sábado, 5 de marzo de 2016

Encendiendo tu fuego



No podemos negar que el ser humano es creativo por naturaleza. Y como tal, siempre está creando su realidad.
Una de las cosas que más deseamos crear, es nuestra dicha y felicidad. Todos deseamos ser felices y el universo también quiere que seamos felices. Pero estamos en proceso de alcanzar el dominio de nuestras creaciones. De momento, no somos lo suficientemente conscientes y por eso las cosas no resultan como queremos.
Antes de lograr nuestra maestría pasamos varios años siguiendo las líneas de la espiritualidad, leyendo material relacionado, estudiando y practicando muchas técnicas de autoayuda. Al ver que las cosas siguen sin funcionar como deseamos, responsabilizamos a las circunstancias que nos rodean de esos malos resultados de manera casi automática.
Está muy enraizada la costumbre de mirar hacia afuera de nosotros, ni siquiera nos damos cuenta de cuando lo estamos haciendo. Cambiamos de pareja, cambiamos de trabajo, cambiamos de casa, pero al poco tiempo todo está muy parecido a como estaba antes del cambio. Seguimos proyectando lo que somos allá donde vamos. La verdadera solución está en hacerse conscientes de lo que estamos creando desde dentro, tomar consciencia de las estrategias personales que estamos utilizando para hacer encender nuestro fuego.
Estamos en camino a manejar nuestra propia energía. Estamos en camino a poder descubrir cómo encender nuestro fuego. Las cosas no nos funcionan porque no hemos podido unificar nuestros pensamientos, sentimientos y emociones en la dirección deseada. Y esto se debe a que guardamos carpetas mentales con información contradictoria. Por un lado queremos algo y por otra parte nos resistimos a conseguirlo. Cuando logramos hacemos consciente de esas incoherencias, se termina el problema.
La coherencia la consigues mirando lo que ocurre en tu vida con neutralidad, observando y sacando conclusiones amorosas respecto de ti mismo. Tu autoconocimiento es la clave aquí y tienes que acompañarlo con un profundo respeto a tu ser divino que está intentando sacar afuera toda su maestría. En los inicios de tu práctica solo verás humo y tus esfuerzos parecerán no generar frutos.
¿Te conoces? ¿Sabes lo que quieres? ¿Sabes lo que te interesa?
crear
El primer paso para crear conscientemente es saber qué es lo que quieres crear. Es impresionante la cantidad de personas que no puede definir con exactitud lo que desea. Este punto es el punto de partida y es necesario tener esta base muy firme para sostener el entusiasmo para seguir soplando. Una de las debilidades más comunes se encuentra en la poca convicción que tenemos en cuanto a nuestro derecho a tener y disfrutar de las cosas buenas, la abundancia, el amor y la felicidad.
El consciente colectivo se encuentra en un nivel muy bajo de merecimiento. Cuando observamos a alguien que tiene altas ambiciones tenemos la tendencia a juzgarlo o a pensar que tiene delirios de grandeza. No creemos que exista una puerta abierta a todo lo que deseamos tener, pese a que tenemos grandes ejemplos por todos lados.
Algo en tu interior se opone a encender tu fuego. Esa es la primera incoherencia que se te presentará en el camino que debes recorrer para llegar a donde quieres. Se requiere soplar y soplar hasta que la llama aparezca.
¿Te puedes visualizar cómodo y feliz en medio de aquello que sueñas?
Si aun no consigues imaginar aquello o si no puedes aceptarlo como verdadero para ti, puedes estar siendo víctima de tu bajo nivel de merecimiento. Es un mal muy extendido.
Para elevar tu nivel de merecimiento puedes hacer meditación, visualizaciones y ejercicios destinados a sanar tu autoestima. Al mismo tiempo limpiarte de aquella programación de infancia que te impide aceptar todo lo bueno en tu vida. O sea, tienes que seguir soplando sin detenerte.
Sabrás que estás sano cuando sientas que en cualquier momento la llama aparece, que todo lo bueno que esperas es algo lógico y natural para tu vida y no depende de algo externo. Sabrás que todo depende de ti, de tu entusiasmo, de tus ganas de crecer y de tu insistencia para seguir soplando hasta que tu fuego se encienda por completo.
Patricia González
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios