domingo, 28 de agosto de 2016

HIJOS DEL SOL RECALIBRACIÓN DEL SISTEMA NERVIOSO



Al entregar nuestra conciencia humana cada vez más mientras dejamos caer la resistencia que sosteníamos, un nuevo sistema operativo multidimensional es capaz de reemplazar el diseño humano.

En esta morfogénesis biológica, el sistema nervioso se reconstruye. Estamos recibiendo un nuevo sistema eléctrico que está cableado de forma distinta para que podamos operar desde diferentes rejillas de sintonía y así vibrar más rápido.

Esto puede ser extremadamente intenso, especialmente en aquellas personas que son neurológicamente sensibles o en aquellas otras que sufren de desequilibrio en su cuerpo físico, emocional o mental.
Estos tipos de cambios siempre van acompañados de fases de desintoxicación la cual puede ser tanto física como energética ya que constantemente depuramos la base de datos que sostiene la programación del miedo.
Cuando nos trasladamos y cambiamos tan rápido, una fortaleza tranquila y quietud en el cuerpo, apoyan enormemente la renovación del sistema eléctrico. 
La buena noticia es que el cuerpo sabe cómo llevar a cabo la mutación. Nuestro esquema humano ha sido diseñado para cambiar y evolucionar. Esto se encuentra codificado en nuestro ADN. Nuestros cuerpos están maravillosamente equipados con mecanismos evolutivos naturales que pueden ser influenciados y guiados por un poder superior.
Sin embargo, puede presentarse interferencia, durante las fases de desintoxicación en el proceso del despertar. También podemos enfrentarnos a bloqueos provenientes de nuestros propios pensamientos desalineados, sentimientos y actitudes que van en dirección contraria al curso natural del cuerpo.

Es un hecho bien conocido que cuando el sistema nervioso está calmado y relajado, los mecanismos de auto-regeneración del cuerpo logran funcionar a su nivel óptimo. 
Una estructura celular constantemente cambiante también requiere la constante recalibración de nuestros flujos de energía. Recalibración significa dar al cuerpo el espacio necesario para que se asiente en las nuevas coordenadas mientras se traslada y cambia. Si te sientes inquieto, fatigado o estás corriendo a mil por hora sin poder mantenerte quieto, esas son señales de que tal vez necesitas tomar un descanso para dar un buen cuidado a tu sistema nervioso. Baños de sal y salir a disfrutar de la naturaleza son dos maneras excelentes de recalibrarte con rapidez. 
Un cuerpo cambiante tiene total dependencia de un sistema nervioso y endócrino saludables. Esto requiere que el cerebro y la médula espinal funcionen adecuadamente mediante la transmisión nítida de los impulsos nerviosos a través de todo el cuerpo. Por esa razón es muy importante estar en sintonía con tu cuerpo cambiante en todo momento para que puedas responder de inmediato a los ajustes que sean necesarios.
Haz lo más que puedas para liberar cualquiera y todas las toxinas, estimulantes artificiales, alimentos procesados y estrés que tengas en tu vida. Limita la exposición de tu cuerpo a la negatividad. Evita adicciones, especialmente las que pasen desapercibidas como son el azúcar, comida, alcohol, adicción al drama y actitud argumentativa. Todo esto sólo desgastará el nuevo sistema de circuitos. Tomar suficiente sol, aire puro, agua fresca y un buen descanso es imprescindible.
Reenviado por: Ana Maria Arnao  H.D.S.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios