jueves, 28 de abril de 2016

Las rupturas de pareja: verdades incómodas

Las rupturas de pareja: verdades incómodas

¿Has pasado alguna vez por una ruptura de pareja? No es algo agradable, pero es algo necesario en algunas ocasiones. Eso sí, a veces intentamos echarle tierra al asunto y no escarbar demasiado, más que nada porque hay muchas verdades incómodas que no queremos destapar.
Nunca pierdas tu valor con una persona que no sabe lo que tiene, si tú sabes lo que vales, busca lo que mereces
-Paulo Coelho-

Verdades que no queremos ver

Las rupturas de pareja suponen una ruptura con aquella persona con la que hemos compartido nuestros más profundos secretos, nuestros miedos, algunas de nuestras experiencias…  Por eso, intentamos que el dolor pase lo más rápido posible, pero ¿está bien cerrar los ojos ante lo evidente?
desde-hace-tiempo-que-me-siento-vacío-por-dentro
Siempre que ignoremos un problema, este vendrá con más fuerza en un futuro muy cercano. Es por eso por lo que debemos aprender a abrir los ojos antes esas verdades incómodas que queremos pasar por alto.

Te vas a sentir solo

Esto es algo en lo que no quieren pensar, pero que inevitablemente vas a sentir y vivir. Te vas a sentir solo, quieras o no, y es algo normal. Has compartido una parte de tu vida con esa persona y, de repente, ¡no está! Todo ha cambiado.
La soledad enseña más que cualquier compañía

Es aquí cuando surgen nuestros miedos, cuando muchas personas intentan recuperar a su pareja o buscar a otra inmediatamente para no pasar por esta horrible sensación de soledad. Es bueno que pases un tiempo solo. Te ayudará a conocerte mejor y a prepararte para una nueva relación de pareja.

Va a doler… y mucho

Sabemos que una ruptura duele, aunque a uno más que al otro. Por ejemplo, la persona que rompe con la pareja no sentirá lo mismo que la persona que recibe la noticia, quizás porque no se lo esperaba. A pesar de esto, el dolor estará ahí.
left-behind
Este sufrimiento es algo por lo que tendrás que pasar y algo que se supera, aunque ahora todo lo veas de color negro y rojo, lleno de daño. Saldrán los resentimientos, el odio, los celos, recriminarás cosas. Pero aunque no lo creas el dolor te ayudará a sanar. Sácalo todo. Te hará bien.

Puedes perder amigos

Algunas parejas mantienen sus amigos de forma individual, pero muchas otras empiezan a tener amigos en común que provocan que si la pareja se rompa se suceda un gran dilema: ¿cómo hacemos para quedar con ellos?
Un verdadero amigo viene a tiempo. Los demás, cuando tienen tiempo

Todo esto va a depender de lo bien que te lleves con tu expareja, pero la realidad es que sería todo mucho más fácil si vuestros amigos no fuesen comunes. La solución no es fácil y todo puede resultar muy incómodo, tanto para vosotros como para vuestros amigos.

Se puede volver a ser feliz

Cuando acabas de romper todo es negativo y si llevabas mucho tiempo con tu pareja quizás no veas la esperanza de volver a encontrar el amor. Es normal. Aún estás apegado emocionalmente a esa persona, pero no te preocupes, porque se puede volver a ser feliz.
annabelle_by_ladysybile-d7udqdz
Tan solo necesitáis tiempo. Tiempo para sufrir, para sanar, para curaros de todas las emociones negativas que irán saliendo y volver a descubrir que el mundo no se termina, que la vida sigue con o sin vosotros, y que tendréis otras muchas oportunidades de ser felices.

Una decisión difícil

Romper con nuestra pareja nunca es una decisión fácil de tomar. Yo siempre pienso que es mucho más fácil cuando los dos os dais una o más oportunidades para ver si funciona, pero al final todo va cayendo por su propio peso. De esta manera, se produce un declive en la relación que tarde o temprano os lleva a un callejón con una única salida: la ruptura.
La única persona que necesitas en tu vida, es aquella que te demuestre que te necesita en la suya
-Oscar Wilde-

Si rompéis cuando alguien de los dos está perdidamente enamorado o aún piensa que la relación va bien, o incluso si rompéis sin nuevas oportunidades, probablemente sea una decisión mucho más difícil de tomar. Lo normal es que aún le tengas cariño a tu pareja, por eso te resulta tan complicada la decisión de acabar con todo.
Pero, no pasa nada. En ocasiones puede ser la mejor decisión que hayas podido tomar, dándoos una nueva oportunidad para ser libres y buscar la felicidad allí donde juntos no la habéis encontrado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios