domingo, 30 de octubre de 2016

SAMHAIN: el año nuevo celta y el antecedente de Halloween


“Samhein es testigo de las últimas cosechas. Marca el AÑO NUEVO celta en el que todo lo que no se ha cosechado debe permanecer en los campos a beneficio de los espíritus. Es la noche de la Cena silenciosa, la noche de los Ancestros, la noche para trabajar con los difuntos. Es una noche de liberación, de consuelo, de duelo. También es el momento de los nuevos comienzos. Puedes eliminar todo lo que no ha funcionado y empezar de nuevo”
Cerridwen Iris Shea*
Samhain es la festividad celta más importante y conocida y con ella llegamos al final del año y del ciclo de la energía de la naturaleza a través de la rueda representada en los 8 sabbats, fiestas solares celtas.
Simbólicamente, el Dios nace en Yule (21 de diciembre), es un niño en Imbolc (1 de febrero), un adolescente en Ostara (21 de marzo) y finalmente un adulto en Beltane (1 de mayo). Litha (23 de junio) marca el punto máximo de su poder, y Lughnasadh es el momento en que cuida las cosechas y los animales mientras se hace consciente de su mortalidad. Mabón (22 de septiembre) lo encontrará preparándose para su muerte, que ocurrirá en Samhain, que se celebra el 31 de octubre en el hemisferio norte y el 1 de mayo en el hemisferio sur.
Samhain significa “fin del verano“, tiene lugar al final de la temporada de cosechas y coincide con el “AÑO NUEVO CELTA” con todo lo que ello implica de significados, rituales y trascendencia. Samhain es también una fiesta de transición, de paso de un año a otro y de un mundo a otro, de lo físico-denso a lo etérico y más sutil.
La víspera de Samhain se consideraba una de las grandes noches espirituales del pueblo celta, junto con Beltane (1 de mayo), porque  se disuelven los límites entre la dimensión material e inmaterial y esto propicia las capacidades de adivinación y la profecía.
Samhain y Beltane son los sabbats que dividen el año en verano e invierno y sus principales ceremonias incluían el fuego (elemento muy venerado en las zonas frías del norte de Europa, con inviernos largos y oscuros) porque su misión era animar al sol a que siguiera su ciclo anual y convencerle para que retornara luego de su “muerte” estacional.
Las celebraciones de Samhain han sido practicadas con sinceridad y no marketing desde hace más de 3.000 años por la cultura celta europea. Posteriormente con el cristianismo, esta festividad se integró en el Día de Todos los Santos, de donde deriva el nombre inglés de Halloween -contracción de la frase “ALL HALLOWS EVE“: víspera de todos los santos- que  los irlandeses exportaron a Estados Unidos en el siglo XIX.
El Samhain pagano, el verdadero Halloween, nunca ha sido negativo, ni terrorífico ni consumista ni lleno de excesos y ruido social. Es un tiempo para reafirmar el ciclo de la vida (inicio-fin, invierno-verano, encarnación-desencarnación) y la certeza de que la muerte no es el final de nuestra existencia.
Entre las antiguas costumbres destacaban vaciar nabos (posteriormente calabazas) para poner dentro velas y dejarlas al aire libre para ayudar a guiar a los espíritus de los familiares al hogar y poner sillas en las mesas y alrededor de las chimeneas para los invitados invisibles.
Pero Samhain es ante todo la noche más importante para la ORACIÓN, la reflexión, para soltar lo viejo, hacer balance y atraer lo nuevo en el año que comienza y para honrar la memoria de quienes nos han abandonado.
Más allá de las calabazas, hoy como hace milenios, Samhain nos recuerda que somos parte de un todo mayor que nos acoge y que sobrevivirá a nuestra breve estancia…
Dejamos 3 vídeos, dos con imágenes de esta fecha y música -la canción tradicional irlandesa Annachie Gordon y All Soul Nights de Loreena Mckennitt- y otro en inglés con explicaciones muy interesantes sobre la historia y ritos de esta celebración.

*Cita extraída de la Agenda de las Brujas

martes, 25 de octubre de 2016

MAGNIFIED HEALING® y KWAN YIN


MAGNIFIED HEALING®

Magnified Healing® es el nombre elegido por Kwan Yin para este método traducido como Sanación Magnificada.
Magnified Healing® o Sanación Magnificada, es una modalidad de sanación vibracional a través de la energía y por medio del Amor Compasivo, sirve para armonizar los cuerpos físico, mental y emocional además de cuidarnos espiritualmente.

KWAN YIN Y EL SUTRA DEL CORAZÓN
En 1992, bajo la intervención e inspiración directa de la Maestra KWAN YIN, Magnified Healing® se activó en su forma extendida para la evolución de la Humanidad y de la Tierra.
KWAN YIN es una Maestra Ascendida miembro del Consejo Kármico y de la Gran Hermandad Blanca de este planeta, conocida para muchos como la Diosa de la Misericordia, la Compasión y el Perdón. En otros países, filosofías o religiones es conocida como Madre María, Tara Verde y Avalokitesvara o Chenrezig (budismo) e Isis en Egipto. Es la energía de la compasión, del amor y del perdón de nuestra Madre Tierra en nosotros.
Esta técnica físicamente nos ayuda a controlar el sistema nervioso para que funcione mejor y así equilibrar a todos los sistemas de nuestro cuerpo (sistema endocrino, sistema circulatorio, …) y activa el calcio en la columna vertebral para que ésta se mantenga sana y flexible previniendo y eliminando así la osteoporosis. Además Magnified Healing® nos ayuda a sanarnos el cuerpo y los órganos en general.
Mental y emocionalmente nos equilibra siendo esta técnica muy apta para depresiones ya que ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva y a darse cuenta que todo es pasajero.
Espiritualmente, trabaja con la Sabiduría Interior conectando el corazón al Amor.
Este método de sanación también nos ayuda a mantener la conexión con Dios y el Universo desarrollando la intuición desde la Compasión.
Es similar al Reiki, pero se diferencia de éste y de otro tipo de terapias, donde el paciente tiene una participación pasiva, en que la Sanación Magnificada involucra al paciente en la terapia a  través de visualizaciones, afirmaciones y movimientos con las manos, logrando una sesión más dinámica; ambos, paciente y terapeuta, utilizan  la energía del Universo para emplearla en la sesión.
Magnified Healing® es una terapia que actúa sobre la energía que se acumula en el corazón producto de nuestra falta de amor hacia nosotros mismos y hacia los demás. Es una sanación por medio del Amor Compasivo que es capaz de borrar memorias del pasado y eliminar aspectos heredados; ésta es la principal diferencia de la Sanación Magnificada con el Reiki y otras terapias energéticas, aunque tanto una como otra tienen potencial para ayudar a sanar a la persona íntegramente.
También en la Sanación Magnificada hay técnicas para ayudar a la regeneración de órganos; y, al mismo tiempo, potencia nuestras capacidades de Autosanación e Intuición.
Sanación Magnificada es una técnica accesible a cualquier persona porque carece de símbolos, es sencilla y profunda además puede ser complementaria a cualquier otra técnica ya que potencializa el trabajo de ésta acelerando e intensificando el proceso de armonización.
Podemos decir que, al igual que el Reiki, se puede dar Magnified Healing® a distancia, se puede dar  Magnified Healing® a una situación del futuro, del pasado o del presente, y también se puede dar Sanación Magnificada al planeta Tierra.
Hemos dicho que se puede dar Magnified Healing® a distancia, es decir, que no hace falta tener al paciente en persona, puede estar en cualquier otra parte, en otra ciudad, o en otro país; también se puede dar Sanación Magnificada a distancia a varias personas a la vez. Dos veces al año se celebra una Ceremonia de Sanación a la que cualquier persona puede acudir. No sólo se dará esta terapia a las personas que vengan, sino que después, todos los participantes, daremosMagnified Healing® a distancia a las personas que lo hayan solicitado previamente por no poder estar presentes en ese momento.
Se puede mandar Magnified Healing® a situaciones presentes, pasadas o futuras. Esto quiere decir que, por ejemplo, …
Tenemos una reunión de trabajo, una cita con el médico, un viaje, una operación quirúrgica, etc; cualquier situación que deseemos que vaya bien. Se puede mandar energía de Magnified Healing® a estas situaciones previamente.
Debemos tener en cuenta que muchas veces lo que creemos que es mejor para nosotros, no tiene por qué serlo, es decir, por ejemplo, tenemos una entrevista de trabajo, y mandamos Magnified Healing® para que todo vaya bien y conseguir el trabajo. Si no nos dan el trabajo, no es porque no funcione Magnified Healing®, sino porque tal vez no es el momento para obtener ese trabajo, o que no es el trabajo que debemos realizar, y hay que esperar a otro momento que vendrá seguro.
Sobre sanar el pasado: ¿Por qué mandar energía a una situación del pasado?; muy sencillo, por ejemplo, si en nuestra infancia nos pasó algo traumático, podemos mandar energía a ese momento para convertir ese suceso en menos doloroso y sanar el bloqueo psicológico que nos pudiera haber producido y que ahora surge por necesidad.
Como se ha dicho antes, la Sanación Magnificada es también complementaria con otras técnicas. Se puede, por ejemplo, emplear Magnified Healing® después de una sesión de Reiki para que evolucione más rápido e incluso después de un masaje. Sanación Magnificada se complementa fácilmente con cualquier otra técnica.

Kwan-Yin: Diosa de la Misericordia, del Amor y el Perdón

 

La Amada Maestra Kwan Yin, magnetiza esta Llama de la Comprensión y de la Misericordia desde el mismo Corazón de Dios, y lo más importante es que la proyecta en la atmósfera de la Tierra , en donde los sufrimientos del alma, mente y cuerpo, son experimentados temporalmente. Es un Ser de Luz que conforma el Tribunal Kármico.
Nuestra Amada Kwan Yin fue conocida por muchas personas de la Tierra , quien sabía que, a través de Ella, el regalo de ternura de la Llama de la Misericordia podría ser de ellos, por la trasmutación del propio Karma destructivo, como también el de sus seres queridos.
También es conocida por varios nombres: ” La Reina del Oeste”, “Hsi Wang Mú”, “Tara Verde” o “Dolma”, “Madre Dorada” y “La Guardiana Misericordiosa” entre otros nombres. Ella siempre ha estado interesada en ayudar, particularmente a los niños y a sus padres, ayuda a las madres a dar a luz y a toda aquella mujer que desee tener un hijo, protege a la familia y ayuda especialmente a redimir el Karma respectivo y colectivo, para que así tengamos la posibilidad de visualizar con más rapidez la perfección de nuestra propia Amada Presencia “YO SOY” (Dios en ti es).
Frecuentemente en aquellos años (su última encarnación fue en China), nuestra Amada Kwan Yin bautizaba con Fuego Violeta a los niños que eran traídos a Ella para ser bendecidos, tomándolos en sus propios brazos tiernamente quitándoles todo el Karma invisible pero destructivo que la Ley del Ser de esos pequeños permitiese, antes de que la angustia pudiera manifestarse en sus almas, mentes, cuerpos y otros asuntos. Estas energías destructivas habían sido por ellos generadas en anteriores encarnaciones.
Después que el Velo de Maya (el Velo de Maya es un concepto fundamental del hinduismo. No significa que el mundo es una ilusión, como equivocadamente se dice. La ilusión meramente se encuentra en nuestro punto de vista, si pensamos que las formas y estructuras, cosas y eventos, que nos rodean son realidades de la naturaleza, en vez de darnos cuenta de que ellos son conceptos creados por nuestras mentes empeñadas en medir y categorizar. Maya es la ilusión de tomar estos conceptos por realidades, de confundir el mapa con el territorio)  fue creado por la masa humana, nuestra Amada Kwan Yin, así como otros seres Divinos, se hicieron invisibles para las personas, pero, aún así, Ella continuó sus servicios desde los Niveles Internos de la Conciencia , lo que resulta de gran eficacia ya que rinde un servicio extraordinario al género humano de la Tierra y su atmósfera.
Como la atención de la humanidad es la puerta abierta hacia el mundo sobre el cual está fija esta atención, cuando esta Amada Diosa de la Misericordia , Kwan Yin, sea otra vez conocida por todas las gentes de la tierra, con su belleza, ternura y compasión (al igual que todos los seres que sirven junto con Ella) y se hagan otra vez visibles en el Plano Físico. Todas esas Bendiciones de Curación, Poder, Paz y Alegría, volverán a la tierra como nunca antes.
Ella ha servido desinteresadamente por tantos años con el Rayo Violeta, ayudando a disolver toda carga negativa creada por la humanidad, y la recibirá a medida que la Edad de Oro se vaya manifestando plenamente.
Se dice que Kwan Yin hizo el voto de no entrar en los Reinos Celestiales hasta que todos los seres vivientes hayan completado su proceso de iluminación y se liberen del samsara(el Samsara es este mundo lleno de dolor y tristeza tal como lo conocemos).
Después que el Alma ha pasado por el cambio hacia otra dimensión llamado “muerte” al final de su vida en la Tierra , nuestra Amada Kwan Yin vuelve a rendir cada uno de los Servicios específicos, ayudando a quitar muchas de las marcas dejadas por las frustraciones, sentimientos de culpabilidad aparentes; remordimientos, y las causas de otras condiciones negativas registradas en el Cuerpo Etérico, quitando tantas como la Ley del Ser lo permita. Esto le hace más fácil al individuo el momento de presentarse ante el Tribunal Kármico el cual debe examinar todo lo que hay en el mundo del Aspirante y a la vez capacita a este amoroso y misericordioso Tribunal para destinar a esa Alma a la Esfera más alta posible, donde recibirá instrucción y ayuda entre una y otras encarnaciones.
La Amada Kwan Yin con sus Hermanos y Hermanas de la Misericordia , así también como sus ilimitadas Legiones de Ángeles, se dedica también a borrar lo más rápidamente posible las causas que originan el desprecio para con las madres solteras y sus hijos ilegítimos. Una de sus Legiones es la Presencia Guardiana de todos los Hogares y Orfanatos, dando la asistencia posible. Su Llama de la Misericordia y de la Compasión siempre envuelve a las madres y a las futuras madres, en muchas ocasiones se han evitado abortos y suicidios; mediante el Poder Protector sostenido por la Fe de las Legiones de Kwan Yin, cuya radiación proporciona una formidable ayuda a esas desafortunadas Corrientes de Vida que han caído en sufrimientos de esa naturaleza.
La exquisita dulzura de Kwan Yin se incorpora en todos sus Ayudantes Celestiales y hasta en los estudiantes de la enseñanza no ascendidos que pertenecen a sus Legiones de Misericordia. Esta Gracia es también la naturaleza predominante de nuestro Amado Maestro Saint Germain y es un Profundo y verdadero sentimiento dentro del corazón y no una superficial expresión de bondad y amor.

Avalokiteshvara Mantra:


Namo Ratna Trayaya, Namo Arya Jnana Sagara, Vairochana, Byuhara Jara Tathagataya, Arahate, Samyaksam Buddhaya, Namo Sarwa Tathagate Bhyay, Arhata Bhyah, Samyaksam Buddhe Bhyah, Namo Arya Avalokite shoraya Bodhisattvaya, Maha Sattvaya, Maha Karunikaya, Tadyata, Om Dara Dara, Diri Diri, Duru Duru Itte We, Itte Chale Chale, Purachale Purachale, Kusume Kusuma Wa Re, Ili Milli, Chiti Jvalam, Apanaye Shoha.
Este mantra puede prevenir y curar todo tipo de enfermedades, circunstancias y sufrimientos ya que te libera de cualquier karma desde tiempo sin principio. Se aconseja recitarlo con fé y sinceridad 5 veces cada noche antes de acostarse. Bendiciones♥
Puedes también comprarte el Rosario de Cristal de Kwan Yin. Se recomienda realizarlo durante 9 días. No es necesario saber de música para realizarlo, simplemente leerlo en voz alta con fe y confianza. Los mantras son muy antiguos y están en chino, la pronunciación, de las páginas en español, está en negrita.
Bendiciones!!
https://violetadedios.wordpress.com/magnified-healing/

El origen de las creencias: Aprendamos a cambiarlas




Las creencias son afirmaciones, pensamientos, juicios e ideas sobre nosotros mismos, sobre la gente de nuestro entorno, el mundo que nos rodea y su funcionamiento. Nuestras creencias filtran lo que captamos a través de nuestro sistema sensorial, de manera que determinan el significado que asociamos a cada vivencia en particular, por insignificante que esta nos parezca. Las creencias ejercen un gran impacto sobre la manera en que nos comportamos y los resultados que obtenemos en base a nuestro comportamiento.

Las creencias actúan como “profecías de necesario cumplimiento”. Nuestras creencias, ya sean limitantes o potenciadoras, determinan nuestros actos, y nuestros actos verifican y refuerzan las creencias en un bucle que se retroalimenta a sí mismo. Con el paso del tiempo, las creencias se arraigan cada vez con más fuerza y parecen cada vez más reales.

Para continuar profundizando en el papel que las creencias desempeñan en la forma en que interpretamos nuestro mundo es necesario que precisemos los conceptos de leyes, supersticiones y creencias. Las leyes son verdades absolutas, hechos científicamente demostrados, por ejemplo, “el agua hierve a 100 grados centígrados”. Las leyes carecen de excepciones y siempre son válidas las condiciones en que se aplican. Por otro lado, las supersticiones tienen un valor de ley para las personas que las albergan. “No hay que pasar por debajo de una escalera ya que trae mala suerte”, “cruzarse con un gato negro es señal de mal agüero”, etc. Las personas que albergan este tipo de supersticiones son conscientes de que no constituyen leyes, sino que se tratan de creencias (de índole personal, familiar o cultural) que limitan su conducta. Las supersticiones, al igual que las creencias, están asociadas a una función psicológica concreta y expresan (de forma simbólica o metafórica) prohibiciones o límites que deben respetarse para mantener el equilibrio personal y social. Así pues, de acuerdo con los conceptos expuestos, podemos definir una creencia como una superstición inconsciente a la que se le suele atribuir el valor de una ley.

Las creencias operan al nivel de la estructura profunda e influyen sobre la estructura superficial de nuestros pensamientos y comportamientos. Aunque somos conscientes de muchas de nuestras creencias, en general nuestras creencias más arraigadas e influyentes operan fuera de nuestra percepción consciente. Hay algunas creencias que vemos como verdades absolutas y que nunca cuestionamos: “así son las cosas”, “yo soy así”. Un cambio de creencias puede generar un gran cambio en la forma en que vivimos nuestras vidas y en los comportamientos que manifestamos.

Las creencias también pueden tener un efecto muy significativo sobre nuestra salud, concretamente sobre el famoso “efecto placebo”. En numerosos estudios clínicos se ha determinado que un porcentaje estadísticamente significativo de pacientes responden a los placebos (sustancias inactivas) igual o mejor que los pacientes que reciben el fármaco activo. ¿Por qué? Sencillamente porque creen que va a funcionar. Tal puede ser la fuerza de una creencia,

Una vez que creemos en algo, tendemos a ignorar las evidencias en contra y aceptamos sólo aquella información que refuerza esa creencia.

“Tanto si crees que puedes como si no, estás en lo cierto”, Henry Ford

Estructura de las creencias

También podemos definir las creencias como un vínculo arbitrariamente establecido entre dos objetos concretos o abstractos. La naturaleza de este vínculo es de igualdad o de implicación/causalidad. Si bien esta estructura se mantiene fija, el contenido de las creencias es ilimitado.

En la creencia “yo soy un incompetente” se observa la estructura de igualdad, donde “Yo = incompetente” (X = Y). En esta creencia se crea un vínculo de igualdad entre la identidad de la persona y sus capacidades. Si, por otro lado, tomamos la creencia “solo se gana dinero trabajando duro”, podemos apreciar que en este caso existe un vínculo de dependencia o causalidad: ganar dinero implica trabajar duro (Si X, entonces Y).

En relación con la manera en que se estructuran las creencias, si ponemos en práctica el uso del metamodelo, seremos capaces de detectar una gran cantidad de creencias, tanto propias como ajenas, que manifestamos en nuestro discurso habitual.

¿Cómo se forman las creencias?

Las creencias se forman durante nuestro desarrollo y proceden de muchas fuentes distintas: educación, cultura, figuras parentales, amistades, acontecimientos traumáticos, experiencias repetitivas… Por lo general, construimos las creencias generalizando nuestras experiencias en el mundo. Adoptamos muchas de nuestras creencias mediante la socialización, imitando inconscientemente la visión y los modelos del mundo de aquellos que nos rodean, especialmente de aquellos a los que respetamos.

Mientras crecemos, las expectativas que la gente que nos rodea tienen en relación con nosotros nos van modelando poco a poco, sin que nos demos cuenta. Cuando somos jóvenes, tendemos a creer lo que otros dicen sobre nosotros porque carecemos de experiencias que nos permitan contrastarlo, y estas creencias pueden permanecer instaladas muchos años más tarde sin que logros posteriores sean suficientes para modificarlas.

Una creencia nace de una idea que con el paso del tiempo va reafirmándose a través de las experiencias que se viven. Cuando se han reunido las suficientes experiencias de manera repetida, se percibe que la idea inicial ha sido lo suficientemente sustentada y es por tanto cierta. Es entonces cuando la idea inicial se ha convertido en creencia. A partir de entonces, todo lo que hacemos mantiene y refuerza nuestra creencia. Lo que ha sucedido en este punto es que las creencias ya han dejado de ser simples mapas o recuerdos de las experiencias y se han convertido en estrategias que se emplearán para la planificación e interpretación de acciones futuras.

Cuando creemos algo, actuamos como si fuera verdad. De ahí que no sea fácil encontrar pruebas de su falsedad. Tal como mencionamos en la introducción a este módulo, las creencias actúan como una especie de profecía, y para ello se sirven de su potente efecto de filtro de nuestra percepción. Los hechos se interpretan de acuerdo con las creencias y las excepciones nos sirven para confirmar la regla. Se trata de un círculo de retroalimentación que tiende a perpetuar lo que creemos cierto.

Dado que las creencias constituyen un generador tan potente de significado en nuestras vidas y desempeñan un papel tan central en el proceso de percepción, es esencial que comencemos a hacernos con el control consciente de nuestras creencias, y para ello primero deberemos poder reconocerlas.

Extracto del libro; “Herramientas para el Acompañamiento en Descodificación Biológica” de Christian Simón. Para descargar el libro gratis haz clic aquí.

La magia: curación

  Magia es la ciencia o arte de emplear conscientemente los poderes
    invisibles para obtener efectos visibles. Usada para el bien es Magia Blanca, usada para el mal es Magia Negra.


El mago blanco no usa sus poderes para dañar, tampoco realiza ninguna curación sin el consentimiento del paciente, respeta su libre albedrío, tampoco se enriquece cobrando cantidades excesivas.




El brujo negro desarrolla sus capacidades espirituales para dañar, para enriquecerse y para engordar su ego de poder; no respeta el libre albedrío de las gentes que daña.




     Cuando se hace una curación espiritual se limpia o cura el espíritu del paciente, a fin de restablecer el equilibrio energético del mismo, esta limpieza se hace con la ayuda de guías o ángeles que prácticamente son los que hacen el 80 % de la misma.



     No es imposible que algún día se pruebe que todas las enfermedades del hombre provienen de sus propios estados emocionales, preocupantes, confusos, desintegrados y hondamente soterrados. Lo que antes se llamaba la enfermedad ahora se ve que es sólo el síntoma externo y visible, siendo la enfermedad la deformada vida mental del paciente.
     Está tomando incremento la convicción de que el alivio, si va a ser permanente y completo, debe estar en la curación de esos estados emocionales equivocados. Cuando se hace así, diariamente se lanza a los pacientes a un mundo nuevo, el de una mente superior que produce un cuerpo superior.




El Curador sabe que si restablece el equilibrio energético del paciente, su organismo físico tiende a la salud y su estado mental y emocional también mejoran, entonces el curador desarrolla sus capacidades espirituales para este fin; en cambio el hechicero o brujo sabe que si estimula o acelera el desequilibrio de su víctima, éste tenderá a la enfermedad, al desasosiego, a la frustración y al fracaso en su vida.

Un curador cuando se percata de que el paciente tiene un daño de brujería, puede quitarlo, pero el hechicero tratará de evitarlo atacando al curador, entonces es cuando los seres de luz ayudan al curador para que éste no sea dañado, y los seres oscuros que asisten al brujo también ayudan a este, habiendo entonces enfrentamientos entre las fuerzas oscuras y las fuerzas de luz.


Ángel guerrero de luz





Espíritu de la oscuridad.




Testimonio de Vilma de Souza ex bruja de Brasil.



SINTOMAS TIPICOS QUE SE PRESENTAN EN UNA PERSONA CON BRUJERÍA


a.- Al entrevistar al paciente se siente uno mal, incómodo, débil, o con pesadez. El ambiente se hace muy pesado.

b.- La persona tiene pesadillas (siente que la atacan, sueña con alacranes, serpientes,  murciélagos, que anda en agua sucia, que se cae a algún abismo, etc.

c.- La atacan durante el sueño, se suben en la persona o amanece cansada, golpeada y  hasta con moretes o razguños, o tratan de darle a beber algo en el sueño.

d.- La mirada del paciente es como sin luz y de aspecto muy demacrado.

e.- Percibe sombras o seres en su casa, que los niños generalmente perciben y se asustan.

f.- Llegan a su casa sobre todo en la noche, lechuzas, tecolotes o búhos.

g.- El paciente presenta enfermedades raras o muy difíciles de diagnosticar.

h.- El paciente tiene mucho tiempo enfermo y no encuentran los médicos lo que tiene.

i.- Se acentúa la enfermedad del paciente en días específicos, como martes y viernes.

j.- Le echaron las cartas y le dijeron que tiene un daño.

k.- Algún familiar o amigo le recomienda que lo "limpien".

 l.- La casa del paciente se llena de plagas (hormigas, cucarachas, chinches, piojos, gusanos etc.).

 m.- En la casa del paciente hay muchos problemas.

 n.- El paciente siente que en el cuerpo algo se le mueve y/o palpita de manera independiente.

 ñ.- La persona presenta cambios fuertes de personalidad.

 o.- Los negocios no le van bien, siente que la suerte le ha cambiado.

 p.- Siente un temor irracional a la obscuridad, a salir a la calle a estar solo, a enfrentar los problemas cotidianos, etc.

q.- Le cuesta mucho trabajo llegar a una cita para curarse, ésta se le olvida, se pierde, no quiere entrar a la curación o se llena de ansiedad y se sale.

r.- Tiene mucho tiempo buscando trabajo, y no encuentra o dura muy poco en ellos.

s.- Tiene muchos problemas con su pareja y observa un comportamiento extraño en la misma.

t.- Afuera de su casa encuentra animales muertos, sal, tierra u objetos desagradables.

La magica tierra del cementerio



Desde siglos atrás y en diversas culturas, ha existido la creencia de que la tierra de cementerio es capaz de desatar grandes males puesto que contiene las energías propias de los sufrimientos de los difuntos y de los vivos que los lloran, así como de las almas en pena que rondan entre las pálidas lápidas del camposanto. Por que pueden causar una simple enfermedad, o hacer que la persona baja de energia caiga en el abismo insondable de la muerte...

El cementerio es el sitio a donde van a parar nuestras pálidas y descarnadas osamentas después de que la muerte nos ha llevado. Dependiendo principalmente de la cultura y las tradiciones del lugar, los cadáveres pueden meterse en féretros, sarcófagos o ataúdes, o bien envolverse en telas para ser depósitados en nichos, mausoleos o algún otro tipo de recinto funerario.

La palabra "cementerio" proviene de la palabra latina "cemeterium", originada a partir del vocablo griego "koimetérion"; ambas palabras, la griega y la latina, remiten por igual al significado "dormitorio". Según la escatología cristiana, es en el camposanto donde los cuerpos descansan hasta que el Día de la Resurrección, donde todos seremos sometidos a un segundo juicio (el primero es el de nuestra muerte individual) y los elegidos resucitarán en cuerpo y alma. Por su parte, y de forma muy similar al "polvo eres y al polvo volverás" del cristianismo, los musulmanes tienen lo siguiente en el versículo 20/55 del Corán. ‹‹De ella (la tierra) os creamos, a ella os retornaremos y de ella os haremos surgir otra vez››.

Por otra parte y más allá de particularidades religiosas, los cementerios no solo detentan la energía del individuo sino del grupo, generalmente en su concreción como familia. Así, es muy común, sobre todo en cementerios grandes o de gente adinerada, encontrar enormes mausoleos que pertenecen a familias enteras, muchas veces con varias generaciones de muertos.

Los cementerios, pese a la imagen lúgubre y a veces tétrica que presentan, han sido, en ciertos espacios de la cultura popular, asociados a la buena suerte. Por ejemplo, una creencia que durante siglos estuvo muy difundida, y que aún perdura hoy pero con menos fuerza, fue la de los poderes mágicos y sanadores de la tierra proveniente de tumbas de santos o de aquellos que, por morir demasiado temprano (bebés y niños pequeños), eran vistos como seres puros y sin maldad. Sobre aquella costumbre y su apogeo en el Medioevo, tenemos una cita de Beda el Venerable en que se cuenta que: ‹‹muchas personas cogían tierra de la tumba de San Osvaldo, y, mezclándola con agua, la daban de beber a los enfermos y éstos se curaban.››


Pero, de manera antagónica, junto a la creencia de la virtud curativa de la tierra de sepulcros de santos, se desarrolló y expandió la creencia de que la tierra de cementerio tenía y transmitía "malas energías" a la gente. Cabe sin embargo acotar que ambas creencias no necesariamente se excluyen, porque la una tiene como objeto a un tipo muy particular y escaso de muertos, mientras que la otra habla de la tierra de cementerio en general, por lo que el sentido común nos permitiría suponer que los santos constituyen una excepción a la regla; aunque, si es ese el caso, es igualmente lógico suponer que las tumbas de gente muy virtuosa pueden tener tierra beneficiosa, mientras que las tumbas de asesinos y narcotraficantes, por ejemplo, tendrían energías particularmente terribles y, las del habitante común, si bien en primera instancia deberían tener energías neutras, visto con más meticulosidad no es así pues: 1) en general, salvo en casos de sabios, santos e iluminados, la persona atraviesa angustia y confusión por un periodo que prácticamente siempre abarca el lapso que dura en descomponerse el cuerpo físico, 2) los vivos acuden a llorar y lamentarse por sus muertos al cementerio, por lo que esta energía de dolor impregna la energía de la tierra de toda tumba cuyo propietario no sea espiritualmente eminente, 3) hay muchas almas penando en el cementerio, y esta energía de sufrimiento y desorientación se disipa por el camposanto en general.

Un ejemplo de la fuerza que tiene hoy en día la segunda creencia (la de la energía negativa del cementerio), mucho más difundida y aceptada que la primera, lo vemos en Colombia, donde se cree que, si uno hace una visita al cementerio, experimentará una sensación de cansancio y abatimiento porque el cementerio le habrá robado fuerzas con su mala energía y sus entes parasitarios, tales como sombras (shadow people, muchas veces imperceptibles), almas en pena o cascarones astrales de energía negativa. De todas formas, ante eso se recomienda tomar una ducha de agua tibia con alcohol, a la manera de una limpia, o bien echarse azúcar en los pies para así ahuyentar los males que uno atrajo, creencia (la de atraer males) que vemos bien marcada en Chile, donde se cree que, traer a casa tierra de cementerio pegada en los zapatos, puede desatar abundantes infortunios para uno y sus convivientes.


La tierra de cementerio está impregnada principalmente con las energías astrales de los difuntos, y magia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios