domingo, 4 de septiembre de 2016

CONSEJOS PARA PADRES DE LOS NUEVOS NIÑOS


consejos-para-padresPor María Paula Velez
Los Niños de hoy son diferentes a como éramos nosotros de niños y por eso se les ha llamado los niños de la Nueva Era o Niños de la Nueva Energía. Vienen con atributos muy diferentes y por lo tanto su manejo debe ser diferente.
Son niños de Cambio, vienen a mostrarnos, a enseñarnos y a despertar en nosotros nuevas maneras de hacer las cosas, desde el Respeto por la diferencia y el Amor (nueva Energía).

Características:

  • Son Puente entre el Cielo y La Tierra. Tienen una mayor conexión con el Cielo, con lo espiritual.
  • Tienen más comunicación con las energías, con la razón de ser de nuestra existencia. Saben que son más que cuerpo Físico.
  • Son Seres más evolucionados, más inteligentes y más despiertos.
  • Les cuesta mucho fingir y adaptarse con aquello con lo que no están de a acuerdo.
  • No responden al autoritarismo.
  • No responden a la disciplina sin argumentos (“Porque si y punto”).
  • Altamente perceptivos y sensibles a los humores de las personas y lugares. Saben mirar a través de las personas.
  • Algunos tienen Dones especiales, según su Misión.
  • Son exploradores, investigadores, son Creadores.
  • Tienen su verdad y la quieren expresar.
  • No les gustan los sistemas establecidos, no les gusta lo que no permite apertura, avance, cambio. Cuestionan lo rígido.
  • Les cuesta adaptarse a espacios que dejan poco espacio para la intuición, para lo impredecible, para la creatividad.
  • Quieren hacernos reflexionar acerca de muchas ideas que tienen estancado al Planeta.
  • Maduran más temprano aunque no pierden su gusto por el juego.
  • Algunos tienen tendencia a ser Vegetarianos.
  • Son muy inteligentes.
  • Comprenden a sus padres más de lo que sus padres se comprenden a sí mismos.
  • Son más sintientes que pensantes, es decir, están más conectados con su intuición.
  • Lo único que quieren es ser ellos mismos y que su mensaje sea “escuchado”.
  • Destapan problemas familiares o entre los padres.
  • Son más inquietos de lo normal, tienen mucha más energía que no saben cómo manejar.
  • Algunos prefieren pasar mucho tiempo solos, entretenidos en sus juegos (lo cual no implica una depresión).
Cuando estos niños están sufriendo, están siendo maltratados, cuando no se les permite su libre expresión o cuando viven en ambientes que no permiten el cambio, el respeto por la diferencia o hay falta de amor (ambientes de vieja energía), estos niños:
  • Se quiebran emocional, física y mentalmente.
  • Se enferman y muestran graves trastornos de conducta, mostrándose REBELDES, INDIFERENTES, AGRESIVOS U OBSTINADOS.
  • Sufren mucho, al punto de sentir dolor por vivir.
  • Algunos se han intentado quitar la vida, por no lograr encontrar su lugar en esta tierra.
  • Se vuelven miedosos, retraídos y poco comunicativos, pero manifiestan su dolor a través de síntomas físicos o agresividad.
  • Algunos tienen serios problemas de autoestima generados por el rechazo permanente de sus familias o rechazo social en general, por el hecho de ser diferentes o por más inquietos que la mayoría.
  • Entre más se les exige y más duro se les trata, más agresivos se ponen.
  • Tienen conductas agresivas y las van mantener hasta que el adulto cambie su manejo.
Los Colegios no están evolucionando a la par que ellos, no saben cómo manejarlos. En muchos casos son mal diagnosticados como hiperactivos, autistas, etc. También se les administra medicamentos para mantenerlos quietos, lo cual agrava el problema, refuerza la baja autoestima del niño y evita que los colegios y los padres hagan la verdadera tarea: aprender y evolucionar en la educación de los niños.
Algunos profesionales y educadores insisten en tratar a estos niños de forma igual y esperan que todos los niños se comporten de la misma manera, y aquellos que se atreven a “romper el molde” son clasificados como líderes negativos o niños problema, en el mejor de los casos. Pero la verdad es que son niños diferentes que traen un mensaje para el planeta y nuestra misión como Padres, educadores y Profesionales es escuchar este mensaje, permitir que sea entregado.
Casi podríamos resumir de forma general dos grandes mensajes que estos niños traen según su personalidad:
Unos vienen a cuestionar nuestra manera de hacer las cosas, vienen a generar cambio, evolución y a demostrarnos que algunos de nuestros sistemas están obsoletos (Estos son los más “difíciles” de manejar, pero de carácter más resistente).
Otros vienen a sembrar Amor, Paz, Conciliación y Juego (estos son más sensibles y por lo tanto son más susceptibles de ser lastimados)
Para saber el mensaje particular que cada niño trae, es necesario dejarlo expresarse, escucharlo, permitirle libertad y estar cerca del niño y poco a poco, con la vida el mensaje comenzará a ser rebelado.

¿Cuál es nuestra misión como padres de estos nuevos niños?

  • Amarlos Incondicionalmente.
  • Aceptar que son diferentes y soltar el deseo de que sean iguales a otros niños o a cómo eran los padres de pequeños.
  • Entender que Incluso con sus dones y sabiduría tienen lecciones que aprender.
  • Ayudarlos a anclarse a la tierra, ayudarlos a que encuentren su misión, a que entreguen su mensaje.
  • Cuidar su autoestima — que se fortalezcan.
  • Ayudarlos a Sanar cuando han sido maltratados.
  • Ayudarlos a que sean creadores de su vida. Que son capaces de lograr cualquier cosa que se propongan. Permitirles que experimenten.
  • Son hijos de Dios, están de paso por sus vidas, trátenlos como tratarían a un invitado en su casa.
  • Abrirse a esta nueva experiencia y estar abiertos a hacer las cosas diferentes.
  • No compararlos entre sí, cada uno viene con su propia energía.
  • Tanto padres como hijos juegan el Rol de Estudiante y de Maestro.
  • Ayudarles a sentirse especiales aun cuando son diferentes (vienen con un regalo de Dios y un mensaje de Dios).
  • Ayudarlos a liberar el exceso de energía que traen, descubran con ellos como (Pintura, Danza, Artes marciales, yoga, natación etc.).
  • Convertirnos en Madres y Padres Espirituales (sin Miedo).
  • Magnificar lo bueno en ellos. Darles mucho reconocimiento.
  • Confiar en sus elecciones y soltar el Control que sea como “Yo quiero”.

La disciplina con ellos debe contener 4 elementos fundamentales

  • Se les deben permitir OPCIONES. Nada por las malas.
  • El punto de vista de estos niños debe ser escuchado.
  • Explique el porqué de la norma o regla y hágalo “antes de” (y esté dispuesto a que le demuestren que está equivocado).
  • Sobre todo, ¡la disciplina debe ser con amor!

Recomendaciones para el día a día con ellos:

  • Requieren acompañamiento de parte de los padres a través del juego, de compartir los alimentos, etc.
  • Manifiésteles afecto de forma explícita con besos, abrazos y palabras amorosas.
  • Recuérdeles lo felices que están ustedes como padres o educadores por tenerlos cerca (es una manera de darles la bienvenida a la tierra).
  • Nada por las malas. Ofrezcan alternativas, no imposiciones. Negocien con ellos.
  • Para ellos no hay nada obvio, hay que explicar antes de… Reglas claras antes de… y no después de…
  • Estar abierto a una sugerencia de parte de ellos. Sea flexible.
  • Escucharlos, no cuestionarlos, respetar su punto de vista.
  • Cautívelos ofreciéndoles otras actividades para que no vean tanta televisión; ofrezca opciones y participen ustedes como padres.
  • Escoja el colegio con ellos y permítales estar en un lugar donde fomenten la creatividad, respeten la diferencia y no donde deseen fabricar niños robots todos iguales que hablan solo cuando el profesor lo permite.
  • No les gusta aprender de memoria ni llenarse de datos sin sentido. Enséñeles a través de la experiencia.
  • Respeten su ritmo, cada niño es diferente. Los padres y los Colegios deben aprender esto (Quien hace las cosas más rápido no necesariamente es más feliz, ni es mejor).
  • Eliminen la palabra castigo de su vocabulario. Más bien enseñen que todo acto tiene una consecuencia. Sea firme con amor.
  • Estar presentes en el “ahora” con ellos. Estamos tan metidos en nuestro mundo de adultos que como padres nos ocupamos de vestirlos, alimentarlos y llevarlos al colegio, pero no nos relacionamos realmente con ellos. Estar presentes también es jugar con ellos.
  • Con estos niños hay que aprender a sentir más que pensar. Disfrútelos más, vuélvase niño con ellos.
  • Poner límites con amor y explicando.
  • No amenazarlos cuando creemos que no somos capaces de manejarlos – Nos aleja más de ellos y se pondrán más agresivos.
  • Ningún comportamiento de ellos justifica el maltrato Físico o verbal de parte nuestra.
  • Ayudarlos a que expresen, se conecten con sus emociones y se responsabilicen por ellas (tiene la opción de elegir como sentirse). No les prohíba llorar.
  • No tratarlos como víctimas, alentarlos a que busquen soluciones.
  • Ayudarlos a descubrir cuáles son sus pasiones, que los inspira, algo en lo que encajen.
  • Motivarlos a que terminen lo que empiecen. Elogien cada cosa que terminen.
  • Mírenlos a los ojos cuando les hablen.
  • Respeten su madures como alma. Confíen en sus decisiones y recuerde que ellos también tienen derecho a cometer errores, ellos también vinieron a la tierra a experimentar, como ustedes.
  • Denles pequeñas responsabilidades que sean de su agrado.
  • Permítanles espacios para inventar cosas, ser muy creativos —juegos de disfrazarce, etc.
  • Compartan con ellos las responsabilidades del hogar y no como castigo si como trabajo en equipo.
  • No los sobreproteja.
  • La comida chatarra les baja las vibraciones.
  • Denles espacio para explorar e intentar cosas: no les hagan todo, aun si saben que se van a equivocar permítanles experimentar y que saquen sus propias conclusiones. Si el niño no ha pedido ayuda o no la quiere no lo obligue, simplemente supervíselo a distancia para que no haga daño.
  • La medicina natural les ayuda y reaccionan muy rápido. Igual que los cristales y cuarzos los armonizan. Nunca sobra una piedra de Amatista debajo de su almohada.
  • Con ellos hay que ver más allá, lleguen a su mundo Interno.
  • Atrévanse a olvidar las creencias de la vieja crianza, ¡ya no funcionan! Ellos son NUEVA ENERGÍA.
  • Háblenles con la verdad. Se sorprenderán de su sabiduría y capacidad de entendimiento. Cuando ustedes les mienten ellos lo saben aunque no lo digan y les perderán la credibilidad.
  • Ojo con los noticieros y las novelas porque desarmonizan sus almas sensibles (vieja energía).
  • Use con ellos Música con ritmos suaves para tranquilizarlos, sobre todo a la hora de dormir. Música clásica suave, música reiki o sonidos de la naturaleza les gustan.
  • Léanles o cuénteles historias para dormir (no violentas).
  • Los masajes los relajan.
  • La naturaleza los armoniza, los tranquiliza, los limpia energéticamente y los centra. Si es posible, tengan contacto con la naturaleza una vez por semana como mínimo y que sus pies descalzos toquen el pasto.
  • TU COMO PADRE ERES EL EJEMPLO. No importa lo que digas, importa lo que haces.
  • Para acompañar a estos niños debes convertirte en un Madre/Padre Espiritual
  • Si en un momento dado no sabes cómo actuar, pregúntate ¿Si yo fuera el Amor como actuaría?
Alguna vez un padre me preguntó que por qué era necesario tratar a los niños de forma tan civilizada si cuando él estaba pequeño y no obedecía le daban un golpe, así que era un niño bastante obediente. Lo que le respondí fue que por esa razón nuestros países están en guerra; los consultorios terapéuticos están llenos de pacientes tratando de perdonar a sus padres o familiares; las personas tienen baja autoestima y estamos destruyendo el planeta.
Necesitamos convertirnos en un planeta civilizado, que respeta al otro y que ama a sus niños. Alguna vez un maestro dijo: PAZ EN CASA, PAZ EN EL PLANETA

Madre – Padre Terrenal (vieja Energía):

  • Se siente sola y con una gran carga de vivir en este mundo
  • Se siente víctima de todas sus experiencias y sufrimientos
  • Actúa por la opinión de los demás y por el que dirán
  • Se culpa por sus errores y se queda atascada en la culpa, en vez de aprender del error y seguir adelante
  • Vive en función del Pasado y del futuro, y muy pocas veces está PRESENTE
  • Permite el maltrato de otros, porque siente que es la vida que le “toco” o que es el precio que hay que pagar para recibir alimentos, casa, etc.
  • Quiere tener todo bajo control, a las situaciones y a las personas
  • La mamá o papá lo resuelve todo (El padre súper Héroe)
  • Se mueve por el Miedo
  • No pone límites y permite todo
  • Piensa y piensa y piensa
  • Control y dominio. Es como yo digo, porque yo lo digo – Inflexibilidad. Le cuesta fluir con la vida.
  • “Es que así me educaron a mi” “en mi época uno obedecía”, “Se creía que opinar era irrespeto”, “nos aguantábamos el maltrato y lo continuábamos generación tras generación”.
  • La mama se encarga de la crianza de los hijos.
  • La mamá puede expresar afecto, el papa no importa.
  • Comparar mis hijos con los de los demás.
  • Los educo como me aconsejan las amigas.
  • Entrega amor condicionado, “Te quiero si…”

Madre – Padre Espiritual:

  • Es energía que fluye
  • Es energía femenina trabajando en armonía con la energía masculina
  • Da amor Incondicional
  • Se enfoca en sí misma y en las necesidades de sus hijos y no en las de la sociedad (vecinas, amigas, familia, etc.)— Nadie mas que yo sabe lo que necesita mi alma para su avance y crecimiento.
  • Está Presente
  • Es una Madre o un padre para si misma(o) (para su niña(o) interior)
  • Sabe soltar el miedo, la necesidad de controlarlos y dominarlos, el deseo de que todo se haga como “yo quiero”, el deseo de “salvar” a otros.
  • Sabe que sus hijos están de paso con ella, son hijos de Dios bajo su cuidado
  • Sabe que cada ser tiene sus propios aprendizajes y su necesidad de experimentar
  • Aprende de sus hijos y el enseña a sus hijos (ambos son el Maestro y el estudiante)
  • Ayuda a sus hijos a anclarse (acoplarse) a la tierra y a cumplir su misión
  • Elimina patrones de dolor de su familia a través de su propio crecimiento personal
  • Se ama a si misma(o), se sana y aprende todos los días
  • Sabe jugar
  • Siente más y piensa menos
  • Sabe que cada niño es diferente. Respeta su manera de ser y no se la pasa tratando de que su hijo sea igual al resto de los niños.
  • Sabe que no está sola nunca
Como padres hemos hecho lo que hemos podido, lo que creíamos que era lo mejor. Es tiempo de avanzar. Los errores que hemos cometido son aprendizajes, aprendamos de ellos, sigamos adelante y seamos mejores cada día.
“Y que no se robe más a los niños la posibilidad de crecer en libertad”
–Chamalú (Wayra )
 http://trabajadoresdeluz.info/Indigo-Cristal/consejos-para-padres/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios