luz (tercer subnivel del nivel físico cósmico) o en el nivel gonádico (segundo subnivel del nivel físico cósmico), las fases son:

Fase 1 – Estimulación del cuerpo gonádico, preparándolo para liberarse de los cuerpos materiales.

Fase 2 – Dinamización de la esencia de los cuerpos materiales e incorporación de una síntesis positiva de ellos en la periferia del cuerpo gonádico o del cuerpo de luz, según el caso.

Fase 3 – Ejecución del traslado.

Las mónadas son trasladadas en grupos, compuestos teniendo en cuenta la afinidad energética y los vínculos pretéritos que determinaron esa profunda relación. Esos vínculos se consolidaron en respuesta a coyunturas cósmicas formadas, muchas veces, antes de la entrada de la mónada en el reino humano; por lo tanto, apenas basándose en la vida externa de un ser no se puede percibir a qué grupo rescatable pertenece. Hoy, la vida en la superficie de la Tierra refleja muy poco la realidad de los niveles internos. 

H sido una tentativa de la Jerarquía, principalmente en las últimas décadas, reunir la energía positiva de las personas de buena voluntad y ayudarlas a elevarse del nivel de las emociones. Para que tal elevación se realice, son necesarios instrumentos externos que favorezcan la canalización positiva de los sentimientos, de los deseos y de las emociones, así como del pensamiento, para un ideal, una meta superior del servicio al mundo y de colaboración con los Hermanos Mayores.

Los trabajos que tengan la función de actuar horizontalmente junto a la humanidad, en amplia escala, no pueden abarcar una faja vibratoria muy estrecha. Pues, aunque por Ley se sepa que una manifestación cuanto más pura fuere más actuante será, tratándose de la superficie de la Tierra, en términos generales, cuanto más puro es un trabajo humano en colaboración con la Jerarquía menos canalizadores hay para su realización. Eso ha sido así hasta ahora. 

Se aproxima rápidamente el tiempo en el que un esclarecimiento más directo sobre el Rescate deberá ser dado de modo amplio y accesible. Instrucciones precisas y claras podrán ser necesarias en los últimos instantes de esta gran transición. Entre tanto, algunos datos generales y preliminares aún deben ser transmitidos, antes que surjan esas instrucciones para los momentos de emergencia. En la fase de caos global, los Hermanos del Cosmos utilizarán los medios de comunicación terrestres, tales como la radio y la televisión, para llegar a un gran número de seres rescatables que deberán estar informados sobre cómo conducirse en esa hora.

En otras palabras, llegará un tiempo en el que muchas cosas estarán ocurriendo no sólo en términos de destrucción incluso más aguda que la de hoy, sino también en los cielos, abiertamente, en términos de apariciones. Entonces, los seres rescatables sabrán, sin dudas y sin necesidad de comprobaciones, que se trata de la Hermandad del Cosmos, presente para ayudar y salvar.

A pesar de que la relación con la Divinidad y con la Jerarquía no esté madura en la humanidad en general, eso no impedirá que esa ayuda le sea dada, pues la Ley del Amor-Sabiduría regirá todas las operaciones. También en esos momentos finales, las fuerzas involutivas intentarán utilizar y desviar a los rescatables, engañándolos, escondiéndose bajo blancas vestes, principalmente en las brumas densas del nivel astral-emocional. Por eso es necesario elevar y purificar los deseos, los sentimientos, las intenciones, el pensamiento y también la devoción –para que se cree una base vibratoria mínima por medio de la cual puedan actuar la Hermandad.

La Operación Rescate está presente en el trabajo de muchos grupos espirituales de hoy, dentro de las posibilidades de cada uno, y acorde con su pureza de intenciones. Gran parte del potencial energético de esos grupos aún está por aflorar. Son como capullos de flores que se abren, y cuyo aroma penetrante ya se deja percibir en los niveles internos. La energía interna que sustenta esos grupos tiene la fuerza e un volcán, el poder de un rayo, la fortaleza de una roca. Emergerá en el momento oportuno, después de algunos movimientos selectivos que todavía ocurrirán.

Así, de acuerdo con la necesidad, los esclarecimientos serán hechos de manera precisa en cada etapa. Las informaciones serán transmitidas con la vibración, el tono y la energía correctos, usando los medios de comunicación más viables para las diferentes circunstancias. Vivimos tiempos de bendiciones.

En medio de las cenizas de la destrucción emergerá, incólume, el ave sagrada, que en vuelo alcanzará los Cielos.




(Texto extraído del libro “La Creación (En los Caminos de la Energía)” de 1992, del mundialmente famoso contactado José Trigueirinho Netto).

COMPASIÓN






COMPASIÓN
Por el Dalai Lama
 
Estamos en este planeta como si fuésemos turistas. Ninguno de nosotros puede esperar vivir para siempre. Así que deberíamos tratar de hacer algo positivo en nuestras vidas.
 
Sería muy triste si pasáramos el tiempo agravando los problemas que afligen a otras personas, a los animales o al medio ambiente.
 
Una de las cuestiones más importantes es la compasión. Una virtud que no podemos comprar en los grandes almacenes, ni producir en serie con una máquina. La única forma de lograrla es a través del desarrollo interior; crecer por dentro. Porque sin la propia paz interior es imposible alcanzar la paz mundial.
 
Creo que el propósito de todas las grandes tradiciones religiosas no es construir inmensas catedrales, sino crear templos interiores de bondad y compasión en lo más profundo de nuestros corazones.
 
Lo que realmente importa es el amor al prójimo, la preocupación por el sufrimiento de los demás, la disminución del egoísmo y la compasión ilimitada.

DICEN LAS JERARQUÍAS





DICEN LAS JERARQUÍAS - XV
 
El pasaje de aquellos que necesiten descender a los planos materiales para cumplir ciertas etapas será corto en relación con vuestro ciclo actual de vida en el mundo tridimensional.  La claridad de la Meta y la ausencia del libre albedrío no permitirán más los desvíos que hoy atrasan vuestra marcha.
 
Una mayor interpenetración de las dimensiones y la ampliación de la consciencia harán que la vida del individuo deje de limitarse a la identificación con su lado externo y posibilitarán la realización de diferentes tareas en cada plano en el que el ser interior podrá actuar.
 
Aquellos que aún se vincularan con la exteriorización material de la energía asumirán la tarea de terminales de las redes de trabajo que puedan requerir actuación en los niveles más densos. La magnificencia de la obra de creación da igual valor a todas las expresiones de vida que vienen a la manifestación según el Plan Divino.
 
Os decimos:  sed el Principio y el Fin, el Alfa y Omega.
 
Fuente: El Libro de las Señales, de Trigueirinho
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios