lunes, 7 de marzo de 2016

NUESTRO AMIGO DON EGO

NUESTRO AMIGO DON EGO
El ego, ese ser formidable que vive y crece dentro de nosotros, un compañero del cual podríamos realizar varias películas y muchos libros, se alimenta día a día con nuestras creencias, dichos, política, educación, costumbres, religión, con lo que vemos, oímos, leemos, soñamos, imaginamos, etc. nos hace tomar decisiones muchas veces llenas de fantasía, en otras nos hace ver cosas que solamente nosotr@s creemos, en ocasiones nos permite ver la verdad solamente para confundirnos más, pero nunca permite que podamos sentir y ver claramente la realidad por mucho tiempo, nuestro ego nos dice que siempre queremos tener la razón, que siempre tiene que salirse con la suya, que todos pueden equivocarse menos el, se molesta si alguien no está de acuerdo con lo que cree correcto, el ego nos dice que si hablamos, la gente debe de prestarnos la atención que cree necesaria y correcta, el ego te dice que la gente te debe de dar un trato preferencial por encima de cualquier otra persona, el ego te dice que cuando recibes un consejo y le gusta lo que escucha, lo toma de la mejor manera, pero si no le gusta, te dice que te tienen envida, que no te quieren, que la persona que te dice eso no está contigo, que lo hizo con mala intención o con la intención de dañarte, el ego se fastidia muy a menudo, cuando hay largas colas para realizar las compras, cuando hay mucho tráfico, al ego no le gusta esperar, o al contrario espera de más, le gusta el dinero o la pobreza, la comodidad, no es paciente, no es amoroso, al ego le gusta ser superior a tod@s, le gusta disfrazarse de honrad@ y trabajador@, le gusta salirse con la suya, pero en muchas ocasiones, también se hace la victima de las circunstancias, le gusta jugar al honest@ sin serlo, al respetable, al necesitad@, al ego le gusta ser atendid@, al ego no le gusta ser despreciad@, ni marginad@, nunca tiene ni logra lo suficiente, siempre está descontento y le gusta estar jugando, va de un lado a otro, cuando nos identificamos con él, llega un momento en que la vida se nos hace monótona y aburrida, el ego te dice en ese momento, que necesita nuevos estímulos, su hambre aún no está satisfecha,  si crees que no es así, pruébalo tu mism@, cuando te sientas aburrid@ y lleves una vida monótona, identifica que te dice tu mente cuando te preguntes ¿que necesito para ser feliz?, que sensaciones y pensamientos despierta en ti esa pregunta, piensa y reflexiona, ¿quién eres o quien no eres?, ¡¡te llevaras una gran sorpresa!!. Como podríamos empezar a controlar el ego y lo que no somos, Imagina que alguien te dice alguna ofensa o te comenta algo con la intención de molestarte, en lugar de caer en la reacción “normal” e inconsciente y en la negatividad, en lugar de hacerle caso a tu ego y atacar, ponerte a la defensiva o echarte a correr, deja que las palabras te atraviesen limpiamente. No ofrezcas resistencia, ¿sabes que pasara entonces?, que ya no habrá nada que pueda sentirse herido. Eso es aceptación y perdón al mismo tiempo, así es como te vuelves invulnerable, si se trata de una persona grosera o de un suceso alterno o inesperado, un terremoto, o el evento que sea, el mecanismo de resistencia es el mismo. Permite que el ruido, la ofensa, o cualquiera que sea la causa de tu reacción negativa, ya no suenen en tu interior. Siéntete como si te estuvieras volviendo transparente, como si no tuvieras la solidez de un cuerpo, te empezaras a dar cuenta que mientras más tiempo lo practiques más rápido dejara de importarte que es lo que pasa en el exterior y le empezaras a dar más importancia a tu interior. Al ego también le gusta jugar a esperar, esperar a mañana, esperar a las próximas vacaciones, a tener un mejor trabajo, a que crezcan los niños, a establecer una relación significativa, a triunfar, a hacer dinero, a ser importante, a iluminarte. Esperar también es un estado mental, significa que le das mucha importancia al futuro y estas renunciando al presente, no quieres lo que tienes y quieres lo que no tienes, Cuando esperas estás creando un conflicto inconsciente entre tu aquí y ahora –el lugar donde estás-, y el futuro proyectado –el lugar donde quieres estar-.  La vida es lo primario, es tu Ser interno más profundo. Ya es total, completa, perfecta. Renuncia a la espera como estado mental. Cuando te “caches” cayendo en el estado mental de espera que es a donde te conduce el ego también…..sal inmediatamente y regresa al presente. Las identificaciones más habituales del ego guardan relación con las posesiones, queremos tener; una mejor casa, un mejor coche, un mejor reloj, etc., con el trabajo siempre estamos insatisfechos, con el status y reconocimiento social; siempre buscamos que las demás personas reconozcan nuestro valor y que nos den su aceptación para sentirnos bien, con el conocimiento y la educación; buscamos que nuestros hijos sean licenciados, ingenieros, arquitectos, doctores, cuando lo más importante nunca lo consideramos…….el ser felices, la apariencia física; es importante pero no indispensable, obsesionarnos con ir al gimnasio o buscar dietas milagrosas, con las habilidades personales; siempre tratamos en competencia de ser mejor que los demás, con las relaciones; siempre estamos en busca de algo nuevo, sin darle el valor real a lo que ya tenemos, con tu historia personal y familiar; nunca nos damos cuenta de dónde venimos, nuestra historia de vida es importante y no le damos la importancia que muchas veces tiene, con los sistemas de creencias y también con las identificaciones colectivas: nacionales, raciales, políticas, religiosas y otras. Ninguna de estas identificaciones eres tú. La identificación con la mente crea una pantalla opaca de conceptos, etiquetas, imágenes, palabras, juicios y definiciones que bloquean toda verdadera relación. Esa pantalla se interpone entre tú y tú mism@, entre tú y tu prójimo, entre tú y la naturaleza, entre tú y Dios; crea la ilusión de separación, la ilusión de que tú y el “otro” están totalmente separad@s. El ego no quiere que se ponga fin a tus “problemas” porque estos son parte de su identidad. ¿Quién serías tú, sin tu infelicidad?, ¿Quién serias tu sin tu otro yo?, ¿Quién serias tu sin ti mism@?....¿Quién serias tú, sin tu ego?
Bendiciones de luz para tod@s.
Acualactico.

http://sincro-destino.com/profiles/blog/show?id=2996300%3ABlogPost%3A2741560&xgs=1&xg_source=msg_share_post
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios