jueves, 14 de abril de 2016

11 mudras para sanarte

Son ejercicios básicos muy sencillos de realizar y sirven para ayudar a curarse uno mismo. Cada postura se tiene que practicar durante 45 minutos, tiempo que se puede dividir en varias partes de 10 6 15 minutos.
SHANKH MUDRA – Mudra de la Concha Esta mudra se utiliza en algunos rituales. Su nombre procede de que en muchos templos, por las mañanas se toca un cuerno de concha para anunciar la apertura de sus puertas. La mudra de la concha produce una mejoría en los problemas de la laringe, y con una práctica regular puede mejorar hasta la voz, sobre todo si al hacerlo se pronuncia cantando en voz baja la sílaba OM. La postura: las manos entrelazadas recuerdan una concha. Para ello, hay que asir con los cuatro dedos de la mano derecha el pulgar de la izquierda y tocar con el pulgar de la derecha el dedo corazón extendido de la mano izquierda.
mudras

SURABHI MUDRA -Mudra de la Vaca La Surabhi Mudra es eficaz sobre todo para el reuma y la -artritis. La postura: el meñique de la izquierda toca el anular de la derecha; el meñique de la derecha toca el anular de la izquierda. Al mismo tiempo, los dedos corazón tocan los índices de la mano opuesta. Los pulgares, levantados.
PRAN MUDRA – Mudra Vital La Pran Mudra mejora la capacidad de visión, cura enfermedades oculares, aumenta la vitalidad y armoniza la energía en todo el cuerpo. Además, también reduce el estado de cansancio y el nerviosismo. La postura: para la realización correcta de esta mudra, las yemas de los dedos anular y meñique se colocan sobre la yema del pulgar. Los restantes dedos de la mano permanecen levantados, tal como puede apreciarse en la fotografía.
SHUNYA MUDRA – Mudra Celeste Es un ejercicio especial para las molestias y los problemas de oído. Puede atenuar rápidamente el dolor de oído y, de practicarse durante algún tiempo, permite curar casi todas las enfermedades del oído. La postura: dobla el dedo corazón hasta que toque la eminencia tenar (elevación debajo del pulgar), y oprímelo con el pulgar suavemente hacia abajo.
VARUNA MUDRA – Mudra del Dios del Agua Este ejercicio se debe practicar siempre que se dé un exceso del elemento agua en el estómago o los pulmones (exceso de mucosidad y secreciones). También es capaz de curar o mejorar problemas hepáticos. La postura: dobla el meñique de la mano derecha hasta que la yema toque la eminencia tenar, y con el pulgar, ejerce una ligera presión sobre el meñique. La mano derecha reposa en la izquierda, la cual la encierra, pero muy ligeramente.
APANVAYU MUDRA – Mudra Salvadora Esta postura puede funcionar como un método de primeros auxilios cuando se aplica tras los primeros síntomas de un ataque de corazón. Ha salvado la vida a muchas personas. La Apan Vayu Mudra regula muchas disfunciones cardíacas. En caso de ataque de corazón, el ejercicio debería practicarse con ambas manos, para que se pueda producir una mejoría instantánea, que puede ser más rápida que la que produce el remedio habitual de ponerse una pastilla de nitroglicerina debajo de la lengua. Todos deberíamos conocerla, para poder ponerla en práctica en caso de necesidad. La postura: el índice se dobla hasta que su yema toca la eminencia tenar. Al mismo tiempo, las yemas de los dedos corazón y anular tocan la yema del pulgar. El dedo meñique permanece levantado.
GYAN MUDRA – El Gesto de la Sabiduría Esta postura, de apariencia sumamente sencilla, puede ayudar a erradicar toda una larga serie de problemas. Es un remedio universal contra la tensión y el desorden espiritual, y, además, mejora la memoria y hace que aumente la capacidad de concentración. Relaja el estado anímico y ayuda a superar molestias tales como el insomnio, la somnolencia, las depresiones y la hipertensión. La práctica de este ejercicio, también acentúa los efectos de las demás mudras. La postura: las yemas del pulgar y del índice se superponen ligeramente. Los restantes tres dedos se mantienen levantados, en una postura relajada.
APAN MUDRA – Mudra Energética Produce mejorías en los problemas de las vías urinarias y atenúa los dolores del parto. Ayuda a eliminar las sustancias tóxicas del cuerpo, y a depurar todo el organismo. La postura: las yemas de los dedos corazón y anular se juntan con la del pulgar, mientras los otros dedos permanecen levantados, tal como puede observarse en la fotografía.
PRITHVI MUDRA – Mudra Terrestre Este ejercicio ayuda a compensar una carencia de energía terrestre en el cuerpo, que puede conllevar cansancio físico y una disminución de la vitalidad. Cuando al caminar uno se siente ligero e inestable, puede servirse de esta mudra para restablecer el equilibrio de una forma rápida. La postura: para conseguir adoptar la postura adecuada, junta las yemas de los dedos anular y pulgar, ejerciendo una ligera presión.
VAYU MUDRA – Mudra del Viento Esta postura reduce el elemento aire en todas las partes del cuerpo. En la medicina ayurveda se cuentan 51 clases de “aires”, que pueden producir numerosos trastornos en todas las partes del cuerpo: gota, ciática, reuma, temblor de manos, cuello y cabeza, Si aplicas esta mudra las veinticuatro horas siguientes al inicio de una enfermedad o de un trastorno contribuirás a tu mejoría. Si se trata de molestias crónicas, este ejercicio debería complementarse con la Pran Mudra e interrumpirse en cuanto desaparezca la enfermedad. La postura: dobla el índice hasta que la yema toque la eminencia tenar, y ejerce una ligera presión con el pulgar sobre el índice.
LINGA MUDRA – Mudra Recta Esta postura aumenta la capacidad de resistencia contra los resfriados, la tos y las infecciones torácicas, pues produce calor interno. Además, elimina la mucosidad acumulada en los pulmones. Resulta muy efectiva para personas que padecen trastornos respiratorios con el cambio del tiempo. Esta mudra también puede reducir el exceso de peso, pero para ese fin, hay que practicarla cuidadosamente: hay que beber al menos ocho vasos de agua al día y comer muchos alimentos fríos, como yogur plátanos, cítricos y arroz frió. De practicarse demasiado puede aparecer una sensación de pesadez y letárgica. Esto indica que debe reducirse el tiempo de práctica del ejercicio, y que hay que tomar más alimentos y bebidas refrescantes. La postura: se juntan las palmas de las manos y se cruzan los dedos, quedando el pulgar derecho levantado; este dedo quedará encerrado por el pulgar y el índice de la mano opuesta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios