lunes, 21 de noviembre de 2016

El Misterio no Decodificado de Lilith…Ari Shemoth




La frase Yo Soy es un mantra místico que reviste un poder insospechado donde se funden dos componentes fundamentales e inherentes a la Divinidad que todos poseemos. En el “Yo” está representada la energía masculina… en el “Soy” la energía femenina... El Yo es el logos, es el verbo, es el hágase. Es lo diferenciador y nos dota de focalización y dirección. Es creativo y nos individualiza…. El “Soy” es oceánico, es el espíritu, es el aliento, la inspiración. Es envolvente e integrador, refleja el hogar, la matriz, al útero divino. No alberga límites, ni recrea separación o diferenciación... En el “Yo Soy”, tanto lo masculino como lo femenino unen sus energías. Esta es la ecuación del principio creativo, y en la medida que podamos internalizarla en nuestra condición humana, es cómo podemos liberarnos y alcanzar la plenitud. 

Adán y Lilith son la fórmula original de la raza humana. La disfunción, inconsciencia y rebelión no proviene de la energía femenina como se supone, sino de la masculina. Quien quiso alterar la creación original introduciendo a un clon (Eva) de su propia energía (costilla) en su fase disfuncional fue Adán. Y la voz que se dice autorizaba esta creación es apócrifa. Ya que Dios mismo no podía hacer alianza con una versión de Adán que contraviniera a su propia esencia y unidad. 

Surge entonces la figura de la serpiente que encubre la presencia de extraterrestres en los orígenes de la humanidad. Ellos son los artífices y controladores del drama de la raza humana. Su legado trasmitido y tan exaltado en las culturas ancestrales por medio de la figura de un dios serpiente está lejos de ser lo que suponemos corresponde al verdadero Dios. Es una figura y leyenda mítica que corresponde a una cosmovisión recibida por culturas de las estrellas, misma que está divorciada y sigue recreando a la fecha conflictos con el principio creativo. No por nada la figura de una mujer mantiene la serpiente bajo sus pies. 

Las mitologías de los dioses solares son otro legado disfuncional donde se fundamentan tradiciones religiosas para ejercer solapadamente el sometimiento y la manipulación. Ejemplo de ello son la continua descalificación y desvalorización de la energía femenina primigenia (satanizándola, difamando y reprimiendo)… Los conceptos del miedo, la separación, condena y culpa son otros ingredientes. La necesidad de expiación y lavado, de meritos y purificación son otras estrategias que nos apartan del empoderamiento de la propia energía divina y su manifestación dentro del presente. 

La figura de la serpiente encarna perfectamente el paradigma de una energía ancestral que adolece de equilibrio. Muestras de ello son la ciencia (tecnología y conocimientos, métodos de sanación y salud que operan desde bases mentales), el poder (la política y el gobierno al servicio de sí mismos), la economía (tener para ser y valer) y la religión (condicionamiento, separación, rechazo, miedo y desvalorización). Todos son arquetipos de la energía masculina (del anticristo) en su fase disfuncional, misma que pretende anular la presencia de la mujer, de su esencia y el principio femenino que subyace en toda la creación.

El hemisferio izquierdo controla la parte derecha de nuestro cuerpo, es lógico, racional, analítico, abstracto, lineal, secuencial, requiere del análisis de las partes para llegar a la comprensión del todo. Depende de los pasos y los métodos, es lineal, depende del tiempo, es temporal, simbólico, minucioso, controlador y cuantitativo. Fomenta el Yo. Su lenguaje es la palabra, las ordenes, es verbal. 

El hemisferio derecho (la energía femenina) es creativo, intuitivo, aleatorio, musical, artístico, emotivo, global (va del todo a las partes), es imaginativo, atemporal y la realidad la percibe por dentro. Su lenguaje es el sentimiento y las imágenes. Albert Einstein dijo… “La única cosa realmente valiosa es la intuición”. Con ello hacía alusión a la importancia que reviste la inclusión de la energía femenina con todas sus facetas en nuestra vida.

© Ari Shemoth
https://www.facebook.com/AriShemoth
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios