domingo, 20 de marzo de 2016

Mensaje de Semana Santa: Domingo de Ramos

En el domingo de Ramos traemos la palabra de Jesús de Nazaret, vigente y reflexiva:
“Mediada ya la fiesta, subió Jesús al Templo y se puso a enseñar.  Los judíos, asombrados, decían: “¿Cómo entiende de letras sin haber estudiado?”  Jesús les respondió: “Mi doctrina no es mía, sino del que me ha enviado.  Si alguno quiere cumplir su voluntad, verá si mi doctrina es de Dios o hablo yo por mi cuenta.  El que habla por su cuenta, busca su propia gloria. Pero el que busca la gloria del que le ha  enviado, ese es veraz, y no hay impostura en él.  ¿No es Moisés el que os dio la Ley? Y ninguno de vosotros cumple la Ley.  ¿Por qué queréis matarme?”  Respondió la gente: “Tienes un demonio. ¿Quién quiere matarte?”  Jesús les respondió: “Una sola obra he hecho y todos os maravilláis.  Moisés os dio la circuncisión (no que provenga de Moisés, sino de los patriarcas) y vosotros  circuncidáis a uno en sábado.  Si se circuncida a un hombre en sábado, para no quebrantar la Ley de Moisés, ¿os irritáis contra mí porque he curado a un hombre entero en sábado?  No juzguéis según la apariencia. Juzgad con juicio justo.”
Decían algunos de los de Jerusalén: “¿No es a ése a quien quieren matar?  Mirad cómo habla con toda libertad y no le dicen nada. ¿Habrán reconocido de veras las autoridades que este es el Cristo?  Pero éste sabemos de dónde es, mientras que, cuando venga el Cristo, nadie sabrá de dónde es.”  Gritó, pues, Jesús, enseñando en el Templo y diciendo: “Me conocéis a mí y sabéis de dónde soy.  Pero yo no he venido por mi cuenta, sino que verdaderamente me envía el que me envía, pero vosotros no le conocéis.  Yo le conozco, porque vengo de él y él es el que me ha enviado.”  ….  El último día de la fiesta, el más solemne, Jesús puesto en pie, gritó: “Si alguno tiene sed,  venga a mí, y beba el que crea en mí”, como dice la Escritura: De su seno correrán ríos de agua viva.  (Evangelio de San Juan)
En textos no conocidos Jesús dice:
“Tu mente y tu corazón están para servirte. Hasta ahora ellos han servido a un fantasma que nunca han visto, pero que creen es real. Ellos creen que es real porque Tú le has dicho que lo es  y ellos están obligados para siempre a seguir tu voluntad. Has hecho ésto porque has colocado  el poder de la creación, que te fue dado por Dios, en las manos de una figura de sombra que Tú  has percibido como más poderosa que la verdad que hay en tí. Tal cosa es imposible. El ego no  es real y por lo tanto no tiene poder. El momento en que te des cuenta de que Tú aún eres como  Dios te ha creado es el mismo momento en que despertarás del sueño que el ego ha tratado de  mostrarte, y luego tu mente y corazón te seguirán. Ellos están aquí para servirte y lo harán si  recuerdas quién Tú eres.  “
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios