miércoles, 30 de marzo de 2016

Personalidad Sensible



Muchas personas son muy sensibles a las emociones de otros. Podrías tener la capacidad de empatizar con otros, con frecuencia, hasta el punto en el que puede ser perjudicial para ti, como persona altamente sensible. Contar con límites firmes, pero amables, puede ayudarte a aprender a priorizar tus propias emociones. Luego podrás crear espacios emocionales, sociales y físicos para ti, en los cuales podrás prosperar sin que las emociones de otros te afecten de forma negativa.

Analiza si eres una persona altamente sensible. Una persona altamente sensible (PAS) se emociona y se pone sentimental con facilidad. Algunas de las características principales de una PAS son las siguientes:

  • Detalles sensoriales: aprecias los detalles que tus cinco sentidos perciben, las telas se sienten delicadas, los colores intensos, los sonidos ricos, etc.
  • Matices de significado: comprendes los significados ocultos y no tomas decisiones de forma apresurada.
  • Conciencia emocional: te encuentras en sintonía con tu salud emocional y tienes el potencial para cuidarte mejor debido a esta consciencia.
  • Creatividad: es probable que seas muy creativo, pero introvertido.
  • Mayor empatía: eres muy sensible a las emociones de las otras personas.

Determina si eres empático. Una persona empática es alguien que es especialmente sensible a las emociones de otras personas en general, y mucho más que la mayoría de las personas. Todas las personas empáticas son PAS, pero no todas las PAS son empáticas. Estos son signos que podrían indicarte que eres una persona empática:

  • Sientes el miedo, la ansiedad y el estrés de las demás personas. Puedes atraer estos sentimientos hacia tu cuerpo y convertirlos en tu propio dolor y síntomas físicos. Estas no siempre son personas que no conoces o no te agradan. Tus amigos, familiares y colegas también te afectan.
  • Te sientes exhausto y agotado con rapidez, e infeliz cuando estás en la presencia de grupos de personas.
  • El ruido, los olores y el exceso de conversaciones pueden ponerte nervioso y ansioso.
  • Tienes que estar solo para recuperar tu energía.
  • Es menos probable que intelectualices lo que sientes. Lastiman tus sentimientos con facilidad.
  • Eres una persona bondadosa, generosa, espiritual y un buen oyente por naturaleza.
  • Sueles asegurarte de tener un plan de escape para poder alejarte rápido, como llevar tu auto a los eventos, etc.
  • La intimidad de las relaciones cercanas puede hacer que te sientas sofocado o que pierdas tu identidad.

Identifica en qué momentos eres más susceptible a absorber las emociones de los demás. No todos se ven afectados por otras personas en la misma medida o ni siquiera de formas necesariamente similares. Sin embargo, todos tienen momentos en los que las personas que los rodean influyen en sus emociones. Trata de aprender en qué tipo de situaciones ocurre mayormente para ti.

  • Supervisa cómo te sientes cuando estás cerca de otras personas. Asimismo, préstale atención a las emociones que surjan con mayor frecuencia. ¿Tus emociones se ven influenciadas cuando estás cerca de alguien a quien tratas de impresionar? ¿Las influencia una persona que te intimida? ¿Te sientes abrumado cuando estás en un grupo de personas?

Reconoce a las personas que te hacen sentir mal. Las personas particularmente difíciles para los empáticos incluyen a las que critican, las víctimas, las narcisistas y las controladoras. Estas personas suelen llamarse “vampiros emocionales”.
  • Evalúa a las personas que te rodean. ¿Te critican mucho? ¿Tratan de manipularte? ¿Hablan constantemente sobre ellas? ¿Alguna vez te preguntan cómo estás?
  • Cuando sepas cómo identificar estos comportamientos, podrás protegerte de ellos. Esto incluye a alejarte de su presencia y decirte “Respeto quién es esta persona por dentro, incluso si no me agrada lo que hace”.

Determina cuáles son tus necesidades y valores. Identifica qué es lo que realmente necesitas y lo que no pondrás en peligro. Estas son tus prioridades más valiosas y elementos no negociables, como tu salud, tus hijos, etc. Después de establecer qué es lo que definitivamente necesitas para vivir en paz, podrás empezar a establecer límites.

  • El otro aspecto es determinar en qué puedes ser flexible. ¿Qué estás dispuesto a poner en peligro, reducir o a qué puedes renunciar?

Expresa tus necesidades a tus seres queridos. Cuando necesites un poco de espacio para procesar tus propios sentimientos y relajarte, díselo a tus seres queridos. Por ejemplo, comunicar tus propias necesidades ayudará a tu pareja a comprender por qué te alejarás por un momento. Cuando esta persona comprenda tus motivos, tu relación podrá fortalecerse mientras consigues el espacio que necesitas.


Planifica cómo responderás a las situaciones difíciles. Cuando afrontas una situación difícil, podrías darte cuenta de que estás haciendo que tus límites sean demasiado flexibles. Si planificas tu respuesta con anticipación, podrás mantenerte más firme.

  • Por ejemplo, ¿cómo responderías si un amigo necesita a alguien que escuche sus quejas sobre el trabajo? Podrías decirle “Quiero escucharte sobre la situación en tu trabajo, pero solo tengo 10 minutos para conversar hoy”. Luego, escúchalo por 10 minutos.
  • En otro ejemplo, digamos que tienes un compañero de trabajo que siempre abandona los proyectos a último minuto y tú solucionas el problema para reducir su estrés. Podrías establecer un límite diciendo “Esta vez tengo mi propio trabajo que culminar. Lo siento, pero en estos momentos no puedo ayudarte”.

Establece límites de tiempo. Saber cuánto puedes tolerar y seguir ese límite es vital para garantizar tu bienestar mental. Establece límites amables pero significativos para las personas que te abruman.
  • Por ejemplo, no te pases dos horas escuchando a alguien hablar si solo puedes aguantar 30 minutos. Inventa una excusa y abandona la situación.


Aprende cómo depender solo de ti. Conoce tus propias emociones, sentimientos, deseos y necesidades. Mantente firmeante los demás para que puedas conseguir lo que necesitas para sentirte feliz y realizado. Si constantemente dependes de los demás para determinar cómo te sientes o cómo debes actuar, por lo general adoptarás sus emociones y reacciones. En lugar de ello, prioriza tus necesidades y deseos aprendiendo a actuar por tu cuenta.

  • No esperes a que otras personas te den su permiso para actuar. Puedes tomar tus propias decisiones sin pedir la aprobación de ninguna otra persona. Empieza con decisiones pequeñas. No le preguntes a nadie si una prenda luce bien en ti antes de comprarla, solo cómprala si te gusta. Toma decisiones más importantes poco a poco sin pedir la opinión de otras personas. Esto desarrollará tu autoconfianza y creará un espacio para que tus propios sentimientos y necesidades sean claros.
  • Asegúrate de no tener que depender de otras personas para superar las situaciones difíciles. Lleva tu auto o aprende a llegar a casa con facilidad cuando sea necesario. Cuenta con el dinero suficiente para poder solucionar las cosas de otra forma si empiezas a sentirte abrumado.

Crea tu propio lugar privado en una casa que compartas con otros. Pídele a las otras personas que respeten tu descanso, durante el cual podrás rejuvenecer. Organiza un espacio para ti para cuando necesites alejarte de ciertas situaciones o te sientas más vulnerable, como cuando estás cansado. Esto es importante en especial para evitar que adoptes demasiado los sentimientos de tu pareja. Busca un lugar que asocies con la paz y la tranquilidad.

  • Lleva contigo una imagen de una cascada o de un bosque frondoso y mírala cuando te sientas abrumado.

Date un espacio físico cuando estés en un lugar público. Contar con un espacio físico cuando, por ejemplo, te encuentras en un grupo de personas puede ayudarte a encontrar un poco de espacio emocional. Cuando hayan muchas personas cerca, busca lugares en los que puedas refugiarte, como sentarte al borde o pararte lejos.

  • Si eres una PAS y eres mucho más sensible a tu entorno, haz un esfuerzo consciente para elegir lugares que te brinden un espacio emocional. Por ejemplo, cuando estés en un restaurante, siéntate en una mesa en la que puedas apoyar tu espalda contra la pared. No te sientes en una mesa en el centro o cerca de los baños o la basura.

Desarrolla un sentido de paz interior. Aprende a enfocarte en las situaciones angustiantes concentrándote en tu respiración o imaginando un lugar que te haga feliz. Esta puede ser una herramienta grandiosa que puedes usar cuando te sientas absorbido por las emociones de otras personas. Continúa exhalando la negatividad e inhalando calma por unos minutos. Esto ayuda a estar consciente de lo que ocurre y purificar el miedo u otras emociones difíciles.

  • Visualiza a la negatividad como una niebla gris que sale de tu cuerpo y a la esperanza como una luz dorada que ingresa en él. Esto puede producir resultados rápidos.
  • Prueba el yoga y las técnicas de respiración. Estas prácticas recurren al enfoque emocional y un refugio seguro en los momentos de zozobra. Tus hábitos de respiración se han desarrollado de forma única según el ritmo de tu propia vida. En ocasiones, pueden evitar que obtengas la cantidad óptima de oxígeno en todo tu cuerpo en los momentos adecuados. Sin embargo, puedes alterar tu respiración practicando yoga u otras técnicas de respiración, los cuales pueden brindarte un mayor control de las emociones negativas cuando empiecen a brotar.

Cultiva emociones positivas que aumenten tu fuerza interior. Si estás rodeado de paz y amor, prosperarás con la misma intensidad con la que las emociones negativas te debilitarían. Los estudios demuestran que cuando tienes más emociones positivas, sientes más satisfacción en tu vida.

  • Piensa en alguien que ames. Piensa en la calidez y la alegría que sientes cuando estás cerca de esa persona. Ahora aplica ese sentimiento a alguien que conozcas menos. Busca algo sobre esa persona que te haga feliz, luego aplica ese mismo sentimiento a las otras personas que te rodean. Conforme aprendas a reconocer los rasgos positivos de las otras personas, podrás desarrollar emociones positivas en tu persona que te mantendrán enfocado en lo bueno de la vida, lo que a su vez reprimirá la negatividad.
  • Desarrolla otras emociones positivas. Sonríe con frecuencia. Cuando sonríes, tu cerebro libera químicos que mejoran la actitud positiva en tu mente.
  • Haz cosas que adores. Cuando practicas un pasatiempo que disfrutas, te rodeas de sentimientos positivos.

Busca a personas y situaciones positivas. Rodéate de personas que te hagan sentir bien y te brinden su apoyo. Al igual que la negatividad, la actitud positiva puede influenciar en tu bienestar. Es probable que no puedas dejar de ser sensible a las emociones de otras personas por completo, así que es mejor elegir a las personas positivas en lugar de las negativas.

  • Llama a un amigo que vea lo bueno de los demás. Pasa tiempo con un colega que afirme el lado positivo de las cosas. Escucha a las personas esperanzadoras. Disfruta de palabras, canciones y tipos de arte esperanzadores.

Controla tu sobrecarga emocional. Algunas personas son empáticas y son por naturaleza más sensibles a lo que ocurre en su entorno; por ello, pueden sentirse abrumadas en las situaciones que otras personas ni siquiera considerarían incómodas. Sin embargo, sin importar lo particularmente sensible que seas, no necesitas obedecer a tu capacidad para absorber las emociones de otros.

  • Reconoce que ciertas situaciones podrían ser demasiado abrumadoras para ti. Aléjate de estas situaciones. Por ejemplo, si sabes que absorberás el estrés de las personas que hacen sus compras de Navidad, evita ir a las tiendas durante esta época del año.

Reconoce tu creatividad interior. Las PAS suelen exhibir un mejor grado de creatividad en las actividades artísticas. Además, algunos filósofos describen a la capacidad para la creatividad como algo esencial para el crecimiento y la transformación. La creatividad es algo que todos somos capaces de alcanzar, sin importar si en algún momento hemos tomado un pincel o no. En este sentido, el arte puede ocurrir cada vez que tienes una conversación con alguien o incluso cada vez que preparas el desayuno. Esto hace que aprendas cómo volverte más creativo en tu vida cotidiana.

  • Experimenta con tu estilo personal o tus actividades diarias. Esta puede ser una forma grandiosa de convertir una sensibilidad excepcionalmente elevada a los estímulos de tu entorno en un don, en lugar de una maldición.

Convierte tu empatía en una acción positiva. Cuando te sientas abrumado por las emociones de los demás, usa este sentimiento a tu favor realizando algo positivo. Elige una causa que sea relevante para las emociones que sientas.

  • Por ejemplo, el simple hecho de caminar cerca de las personas sin hogar que están en las calles podría causarle dolor a una persona altamente sensible. Este sentimiento podría hacer que evite frecuentar las ciudades o ciertos vecindarios para evitar este dolor. Dedica tu energía emocional a algo constructivo. Podrías hacer trabajo voluntario en un refugio para personas sin hogar u ofrecerte para comprarle una comida a una persona sin hogar. Escucha la historia de esta persona.

Sé compasivo contigo mismo. Aprende a emplear la compasión como una forma de defenderte contra las emociones abrumadoras. La compasión te permite mostrarle empatía a otras personas, pero también requiere que seas compasivo contigo mismo. Esto significa que no tienes que sentirte culpable por querer dejar de sentirte abrumado.

  • Ten en cuenta tu condición humana común. No eres el único que tiene esos sentimientos. Al reconocer que tus sentimientos forman parte de una experiencia humana común, no te sentirás tan aislado. Por ejemplo, si te sientes abrumado, puedes decirte “Todos se sienten abrumados en ocasiones”.

Acéptate por quien eres. En ocasiones, ser altamente sensible a tu entorno puede hacerte sentir fuera de sintonía con los demás, en especial cuando todos los que te rodean parecen ser extrovertidos o sociables. Esto se debe a que las PAS y los empáticos por lo general pueden ser introvertidos. Es más, aproximadamente el 70 % de las PAS son introvertidas, por lo que podrías sentir que no te entiendes con las personas que te rodean. Sin embargo, dado que tu grado de sensibilidad es propio de tu cuerpo, es esencial que aceptes estos sentimientos como parte de tu persona.

Ponte en diversas situaciones. La empatía suele ocurrir de forma espontánea y puede producir emociones muy diferentes dependiendo de la situación. Si todos los días te encuentras rodeado de las mismas personas, será difícil para ti determinar con precisión qué tipos de personas provocan determinadas emociones. Cuando experimentes una situación que normalmente evitarías, podrías notar que respondes diferente.


  • Practica un nuevo pasatiempo o ve a una fiesta en la que no conozcas a muchas personas. Estar en un entorno nuevo podría darte la libertad de responder diferente.
http://naturalezacosmica.blogspot.com.es/search/label/Art%C3%ADculos%20Espirituales

La Energía de un objeto afecta a su ambiente




Hace algunos años se produjo una situación muy complicada. Una señora, del interior de Río Grande do Sul, entró en contacto conmigo para relatar que la energía de su casa estaba muy pesada y confusa. También me comentó que se habían producido algunas manifestaciones espirituales negativas que realmente estaban interfiriendo en la armonía de su familia. Tras algunos días de estudio, pudimos percibir, mediante el empleo de ciertas técnicas, en especial la Radiestesia (técnica de captación de energías sutiles que normalmente se sirve de péndulos o baquetas) que el principal problema de la casa era un baúl de madera que aquella señora había comprado años atrás.


El baúl estaba hecho artesanalmente en cierta clase de madera rústica. Tenía poco más de cincuenta centímetros de alto por casi cien centímetros de largo. Era una bonita pieza, no obstante, estaba impregnada con una energía muy pesada.

Ocurre que este baúl venía de una herencia familiar, por tanto era un objeto muy viejo, con mucha historia almacenada en su memoria energética. Además, tenemos el agravante de que la madera es un material de los que más memorizan las energías de su entorno.

Recuerdo muy bien que aplicamos varias técnicas para promover la limpieza energética del antiguo objeto, pero nada surtía efecto. Percibiendo la afectación originada por el baúl, pese al apego que le tenía, aquella señora decidió deshacerse de él, lo cual, en este caso específico, significó quemarlo.

Más tarde, impartiendo cientos de cursos de Radiestesia y también de Limpieza y Armonización de Ambientes, entramos en contacto con varias situaciones parecidas, todas ellas relatadas por personas reales, quienes lograban comprobar que algunos objetos eran realmente capaces de afectar negativamente la energía de un hogar.

En una ocasión, un señor advirtió que la simple imagen de un santo, que había comprado en una feria de artesanía, era el agente causante de los trastornos del sueño en su hija benjamina. Cuando empleó algunas técnicas para limpiar energéticamente aquella pieza, nunca más volvió a producirse el problema y, en este caso, no fue necesario desechar el objeto.

Objetos, ropas, artículos de decoración y otros elementos que traemos para dentro de nuestros ambientes están cargados magnéticamente por la energía de los materiales de que están compuestos, añadida a la vibración personal de quien los toca, sumada al psiquismo del lugar en que estaban almacenados, y principalmente a la intención de quien los ha producido. A menudo basta que una persona que ha participado en la producción de una pieza lo haya hecho de mala gana, para que aquélla tenga una pésima energía almacenada, lo cual será suficiente para afectar a tu hogar o ambiente de trabajo.

¿QUÉ SE PUEDE HACER?

La Radiestesia ofrece técnicas eficaces y rápidas para la desprogramación de energías negativas de objetos, ropas, complementos de decoración, entre otros. No obstante, voy a explicar una forma simple de evitar el trastorno causado por esos acontecimientos.

Siempre que llegues con alguna cosa nueva a tu casa, ten la disciplina de llevar a cabo este proceso, que te será muy provechoso.

1 – Coloca el objeto, o la prenda de ropa, o el alimento que viene del supermercado, o el utensilio de cualquier naturaleza, sobre una mesa.

2 – Relaja tu mente, respira profundamente, elevando tus pensamientos a Dios, a los seres de luz en quienes crees, a los ángeles o a las figuras de tus creencias.

3 – Pide luz y amparo para armonizar la energía de las cosas que has puesto sobre la mesa.

4 – Seguidamente mentaliza una luz de tono violeta proveniente del cielo que envuelve las cosas sobre la mesa;

5 – Tras algunos segundos, visualiza que la luz violeta da lugar a una luz blanca que actúa durante algunos segundos envolviendo los objetos sobre la mesa;

6 – Por último, visualiza que la luz blanca deja ahora lugar a una luz dorada que también actúa algunos segundos sobre los objetos de la mesa.

¡Ya está! Habrás mudado la energía de las cosas nuevas que han llegado a tu casa.

Puedes hacerlo con varios objetos al mismo tiempo, puestos juntos sobre la mesa. También puedes hacerlo para objetos antiguos de casa, pero que sólo ahora has decidido mudar su energía.

Hazlo, ¡el resultado está garantizado!

Enviando Luz y Amor



Hoy quiero hablar sobre un tema que es muy sencillo en todo su proceso, pero explicarlo parece más complicado. Intentaré ser lo más clara posible y ojalá lo consiga. Se trata del envío de luz y amor, en qué consiste y cómo hacerlo.

Se puede enviar Luz y Amor a todos los seres, ya estemos vivos y muertos. Pero a qué nos referimos exactamente cuándo hablamos de Luz y Amor, pues nada más y nada menos, que a lo que indican dichas palabras.

El Universo, los diferentes planos, dimensiones y vibraciones que nos rodean y en los que vivimos, son energía, al igual que nosotros. Ésta, está llena de color, de amor, de luz que irradia la vibración amorosa y positiva. La Luz que nos rodea es más pura, brillante que la que vemos con los ojos físicos. Ya que la vemos a través del corazón, de la intuición.

Lo mismo ocurre con el Amor. Vivimos inmersos en él, somos amor, pero se nos olvida. Vemos el amor como una energía de unión entre los distintos seres ya sea familiar, de pareja, de amistad. Sin embargo, el Amor es mucho más que nuestra percepción. Lo abarca todo, es y está en todo.

Cuando alguien está mal, le vemos preocupado o con dificultades, solemos decir que le enviamos luz, amor y energía. En realidad, lo que estamos haciendo, es que a través de nuestra intención, de nuestro deseo, que encuentre las herramientas, los mecanismos que le lleven a dar con la respuesta, solución o bienestar que necesite. Y funciona. Todos estamos conectados entre sí de manera invisible a nuestros ojos pero no a nuestro corazón. Existen carreteras invisibles, conexiones de energía que hacen que ésta se mueva y conectemos con la persona que queremos.

Cuando enviamos energía, Luz y Amor a los seres vivos, lo podemos hacer a través de Reiki, oración o energías similares; también, siendo conscientes de que queremos que esa persona encuentre lo que necesita. Nuestra petición debe ser clara y precisa, totalmente objetiva, pediremos que le llegue todo aquello que necesita.

Pondré un ejemplo, ante una ruptura amorosa de alguien cercano o nuestra. No debemos pedir que esas personas vuelvan a estar juntas, sino pediremos que encuentren su camino, su verdad. Imaginaros que después de pedir por su vuelta con tanta fuerza e ímpetu, vuelven; pero la relación todavía es peor de lo que era antes y el sufrimiento mayor. Si han de volver, ya lo harán.

A veces sin querer y desde nuestra manera de entender el amor, podemos entrometernos en las vidas de los demás e interferir en ellas cuando no es necesario y no sabemos las consecuencias que tendrá en todos nosotros.

Con los seres que han fallecido. Al enviarles Luz y Amor, lo que estamos haciendo es que se encuentren arropados, amados, queridos, que no se sientan atrapados entre este mundo y el otro plano; deben volver a casa, al Amor y el camino para hacerlo es a través de la Luz. Lo que para nosotros es una autopista, para ellos es la Luz.

Lo más importante al enviar Luz y Amor, es la intención. Debe nacer del corazón, estar llena de fuerza y en ella va implícito una vez más, que deseamos su bienestar de manera objetiva.

Una de las maneras más sencillas de hacerlo, es al encender una vela pensando en ellos. Asociamos la llama de la vela, con un faro en la oscuridad, y a su vez, les estamos diciendo que deben encontrar la luz que está esperándoles. Digamos que es un recuerdo, una constante y una manera de reforzar nuestro deseo que su viaje sea lo mejor posible.

Hay quienes encienden velas todos los días a sus seres. Es una cuestión personal. El ritmo de consumo nos indicará cómo está el ser. Cuánto más lento, más necesidad de luz e iremos encendiendo más velas hasta ver que se consumen de manera normal. Normalmente suelen usarse velas blancas.

Podemos enviar Luz y Amor, a través de la oración. De rezar, de poner nuestra intención en la fuerza de la vibración que tiene la oración. Los creyentes, suelen poner misas a los seres y la vibración que se mueve en ellas, les ayuda a elevarse.

También podemos enviar Luz y Amor, en una visualización, en una meditación. Siempre y cuando la intención sea la adecuada, es decir, que desde el corazón deseemos que encuentren paz, amor, la luz que guíe su camino en esa vuelta a casa.


Como veis es sencillo, espero no haberme extendido demasiado.

http://naturalezacosmica.blogspot.com.es/2015/12/enviando-luz-y-amor.html

Mantras Budistas:om ah hum vajra guru padma siddhi hum

om ah hum vajra guru padma siddhi hum


Padmasambhava fue un maestro histórico. Se dice que fue él quien finalmente convirtió a los tibetanos al budismo. Fue un estudioso, meditador y mago renombrado y su mantra hace alusión a su rica y diversa naturaleza.
Padmasambhava
Om Ah Hum, como ya vimos, carece de significado conceptual. Por lo regular, esas sílabas se asocian, respectivamente, con cuerpo, habla y mente (es decir,
todo lo que compone al ser. Por eso se dice que saludamos con todo nuestro corazón (y mente y cuerpo) las cualidades que representa Padmasambhava. Vajra significa “rayo” y representa la energía de la mente iluminada. Guru, por supuesto, es un maestro sabio. Padma significa loto y nos recuerda la naturaleza amable y compasiva de la iluminación. Siddhi quiere decir realización o poderes sobrenaturales y sugiere la manera en que los iluminados pueden actuar con sabiduría, aunque de formas que no necesariamente podemos comprender.
Dale click aquí para que lo escuches en RealAudio.

Notas acerca de la pronunciación:

La “j” se pronuncia como si fuera “sh”.
La “H” tiene un sonido aspirado.
La “m” en “Hum” se pronuncia como si fuera “ng”.

Leccion 3, Un Curso de Milagros

Leccion 3, Un Curso de Milagros

LECCIÓN 3


No entiendo nada de lo que veo en esta habitación [en esta calle, desde esta ventana, en este lugar].

1. Aplica esta idea de la misma manera que las anteriores, sin hacer distinciones de ninguna clase. 2Cualquier cosa que veas se convierte en el objeto adecuado para la aplicación de la idea. 3Ase­gúrate de no cuestionar si es adecuado o no aplicarle la idea a algo. 4En estos ejercicios no se trata de juzgar. 5Cualquier cosa es adecuada si la: ves. 6Tal vez algunas de las cosas que veas tengan una carga emocional para ti. 7Trata de dejar un lado esos senti­mientos, y simplemente aplícales la idea tal como se la aplicarías a cualquier otra cosa.
2. El objetivo de los ejercicios es ayudarte a despejar la mente de todas las asociaciones del pasado, para que puedas ver las cosas exactamente tal como se presentan ante ti ahora y también para que te des cuenta de lo poco que realmente entiendes acerca de ellas. 2Es esencial, por lo tanto, que tu mente se mantenga perfec­tamente receptiva y libre de juicios al seleccionar las cosas a las cuales vas a aplicar la idea del día. 3A tal efecto, una cosa es como cualquier otra: igualmente adecuada y, por lo tanto, igualmente útil.

Propósito: Retirar la espesa película de asociaciones pasadas que has proyectado sobre todo, para que puedas volver a  ver las cosas limpias y darte cuenta de que verdaderamente no las entiendes en absoluto.

Ejercicio: Dos veces, lo ideal sería por la mañana y por la noche, de un minuto de duración.
   Las mismas instrucciones básicas que en los dos días anteriores, pero la idea es diferente.

Observaciones: No hacer ninguna diferencia al seleccionar objetos es un reflejo directo del propósito de la lección, que es retirar de tu mente la película de interpretaciones que pones sobre todas las cosas y que pretende decirte lo que esas cosas son. Es esa misma película que pretende  decirte que hay algunas cosas a las que no se aplica la lección. Por lo tanto, el acto mismo de aplicar la lección a cualquier cosa es también un acto de dejar a un lado esa película interpretativa.   

Comentario

Si nada de lo que veo significa nada, y le he dado a todo lo que veo todo el significado que tiene para mí, entonces está claro que no entiendo nada de lo que veo. El Libro de Ejercicios está sentando las bases de nuestro aprendizaje. Para aprender una nueva comprensión de todo, tenemos que abandonar  nuestra creencia de que ya entendemos.

Encuentro esta lección muy útil en muchas situaciones. Cuando sucede algo que yo interpreto como desagradable o molesto, puedo darme cuenta de que mi juicio de “desagradable” o mi molestia  procede, no de la cosa o persona o situación,  sino de mi imaginada comprensión de ella. Al repetir: “No entiendo nada de lo que veo…”, abro mi mente a una nueva comprensión: la del Espíritu Santo. A veces utilizo variaciones de esta idea, tales como: “No sé lo que esto significa” o “No sé de qué va todo esto”.

En el Curso, el comienzo de la comprensión es darse cuenta de que no entiendo nada.

Recuerda que éste es un ejercicio. ¡No intentes hacerlo a la perfección a la primera! Estás practicando darte cuenta de que no entiendes,  lo que significa que estás en un estado mental que cree que entiende. Y eso es normal, está bien.

Carta de Una Niña Cristal Para El Mundo

niña

La luz, los sonidos fuertes, la comida, los químicos, los malos pensamientos, la mala “vibra”… 
Mi cuerpo ya no soporta ninguna de éstas cosas…
Médicos, psicólogos, psiquiatras… ninguno tiene una respuesta para mí.
Enfermedad? Locura? Mañas? ¡Quién sabe, fragilidad quizás!…
Tengo hace un tiempo una sensación de querer volver a casa, de que ya todo terminó y quiero volver a casa, y es una pregunta frecuente… ¿Si quiero volver a casa, entonces dónde estoy??…
¿Acaso ésta no es mi casa?… No sé a dónde quiero ir, sólo sé que quiero ir a casa con mis hermanos, con mi familia. Pero: ¿Y mi familia y mis hermanos, acaso ellos no son mi familia, no son mis hermanos?…
¡Sólo sé que quiero volver a casa, pero no sé cómo!…
Es como un sueño, del cual no puedo despertar. Veo todos los días de mi vida, desde que nací, ésa mañana de verano cálida y dulce…
Veo cómo se dañan entre ustedes, veo las injusticias que permiten, veo sus verdaderos rostros detrás de sus ojos… Y me pregunto: ¿Por qué fingen ser lo que no son?… ¿Por qué están encerrados en su interior?… ¡Tristes, enojados, simples y sensibles!…
¿Por qué se lastiman a ustedes mismos?… ¡¿Por qué quieren restringirse, privarse de ser lo que son?!…
Seres Humanos. ¡Bellos, sensibles y perfectos seres humanos!…
Mírense, sólo mírense a los ojos, vean sus almas… Déjense ver por los demás… ¿A qué le tienen miedo?…
¡Todos estamos hechos de lo mismo, nadie es más fuerte que otro, nadie es mejor, porque todos somos excelentes!… ¡Son seres maravillosos, con una inteligencia enorme, con cualidades asombrosas, seres llenos de Luz, que iluminan éste mundo con Amor!…
¡Yo no veo sus personajes, yo veo sus almas, ése es mi Don!…
Y ¡tienen almas hermosas, llenas de Luz, llenas de Amor, de pureza, almas cristalinas, bellas!… Pero cuando veo sus personajes, son totalmente diferentes a sus almas.
Sus personajes son fríos, indiferentes, mediocres, vacíos… Veo día a día, sus obras de teatro, donde lo único que hacen es mentir, lastimar, juzgar…
Veo sus películas de terror, donde matan a sus hermanos, donde se pelean por un trozo de oro, un pedazo de territorio, un líquido negro… ¡Que no vale ni la milésima parte de lo que valen ustedes!…
Veo injusticias, veo hambre, veo día a día que envenenan a sus hermanos.
Lloré muchas veces por ustedes, y pedí muchas veces por ustedes: ¡Traté de ayudarlos pero siguen lastimándose… siguen lastimándome!…
Yo estoy acá para ayudarlos, estoy acá para sanarlos, vine a trabajar por ustedes… para eso nací y ése es mi Destino y mi Misión.
¡Soy sensible, todo lo que ustedes sienten yo lo siento, todo lo que ustedes piensan yo lo siento, todo lo que le hacen a mi Madre Naturaleza, yo lo siento!…
Solo quiero que despierten, que miren por un segundo a su alrededor… ¡Sólo vean… árboles, montañas, lagos, bosques, cielo, tierra, rios, mares, animales, sol, luna, hij@s, niñ@s, herman@s, amig@s… Amor, Paz, Armonía, Salud, Belleza!…

¡Dios les regalo un jardín, el Jardín del Edén!… Siempre estuvo con ustedes, no hace falta morir, no hace falta ir al cielo, porque el cielo está en la tierra desde el primer día en que apareció la primera señal de vida.
No busquen afuera, no busquen en otro plano. El paraíso que buscan, estuvo siempre en la tierra, sólo observen… observen el amanecer, dejen
que el viento acaricie sus rostros, que el agua refresque y limpie sus almas, dejen al fuego regalarles su calor…
Dejen a la luna iluminar sus noches de Amor, muévanse al ritmo de la naturaleza, bailen al compás de sus sonidos, de su música.
¡Sean libres, dejen salir a sus almas, dejen que los domine por completo, Sean la Luz que vinieron a Ser, sean el Amor que son, sean, sólo sean!…
¡¡¡Son maravillosos, son la perfección que tanto buscan, son la felicidad que tanto anhelan, son Amor, son la razón de mi Existir…!!!
¡¡¡Gracias por leerme, gracias por comprenderme, y muchas más, por Despertar tu Conciencia !!!…
Escrito, Editado y Publicado por M. ALEJANDRA SANDOVAL

Carta de liberación del clan. Constelaciones Familiares.


cargando a un bebé
Libera los programas heredados de tu familia que te limitan (en tu vida y en tu salud), los secretos y memorias de dolor de tu árbol genealógico.
Con esta carta liberas todo aquello que hay en tu presente que sabes que no te corresponde: enfermedades, culpas, rencores, frialdad, indiferencia, falta de cariño, dureza, secretos, tragedias, engaños, infidelidades, traiciones, robos, mentiras…Todo aquello, gracias a los cual, hoy tú puedas estar enfermo de algo, física o emocionalmente.
Partiendo de los conceptos del “Transgeneracional” de Claude Bouvier, de “Psicomagia” de Jodorowky y de “Constelaciones familiares” de Bert Hellinger.
CARTA:
Yo…(escribe tus nombres y apellidos), nacido/a el (escribe tu fecha de nacimiento) en este acto de mi puño y letra, redacto hoy esta carta como regalo a la familia a la cual pertenezco. Con la ayuda, el amor y la presencia de la Divinidad que habita en mí y en cada uno de ellos, yo bendigo a mi familia y los perdono así como también le pido perdón a cada uno de ellos si con actos u omisiones les he ofendido o dañado.
Libero a mi familia y me libero de ella. Me libero y libero a mis bisabuelos, a mis abuelos, a mis padres, a mis tíos, a mis primos, a mis hermanos, a mis hijos (aunque no los tengas), a los amigos o enemigos de la familia, a toda persona a mi alrededor y a toda persona que en algún momento haya estado conmigo, de todos los programas inconscientes que me han heredado. Los libero y me libero, de cualquier ofensa que otra familia haya recibido de la mía, y pido perdón a todos, en nombre de aquel que haya ofendido por parte de mi familia.
Hoy me libero y libero a toda mi familia y conocidos de la necesidad de guardar cualquier tipo de secretos sean de memorias de pérdida económica, conflictos por herencias, derroches, asesinatos, muertes repentinas o violentas, suicidios, enfermedades mentales, enfermedades físicas, accidentes, violaciones, abusos, adulterios, hijos no deseados, hijos no nacidos, hijos no reconocidos, hijos abandonados, incestos, abandonos, crueldades, golpes, violencia física, violencia emocional, infidelidades, engaños, traiciones, problemas y conflictos en la pareja y el amor, maldiciones, desarraigos, desamor, trabajos forzados, esclavitud, guerras.
Me libero en este acto y libero a mi clan de todos los secretos no revelados hasta el momento sean de memorias de dolor, tristeza y llanto, y de todo aquello que sea una vergüenza o una limitación y que por ello haya sido guardado en silencio por mí o los miembros de mi familia a través de las generaciones.
Hoy me libero y libero a toda mi familia y conocidos, de la carga de todo aquello que haya afectado a los miembros de mi familia y a otras familias, para que estas memorias, ya no se sigan heredando a través mío, para que ya no se sigan perpetuando en mi persona ni en generaciones venideras.
Hoy declaro que estoy libre de los secretos, malas acciones, conflictos no resueltos y del destino de mis ancestros sabiendo que aun así seguiré perteneciendo a mi clan con el mismo derecho que cuando cargaba con esto. Hoy sé que aunque me libere de esto, seguirán amándome del mismo modo que antes y yo los seguiré amando desde lo más profundo de mi corazón aun cuando busque un destino mejor para mí.
(lo que sigue aquí se puede llenar con secretos o vivencias específicas de nuestra vida y que sepamos de nuestra familia que estemos repitiendo y queramos liberar, cuanta más información recolectéis en vuestra familia mejor, os recomiendo invitar a vuestras tías a unos pasteles e ir tirando del hilo de Ariadna…)
Ejemplo: Hoy Libero y me libero de mi padre (Nombre), de sus maltratos y su alcoholismo. Hoy libero y me libero de mi madre (Nombre), su carácter sumiso y su diabetes. Hoy me libero de la necesidad de guardar los secretos familiares relacionados con …… Hoy me libero de la influencia que las vivencias vergonzantes o dolorosas de mis ancestros están ejerciendo sobre mí y mi descendencia.
Hoy corto todo lazo con esas memorias y me libero de todas las cargas que no me corresponden. Para mi bien y el de todos los involucrados. Hoy agradezco a la Divinidad que habita en mí y en todos los Seres y al Universo. Hoy sé que soy libre y quedo libre para vivir mi propio destino. Hecho está. Gracias, Gracias, Gracias!
ACTO PSICOMÁGICO: escribir esto de puño y letra, cada día durante una semana y al completar el ciclo, quemar todas las cartas, enterrar las cenizas y plantar una planta allí para transformar en vida nueva todo aquello que dejamos atrás.
Luego espera que pasen de 35 a 45 días (una CUARENTENA, momento en el que te permites separarte simbólica y realmente de tu familia, para encontrarte a ti mismo
publicado por
Rosy Pleyades

Re-Publicado por “Isis Alada”
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios