jueves, 17 de marzo de 2016

Decálogo de un gato para ser feliz



Los animales nos enseñan cada día, pero en ocasiones, no tenemos tiempo de observarlos, de prestarles atención, o, sencillamente, nunca hemos tenido la suerte de vivir junto a uno. Cada día suelen aparecer noticias asombrosas que apenas tienen repercusión: delfines que salvan a pescadores, crías de foca que defienden a un grupo de patos para que los cazadores no los maten, o perros que detectan enfermedades y salvan a tiempo la vida de sus dueños…
¿Qué es lo verdaderamente importante para ti? ¿Sabes establecer pautas para encontrar tu felicidad diaria? Los que conocen el mundo felino son sin duda conscientes de la plácida existencia de estos maravillosos animales. Disponen de una filosofía excepcional que vale la pena tener en cuenta¿te apetece conocerla?

1. SERÁS PACIENTE

No tengas prisa por conseguir las cosas. Es bueno que tengas claros tus objetivos, mantenlos en tu punto de vista en cada momento y fija tus planes sobre ellos. Pero sé paciente, cauteloso. Hay que ser un buen observador para distinguir los mejores caminos y las mejores opciones. El cazador más sagaz es hábil por su discreta prudencia y su afilada paciencia.

2. MANTÉN VIVA TU CURIOSIDAD

No importa que tengas 5 o 100 años. No importa si dispones de muchas o pocas obligaciones. La curiosidad es el motor de las mentes más ágiles y debes poner todos los medios por mantener el interés por todo lo que te rodee.  El mundo está lleno de estímulos que merece la pena investigar no solo para ser más sabio, sino para saber más de ti y hacer de tu día a día, un presente más interesante.

3. SÉ PERSISTENTE

No vale con que lo intentes una sola vez. Los éxitos requieren perseverancia, paciencia y esfuerzo. Si deseas conseguir algo busca todas las opciones, todos los caminos. Mantén el deseo vivo en tu corazón y con determinación en tu cerebro… los pequeños agujeros se convertirán en puertas si te empeñas en encontrar nuevas salidas.

4. SÉ ELEGANTE

Mírate al espejo y pregúntate si te encuentras bien contigo mismo. No se trata únicamente de tu aspecto físico. La elegancia es una actitud, no una imagen. Encontrarse bien con uno mismo empieza en tu interior, en tu forma de ser, en tus logros y deseos.

5. QUIÉRETE A TI MISMO

En ocasiones es bueno pecar de una gota de egoísmo. Valórate a ti mismo y quiérete por lo que eres y lo que has conseguido. Enorgullécete de tu persona sabiendo que puedes hacer lo mismo que los demás… o más aún, puedes llegar a ser más especial que el resto.


6. DEFIENDE A LOS TUYOS

No tienes por qué sacar las zarpas, pero en ocasiones vale la pena establecer límites para defender aquello que es tuyo y aquello que amas.

7. BUSCA SIEMPRE ESE RINCÓN LUMINOSO

El sol no solo nos reconforta y nos aporta esa plácida calidez necesaria para sintetizar vitaminas y encontrarnos mejor. Buscar día a día esa luz reverberante en momentos de oscuridad, es un buen motivante para ver siempre el lado positivo de las cosas.

8. APRENDE A RELAJARTE

Los gatos tienen un mecanismo excelente para relajarse y relajar a sus crías: los ronroneos. Esa vibración instintiva de sus faringes es similar a la caja de resonancia de un instrumento musical, actúa a unas frecuencias perfectas para relajarse y relajar a quienes estén a su alrededor. Encuentra tú también el modo en que puedas encontrar descanso, en ocasiones, la solución a toda preocupación reside en el sencillo acto de descansar, de dormir.

9. MÁRCATE RETOS

No hay distancia lo suficientemente larga ni muro lo bastante alto para que no puedas superarlo. Las limitaciones están en tu propia mente, no importa lo pequeño que seas, si te lo propones con las suficientes energías y esperanzas, podrás alcanzar cualquier cosa.

10. ADOPTA

Si eres un gato, adopta a un humano. Si eres un humano, adopta un gato. La combinación de especies es sencillamente espléndida y nunca dejaréis de aprender uno del otro.
Escrito por Valeria Sabater, tomado de lamenteesmaravillosa.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios