lunes, 7 de noviembre de 2016

PÉRDIDAS A LAS QUE SE ENFRENTA UN ENFERMO CON FIBROMIALGIA



PÉRDIDAS A LAS QUE SE ENFRENTA UN ENFERMO CON FIBROMIALGIA
La pérdida es una carencia o privación de lo que se poseía. Los enfermos de cualquier
enfermedad crónica se enfrentan a la pérdida de su salud, de algunas habilidades y
capacidades, debido al cambio al que se enfrenta su organismo. Las personas que
padecen Fibromialgia, deben enfrentarse a un estilo de vida diferente al que estaban
acostumbradas. En función de esto se puede hablar de que existen diversos tipos de
pérdidas.

Tipos de pérdidas:
Pérdida de la salud
Hay diferentes tipos de enfermedades crónicas, desde la diabetes, artritis y el dolor
crónico. A pesar de que la ciencia médica ha logrado progresos en el desarrollo de
tratamientos más eficaces para las secuelas físicas de estas enfermedades, muchas
personas siguen enfrentándolas como un reto para conservar su salud mental y
emocional, ya que la mayoría de estas enfermedades crónicas son permanentes y
empeoran gradualmente con el paso del tiempo. Esto, sin duda, crea incertidumbre al
comienzo del diagnóstico, pues los enfermos deben enfrentarse a la idea de que su vida
no será como lo era antes de la enfermedad y habrá limitaciones ante actividades que en
el pasado eran fáciles de hacer. Para las enfermedades crónicas ampliamente difundidas, existe mucha información acerca del tratamiento que debe seguirse para tener una buena calidad de vida. La Fibromialgia, además de afectar la salud, consta de pacientes que deben lidiar con el desconocimiento y la incomprensión de parte de médicos y de su
entorno social.
Pérdidas de actividad.
El dolor generalizado y la fatiga que acompañan a la Fibromialgia disminuyen
considerablemente el rendimiento de quien la padece, pues su resistencia física es
reducida, lo que afecta en varias áreas de la vida de una persona. Si antes de la
enfermedad eran personas activas tendrán que enfrentarse a la imposibilidad de realizar
ciertas actividades físicas a las que estaban acostumbradas. Personas que realizaban
algún deporte, ven que su rendimiento ya no es el mismo, se cansan fácilmente y puede
haber dolor al realizar nuevas actividades.
Pérdida de la identidad
El dolor que acompaña a la Fibromialgia, conlleva a una pérdida de identidad,
entendiendo ésta como “el sentido del propio ser continuo a lo largo del tiempo y
diferente, como entidad, de todos los demás” (Galimberti, 2006). La identidad permite a los individuos sentir que existen como persona en todos sus roles y funciones; involucra el saberse aceptado y reconocido por su grupo y su cultura. Cuando la Fibromialgia nos acompaña, el sentimiento de existencia, de unicidad y reconocimiento por los demás,muchas veces desaparece. El dolor en el cuerpo y el sufrimiento del alma, no permiten a la persona sentirse ella misma. El dolor enajena, provoca la pérdida de seguridad en uno mismo, pues, de pronto, ya no se sabe quien realmente es. Antes era diferente, ahora es simplemente un cuerpo mancillado de dolores.

Pérdida de la credibilidad
Los pacientes de FM al no tener una enfermedad visible, llega a suceder que los
médicos, familiares o amigos, ponen en tela de juicio los síntomas, por lo que el enfermo,
no sólo tiene dolores intensos durante gran parte del día, si no que además, pareciera que
debe demostrar que realmente está enfermo, inclusive hacia ellos mismos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios