domingo, 5 de junio de 2016

3 Enseñanzas Sufís para refugiarse en las tormentas



3 Enseñanzas Sufís para refugiarse en las tormentas
A menudo las circunstancias adversas parecen insorteables, y cuando esto sucede (y nos sucede a todos), nuestra mente, lo sabemos bien, puede ser el peor enemigo. Es como si un motín de ideas depredadoras se aliara en contra de las que quieren salir adelante y ofuscara la visión como lo haría una tormenta. En esos momentos, acaso leer algo sencillo sobre los mecanismos de la naturaleza y sobre cómo funcionan las cosas puede ayudar enormemente a cambiar de perspectiva y limpiar el mal clima.
Por su enfoque en la atención consciente (mindfulness) y el balance psicológico, el sufismo es un antídoto natural contra la autodepredación y el narcisismo. No es que esta filosofía pretenda ser la panacea, o siquiera una visión reconfortante del mundo, más bien trata de impartir habilidades y dejar de lado los hechos o las doctrinas. Doris Lessing lo dijo bien: en el sufismo “uno es inmediatamente forzado a pensar de una manera distinta”.

Los siguientes son 3 recordatorios sencillos para moverse en el mundo y honrar al otro:
1. La verdad sin compasión no es verdad
Los sufís dicen que una verdad no está completa si no nace de la compasión. A menudo cuando alguien hace algo mal, o toma una decisión fallida, está haciendo lo mejor que puede en ese momento. Incluir la empatía y la observación cuidadosa del otro a la hora de emitir un juicio completa esa verdad. Así, en lugar de lastimar al otro, lo ayudamos a sanar. Y una verdad, por definición, debe ayudar.
2. La comparación viene de un lugar oscuro 
Es natural y fantásticamente útil aprender de otras personas y de sus ejemplos, su historia. Sin embargo, cruzar la línea de compararse con alguien más tiene consecuencias graves.
Cada persona tiene un camino único y una historia, circunstancia, talento y reto. Comparar tus logros con alguien más, o tus problemas, es menospreciar la naturaleza única de ambas partes.
3. Cuando enfrentamos al mundo, todos somos iguales
Una parte esencial de construir un negocio es contactar a otras personas que nos intimidan. También existen los críticos que tienen opiniones desdeñosas sobre lo que somos y hacemos. Los sufís dicen que todo ser humano es igual. Y es imprescindible tener siempre en mente esto. Nos enfrentamos los unos a otros como expresiones de lo divino, por lo tanto nadie está por encima o por debajo de uno. Sal con confianza y mira a todos a los ojos.
.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios