sábado, 23 de abril de 2016

¿Cómo sienten los animales la energía?



 Partiremos de la base de que somos conscientes de que estamos rodeados de energías, que somos energía y que esta no se acaba sino que se transforma y sigue un camino. Y que los animales, como  nuestros hermanos, son igual a nosotros, seres con alma, emociones y energía, entre muchísimas cosas más.

 
Los animales que conviven con nosotros, están más inclinados a recibir energías no armónicas. Diré “energías no armónicas” pues prefiero emplear este término antes que el “bueno o malo” ya que es muy relativo y suele mover ciertas creencias que no ayudan en nada. 
 
Los animales perciben energías externas a ellos, siendo muy diferente dado su especie, indivíduo y misión, como lo hacen. Por ejemplo el gato es un gran Maestro del campo psiquico, del mental y astral. Trabaja la energía del Cielo y ellos reciben la energía de una manera digamos “eléctrica” así que antes de trabajar con ellos, sea reiki, masajes o comunicación animal, siempre PEDIR PERMISO. Ya que además como buenos maestros son animales con una energía potente que no toleran los egos.
 
Durante todos los años que llevo ejerciendo mi profesión como terapeuta animal, me he dado cuenta de que los gatos, hay que darles un trato de respeto máximo, cuando vamos a trabajar energéticamente con ellos, pues su energía es más digamos de Dioses. 
 
Según Diane Stein “Los gatos son particularmente conscientes de la energía Reiki, pero tienen una postura con respecto a ella. Ellos creen que los gatos la inventaron.”

 En cambio la energía los perros, la sienten como cosquillas o como cuando se te duerme un pie que sientes cosquilleo, digamos que la captan de manera diferente al gato y a otros animales. Los perros son maestros del campo  emocional y sus energías, con una gestión extraordinaria de ellas. Además gestionan algo muy fuerte a nivel energétcio como son los instintos. Ellos son energía Tierra, están en el Norte de la Rueda Medicinal junto al Tótem Lobo y uno de sus astros regentes es  la Luna. Los gatos por el contrario, están al Sur de la Rueda junto al León, con energía Fuego con el Sol como regente, además de otros planetas.
Otros animales como los cetáceos, con los cuáles llevo conectando muchos años, trabajan la energía de manera muy diferente, ya que son  maestros de la multidimensionalidad y los viajes. Hacen auténticas maravillas con las energías, dándoles formas y moviéndolas de manera asombrosas. 

Dicho todo esto, cada animal como indivíduo es diferente, único y especial y no podemos generalizar, pues según su experiencia vital (que viene hacer en esta encarnación), todo puede ser diferentes. Cada vez más, podemos sentir perros con energía muy felina y al revés. Así que como digo cada animal según su experiencia y ciclo vital sentirá y gestionará las energías de maneras muy diferentes. He comunicado con varios animales, sobretodo felinos, que en otras encarnaciones eran seres con mucha sabiduría, digamos entorno a la manipulación de energías y saben muy bien como trabajar con energías por su vida anterior.

¿Qué energías desarmonizan a  mis compañeros animales?

A nuestros hermanos animales, y más concretamente, a los que conviven con nosotros, hay varias energías que los puede desestabilizar. A menudo, contra más relacion tiene con el ser humano, más armonía pierde el animal. Esto es un hecho, por ejemplo, el perro tras muchísimos años  al lado del humano, ha perdido ciertas habilidades que digamos su hermano mayor, el Lobo aún mantiene. La vida que lleva el ser humano, alejado de la conexión con la Tierra, en un frenesí de rápidez, de emociones bloqueadas y de relaciones tóxicas hace que sus compañeros animales, con los que comparten su vida, tengan más facilidad para captar los desequilibrios. También sucede como  parte de la misión con el humano, captar ciertas energías y transmutarlas. 

Algunas de las energías más comunes que los desarmonizan son:
 -Emociones toxicas hacia el animal: La pena y la culpa son energías muy pesadas y que intoxican al que proyecta y al que recibe. Ese “pobrecito” que  usamos   tan a menudo, es un dardo envenado en dos direcciones. La culpa sucede igual, nos lastra y no nos deja avanzar y su energía engancha.
-Relaciones tóxicas. Tanto hacia el animal, (extremos como por ejemplo,desde el maltrato, en cualquiera de sus formas hasta obsesión por miedo y no dejarle    apenas vivir) como un núcleo familiar o espacio en el que vive, tenso, agresivo,donde él captará de los humanos, toda esa desarmonía.
-Magias y hechizos. Aunque parezca algo extraño, muchos animales captan energías “enviadas” para desestabilizarnos, y las transmutan. Así como energías de  las casas y espacios, como seres desencarnados o astrales. 
-Espejo Animal. Trabajo que hace el animal con el ser humano, mostrándole cosas de su inconsciente para que lo trabaje. Esto es algo que el animal elige y la forma de ayudarle  a quitarle digamos esa “carga”, simplemente es responsabilizarse uno de sus propias cosas y trabajar en uno.
¿Cómo podemos protegerles?
 
Hay varias maneras de protegerles, voy a dar algunos consejos que llevo empleando  varios años, en consulta y dan muy buenos resultados.
 
 1º- Una casa protegida, es lo más importante, pues así todos estaremos bajo su influencia.
2º- Un ambiente aireado, sin miedos ni emociones tóxicas ayudan a estar más elevados energéticamente y así que las energías más no armónicas, no puedan    “entrar”. Ya que  las energías se mueven por vibración.
3º- Envolver al animal, mediante la proyección desde el corazón en una burbuja de un color dorado o blanco, algunos prefieren el azul.
4º- Ponerles piedras para protegerles. Recomendaciones de la cristaloterapeuta Marta Clemente:
  La turmalina es la piedra de protección por excelencia pero según la experiencia  les baja mucho energéticamente. Este cristal se usa para protección, pero      poniéndolo detrás de la puerta de la casa,  o incluso debajo de la camita del animal, pero no sobre su cuerpo.
 El Cuarzo transparente programado y limpio en el collar del animal para que le proteja de energías que no son afines a él. La contrariedad el cuarzo    transparente es que tiene una vibración muy alta y en animales que son muy movidos, activos, cachorros… les puede “elevar” la energía haciendo que el perro  sea todavía más activo. En esos casos suelo utilizar el cuarzo rosa, aunque no se considere de protección, es el cuarzo del amor incondicional, y es una  energía muy sutil y menos elevada.
  A modo de protección para la salud, sobre todo para prevención de catarros y en el cambio de estación al invierno, suelo usar cuarzo verde, el cuarzo de la      sanación.
 5º- Ponerles algún símbolo de protección que se afín al animal. Ya sea tallado en madera, piedra o colgante. En animales de pelo largo se puede trenzar algún     amuleto pidiendo a sus guías por él.
 El de la izquierda es el talismán celta de la protección, hecho en madera natural y ritualizado.
6º- Limpiar su aura con hierbas, con palosanto, inciensos, o aguas energizadas en difusión.
7º- Conectar con sus guías para su protección. De normal ya suele estar esa conexión entre ellos. El Arcángel Ariel es uno de ellos. También podemos conectar      con su Conciencia Colectiva o Supra Alma.

Lo más importante es estar en vibración alta, de amor incondicional , no hay mayor protección. De todo lo propuesto unicamente hacer lo que resuene con uno mismo y le sea fácil y vibre en ello al realizarlo. 


Vía: Hijas de la tierra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios