lunes, 28 de marzo de 2016

Mensaje de Semana Santa: Domingo de Resurrección

Es propicio repasar la vigencia de este mensaje, el cual ha sido malinterpretado por siglos y en algunos casos dejado a un lado, sin percatarnos que en la esencia del mismo, reposa la paz del espíritu. Recordemos lo que ha sido creado, no puede ser destruido.
“Oísteis que fué dicho a los antiguos: Ojo por ojo, y diente por diente.  Mas yo os digo: No resistáis al mal. Antes a cualquiera que te hiriere en tu mejilla diestra,  vuélvele también la otra.  Y al que quisiere ponerte a pleito y tomarte tu ropa, déjale también la capa.  Y a cualquiera que te cargare por una milla, ve con él dos.  Al que te pidiere, dale. Y al que quisiere tomar de ti prestado, no se lo  rehúses.
(Evangelio de San Mateo)
¿Permanecerás despierto conmigo? Ahora que has dado un paso adelante y proclamado tu buena voluntad para transformar el mundo a través del amor, sólo queda una pregunta por hacer: ¿Elegirás permanecer a mi lado con total voluntad, compromiso y llevar a cabo conmigo el rol de liberador y protector de la Gracia? ¿Permanecerás despierto conmigo, no solo por una hora, sino  tanto como el tiempo dure?  Será sólo por un momento y aún así tanto puede suceder tan rápido. He tendido mi mano hacia ti  y tú la has tomado. Caminemos juntos en la perfecta Luz que ilumina el mundo, porque ésto es lo  que has elegido hacer antes de haber nacido. No te abandonaré y tú no debes abandonarme. Permanece despierto ahora y juntos descubriremos una manera de vivir que no puede ser descrita en  palabras, pero que puede ser vivida y amada.”
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios