jueves, 3 de marzo de 2016

Cosas que subes al Facebook y que demuestran que tienes baja autoestima



Sin duda Facebook es la red social más famosa en los países de habla hispana. Millones de personas se conectan diariamente para compartir una cantidad inmensa de texto e imágenes, como pueden ser opiniones, estados de ánimo y fotografías de sus mejores momentos.
Según expertos, lo que subes a Facebook puede determinar tu personalidad y hasta tu inteligencia, pues tus publicaciones son una proyección de ti mismo y de tus aficiones. Lo que posteas en la red social puede hablarnos de tus traumas, tu ego, tus paranoias y tus complejos, por eso te recomendamos que pienses muy bien lo que vas a subir al Face antes de que te expongas ante tus contactos.
A veces, lo que publica nos demuestra que tienes una autoestima muy baja. He aquí unos ejemplos:

1. Cuando subes fotos de lo que estás comiendo

¿Qué te hace pensar que nos importa lo que estás tragando? Si vas a comer algo delicioso, disfrútalo en vez de estar esperando a que tus contactos le den like a tu torta ahogada o a tu ensalada. ¿O acaso necesitas permiso de tus amigos para comer?

2. Cuando publicas tu ubicación

Lo único que demuestras al compartir tu ubicación es que necesitas que tus contactos vean que te la estás pasando “a lo grande” o que “te das la buena vida”. Muchos comparten que están en el aeropuerto, como si viajar en avión fuera un lujo sólo digno de reyes; otros que están en un concierto en el que seguro se la pasarán tomando fotos en vez de disfrutar el espectáculo.
selfies foto3. Cuando subes selfies
Un estudio de la Universidad de Arkansas demostró que las personas que suben selfies frecuentemente se sienten inseguras de su propia imagen, por lo que tratan de buscar siempre su mejor ángulo para compartir. Y si además de publicar el montón de selfies te haces Photoshop, looser seguro.

4. Cuando publicas tu estado de ánimo

Créelo, a la mayoría de tus contactos les vale un pepino cómo te sientes, a no ser que sean familiares muy cercanos o tus mejores amigos, y a veces ni a ellos les importa. Si estás feliz, haz lo que te cause felicidad y no pierdas tu tiempo en Face. Y si estás triste, por favor, no nos compartas lo deprimido que te sientes, lo último que queremos es que nos contagies con tu negatividad.

5. Cuando publicas lo que has comprado

Si eres de los que suben sus nuevas cosas cada que se van de compras, tu narcisismo es insoportable. Todos nos hemos ido de shopping, no te sientas tan especial por haberte comprado un simple vestido o unos zapatos. Y si acabas de adquirir el nuevo iPhone, no hagas el ridículo publicando una foto de él, por favor.
Tomado de naxio.com.ar

Trabajo de la luna nueva para solucionar conflictos que te afligen

Prende una vela blanca e incienso.Respira hondo, y di en voz alta esta plegaria con toda la emocion de saber que tus conflictos seran desatados.
Y los imposibles se harán posibles.
Te conectaras ahora con la poderosa VIRGEN DESATANUDOS
PRONUNCIA ESTA ORACION EN VOZ ALTA Y PAUSADA.

Ave María, suprema reina del Universo,
Madre admirable,
Madre protectora,
Madre potente que aleja de mi todo mal.
Gracias por desatar todo lo queme impide estar en paz.
Gracias por desatar en mi vida toda falsedad, sometimiento y traicion.
Gracias por desatar todas mis dudas.
Gracias por desatar en mi todos
los nudos del miedo y la tristeza.
Gracias por desatar la desesperanza.
Especialmente gracias por ayudarme a resolver
la situación que me tanto me aflige
…………………………………………………….

……………………………………………………….
Gracias por desatar ahora mismo los nudos que conciente
o inconcientemente atan en mi vida los demas.
Inclinando mi cabeza ante ti, acepto
los dones que me has entregado
con la templanza de espíritu suficiente para valorarlos y preservarlos.
María Madre del Salvador, dame la fortaleza para caminar
en paz y armonía por esta tierra.
Amén.

QUEDATE UNOS MINUTOS EN SILENCIO CON LOS OJOS CERRADOS SINTIENDO COMO YA SE HAN DESATADO TODOS LOS NUDOS EN EL NIVEL SUTIL.
Y QUE SE MANIFESTARAN EN TU VIDA AHORA MISMO.
RESPIRA CON ALIVIO TRES VECES.
INCLINA TU CABEZA Y DI NUEVAMENTE AMEN.

Carta a todas las mujeres vivas

Ayer me mataron.
Me negué a que me tocaran y con un palo me reventaron el cráneo. Me metieron una cuchillada y dejaron que muera desangrada.
Cual desperdicio me metieron a una bolsa de polietileno negro, enrollada con cinta de embalar y fui arrojada a una playa, donde horas más tarde me encontraron.
Pero peor que la muerte, fue la humillación que vino después.
Desde el momento que tuvieron mi cuerpo inerte nadie se preguntó donde estaba el hijo de puta que acabo con mis sueños, mis esperanzas, mi vida.
No, más bien empezaron a hacerme preguntas inútiles. A mi, ¿Se imaginan? una muerta, que no puede hablar, que no puede defenderse.
¿Qué ropa tenías?
¿Por qué andabas sola?
¿Cómo una mujer va a viajar sin compañía?
Te metiste en un barrio peligroso, ¿Qué esperabas?
Cuestionaron a mis padres, por darme alas, por dejar que sea independiente, como cualquier ser humano. Les dijeron que seguro andabamos drogadas y lo buscamos, que algo hicimos, que ellos deberían habernos tenido vigiladas.
Y solo muerta entendí que no, que para el mundo yo no soy igual a un hombre. Que morir fue mi culpa, que siempre va a ser. Mientras que si el titular rezaba fueron muertos dos jóvenes viajeros la gente estaría comentando sus condolencias y con su falso e hipócrita discurso de doble moral pedirían pena mayor para los asesinos.

Pero al ser mujer, se minimiza. Se vuelve menos grave, porque claro, yo me lo busqué. Haciendo lo que yo quería encontré mi merecido por no ser sumisa, por no querer quedarme en mi casa, por invertir mi propio dinero en mis sueños. Por eso y mucho más, me condenaron.

Y me apené, porque yo ya no estoy acá. Pero vos si estas. Y sos mujer. Y tenes que bancarte que te sigan restregando el mismo discurso de “hacerte respetar”, de que es tu culpa que te griten que te quieran tocar/lamer/ chupar alguno de tus genitales en la calle por llevar un short con 40 grados de calor, de que vos si viajas sola sos una “loca” y muy seguramente si te paso algo, si pisotearon tus derechos, vos te lo buscaste.
Te pido que por mí y por todas las mujeres a quienes nos callaron, nos silenciaron, nos cagaron la vida y los sueños, levantes la voz. Vamos a pelear, yo a tu lado, en espíritu, y te prometo que un día vamos a ser tantas, que no existirán la cantidad de bolsas suficientes para callarnos a todas.

Ven y te enseño a sanar relaciones kármicas

Karma es una palabra bastante utilizada en la cultura occidental. Sin embargo, el concepto detrás de la palabra es raramente entendido. Karma es una palabra en sánscrito que traduce “acción” y es típicamente utilizada para referirse a las consecuencias de dicha acción.
La rueda de la vida o “samsara”, conectada al concepto de karma, simboliza el ciclo de la vida que incluye nacimiento, vida y muerte. El ciclo, como la rueda, no tiene principio ni fin, y por lo tanto después de la muerte hay otro nacimiento y una nueva vida – una y otra vez. Esto es lo que llamamos reencarnación.
La ley del karma dice que para cada acción, existe una consecuencia; para cada causa, hay un efecto; todo lo que se envía al Universo, regresa a nosotros tarde o temprano. El karma de una persona – o un colectivo – se puede manifestar durante un ciclo de la rueda de la vida, o durante el siguiente – durante esta vida, o la próxima.
Sin embargo, el concepto de karma no debe interpretarse como un castigo por nuestras “malas acciones”. El karma no es un castigo, ni puede interferir con nuestra próxima vida.Cada individuo tiene el poder y la responsabilidad de moldear su vida presente o futura de acuerdo a sus acciones, y puede cambiar el proceso kármico en cualquier momento. Así como existe el karma, también existe el dharma.
Darma o dharma es una palabra en sánscrito que quiere decir “proteger” o “guardar”. En general, dharma es todo aquello que guarda o protege el bienestar individual y colectivo. Para lograr un ‘buen karma’ es necesario vivir de acuerdo al dharma, es decir, actuando correctamente y siguiendo las enseñanzas espirituales más elevadas.
Toda acción que beneficie al individuo, a quienes lo rodean y a la humanidad en general, es considerado dharma y generará buen karma. El dharma tiene el poder de balancear y borrar el mal karma acumulado, y en ese sentido afecta nuestro futuro inmediato al igual que próximas vidas. De manera que el karma no puede verse como algo negativo pues es algo sobre lo que tenemos total control.Es más, el karma puede verse como esa posibilidad que se nos ofrece a cada momento para avanzar espiritualmente. En este sentido, las relaciones kármicas son un paso doble hacia aprender las lecciones, alcanzar nuestro propósito superior y avanzar en nuestro camino espiritual.
couple foto¿Qué es una relación kármica?
En términos muy generales, una relación kármica existe entre personas que han interactuado en otras vidas y han generado ciertas “deudas” que aún han de resolverse. Mientras estas deudas no sean canceladas y superadas, las almas seguirán encontrándose.
¿Cómo reconocer relaciones kármicas?. Estas varían bastante pero usualmente se caracterizan por ser caóticas y tumultuosas sin mayor explicación.
Desde el comienzo puede existir una atracción enorme y una fascinación con la otra persona. Esta admiración y atracción puede súbitamente convertirse en obsesión o conflicto y dar rienda a una relación amor-odio. En cualquier caso, existe una carga emocional bastante alta que se manifiesta en un apego con dosis de culpa, remordimiento, dependencia, adicción, celos, posesividad, competencia o similares.
Cuando se produce el reencuentro, se abre la ventana de la posibilidad de resolver el lazo kármico para que ambas personas aprendan las lecciones correspondientes y avancen en su camino. Si esto no sucede, se sigue generando karma y otro encuentro es inevitable.
Esto aplica tanto para las relaciones que generan karma como para las que generan dharma. Toda relación tiene una misión y al cumplirse, el lazo se rompe y las almas pueden seguir con la siguiente lección.

Cómo sanar una relación kármica.

  1. Alimente su espiritu y no su ego. Cuando nos relacionamos desde el espíritu nos es más fácil evitar juzgar y resentir a los demás; entendemos que lo que la otra persona hace o deja de hacer, y las dinámicas de la relación no son algo realmente “personal” sino que obedecen a un propósito mayor y a un reto que podemos y debemos superar para mejorar cada vez más. De nada nos sirve alimentar el rencor, la duda y la inseguridad – todos producto de nuestro ego. Esto lo único que hace es estancarnos en los mismos patrones que generan aún más karma y no nos deja aprender las lecciones necesarias para la paz y plenitud espiritual.
  2. Mindfulness. Entre más consciente sea de los posibles lazos kármicos que existen en sus relaciones, más fácil se le hará cambiar patrones problemáticos. Cuando nos hacemos conscientes podemos también hacernos responsables de todas nuestras reacciones emocionales y por ende, de las dinámicas de nuestra relación.Aunque no podemos controlar lo que la otra persona hace, piensa o siente, sí podemos tomar decisiones conscientes sobre cómo responder.
  3. Conecte con Dios. Dios, Ser Superior, Universo, Energía Divina o como le prefiera llamar – esa conexión con la divinidad en nosotros y a nuestro alrededor es esencial para limpiar cualquier karma, provenga o no de una relación. Al conectarnos con “lo trascendente” vivimos desde el aprendizaje y no desde el reto, y la perspectiva cambia. Así, la relación que nos tormenta pierde poder sobre nosotros y podemos resolverla más efectivamente y seguir adelante.
  4. Cambie el libreto. La mayoría de nuestras relaciones son un libreto que recitamos constantemente. Muchas veces no vemos al otro, su real ser, sino al otro que pensamos, que asumimos, que sospechamos es el constructor de nuestros miedos, culpas y dudas. Si cambiamos el libreto, la historia cambia inevitablemente, y no sólo para nosotros mismos, sino para el otro también. Cuando las acciones de un lado se modifican, las reacciones del otro lado tienden a cambiar también. De este modo, es posible cambiar poco a poco nuestras interacciones lo cual puede conducir a su sanación. Esta sanación no necesariamente quiere decir que la relación vaya a mejorar o a continuar en mejores condiciones. Muchas veces, la resolución viene en forma de separación y esto está bien, es parte de sanar el karma. Otras veces, la sola consciencia del lazo problemático, y el cambio de reacción, apaga todo el fuego emocional y abre la puerta a la paz y a una interacción mucho más fácil y no tan dolorosa.
  5. No alargue. Uno de los problemas de las relaciones kármicas es que siguen generando karma pues son usualmente problemáticas. De manera que entre más se demore usted en resolverles, más complicaciones aparecerán. Muchas veces el lazo kármico hace que sintamos que no vamos a poder sobrevivir sin la otra persona – esto es otra característica de muchas relaciones kármicas, aunque no siempre se es consciente de este pensamiento. La única manera es tomar toda su fuerza de voluntad y seguir adelante confiando en que sí hay luz al final del túnel. Sí va a doler, sí tendrá angustia, sí estará tentado a regresar… pero vuelva al punto 1 y no alimente su ego. Cambie de perspectiva. Entienda que su experiencia terrenal es sólo parte de la película y que es cuestión de superar esta prueba. Al hacerlo, no sólo se sentirá mucho más poderoso y orgulloso de usted mismo, sino que se le abrirán puertas que ni sabía que existían y al estar libre se ese lazo kármico, abrirá espacio para recibir nuevas bendiciones.
  6. Tarde o temprano aprendemos. Entienda que el karma es como la escuela.Usted decide si sigue en la misma clase una y otra vez, con los mismos profesores y los mismos textos y los mismos exámenes, o sí aprueba, se gradúa y pasa al siguiente nivel.
  7. Alimente su vida espiritual. Entre más avance, más será capaz de aliviar sus lazos kármicos.
https://soyespiritual.com/amor/sanar-relaciones-karmicas.html

Estos son los signos del zodíaco más poderosos

En el siguiente articulo os enumeramos los signos mas fuertes del zodiaco. La astrología determina que, según al signo del zodiaco y al elemento natural al que pertenezcamos, existen ciertos rasgos comunes que definen nuestra personalidad. Y entre muchos de estos rasgos, encontramos el temperamento el cual se presenta con menor o mayor intensidad en unos horóscopos que en otros. Si quieres descubrir cuáles son los signos del zodiaco más fuertes.
Lo cierto es que cada uno por separado, sin tener en cuenta nuestro signo del zodiaco, tenemos un carácter determinado. Pero, según la astrología, existen determinados horóscopos que cuentan con un carácter y una personalidad más fuerte e intensa que otros. Veamos cuáles son a continuación.

Aries – 21 de marzo al 20 de abril
El signo de Aries se perfila como uno de los más fuertes del zodiaco. Son personas llenas de energía y vitalidad, con una personalidad muy intensa y aventurera. No le temen a nada, siempre están dispuestos a enfrentar nuevos retos y la actitud de líder es algo que los caracteriza y que les proporciona la gran seguridad en sí mismos que tienen. También suelen ser bastante rebeldes e impulsivos, algo que les lleva a tener algún que otro enemigo. No tienen reparo en exponer su punto de vista ante cualquier tema, son bastante tercos y difíciles de convencer.
Escorpio – 24 de octubre al 22 de noviembre
Los escorpianos son muy fuertes de personalidad, pero también se diferencian del resto de signos del zodiaco por la intensidad que les caracteriza. Esto sobre todo es evidente en el plano emocional, no se conforman y su incesante pasión les vuelve imparables hasta dar con aquello que deseaban alcanzar. Las personas nacidas bajo el horóscopo de Escorpio suelen ser muy críticas, un tanto arrogantes y pueden resultar difíciles de manejar en el día a día. En el ámbito amoroso, su carácter fuerte también está presente, siendo muy pasionales e implicados con su pareja.
Cáncer – 22 de junio al 23 de julio
Aunque son conocidos por sus repentinos cambios de ánimo, los que pertenecen al signo de Cáncer también se distinguen por su carácter fuerte y persistente. Sobre todo, suelen ser personas muy seguras de sí mismas y confían ampliamente en sus aptitudes, lo que les llevar a desarrollar una personalidad ambiciosa tanto en su vida laboral como sentimental. Son muy exigentes con sus amistades y parejas, y hacen alarde de su gran sinceridad, pudiendo llegar a ser en algunos momentos un tanto hirientes para la otra persona.
Leo – 24 de julio al 23 de agosto
Finalizamos la lista de los signos del zodiaco más fuertes con el horóscopo de Leo. Su rasgo más distintivo es su carácter dominante, siempre están en disposición de dirigir y son líderes innatos. No se acobardan ante las dificultades y cuentan con una gran capacidad para diseñar planes y estrategias que les ayude a llegar hasta aquello que ansían. La fortaleza de su personalidad les lleva en ocasiones a ser un poco orgullosos, prepotentes y tozudos.

El tiempo con un gato nunca es tiempo perdido



Esta frase del padre del psicoanálisis nos dice sin duda algo que muchos ya sabíamos. No obstante, en ocasiones algo que en realidad nos es tan cotidiano como pasar tiempo con nuestros gatos, puede alzarse como una dimensión tan terapéutica como reconfortante.
Un ejemplo lo tenemos en Japón. En este país la figura del gato es tan admirada como respetada. Sonsímbolo de buena suerte, y como no podía ser de otro modo, se alzaron como los pioneros en desarrollar esos centros que todos conocemos ahora como “gatotecas”, extendidos ya en casi todo el mundo.
Fueron ellos los primeros en crear “una cafetería de gatos”, abierta en Taiwan en 1998. ¿La finalidad? Muy sencilla. Japón es un país muy industrializado y orientado al trabajo. Las jornadas laborales son muy intensas y es común que la población, sufra de estrés y por qué no decirlo, de alguna que otra carencia y necesidad emocional con la cual desahogar, liberarse…
Acariciar a un gato es un acto catártico. Regula el estrés, mejora la salud cardiovascular al relativizar la mente, y a su vez, ofrece una sincera oportunidad de expresar cariño y dejarse envolver por uno de los animales más cautivadores que el ser humano ha domesticado jamás. (O tal vez sea a la inversa, no lo sabemos).
Ahondemos hoy en la psicología felina entendiendo un poco más lo que estos animales nos pueden ofrecer.

Te atrae su belleza pero te cautiva su personalidad

El gato a diferencia de los perros, no pertenecen a nadie más que a ellos mismos. Es más, somos nosotros quienes quedamos cautivos de sus artes, de su liderazgo de su sibilino encanto, ese que entiende de espacios, y de un amor donde no hay dependencia pero sí fidelidad absoluta.
En realidad, se podrían escribir manuales enteros sobre la psicología felina. Y si bien es cierto que lo primero que se dice de ellos es que son egoístas e independientes, en realidad, nunca es del todo cierto. De ahí lo interesante de su naturaleza, de ahí el interés que nos suscita.
El gato nos amará, nos respetará y defenderá como su propia familia. Son posesivos en cuanto a sus espacios, a sus rutinas y también respecto a sus dueños, no obstante, saben mantener muy bien las distancias sin llegar a asfixiar o a depender por completo de nosotros.
Dsifrutan siendo mimados y casi adorados, buscan el cariño diario pero cuando así lo exigen, aparece el límite y se despegan para ensalzar su cuidada elegancia e independencia. Y sí, puede llamarte la atención el brillo sincero de sus ojos, o su ronroneo terapeútico y apaciguador, pero lo que de verdadnos gusta de los gatos es su personalidad.

Los gatos son grandes meditadores

Vivimos en un mundo marcado por esas prioridades a veces inútiles que nos hacen despegarnos de lo que de verdad es importante: la luz del sol, la tranquilidad, nosotros mismos, aquellos a quienes amamos…
Nos envolvemos de artificios, de problemas en ocasiones sin importancia, acumulamos cosas y perdemos de vista el almacenar vida, experiencias, emociones
Para ellos, para los gatos, el mundo sigue el ritmo que debe. La vida es pausada, se mide por instantes de descanso al sol, por tardes de sofá a nuestro lado, por excursiones donde buscar el límite para aprender y curiosear. Son criaturas sabias que abren sus miradas al mundo como ventanas llenas de luz y esperanza.
En ocasiones, suele decirse que los gatos son grandes entendidos del mundo del yoga. Pueden pasarse largas horas meditando frente a una ventana o un cuenco de agua. ¿Qué verdades atisbarán sus sentidos? ¿Qué realidades se nos escaparán a nosotros, los humanos?
Pasan de la inmovilidad de su propio mundo, de su propia introspección a la acción en poco más de un segundo. Discurren entre las dimensiones de la reflexión y la actividad de una forma tan rápida que nos admiran y nos dejan sin aliento.
Y lo entrañable, es que cada cosa que hacen, la realizan con todos sus sentidos, que seguramente, no sean cinco, sino 6, porque su intuición, su capacidad para ir hasta nuestro regazo cuando más lo necesita un humano, es sin duda una virtud que sólo ellos tienen.

No solo los locos tienen gatos…

¿Quién dijo eso de que todo loco tiene un centenar de gatos? Los gatos son criaturas sabias y serenas que hacen la vida más rica, más simple e intensa a todo aquel que quiera experimentar lo que es vivir con un animal con esta personalidad.
Son ideales para niños, para ancianos, son fieles compañeros de tardes tranquilas, de instantes de relax en la cama y excelentes camaradas con los que convivir y de los que aprender cada día.
Escrito por Valeria Sabater, tomado de lamenteesmaravillosa.com

A quien juzgue mi camino le presto mis zapatos

No esperes que nadie entienda tu viaje si no ha tenido que recorrer tu camino y en el trayecto se ha visto obligado a usar tus zapatos y a contemplar la vida desde tu altura. Y que nadie espere comprenderlo al cien por cien, porque eso es imposible.
O sea, que lo que otras personas piensen sobre ti es su realidad, no la tuya. Los demás no conocen tu historia, no pueden vivir en tu piel ni sentir tus recuerdos. Esto es muy importante a la hora de cuidar nuestra salud emocional,  por eso debemos evitar dar crédito a las críticas y a los juicios sin fundamento de los demás…
Es decir, que tanto para evitar darle validez a los juicios ajenos como a la hora de hacernos entender tenemos que ser conscientes de que solo nosotros comprendemos completamente nuestro trayecto. Y, a veces, ni eso es posible…

A quien juzgue mi camino le presto mis zapatos

La consecuencia más directa de dar crédito a lo que los demás piensan y dicen de nosotros es que acabamos convirtiéndonos en alguien que no somos. Esto sucede porque al final acabamos queriendo inconscientemente complacer a otros a costa de sacrificar aquello que nos define.
Teniendo esto en cuenta tenemos que percatarnos de que preocupándonos por aquello que consideran los demás de nosotros perdemos tiempo y energía.


No obstante, en general los demás piensan sobre nosotros mucho menos de lo que creemos. Aunque pensemos que somos el centro de las miradas, lo más probable es que lo que hacemos no sea relevante para los que nos rodean.
Por eso debemos intentar vivir con naturalidad, dándole importancia a lo que sentimos e intentando sintonizar con nosotros mismos, pues al fin y al cabo son nuestros pies los únicos que recorren nuestro sendero.
Vive tu vida de la forma que quieras,
 no de la que los demás quieren que vivas.

Pero.., ¿cómo son las personas que critican?

Detrás de una persona que enjuicia a los demás y que critica de manera destructiva hay ciertos problemas o características personales que sentencian su “descontento” con otras personas. Veamos algunas características:
  • Baja autoestima: es habitual que las personas con baja autoestima usen la crítica para mantener el control sobre su posición social o, incluso, para situarse en un buen lugar.
  • Daños emocionales: es posible que no reconozca que fue herido, que en un momento dado fue humillado o abandonado. Sin embargo, probablemente crea reconocer sus mismas heridas en los demás, etiquetando así las vivencias ajenas conforme a su realidad.
  • Ausencia de empatía: hay ocasiones en las que la empatía puede llegar a volatilizarse y las personas se envuelven en una coraza que justifica un tipo de crueldad que pretende ser “inocente”. Así, la persona completa sus propios vacíos criticando sin contemplaciones y haciendo uso del enjuiciamiento.
De todas formas se podría decir que prejuzgar es una característica innata del ser humano en la sociedad actual. Esto se debe a que en ocasiones nos resulta adaptativo hacerlo, pues nos protege de ciertos peligros relacionales que pueden atentar contra nuestro bienestar mental.
Sin embargo, generando ideas o imágenes rápidas de los demás o de nosotros mismos podemos cometer errores nefastos, los cuales en ocasiones se pagan muy caros a nivel emocional.  Por eso debemos procurar contenernos a la hora manejar nuestras impresiones y reflexionar antes de cometer una injusticia.

Cuando tampoco nos comprendemos a nosotros mismos

A veces ni siquiera nosotros mismos nos entendemos pero, sin embargo, no podemos evitar exigir que los demás tengan en cuenta nuestros sentimientos, nuestros pensamientos y nuestros deseos.
Así, como no tenemos la certeza necesaria para saber lo que otros sienten, no deberíamos juzgar ni dar validez a los juicios de los demás. Del mismo modo esto nos debería ayudar a tener en cuenta que no es posible que los demás se metan en nuestra piel porque las vivencias son solo nuestras.
Por eso, cuando no nos comprendemos ni a nosotros mismos es bueno y enriquecedor pararnos a pensar, repasar nuestro recorrido y ralentizar el paso hasta que reencontremos nuestro camino.
Lo bueno de esto es que ningún perdido se pierde. O sea, que cuanto más desconcertados nos sintamos, mayor probabilidad tendremos de ir recomponiendo el rompecabezas de nuestra vida. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que nosotros somos los únicos que podemos poner en valor la comodidad de nuestros zapatos en nuestros pies.
Escrito por Raquel Aldana
Tomado de lamenteesmaravillosa.com
Foto por SergioTudela 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios