domingo, 28 de agosto de 2016

Las nuevas energías que nos empujan a.... SANAR. Por Ashamel Lemagsa.


Amados…
¿Cómo se están reubicando con el sube y baja emocional???
¿Cómo están trabajando en sus partes “olvidadas”???
Esas partes dolorosas que no queremos ni hablar, ni recordar, pues el dolor es tan grande que es mejor dejarlas quietas, debajo de la alfombra…
Y aquellas otras partes, que se reviven a cada instante, pues el recuerdo del pasado ingresa al presente, como si el pasado fuera un presente casi, eterno????
Pues,  Amados Hermanos, ya no podemos continuar, dejando debajo de la alfombra el dolor sin sanar…
Tampoco debemos continuar recordando aquellas situaciones pasadas, que las sentimos como inconclusas…
Ni podemos seguir esperando vivir en un país de Maravillas, con la esperanza, que lo feo, incómodo de hoy, se disuelva por arte de magia…
La magia solo existe en los cuentos infantiles, creados para mantenernos en la dualidad desde muy pequeños.
Lo único que tenemos, es el AQUÍ Y AHORA!!!!!
Si queremos un cambio, este es el mejor momento para realizarlo, pues las energías están sacando a la superficie todo aquello que sentimos como “feo”, “desagradable” y también lo bello, sano y puro, para expandir que también tenemos en nuestro interior.
La magia no existe, la energía sí y es ella, la energía, la que saca a la luz, las sombras que tratamos de no ver, ni sentir…
Las saca a la luz para darnos la oportunidad de sanarlas y soltarlas definitivamente.
No se puede ascender una escalera con una mochila en nuestra espalda que pesa toneladas, es cuánticamente imposible.
La misericordia de Dios en nosotros está empujando la escoria hacia afuera, para dejar más espacio libre, que será ocupado por más luz!!!!
Es tú luz, Dios en ti expandido!!!
¿Cómo superar las situaciones dolorosas?
Quizás respondan….
Orando, meditando, con terapias, con sanaciones energéticas, con gotitas de tal o cual esencia floral…
Muchos son los senderos para sanar y cada sendero es válido para quien le fue exitoso y lo proclama como el mejor.
Qué hacer????
Busquen el sendero, que más le resuene a ustedes desde el corazón y no se dejen arrastrar por los beneficios que les dicen que pueden obtener por otros caminos, cuando ustedes desde su corazón no lo sienten así.
Tengan en cuenta que las energías de este momento están sacando todo, absolutamente todo a la luz y llegará a la superficie con la misma intensidad como cuando ustedes lo enterraron en el olvido o se negaron aceptar que debía ser sanado y soltado.
No se puede soltar… lo que no se sanó antes, es una ley cósmica.
Las situaciones de dolor, de ira, de rencor, de impotencia ante lo que no se solucionó como lo esperábamos, crean en nuestro interior grietas, surcos de dolor, que aunque se tapen con el olvido, la herida sigue su marcha en su profundización…
Entonces…
Las historias se repiten una y otra vez para darnos la oportunidad de hacernos conscientes de la existencia de esa “grieta interior” que aún late, sigue viva.
Enojarnos con los demás, buscar culpables, no es sanar.
Sentirnos culpables, no es sanar.
Revivir los hechos o situaciones dolorosos a cada instante, no es buscar sanación.
Las sanaciones desde el “exterior” son senderos, pero no son efectivas si no existe desde nuestro interior una decisión firme de sanar.
Tomar consciencia que tal o cual actitud hacia nosotros es nociva para nuestro equilibrio interior, es dar el primer paso hacia la sanación, pues hay  un reconocimiento de nuestra parte egoica y hay una toma de conciencia que algo no está funcionando como debiera hacerlo.
Generalmente las situaciones dolorosas son compartidas con otras personas y aquí debemos pararnos con firmeza y valor para posicionarnos en nuestro centro y trabajar en nuestra sanación, a pesar que los otros decidan no hacerlo.
Les dejo un ejemplo…
Cuando un matrimonio decide separarse, una de las partes suelta y sana más rápidamente que la otra parte, que puede decidir conscientemente o no, prolongar el duelo un tiempo más….
Si nuestra decisión es sanar y soltar es una toma de conciencia independiente de lo que decida la otra parte y es su responsabilidad sanar las heridas ahora o más adelante, nosotros no somos responsables de esa decisión, si somos responsables de mantenernos en una actitud positivamente sanadora hacia nosotros mismos.
Cuando sanamos, nuestra energía se transforma, se purifica, vibra en frecuencias más elevadas…
Nos daremos cuenta pues los problemas que antes surgían de la “nada” si aparecen nuevamente, son más fáciles de resolver y logramos integrar soluciones sin mucho esfuerzo de nuestra parte.
Sentimos que las piezas del rompecabezas salen a nuestro encuentro sincrónicamente, o bien, las seleccionamos de manera más segura y acertada.
Cuando suceden estos acontecimientos y se suceden de manera fluida, todos los días, pues  hemos sanado, iluminado y avanzado en nuestra evolución…
Son las energías entrantes en nuestra bella vida, las responsables de conducir al exterior aquello que se debe sanar, ahora!!!
Para sanar, hay que soltar.
Para soltar hay que perdonar desde el corazón!!!
Para perdonar desde el corazón, debemos sentir la vida como una escuela de aprendizajes continuos que tienen como único fin, nuestra mejor evolución...
Perdonar, Soltar, SANAR!!!!!
Recuerden que la sanación requiere voluntad, esfuerzo, paciencia, amor hacia nosotros mismos y hacia toda la situación en general a sanar.
Finalmente, recuerden!!!!!
Ustedes son los creadores de sus propias sombras, la LUZ siempre habita en ustedes, simplemente cuando desalojen las sombras, la LUZ podrá expandirse abriendo nuevos y relucientes senderos.
Somos Luz
Somos Paz Interior.
Somos Amor Ilimitado.
Somos viajeros Cósmicos,
Viviendo una aventura…
De amor.
Dio en Ti, Dios en Mí…
Dios en Todos y en Todo!
Los amo!!
Con Amor, Ashamel Lemagsa
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios