sábado, 26 de marzo de 2016

Amor, Ego y el Motivo de la Vida

Amor, Ego y el Motivo de la Vida

 



AMOR..EL MOTIVO DE TU VIDA ...Desde donde lo mires vuelves al mismo lugar; todo lo que deseamos en esta vida es amor, amor divino, un amor ideal. El propósito en la vi­da es que brote y florezca ese amor ideal. 
 
Ahora, la pregunta es,¿cómo llegar a alcanzarlo? ¿Cómo conseguir ese amor y descubrir qué es lo que obstruye el camino para obtener ese amor en esta vida? Hay que darse cuenta que el obstáculo que impide obtener ese amor inocente es nuestro ego.
¿Qué es el ego? El ego es como un sueño. Un sueño existe hasta que no existe más. No se puede decir que un sueño es real pero tampoco se puede decir que es irreal porque has experimentado el sueño. El ego simplemente no es natural.
Si el ego no es natural, ¿por qué todos los humanos tienen ego? Tenemos ego porque, de alguna manera, es necesario para nuestro crecimiento.
Una semilla tiene una cubierta o una cáscara, cuando se la sumerge en agua la semilla germina y la cáscara cae. Del mismo modo, el ego es una innaturalidad necesaria que se desarrolla en nosotros entre los dos y los tres años. Antes, estamos en un completo estado de dicha y amor inocente. Luego el ego se desarrolla como una cáscara. Lo que el Conocimiento hace es quitarnos este caparazón y hacernos niños naturales, simples e inocentes una vez más. Cuando uno es natural, simple e inocente, no hay ego.
El ego no es una sustancia, es insustancial como la os­curidad. La oscuridad es sólo ausencia de luz. No existe ninguna sustancia conocida como ego. Se podría decir que ego es simplemente falta de madurez o falta de Conocimiento puro.
¿Cómo se puede eliminar el ego?
Me­diante la auto-observación y comprendiéndose mejor y profundizando en nuestro Ser a través de la meditación.
En los Bhakti Sutras (un texto espiritual escrito miles de años atrás por el sabio Narada), se encuentra una fraseun sutra que dice: "El Conocimiento es una de las ayudas para descubrir la naturalidad". El Conocimiento parcial pone al ego en primer lugar. Cuando el conocimiento es total, cuando el conocimiento ha madurado, el ego simplemente desaparece y emerge la sencillez. El ego no es más que ausencia de desarrollo, una falta total de comprensión. Esto no quiere decir que no debería haber existido desde un principio. El ego ha sido necesario, pero ahora puedes abandonarlo.
La gente envejece pero su edad mental, su madurez, se estanca en determinados momentos de la vida. Algunos se quedan estancados en la década de los treinta, otros se quedan en la década de los veinte y algunos hasta en la adolescencia. Sus pensamientos, sus deseos, todo es visto únicamente desde el prisma de esa época, con ese nivel de madurez. Y no hay mucha toma de conciencia, despertar o evolución.
El Conocimiento es una ayuda para desarrollar la par­te más íntima nuestra, que es el amor. En tu interior eres amor. Todos estamos hechos de una sustancia llamada amor.
 
¿Por qué entonces tenemos tantos problemas? Porque el ego está cubriendo nuestra esencia, ese amor, al igual que la semilla está cubierta por la cáscara. Para destapar el ego podemos hacer yoga, meditación y ejercicios de respiración.
Cuando alcanzas este conocimiento de la vida, ¿de qué te habrías de preocupar? ¿Por qué ponerse ansioso por una pareja o un hecho cualquiera? Simplemente mira hacia atrás y ve cuántas veces tuviste el mismo tipo de con­ducta. Nos preocupábamos por esto y por aquello y la preocupación continúa. Cuando tomas conciencia pue­des observar la vida profundamente, te vuelves muy na­tural, simple e inocente y mantienes una gran sonrisa.
 
¿Y por qué la gente comete errores si está llena de amor?Los errores ocurren debido al estrés, las exigencias, la tensión y la ignorancia. Esta ignorancia es lo que llamamos ego, esta oscuridad que no es una sustancia. Cuando llega la luz, la oscuridad simplemente se esfuma.
El propósito del saber, el propósito de cada civiliza­ción, es facilitar la apertura hacia el amor. Algunas personas creen que elConocimiento es suficiente para al­canzar el amor. A través del entendimiento y a través de la meditación, uno cruza estas barreras y se vuelve simple, natural e inocente y esto te conduce al amor. Otros opinan que sólo cuando llega el amor, llega elConoci­miento total. Ambas opiniones son válidas porque son interdependientes.
Cuando uno ama realmente algo, quiere saber más sobre ello. Si te amas a ti mismo, quieres saber más de ti, quieres profundizar. Desear saber más sobre lo que uno ama es muy natural. Y cuando logras el conocimiento de algo en su totalidad, seguramente lo amarás. Hay un dicho en inglés: "La familiaridad trae desdén o falta de respeto". Puede ser, porque si sólo tienes familiaridad con algo no tienes conocimiento total. Si sientes que las personas son sólo simples conocidos tuyos, podrías menospreciarles pero si conoces a alguien perfectamente, si conoces algo perfectamente bien surge el amor, porque en la profundidad de todo hay amor. El amor es el núcleo de toda la existencia. Por eso Jesús dijo:"El Amor es Dios". El amor es omnisciente y permea todo, como Dios. Jesús nos dio el sinónimo: “El Amor es Dios”. La Divinidad está en todas partes. Hay un solo amor que también se manifiesta como miedo, odio, enojo; como todas las diferentes emociones.
En todas nuestras relaciones o nuestras negociaciones sólo pueden haber dos perspectivas: o hay amor o hay indiferencia. No existe una tercera perspectiva. Cuando hay indiferencia no hay enojo, ni odio, ni miedo. Estas y otras emociones similares son una forma distorsionada del amor. Vemos cómo todo esto ocurre en la vida.
El amor se distorsiona debido a la falta de Conocimiento. El Conocimiento ayuda a que el amor florezca y el amor a su vez trae el Conocimiento completo.
 
Sri Sri Ravi Shankar

http://vidaplena-terapiafloral.blogspot.com.es/2013_01_06_archive.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios