miércoles, 10 de septiembre de 2014

Si al final de la vida te presentaran estas seis puertas, ¿cuál elegirías cruzar?

Si al final de la vida te presentaran estas seis puertas, ¿cuál elegirías cruzar?
Escoge la primera que se te ocurra y lee el significado que corresponda.


PUERTA 1
Tu camino es liberador. Tú eres el tipo de persona que necesita una gran cantidad de espacio. Necesitas libertad para hacer las cosas a tu manera. Prefieres tu camino, especialmente uno con un sinfín de posibilidades y rutas. Te disgusta sentirte bajo presión. Eres muy independiente y hasta rebelde, pero que no te gusta la confrontación. Tienes más probabilidades de resistir pasivamente a alguien o algo. Odias la prisa y prefieres tomar todo el tiempo que sea necesario para disfrutar de la vida, a tal punto que sueles olvidar prestar atención sobre ti mismo.

PUERTA 2
Tu camino es privado, íntimo, exclusivo... Tú eres el tipo de persona que prefiere viajar sola. Disfrutas de observar, pensar y resolver todos los problemas en tu cabeza. Prefieres un camino hecho a tu manera aunque éste sea complejo en relación con los de otras personas. Puedes ver otras cosas una vez que llegues a tu destino, pero primero necesitas un tiempo de observación silente. Eres muy original y perspicaz. Te ves en el mundo a través de una sola lente, y otros pueden beneficiarse de tu perspectiva. Disfrutas de la soledad e igualmente te llevas bien con la gente, siempre y cuando te hayas toma tiempo para conocerla. Eres muy comprensivo.

PUERTA 3
Tu trayectoria, tu recorrido, tu camino es de colores. Eres una persona muy comprometida. Te gusta ser una parte del mundo... y disfrutas experimentar de todo. Tu camino ideal está lleno de color, emoción y belleza. Para ti es más importante disfrutar del viaje que llegar a un destino. Eres una persona muy curiosa a quien le emociona aprender siempre más. Te encanta iniciar conversaciones y hacer muchas preguntas. Eres inteligente y perspicaz. Te complace hacer reír a la gente.

PUERTA 4
Tu camino es ¡emocionante! Estás en continuo movimiento, vas siempre hacia adelante en tu vida, a menudo hacia lo desconocido. Sigues adelante sin detenerte a pensar en las consecuencias, lo harás más tarde… Tu camino ideal es impredecible y tal vez incluso un poco temerario e incluso misterioso y enigmático. Todo lo desconocido le atrae. Puedes ser un rompedor de reglas y hasta un poco descuidado. Eres conocido por lanzarte de cabeza a lo que deseas, en general, funciona bien para ti. Eres una persona muy espontánea y te apasiona la búsqueda de emociones. Aprovechas y utilizas de la mejor manera cuanto la vida te ofrece, disfrutas de todo lo que este planeta te obsequia.

PUERTA 5
Tu camino es acogedor. Eres una persona que busca mantenerse en paz y disfrutarla, no te gusta que te molesten. Tu camino es claro y agradable. Si bien quieres disfrutar del viaje, también deseas saber en lo que te estás metiendo. Tan pronto como te sea posible, elegirás la opción con consideres más fácil. Partes de la premisa de que la vida es bastante difícil como para buscarse más complicaciones. La gente te reconoce como una persona tan coherente como realista.

PUERTA 6
Tu camino es tranquilo. Disfrutas y valoras la soledad en todas las etapas de tu vida. Puedes pasar largos períodos de tiempo en soledad sin llegar a sentirte solo. Tu camino ideal es uno que sea muy tranquilo y silencioso. Quieres comprender y absorber todo cuanto hay a tu alrededor sin sentirte abrumado. Buscas el sentido a todos los aspectos de la vida, exploras el significado de los signos que encuentras en tu camino. Vives con intencionalidad y determinación, tanto en la acción como en el pensamiento. Te disgustan las multitudes pero disfrutas de la gente. Tienes especial predilección por las relaciones auténticas, prefieres la profundidad a los encuentros casuales.

Fuente: Reiki et initiations

Época de Lemuria


Época de Lemuria:

1ª.- Lemúrica (puede ser denominada raza con
dificultad)
Época Atlante: Época Aria:
(cabello redondo)

1ª.- Rmoahals 1ª.- Aria, que se encaminó hacia el
sur de la India.

2ª.- Tlavatlis 2ª.- Babilonio-Asirio-Caldea

3ª.- Toltecas 3ª.- Pero-Greco-Latina

4ª.- Turanios 4ª.- Céltica

5ª.- Semitas originales 5ª.- Teutónico-Anglo-Sajona

6ª.- Akadios

7ª.- Mogoles

Como dos elementos distintivos y fundamentales de
la 5ª raza atlante, anotemos lo siguiente: uno, que a
diferencia de todas las demás de dicha época, las
cuales fueron de piel roja y amarilla, ésta raza, la 5ª,
Semitas originales, fue la primera de piel blanca; y
dos, que en calidad de núcleo primigenio, fue
elegida como básica de todas las razas que habrían
de configurar la por entonces y aún lejana Época
Aria, hecho que, dentro de los talantes de entonces
en general, la elevó a su condición de más
importante. Y ello no sólo por lo expuesto, sino
porque ella habría de ser también la portadora, la
primera en la que, en algún grado, hallamos el
pensamiento reconocible en cuanto elaboración de
la razón, esa razón insustituible para poder refrenar
y contener el cuerpo de deseos y, por ende, la
pasión y el egoísmo, tan exacerbados en aquél
tiempo bajo influencia luciferina a la vez que
jehovística. En consecuencia, fue raza elegida como
simiente, para que desenvolviese el intelecto hasta
un grado suficiente que a posteriori permitiera a sus
descendientes - las futuras razas arias - una
evolución basada ya más en la razón que en el
desenfreno incontrolado y sustentado por las bajas
pasiones. Se ha reconocido que semejante trabajo
de dirección, gobierno y control por los Guías,
constituyó todo un reto, dado que la transmutación
de la astucia de que disponía esta raza en
razonamiento, requirió leyes contundentes y de
aplicación instantánea, ya de recompensa, ya de
castigo. Es de entonces que nos ha llegado el dicho
de que "el camino del transgresor es muy duro",
puesto que quien incumpliere debía temer bien a
Dios o al Guía por quien en aquel momento eran
conducidos.
Los Semitas originales es la raza relacionada con los
hechos de Noé y el diluvio (versión acomodada o
símil a la de Moisés en el mar Rojo), la que fue
conducida y guiada hacia el desierto de Gobi, en
Asia Central, por donde se dice que anduvo errante
y esperó los cabalísticos cuarenta años para tener
acceso a la Tierra Prometida, en realidad no otra
cosa que la tierra seca y dura, tal cual hoy la
conocemos. ¿De dónde venían y por qué fueron
conducidos hacia Gobi? En ese último tercio atlante,
aquella neblina ígnea que había presidido los cielos
tanto de Lemuria como de la Atlántida comenzó a
aclarar, motivo por el que se produjeron inmensas
inundaciones hasta cubrir la casi totalidad de la
Tierra; de aquí que, el Guía, previendo los
acontecimientos, optó por ponerse en camino hacia
Gobi al objeto de salvar la simiente elegida.
En este importantísimo orden de cosas, los
componentes de esta raza - divididos en doce
clases, cada cual con las características propias de
su correspondiente signo zodiacal - tuvieron un
tratamiento especial en numerosos órdenes, dado
que se trataba de no mejorar sólo físicamente la
forma, sino por supuesto, y también, sus vehículos
invisibles; se procuraba habilitarla como germen de
algo futuro y mejor para la evolución; su experiencia
debía constituir un valiosísimo aporte tanto para los
Guías en general como para la misma humanidad.
Pero, por lectura directa de la memoria de la
Naturaleza, se tiene la certeza de que la mayoría se
rebeló y frustró por completo - bien que
temporalmente - las metas propuestas por el Guía,
dado que "se casaron con las hijas de los hombres"
y hubieron de ser abandonados; se quiere decir con
ello que, habiéndose casado con individuos de otras
razas no elegidas para el propósito descrito, con
razas menos avanzadas, menos evolucionadas con
las que mezclaron su depurada sangre, se
convirtieron en inútiles e inservibles para
los planes del Guía tantas veces mencionado. Los
miembros de la minoría que se mantuvo fiel hasta el
final, murieron físicamente en el mismo Gobi, los
mismo que al renacer cual descendientes de sí
mismos, heredaron la Tierra Prometida y generaron,
o dieron lugar a las distintas razas arias que
actualmente intentan desarrollar y llevar la razón a
un alto grado dentro de la Humanidad de desarrollo
y eficiencia.
Los rebeldes abandonados fueron, a pesar de
sentirse el pueblo por excelencia "elegido", los
actuales judíos. Su apego a la raza ha sido siempre
y aún es fortísimo, y puesto que ni en bloque ni
dispersos por el mundo dicho sentimiento había sido
quebrantado a través de tantos y tantos sufrimientos
como han padecido, Cristo encarnó dentro de su
raza a fin de que se esforzaran y pudieran salir de
esa maraña, de ese encorsetamiento sentimental
por la raza que no propicia ni permite de ningún
modo la evolución ni de las formas ni del espíritu
hacia nuevas alturas ni fronteras. La cuestión es
que, al día de hoy, y tal cual las cosas, únicamente a
través de aquel crisol americano a que arriba
aludimos, cuando la mezcla de sangres – judía y
americana-cristiana – y alcancen una proporción
suficiente, será que este pueblo salga de tan enorme
peligro, cual es el de la posibilidad de propiciar su
degeneración racial y hacerla extinguir por
continuado y voluntario enclaustramiento en
idénticas formas. Si se perdieron por lo mas bajo, se
salvarán por lo más alto. Ése es el designio.
Dentro de la época en que nos encontramos, la Aria,
pero adentrados que estemos ya en el signo de
Acuario, cuando el sol por precesión de los
equinoccios se encuentre en la cúspide de la casa
de este signo astrológico (aproximadamente dentro
de 637 años) procedentes del pueblo ruso y demás
razas eslavas, aparecerán y se desarrollarán la 6ª y
7ª de las razas, las cuales vendrán a completar el
septenario ario. Su desarrollo espiritual devendrá a
través de la música, arte para la que unos y otros se
encuentran especialmente capacitados. Sin
embargo, aunque la 6ª será una raza de corta
duración porque la evolución de la espiritualidad
para desarrollarse de forma equilibrada es preciso
que lo haga a través y a un tiempo del sentimiento y
el intelecto, será con todo una raza de altísima
espiritualidad y muy feliz en su duración, dado que,
viniendo sus grupos de procedencia de terribles y
cuantiosos padecimientos, el péndulo de la Ley de
Consecuencia les dará esta oportunidad única, llena
de elevación espiritual y éxito.
Y asimismo, procedente de los mismos eslavos,
tendrá lugar la formación de la 7ª o última raza de la
Época Aria.
Como final, o colofón de este ínterin de razas, decir
que al inicio de la ya mencionada Sexta Época, o
Nueva Galilea, y como amalgama mundial de razas
que ya se está llevando a cabo en ese crisol que es
los Estados Unidos de América, provendrá, decimos,
no sólo la raza última sino la única que ha de
conocer aquella Sexta Época. Será el momento de
mayor fulgor tras tanto esfuerzo evolutivo habido
hasta entonces, pues al fin tendrá lugar la
fraternidad universal.

*
 del libro "Los Rosacruces" de Antonio Justel

LA SANGRE PURIFICADORA DE CRISTO-JESÚS



LA SANGRE PURIFICADORA DE CRISTO-JESÚS
por
Orión de Panthoseas

Una vez que El Salvador, Cristo Jesús, fue crucificado, su cuerpo fue herido en cinco partes: en cinco de los centros por los que fluyen las corrientes del cuerpo vital. La presión de la corona de espinas produjo también un flujo añadido en el sexto centro.
De modo que, cuando la sangre fluyó de tales centros, el gran Espíritu Solar, Cristo, se liberó del vehículo de Jesús y se encontró en la Tierra con sus vehículos individuales. De aquí que los vehículos planetarios ya existentes fuesen compenetrados por sus propios vehículos, por lo que en un abrir y cerrar de ojos difundió su propio cuerpo de deseos sobre el planeta, lo que le permitió desde entonces trabajar sobre él y la humanidad desde dentro de nuestro planeta.
Fue tal que, en aquel momento, una oleada tremenda de luz espiritual solar inundó la Tierra y el velo del Templo se rompió, ese velo que el Espíritu de Raza había colgado ante el Templo para resguardarlo de todos menos de los pocos elegidos hasta entonces (los sacerdotes, pertenecientes a la tribu de Leví) A partir de ese hecho el sendero de la Iniciación quedó abierto para todo aquél que quisiera acceder a él. Por lo que concierne en todo caso a los mundos espirituales, dicha oleada transformó las condiciones de la Tierra como en un relámpago, si bien las condiciones densas y concretas, evidentemente, son afectadas de forma mucho más lenta.
Cual toda vibración rápida de intensísima luz, aquella gran oleada, debido a su fulgor y brillantez, cegó repentinamente al pueblo. Ello indujo a decir que el “Sol se había oscurecido”, cuando lo sucedido fue realmente lo opuesto: el Sol había brillado con un gloriosísimo resplandor. El exceso de luz, la fulminante vibración fue lo que cegó a las gentes, por lo que únicamente cuando la Tierra hubo absorbido el cuerpo de deseos del brillante Espíritu Solar, sólo entonces, fue cuando descendió la vibración hasta una intensidad normal y “pudo verse de nuevo con normalidad”.
Aclarado lo anterior, la expresión “la sangre purificadora de Cristo Jesús” significa que la sangre que fluyó en el Calvario está ligada al Gran Espíritu Solar, Cristo, quien por ese medio se aseguró su admisión en la Tierra, por lo que es su regente desde aquél mismo momento. Difundió su propio cuerpo de deseos por todo el planeta y lo purificó de todas las viles influencias que se había desarrollado bajo el régimen del Espíritu de Raza, basado en la separación, el egoísmo y la sensualidad. Bajo la ley todos pecaban, pues que todos la infringían; y más aún, no podían ser ayudados, dado que no habían evolucionado tanto como para poder obrar con rectitud por medio del Amor. Era tan fuerte la naturaleza pasional en ese tiempo, que para los humanos de entonces constituía una imposibilidad controlarla y dirigirla; de aquí que sus deudas de destino, engendradas bajo la Ley de Consecuencia, hubieran alcanzado proporciones de carácter colosal. La evolución, por tanto, se hubiera demorado de forma terrible, y muchos habrían quedado “perdidos” para nuestra oleada de vida si no se les hubiera prestado ayuda en alguna medida. Este fue el motivo real por el que Cristo vino, para “buscar y salvar a los que estaban perdidos”, pues limpió los pecados del mundo (limpió las condiciones colectivas – no las individuales – atmosféricas) con su sangre purificadora, hecho que le permitió entrar en la Tierra e influir directamente por medio del Amor en el devenir de la humanidad. Él, repetimos, purificó aquellas condiciones previas a su venida y a Él debemos actualmente que podamos atraer hacia nuestros cuerpos de deseos material emocional más puro que en aquel otro tiempo, por lo que continua con su trabajo para ayudarnos al construir a nuestro alrededor un ambiente cada vez más limpio y más puro.
Pero que lo que se acaba de decir lo efectuó y efectúa a expensas de un gran sufrimiento para Él mismo, es cosa que nadie puede dudar si es capaz de formarse la más mínima concepción acerca de las limitaciones soportadas por ese Gran Espíritu al entrar en las coercitivas condiciones de la existencia física al encarnarse tanto en el cuerpo denso de Jesús en el momento del Bautismo, como en su actual limitación en cuanto Regente de la Tierra. En verdad que Él es también Regente del Sol y, por tanto, sólo está confinado parcial y temporalmente cada año en la Tierra, pero, sin embargo, las limitaciones producidas debido a las lentísimas vibraciones de nuestro planeta denso, deben resultarle extraordinariamente insoportables.
Si Cristo-Jesús hubiera muerto sin más, hubiera sido imposible para él ejecutar esa obra; pero los cristianos tienen un Salvador resucitado, Quien está siempre presente para ayudar a todos los que invoquen su nombre. Habiendo sufrido como nosotros en todo y habiendo conocido plenamente nuestras necesidades, Él olvida todos nuestros errores y fracasos mientras continuemos luchando por vivir una buena vida. Tengamos siempre muy presente que “el único y verdadero fracaso consiste en dejar de luchar”.
Tras la muerte del cuerpo denso de Jesús, los demás vehículos fueron devueltos a su primitivo poseedor, Jesús de Nazareth, quien, durante algún tiempo después, funcionando en el cuerpo vital que había recobrado de manera temporal, instruyó al núcleo de la nueva fe, aquél que Cristo había formado. Desde entonces, Jesús de Nazareth ha tenido la dirección de las logias esotéricas o sociedades espirituales secretas que ha habido en toda Europa. Del mismo modo a como ocurriera en otros muchos lugares, los Caballeros de la Mesa Redonda fueron altos iniciados de los Misterios de la Nueva Dispensación. De modo similar ha ocurrido con los Caballeros del Grial, a quienes finalmente se les concedió el cáliz de Arimatea, el empleado por Cristo Jesús en la última cena. Después, y además, se les entregó la lanza que había herido su costado, así como el receptáculo que recibió la sangre de esa herida.
Los Druidas de Irlanda y los Trottes del norte de Rusia fueron también escuelas esotéricas en las que trabajó Jesús en la llamada “Edad Media”, en la que, aunque aún continuando siendo bárbaro, el impulso espiritual seguía fluyendo, y, desde el punto de visto oculto, en realidad constituyó una “Edad Brillante” si la comparamos con el creciente materialismo en que se han plasmado los últimos trescientos años, puesto que, habiendo aumentado sin duda alguna de forma exponencial los conocimientos físicos, en la práctica ha quedado sin embargo casi extinguida la Luz del Espíritu. Gloriosos cual son los descubrimientos y logros de la ciencia moderna, han sido en cambio alcanzados al terrible precio de aplastar la intuición espiritual, por lo que teniendo en cuanta este punto de vista, nunca han amanecido para Occidente y la humanidad en su conjunto días más tenebrosos que los actuales.
Los Hermanos Mayores, Jesús entre ellos, han luchado y luchan por equilibrar esta tenebrosa influencia materialista, que semeja los ojos de la serpiente obligando al pajarillo a caer en sus fauces. Cada tentativa por iluminar a las sociedades a fin de despertar en ellas el deseo de cultivar el lado espiritual de la vida, es una evidencia de la actividad de los Hermanos Mayores. Puedan sus esfuerzos ser coronados por el éxito. De este modo, y sin mayor tardanza, lograremos apoyar conscientemente y a un tiempo nuestra evolución y desarrollo bajo una ciencia religiosa y artística, cual ha de constituir en el futuro la expresión simultánea de la bondad, la verdad y la belleza en nuestras vidas.

BREVE HISTORIA DE LA CRUZ: PASADO, PRESENTE Y SUSTITUCIÓN FUTURA


XI
BREVE HISTORIA DE LA CRUZ: PASADO,
PRESENTE Y SUSTITUCIÓN FUTURA

La cruz, en realidad, muy lejos de ser dos maderos
cruzados y clavados sin más, supone en si no sólo
una composición lógica que responde al desarrollo
espiritual habido por el hombre a través de los
tiempos, sino un símbolo para la devoción y el
sacrificio.
Su arquitectura, su trazado, se encuentra diseñada
en el firmamento por medio de los signos cardinales
del Zodíaco: Así, conformando el madero vertical,
Cáncer al norte y Capricornio al sur; mientras dando
obviamente respuesta con su madero horizontal, se
encuentran Aries al Este y Libra al Oeste; signos
que, nuevamente, y dos a dos, comprenden ambos
solsticios (norte y sur) y los dos equinoccios (este y
oeste) De este modo, el planeta entero se encuentra
presidido de manera forma permanente por la forma
y bajo el auspicio de la cruz.
La primera parte que evidentemente surgió y fue
adorada por los hombres fue una columna vertical, la
cual representaba la fuerza masculina (el falo),
fuerza generadora positiva. Aparecería con
posterioridad la forma horizontal que, en natural
correspondencia con la fuerza femenina tanto en la
naturaleza como en la mujer. En consecuencia, esta
desigualdad, ya en la posición de los componentes o
partes crucificiales como por la propia naturaleza de
las fuerzas que en litigio se amalgaman para
conformarla, ha venido a constituir la causa de tanto
dolor y sufrimiento en el mundo durante eones de
tiempo, por lo que hasta no relacionarse con Cristo,
en verdad la cruz fue un símbolo de dolor y castigo
por excelencia. (Todavía suele decirse en la vida
diaria y circunstancial: ¡… qué cruz, qué cruz!)
Sin embargo, en el futuro, y antes de que haya dado
término la Edad de Acuario, la próxima, antes del
completo transcurso de 2700 años, la cruz, tal como
la conocemos, y cual símbolo universal, será
sustituida por dos columnas verticales, una al lado
de la otra, nuevo formato que nos dará a entender
que las fuerzas intervinientes, masculina y femenina,
las dos polaridades que configuran la vida, han
conseguido hallar entre ellas la igualdad, quedando
instaurado para siempre el tan anhelado equilibrio
perfecto. (Hagamos notar que, si bien la cruz es
utilizada dentro de la fraternidad masónica, son sin
embargo las dos columnas – con sus nombres
respectivos Jachim y Boaz - el símbolo más utilizado
por ella en los ritos propios de la logia.
De cualquier forma, la cruz se adoró ya en la más
antigua historia por la Humanidad. Así, por ej., la
"serpiente sobre la cruz", símbolo de sabiduría
esotérica, se encuentra en la Gran Pirámide de
Gizéh, puesto que en aquel tiempo su empleo era
corriente. Era llamada "Cruz Ansata" o "llave de la
vida", la cual lleva un círculo en la parte superior,
queriéndonos indicar con ello que el espíritu ha
conseguido liberarse de la materia. Solía ser
enterrada junto a sacerdotes, faraones y reinas.
En cambio, para los hebreos, el símbolo de la cruz
fue la Tau, que quiere decir "vida eterna". Constituyó
costumbre estampar en la frente de los prisioneros
liberados este signo para dar testimonio de que eran
libres e inocentes. E incluso parece ser que fue la
Tau pintada en sangre sobre los umbrales de sus
puertas, cuando la décima plaga egipcia, lo que hizo
que el Ángel de la Muerte librase a sus moradores
de la muerte.
Generalmente ha sido un símbolo adorado en todas
las partes del mundo; los mismos templos de los
druidas fueron construidos con planta cruciforme, y
el caduceo, en esencia, fue una cruz griega o de
brazos iguales. Modernamente, sobre todo en
Occidente, el caduceo se le reconoce como más
certero y acabado por lo que hace a la iniciación.
Hubo un tiempo, también, en que la cruz era
presentada, sobre todo en pintura, con un corderillo
echado junto a ella, composición que venía a
anunciar la venida del Cristo, pues El Cristo, El
Cordero de Dios, no simboliza sino a Aries, (en su
grado 7) el signo en el que vino. Ya, posteriormente,
en el Nuevo Testamento, es llamado por ejemplo "el
buen pastor", o surge la parábola por él presentada
de la "Oveja perdida", alusiones una vez más a la
correspondencia de Cristo con el signo de Aries, sin
perjuicio de la discusión habida en esos tiempos
respecto a que si el símbolo del Salvador debiera
consistir en los peces (Piscis), dado que había quien
afirmaba que el equinoccio vernal de su nacimiento
se encontraba en Piscis y no en Aries. De ahí que
aún la mitra de los obispos, esté conformada en
forma de cabeza de pez.
Sin embargo, lo que es el crucifijo, o sea, la cruz con
Cristo crucificado sobre él, tardaría tiempo en ser
usado, exactamente comenzaría en el siglo VI. Bien,
¿y por qué tuvo lugar de esta manera y no de otra?
Simplemente por lo siguiente: El hombre sacrificó en
los más remotos tiempos a sus semejantes por
motivos religiosos, y, posteriormente habría de
hacerlo con los animales (Altar de los Holocaustos
del Tabernáculo del Desierto), por lo que sólo
cuando Cristo vino dándonos y haciéndonos
comprender el concepto del sacrificio propio, sucedió
que la figura de Cristo fue incorporada a la cruz
anterior para convertirse en símbolo de devoción
universal. De todos modos, digamos que este
símbolo de la cruz con una figura humana sobre ella,
si bien son muy pocos los conocedores de su
significado perfecto, ha sido el emblema de
Iniciación desde los tiempos más remotos.
Como últimas aportaciones, siempre transitorias, en
este pequeño tratado "crucíficial", queremos señalar
que el madero inferior representa al reino vegetal,
pues del centro de la Tierra suben las corrientes
etéricas que envían los Espíritus Grupo de las
plantas para darles vida, fuerza y vigor.
El superior representa al hombre, puesto que las
corrientes vitales que a él le son dadas provienen de
arriba, del sol, las cuales continúan hacia abajo,
pasando por la vertical columna vertebral y de tal
suerte que, el hombre, como bien es conocido en
esoterismo, es realmente "una planta invertida".
Para terminar, decir que el madero del centro, el
transversal, es el que representa al reino animal con
su médula horizontal, dado que las corrientes de sus
correspondientes espíritus colectivos (corrientes que
discurren en el al Mundo del Deseo), viajan
alrededor de la tierra, viaje en el que
necesariamente han pasar a través de las médulas
espinales, y por tanto horizontales, de sus
respectivos protegidos.
Añadir, si cabe, que el proyecto o sombra de la Cruz
– como haremos saber en el próximo apartado - ya
se hallaba cincelado en el trayecto y forma adoptada
antiquísimamente por el Tabernáculo en el Desierto,
comenzando en el Altar de los Sacrificios u
Ofrendas, en su inicio oriental, y terminando en la
parte más occidental o Sanctasanctórum, en cuyo
extremo mismo se hallaba el Arca de la Alianza y la
Gloria del Shekinah.

*
del libro "Los Rosacruces" de Antonio Justel
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios