viernes, 29 de abril de 2016

Nibiru o Hercolubus se verá en mayo 2016

planet x foto


Alex Collier nos alienta para que empecemos a prepararnos. Nibiru, Hercóbulus, Planeta X o como le digan, ya viene en camino y empieza a notarse a pesar del silencio oficial.
Se afirma que Nibiru será visto ya a finales de Abril o principios de Mayo, planeta de esta galaxia que tiene una estela de un millón y medio de kilómetros de escombro y que se cruza con la órbita de la Tierra. Se recomienda tener alimentos para varios meses.
Nibiru, para los babilonios, era un cuerpo celeste asociado con el dios Marduk. Nibiru significa “lugar que cruza” o “lugar de transición”. En muchos textos babilonios se identifica con el planeta Júpiter, aunque en la tablilla 5 de la Enûma Elish se asocia con la estrella polar.
Aunque en algunos círculos esotéricos se ha propuesto que Niburo es un planeta más allá de Neptuno que cruz las órbitas del resto de planetas, la comunidad científica niega tajantemente la existencia de un planeta así,1 y ha realizado múltiples declaraciones en este sentido.2 Para los astrónomos, «las persistentes declaraciones acerca de un planeta cercano pero invisible son simplemente absurdas».1
Desde los foros científicos se alerta sobre una estrategia habitual para confundir y alimentar el mito de la existencia de este planeta, consistente en relacionar el planeta ficticio Nibiru con cualquier comentario acerca del Planeta X o con el planeta enano Eris.
En 1930, Clyde Tombaugh encontró el planeta Plutón, después de una sistemática búsqueda iniciada por el Observatorio Lowell como resultado de las predicciones de Lowell acerca de la existencia de un miembro adicional en nuestro sistema solar (debidas a la órbita irregular de Neptuno). Sin embargo, se comprobó que la masa de Plutón era diminuta, y una vez analizada la órbita de Caronte (la luna de Plutón) se encontró que la masa del sistema era demasiado pequeña para afectar a la órbita de Neptuno. La búsqueda del Planeta X continuó.

En 1983 se produjo el lanzamiento del satélite-telescopio infrarrojo IRAS. Basadas en las observaciones de este satélite, se publicaron unas declaraciones, y posteriormente en 1984 también un artículo científico en la revista Astrophysical Journal Letters, titulado “Unidentified point sources in the IRAS minisurvey” (‘fuentes puntuales no identificadas en el miniestudio de IRAS’), en las que se discutían varias fuentes infrarrojas detectadas de origen desconocido.1 Este artículo provocó gran revuelo, y el resurgimiento de todo tipo de bulos y teorías conspirativas.3 No obstante, más tarde se descubriría que estos «objetos misteriosos» resultaron ser galaxias lejanas.1
En 2008, un equipo japonés anunció que según sus cálculos, debía existir un planeta no descubierto a una distancia de unas 100 UA.4 (la unidad astronómica es la distancia media entre la Tierra y el Sol: unos 150 millones de kilómetros) con un tamaño de hasta dos tercios del de la Tierra. Estos cálculos refuerzan la hipótesis de la existencia de un planeta X, pero nada hace pensar que su órbita pueda ser distinta a la del resto de objetos del cinturón de Kuiper.2
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios