miércoles, 9 de marzo de 2016

La vida en Andrómeda

andromeda2

La vida en Andrómeda

La vida en Andrómeda es muy fácil de comprender si se tiene en cuenta que todos los Seres que allí estamos somos iguales en aspecto y en tamaño porque así ha sido decidido por el Creador.
La vida en la galaxia de Andrómeda está muy lejos de ser lo que el hombre imagina, si es que alguna vez se ha planteado siquiera que podría existir vida en otros lugares además de dónde él se encuentra.
Ahora vamos a comenzar por describir cómo es el lugar desde donde te estamos hablando para que lo transmitas a los Seres de la Tierra que están dispuestos a escuchar el mensaje de Dios a través del canal de luz de tu alma.
El espacio interestelar está lleno de Seres de Luz que aún no han sido presentados al hombre de la Tierra y es por eso que queremos abrir esa puerta de luz al Universo para que todo aquél que lo desee pueda venir a conectar con Nosotros a través de su canal de luz con el cuerpo de luz activado para que puedan llegar hasta aquí.
cuerpo de luz

El cuerpo de luz

El cuerpo de luz es lo primero que necesita ser encendido para poder comunicar con Nosotros en cualquier lugar del espacio-tiempo, ya que ese cuerpo es el vehículo interdimensional que permite la conexión multidimensional con el Ser de Luz que está dentro del hombre de la Tierra.
Para activar el cuerpo de luz basta con tener conciencia de que esa es la parte de Dios en cada uno de los seres humanos y a partir de ahí, solo se necesita poner la intención de que ese cuerpo de luz se active y se dirija al lugar adónde se quiere llegar, siempre y cuando se haya preparado con anterioridad lo que se pretende realizar con ese viaje interestelar.
Cuando el hombre activa su cuerpo de luz, todo resplandece alrededor de él y se convierte en una estrella de luz incandescente a la que es posible vislumbrar desde la lejanía más remota del Universo. Y así es como podemos llegar a conectar con todos los que estén dispuestos a hacerlo, sin temor a nada, porque nada hay que temer cuando uno está dentro de su cuerpo de luz que le protege de todo mal y de todo lo que pudiera sentir como amenaza contra él.
El cuerpo de luz del hombre es una maravilla de la Creación que no ha sido bien utilizado en algún lugar del tiempo en el que se descendió a la materia y se dejó en suspensión en el interior del corazón para que fuera encendido en el momento preciso en que el hombre decidiera ascender por su propia voluntad.
Este es el mensaje que hemos venido a dar al hombre de la Tierra, para que empiece a ser consciente de que su cuerpo de luz necesita ser activado para emprender el camino de vuelta al hogar del que proviene, que es la dimensión de la Luz y el Amor que no se ha conocido en la Tierra de materia densa. Por eso venimos a hacerle este regalo, a la vez que deseamos que su cuerpo de luz le traiga hasta Nosotros en la galaxia de Andrómeda, para empezar a desarrollar su potencial de luz estelar que nunca se apaga y siempre se mantiene en actividad a la hora de conectar con su Alma de Luz en el Universo.
El mensaje de Dios

El mensaje de Dios

Ahora vamos a describir cómo es la vida en este lugar y empezamos por deciros que Nosotros hemos sido los elegidos para entablar esta comunicación para que el mensaje de Dios llegue a calar en el corazón del hombre de la Tierra. El mensaje de Dios para el hombre es muy claro y sencillo y no tiene nada que ver con lo que se le ha explicado a través de los diferentes medios que se utilizan en la Tierra para influir en la mente de las personas.
El mensaje de Dios para todos sus hijos es la libertad del alma y la vuelta al hogar desde donde se fue en el origen con el fin de explorar el Universo. Y después de haberse ido, ya no supo volver y se quedó perdido en el espacio buscando la manera de regresar al hogar de donde había salido. Mientras eso ocurría, el Ser de Luz que se había marchado de la casa de su Padre, fue aterrizando en diferentes lugares que le permitían realizar el aprendizaje de ese sitio en concreto. Y así poco a poco, cada una de las partes de Dios que se habían separado de Él, fuimos entrando a conocer el Universo viajando a través de él para experimentar la Luz de la Creación en toda su magnitudPero cuando llegamos a un lugar que se encontraba muy alejado del Sol, lo que nos ocurrió fue que nos caímos al suelo y ya no pudimos levantarnos y así fue como llegamos a la Tierra de tercera dimensión y como también despertamos a la luz desde allí para seguir evolucionando en el espacio interestelar con la conciencia despierta y con la intención de ser ascendidos algún día para volver al lugar de origen de donde el Ser de Luz se despidió de su Padre.
La partícula de Dios que se desprendió de Él al iniciar el proceso de Creación del Universo, somos cada uno de Nosotros que estamos repartidos por todo el espacio interestelar esperando el momento adecuado para encontrarnos todos y abrazarnos como Un Solo Ser que solo desea el mayor bien de Todo lo Que Es.
Cuando os venimos a hablar de esta manera, es porque sabemos que sois conscientes de lo que os queremos transmitir y por eso estamos aquí ahora, para despertar vuestra conciencia a la luz del Sol que nunca se apaga y que siempre brilla en la oscuridad.
Dentro de nuestra galaxia de Andrómeda el Sol nunca se apaga y siempre estamos dispuestos a ayudar a quien nos lo pida desde el corazón. La forma en que podemos ayudar al hombre de la Tierra es despertando su capacidad de realizar viajes interdimensionales adónde él mismo decida, para que se pueda encontrar con la parte de su alma que no ha conocido jamás desde que entró a vivir a la Tierra. Cuando nos ofrecimos voluntarios para ayudar al hombre para salir de su encierro en la Tierra, lo primero que se nos ocurrió fue plantear esta posibilidad de conocerse a sí mismo en la mayoría de los lugares en los que está presente desarrollando una misión de luz en el Universo, que necesitaría ser conocida por él para que pudiera llevarla a la Tierra y terminara de realizar el aprendizaje que le ha sido impuesto, con la intención de salir cuanto antes de su limitación de estar encerrado en un cuerpo de carne y volar al Universo con el poder de la luz dentro de su cuerpo de luz.
La mayoría de las veces en las que nos hemos puesto en contacto con el hombre, no ha sabido recibir nuestro mensaje de ponerse en marcha para ascender al cielo donde estamos todos esperando su llegada, porque él es uno de Nosotros y siempre estamos dispuestos a estar en su vida si así lo deseara, ya que hay mucho que debería aprender de nuestra forma de vivir que se despliega en luz de color rojo dorado para indicar que estamos en la galaxia de Andrómeda.
El color rojo es un indicador del Amor del corazón en el Corazón de Dios en el Universo y el color dorado es la energía de luz del Ser que un día descendió a la Tierra desde el Sol en el que estamos Nosotros ahora. El poder del Sol en nuestra galaxia, está siempre en actividad dentro de nuestros cuerpos de luz, porque Nosotros estamos dentro de un cuerpo de luz de color rojo-dorado con el fin de ser reconocidos por los demás Seres de Luz que habitan en los diferentes lugares de la galaxia. Lo que podemos realizar dentro de nuestros cuerpos de luz es lo que el hombre no podría ni siquiera imaginar con su mente de humano que no ha salido nunca de su encierro y que no se permite la libertad.
La vida en Andrómeda deja de ser un secreto para el hombre a partir de ahora por la decisión que se ha tomado de conectar con Nosotros para recibir la Palabra de Dios. Y así vamos a despedirnos de los hombres de la Tierra, con la intención de que pronto volvamos a encontrarnos para seguir descubriendo las infinitas posibilidades de desarrollo personal y espiritual que se podrían manifestar en la Tierra si ese fuera el deseo de las personas que lean esta información.
Hablamos los Seres de Luz de la Galaxia de Andrómeda en la Voz Una de Todos Ellos.

CANALIZADO POR: Asunción Chavarri, redactora de la gran familia hermandadblanca.org
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios