jueves, 24 de marzo de 2016

¿De dónde proviene este dolor? Dolor visceral referido.



Entendemos como dolor referido visceral al dolor que experimenta un sujeto en su sistema musculoesquelético cuyo origen se encuentra en el mal funcionamiento de una víscera.
Muchos dolores y limitaciones que se manifiestan en músculos, articulaciones y otras estructuras del cuerpo no tienen su origen en la propia estructura, sino que su causa se encuentra en alguna víscera u órgano que no esta funcionando de manera óptima.
Es fundamental identificar estos dolores referidos ya que modifican por completo el tratamiento a seguir y que la terapia tenga éxito.
La explicación para que aparezca un dolor referido es que los nervios que recogen información de las vísceras conectan con las mismas neuronas que los impulsos procedentes de terminaciones nerviosas de piel y músculos. Esta información de dolor converge en la medula y el cuerpo no sabe percibir de dónde procede.
Muchos órganos no tienen receptores de dolor, como el hígado, y el único síntoma de la disfunción puede ser el dolor referido.
Algunas vísceras que más frecuentemente son origen de dolores corporales referidos son:
Estómago:
-       Cervical
-       Detrás del esternón
-       Hombro derecho
-       Recto del abdomen
-       Trapecio
-       Vertebras entre la sexta y la novena        dorsal.
 
Esófago:
-       Parte anterior del cuello
-       En forma de cinturón a la altura del final del esternón
-       Entre las escapulas
-       Alrededor del tórax
Corazón:
-       Lado izquierdo del cuello
-       Hombro y brazo izquierdo
-       Detras del esternón como si presionasen desde detrás
-       Mandíbula
-       Región superior de la escapula derecha
 
Pulmones:
-       Dolor torácico bien localizado sobre las zonas afectadas
-       Cuello
-       Trapecio derecho
-       Parte superior del abdomen
-       Lado derecho de la espalda
 
Hígado y vesícula biliar:
-       Tendinitis en general
-       Hombro derecho (periartritis escapulohumeral)
-       Lado derecho del tórax
-       Cefaleas (ojo derecho y frente = hígado; ojo izquierdo y nuca = vesícula)
-       Dolor en nuca y rigidez
-       Fatiga muscular.
Intestino delgado:
-       Inflamaciones articulares en general
-       Región dorsolumbar
-       Sensibilidad en la zona del ombligo
-       Dolor en sacro y glúteos.
Intestino grueso:
-       Inflamaciones articulares en general
-       Región dorsolumbar
-       Región lumbosacra
-       Sacroiliacas
-       Problemas musculares en parte posterior del musculo.
Riñón:
-       Región lumbar
-       Región subcostal posterior
-       Neuralgias intercostales de la 12ª costilla hasta el ombligo
-       Ingle y cara interna de la rodilla
Vejiga:
-       Zona lumbosacra
-       Encima del pubis
-       Parte inferior del abdomen
-       Dolor en la pelvis tipo gases
 
Uréter:
-       Angulo costo vertebral
-       Parte inferior del abdomen e inguinal del mismo lado.
-       Tendón de Aquiles
 
Páncreas:
-       Hombro izquierdo
-       Epigastrio
-       Parte media o inferior de la espalda
Síntomas que nos pueden ayudar a identificar un dolor referido:
-       Un  dolor que empieza sin una causa evidente
-       Una lesión que no se recupera en el tiempo fisiológico
-       El dolor se intensifica en una franja horaria del día.
-       No se alivia con los cambios de posición

Tratamiento:
-       Normalizar el funcionamiento de la víscera (con osteopatía, acupuntura, imanes,…)
-       Evitar los alimentos que están perjudicando al organismo (test de intolerancias)
-       Depurar las vías de eliminación (Hidroterapias de colon,).
-       Recuperar la flora intestinal.
-       Adquirir unos buenos hábitos de alimentación (frecuencia de comidas, formas de mezclar los alimentos, hidratación.)
-       Tomar los productos más recomendados en cada caso para drenar y desintoxicar el órgano afectado.
Eduardo Lechuga de Boer.
Fisioterapeuta, osteópata, experto en Medicina Tradicional China. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios