miércoles, 25 de mayo de 2016

El dinero según el arte tibetano de la serenidad



El dinero según el arte tibetano de la serenidad

Preocuparse por ganar dinero es el primer paso para que el miedo se apodere de ti. La felicidad no se encuentra en el dinero, sino en la alegría que te produce un logro y en el estimulante esfuerzo creativo que realizas para alcanzarlo.
En el mundo actual el dinero se sobrevalora. No dejes nunca que te domine. En realidad, ninguno de nosotros poseemos el dinero que pasa por nuestra vida, por eso nuestra obligación es utilizarlo de una forma creativa y responsable. Mucha gente cree que el dinero es lo mismo que el éxito, pero no es así. El dinero es una fuerza natural que simplemente responde a tu voluntad. Todos necesitamos dinero para vivir, pero no para ser esclavos de él o desearlo en exceso. Ni tampoco necesitamos vivir con miedo a perderlo o a no tener el suficiente. Un hombre o una mujer triunfan cuando durante todo el día, desde que se levantan hasta que se acuestan, hacen aquello que desean hacer y se sienten en paz con el papel que el dinero desempeña en su vida.
Si la energía emocional que hay detrás del dinero no afecta ni influye a tus estados de ánimo ni a tu estabilidad, es que tu actitud en relación con el dinero es sana. Sólo existe una experiencia verdadera del éxito: poder vivir a tu manera sabiendo, sin dudarlo un solo instante, que estás viviendo de acuerdo con tu verdad interior. Y que gastas tu dinero, por mucho que tengas, en cosas positivas.
Intenta sentir en todas tus actividades la constante corriente de serenidad que apoya los ciclos materiales de este mundo. Detente, aquieta tu mente y escucha la belleza que canta silenciosamente en todo lo que sucede. Al hacerlo, de las gracias por todo y a todo cuanto existe.
Si tienes dificultades, o si no sabes lo que quieres, piensa en la emoción que te gustaría sentir, ¿cuál es?, ¿qué estás buscando a través del dinero o del éxito? ¿Serenidad? ¿Estabilidad? ¿Sensación de logro?. Cuando sepas qué emoción es, mírala como si fuera un ser vivo, un cachorrillo, algo muy valioso, lleno de vida, lleno de energía vital. Observa lo que deseas con el mismo cariño y respeto que utilizas para observar lo que está vivo y lleno de importancia. Desde esa perspectiva, empieza a amarlo y a protegerlo, igual que hacemos las madres con nuestros hijos. Trata ese deseo como si fuera un bebé dentro de ti. Protégelo, mantenlo en la oscuridad, es decir, no le cuentes a nadie tu sueño, de esa forma, la energía se concentrará sólo en que tu sueño salga a la luz, tendrá más poder y fuerza. Si lo cuentas, la energía se propaga y se dispersa, y en este momento no es lo más conveniente. Lo más importante para lograr la emoción que buscas, es la serenidad. Por lo tanto, ese es tu fin ahora mismo. En cuanto surja alguna discusión, o algún contratiempo, piensa siempre que es para bien, que esa energía te trae el camino directo hacia el logro de tu sueño. No permitas que lo negativo influya en tu alegría y serenidad. Eso es lo más importante. Es un ejercicio, es una práctica que siempre da excelentes resultados.
Un almabrazo. Ruth Carrillo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios