viernes, 18 de marzo de 2016

Cómo Ayudar a Una Persona en Duelo

comforting a friend
Cuando un amigo o familiar es lidiando con el duelo, a menudo nos sentimos inútiles, sin certeza cierta de cómo actuar a su alrededor o cómo podemos ayudarlos. A veces podemos ponernos demasiados “positivos” en un deseo de ayudarlos a sobrellevar esta difícil etapa en sus vidas. O tal vez los evitemos por competo, por miedo a empeorar las cosas. Pero las personas en duelo necesitan nuestro apoyo, aunque a primera vista parecieran estar bien. Para los dolientes, la soledad es la mayor queja que expresan al hablar de su dolor. ¿Entonces, que podemos hacer? Aquí presento algunas ideas que pueden ser de ayuda:
Se personal. Llama o visita. Expresa lo triste que te sientes ante las noticias y comparte algunos lindos recuerdos que tienes acerca del finado. No limites el contacto al velorio, entierro y novenarios. El doliente necesita apoyo por semanas, meses y hasta años.
No dudes en ponerte en contacto si escuchaste la noticia días o semanas más tarde. El doliente aprecia -y necesita- esta oportunidad para hablar sobre el ser amado.
Ofrece ayuda práctica. Esto puede ser algo como traer la cena, cuidar a los chicos o ayudar a poner las partencias del difunto en orden. Invita al doliente a almorzar, cenar o al menos un café. Eso sí, no prometas algo que no puedas cumplir.
Habla sobre el difunto. Comparte anécdotas y recuerdos. Y dale una oportunidad al doliente a hacer lo mismo. Dicho lo anterior, también ofrece una conversa sobre las cosas del día a día, de lo que está ocurriendo en el mundo, en tu vida y demás.
Intenta una y otra vez. Aun si la persona no parece querer hablar o salir, entiende que esto es una situación temporal. Es probable que el doliente se sienta más social en otra ocasión.
Decirle al doliente que “entiendes” o “se cómo te sientes” rara vez ayuda, así hayas pasado por una situación semejante. Lo mejor es admitir que no puedes imaginar el dolor que la persona está sufriendo y, si te preguntan sobre tu experiencia, entonces comparte lo que te ayudó a superar el duelo.
No le pongas limite al duelo de una persona. Puede tomar meses y hasta años supéralo. Sé paciente y no salgas con lo de “es hora de volver a la normalidad” y tal.
Escucha, escucha, escucha. Pero no sientas que tienes que presentar soluciones y arreglos, a menos que el doliente así te lo pida de manera clara. El mejor regalo que puedes darle a un doliente es compañía y un oído amigable.
http://wiccareencarnada.net
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios