sábado, 23 de abril de 2016

TEORÍA BIOCÉNTRICA DEL COSMOS: 22 DE ABRIL, DIA INTERNACIONAL DE LA VIDA PLANETARIA




TEORÍA BIOCÉNTRICA DEL COSMOS:
22  DE  ABRIL,  DIA  INTERNACIONAL
 DE  LA  VIDA  PLANETARIA

Por las breves razones que a continuación sintetizo, propongo que la expresión “Día Internacional de la Tierra”; sea substituida, por la denominación “Día Internacional de la Vida Planetaria”.

Cada realidad concreta de nuestro entorno mientras vivamos en la tercera dimensión (densidad) psicofísica del universo dodecadimensional; está formada, por dos aspectos opuestos de existencia. Es decir, todo estado y forma finita de materia (segmento de materia capaz de ser percibido, pesado y medido); tan grande como una estrella o tan pequeña como la arena del mar, está integrada vibratoriamente, por un aspecto visible y por otro invisible. Me extenderé un poco más, sobre este tema, necesaria para comprender el lugar que ocupamos entre la vida y la materia, las dos únicas realidades que en nuestro organismo, se hallan en constante lucha física y psíquica; la vida humana por permanecer en nuestro organismo, y la materia, por dejar la vida por medio de la muerte, para luego,  desintegrarse en células, moléculas, átomos y partículas.    

Todo objeto, cosa o realidad concreta (incluido nosotros), una vez que surge a la existencia, adquiere dos propiedades contrarias; la corpuscular y la ondulatoria. La vida planetaria de estructura multidimensional por ejemplo, constituye la propiedad ondulatoria o la parte invisible, psíquico, positivo, infinito, indefinido, estable, eterno y reencarnante de la Tierra. El propio planeta de estructura tridimensional entretanto, es la propiedad corpuscular o la parte visible, físico, negativo, finito, definido, inestable y destruible de la vida planetaria increada (vida no creada).

Nuestro planeta como materia terrestre y la vida planetaria como vida astronómica que diseña, suscita y sustenta (anima) a la Tierra, no están divididos en ninguna parte, uno del otro. Cada uno, es parte relativamente inseparable del otro; y ambos, son partes indisolubles de la vida universal infinita y de la materia universal también, infinita.

Cada uno de nosotros como personas por ejemplo, estamos formados por una unidad esférica y multidimensional de vida humana inmortal, invisible y reencarnante; en cuyo interior central, se halla transitoriamente, nuestro organismo mortal y visible; exactamente, como el imán visible se halla dentro del campo magnético invisible que lo sostiene. De igual manera, nuestra Tierra como cualquier otro planeta del sistema, está constituida, por una unidad de vida astronómica denominado Vida Planetaria en cuyo núcleo central, gira la materia terrestre llamada planeta Tierra.

La vida planetaria o astronómica que anima (diseña, suscita y sustenta) a nuestra Tierra, está constituida, por todas las formas de vida mineral, vegetal, animal, humana incluido las vidas Angélicas y Arcangélicas que fueron humanos, antes que nosotros, en otros esquemas de la evolución cósmica pasada. La materia astronómica o terrestre distinguido como planeta entretanto; está compuesta, por todos los estados y formas finitas de materia inorgánica, orgánica, biológica y humana. Por estos hechos y por otras razones de carácter teleológica (no es teológica), la vida planetaria, es conocida también, como Ser Planetario de la Tierra, Espíritu Planetario, Madre Naturaleza, Pacha Mama (en el incanato), Cuerpo Lumínico o cuerpo Energético de la Tierra, Poder Psíquico de la Tierra, Logos Planetario y también, Lady Gaia.

En mi primer libro “Teoría Biocéntrica del Cosmos” cuyo subtítulo se denomina “Vida increada al interior y contorno de las partículas subatómicas” así como en mi segundo libro “Origen Electro Mental de los Terremotos” cuyo segundo nombre es “Nuestros pensamientos, deciden el destino feliz o infeliz del mundo”; aseguro que nuestro planeta Tierra en rotación inducida por la vida astronómica, es únicamente, el organismo físico o material de la vida planetaria en rotación autogenerada y oscilación pulsativa análogo a la diástole y sístole del corazón.

Por que la vida planetaria por medio de su organismo Tierra, nos abastece gratuitamente una variedad de verduras, frutas, granos así como también, una diversidad de minerales (oro, planta, cobre, etc.) para nuestro sustento material; debemos llamar “Día Internacional de la Vida Planetaria en reemplazo al “Día Internacional de la Tierra” 

“Que la abundancia de los medios materiales de existencia que nos otorga la vida planetaria a través de la Tierra; estén siempre contigo”

 ROBERT SALAS FALCONI
Ensayista Peruano
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios