domingo, 9 de octubre de 2016

ESTAMOS TRANSITANDO TIEMPOS DE RECONFIGURACIÓN PLANETARIA




ESTAMOS TRANSITANDO TIEMPOS DE RECONFIGURACIÓN PLANETARIA.
LA RESPONSABILIDAD ES MANTENER EL EQUILIBRIO... COLABORAR Y ACCIONAR EN AMOR Y UNIDAD.
07-10-2016
 
En este momento de grandes cambios, la esfera afronta una serie de procesos que esta humanidad no conoce aún pero sí reconoce porque recibe señales recordatorias de la inestabilidad y el conflicto que aparecen tanto en su vida personal, de sus seres queridos, como en el escenario mundial. 
 
Pues bien, el miedo es el motor que mueve la conflagración y ya sabéis que cuando se tiene miedo se genera la tendencia a buscar el poder sobre los demás, y los que detentan el poder, a menudo utilizan la manipulación y otras formas sutiles de agresión.
 
Naturalmente, cuando estas energías constituyen el polo dominante, hay menos posibilidad de compromiso y cooperación, pero no se puede olvidar que todos vosotros determináis con vuestras acciones diarias la inercia hacia el futuro de la esfera, porque vuestra energía y voluntad añaden, ya sea amor o miedo, a la situación de la humanidad.
 
Durante estos tiempos de reconfiguración planetaria, habrá muchas situaciones que os resultarán difíciles de abordar, entre otras razones, porque tenéis la tendencia aprendida de enfocar los problemas con pesimismo y eso es exactamente lo contrario de lo que deberíais hacer, puesto que el pesimismo solo engendra pesimismo. 
 
Lo más probable es que ya estéis sintiendo el caos producido por la transformación de la sociedad y que estéis experimentando esa sensación de haber sido desplazados, algo así como si reconocieseis el terreno que pisáis pero con muchas singularidades desconocidas. 
 
Pero también debéis saber que no se trata de ningún fruto de vuestra imaginación pues se está produciendo una transformación desde hace ya algún tiempo, con un ritmo de cambios notablemente amplificado que está contribuyendo a una sublimación de vuestros sentidos y a la creación de un sentimiento creciente de que sois vosotros los únicos arquitectos del cambio y, por esta razón, también sois los únicos generadores de cambios divinos.
 
Vuestro cometido como generadores e impulsores de esos cambios divinos es acceder a la sabiduría de los seres iluminados que recorrieron antes la Tierra, descubrir y desbloquear los archivos del tiempo y de la historia y acceder y actualizar aquellos conocimientos y sabiduría para que también resulte de utilidad en el presente. 
 
Todo ello bajo un enfoque que permita el equilibrio entre los ideales espirituales y la aplicación arraigada para que funcione en su realidad actual. Ello os llevará a la necesidad de aprender a ajustar vuestras energías, rápida y frecuentemente de manera que contribuyan a dar el espaldarazo definitivo a los nuevos tiempos de luz.
 
Sin embargo, para que podáis crecer espiritualmente, es necesario que aprendáis a estar en un cierto estado de disposición y de asunción de nuevas responsabilidades, pero la recompensa es indescriptible.
 
En definitiva, se trata de traer el cielo a la tierra, esa es la clave para convertirla en una esfera de luz y ello lo lograréis fusionando por fin vuestra esencia con vuestro cuerpo físico y entrando en el espectro ultravioleta de color y luz hacia otros planos de luz de más altas frecuencias electromagnéticas. 
 
A partir de ahí, estaréis preparados para trabajar en muchos niveles de inteligencia. Y esto es importante, porque seréis conscientes de que no se puede escapar de las corrientes de energía que están bombardeando constantemente la Tierra y a la humanidad en este tiempo.
 
La energía portadora de vida está siendo irradiada con mayor intensidad a través de la miríada de soles de los universos, galaxias y sistemas estelares, junto con frecuencias de energía cósmica pulsantes especializadas. 
 
Las de las fuerzas cósmicas de frecuencias dimensionales superiores son benéficas, sustentadoras y reforzadoras de la vida, mientras que las de frecuencias inferiores, discordantes, que muchos de vosotros seguís produciendo, son perjudiciales y limitantes.
 
Vuestro cerebro es un órgano magnificente y contiene un vasto número de "Códigos de Vida consciencia-frecuencia”, pues bien, la mayoría de vuestro ingenio potencial se encuentra alojado en los niveles dimensionales superiores de vuestra mente sagrada, que está localizada en la parte posterior de la cabeza cerca del chakra coronario; es desde ahí y desde el centro corazón que podréis sintonizar con las frecuencias que os ayudarán a acceder a este abundante almacén de conocimiento. 
 
Cada octava de aceleración de frecuencia os dará acceso a un nivel superior de consciencia divina distinto, así que ya sabéis, vuestro cerebro y centro corazón sostienen las claves para la maestría y la iluminación, pero no debéis enfocaros únicamente en vuestra ascensión personal, porque estaréis malinterpretando estas señales. 
 
Sino que habréis de acercaros y tocar los corazones de los demás a través de vuestras palabras, acciones y hechos, en un verdadero acto de servicio altruista para poder encontrar el camino de regreso hacia ese hermoso estado de unidad que existía al principio de los tiempos.
 
Angel Luis Fernández.

Sanación de los Siete Chakras con Hierbas



Las plantas se han utilizado como medicina desde hace millones de años para curar diversas enfermedades, adquirir sabiduría y ayudar a conectar con la naturaleza. Hay registros que datan desde 2500 años antes de cristo, sobre diversas plantas y sus propiedades curativas. En la India, hay varios Vedas que mencionan los diversos tratamientos a base de hierbas y plantas.
Las plantas emiten una frecuencia vibratoria que vive en armonía con nuestro cuerpo y psique. Estas cualidades vibracionales de las plantas ayudan a equilibrar, sanar y energizar los siete chakras principales. Los componentes de las hierbas interactúan con nuestro sistema de energía y eliminan las toxinas de la sangre, mejoran la circulación de la sangre y regulan el flujo de oxígeno.
Si se utiliza correctamente, puede mantener un estado de equilibrio de la mente, cuerpo y espíritu. Estas son algunas de las hierbas asociadas con los siete chakras:

Primer Chakra: Raiz

El chakra raíz se encuentra en la base de la columna vertebral. Nos conecta con la tierra, porque ahí es donde obtenemos todos los nutrientes esenciales vitales para nuestra supervivencia, y es también donde las toxinas del cuerpo se liberan.
Este chakra cuando se desequilibra puede conducir a problemas en las piernas, los pies, el recto, el cóccix, sistema inmune, depresión, deficiencias autoinmunes. El té de raíz de diente de león(Taraxacum) es muy eficaz en el tratamiento de la depresión, de la vesícula biliar o la presión arterial alta, un remedio para la desintoxicación del hígado y los riñones. Comer alimentos como zanahorias, patatas, nabos, rábanos, cebollas y ajo, y cualquier otra cosa que se arraiga, puede tener un efecto calmante para nuestro chakra raíz.

Segundo Chakra: Sacro

El Chakra Sacro se encuentra entre el nivel cerca del abdomen, entre los ovarios de las mujeres y alrededor de la próstata para los hombres. La cualidad fundamental de este chakra es pura creatividad, la atención, la expresión sexual, libre de ego. Cuando este chakra está bloqueado puede llevar a trastornos alimenticios, problemas del tracto urinario, trastornos reproductivos, dolor de cabeza ocasional, fiebre y desequilibrios emocionales.
La Gardenia es una planta muy beneficiosa para este chakra, que puede ser utilizada tanto en raíces y en aceite para muchos propósitos. Sus flores se utilizan para relajar los sentidos, así, no es de extrañar que también se conozca como la hierba de la felicidad. El sándalo ayuda a curar muchos tipos de infecciones, ya que instiga el crecimiento de nuevas células. Puede aplicar aceite de sándalo en su cuerpo antes de darse una ducha o se puede utilizar para crear un buen aroma en su hogar. Otras hierbas y especias que son beneficiosos son el cilantro, hinojo, regaliz, canela, vainilla, algarrobo, pimentón dulce, semillas de sésamo, semillas de comino.

Tercer Chakra: Plexo Solar

El Tercer Chakra o plexo solar es el centro de poder de las emociones y el control positivo de sí mismo. Cuando está bloqueado puede generar ciertas emociones negativas como la sensación de baja autoestima, depresión y ansiedad. Y como las emociones se manifiestan en el cuerpo físico en forma de enfermedades, esto puede llevar a una multitud de problemas: problemas de indigestión, úlceras, diabetes, hígado o riñón, la anorexia, la bulimia, e incluso los tumores intestinales.
Para desbloquear el flujo de energía se puede utilizar aceite de lavanda, bergamota o el romero. Bergamota es bueno para el sistema digestivo, ya que acelera el proceso de digestión causando menos tensión en el tracto intestinal. En la región mediterránea, la gente considera el romero como una hierba esencial para el estómago y el intestino. Puede colocar hojas de romero en varios platos o puede utilizar el aceite de romero para cocinar. La althea también relaja el tercer chakra y ablanda nuestros esfuerzos por controlar la vida. Le ayuda a relajar el diafragma y volver a conectar con la respiración. Otras hierbas y especias que son útiles como el anís, el apio, la canela, el lirio de los valles, la menta, el jengibre, la menta (menta, etc.), Melissa, la cúrcuma, el comino, el hinojo.

Cuarto Chakra: Corazón

El Chakra del Corazón es el centro del amor, la compasión y el perdón del sistema energético de nuestro cuerpo. Cuando este chakra esta bloqueado tendemos a sentirnos desconectados y tenemos problemas para amarnos a nosotros mismos y los demás. Además, podemos experimentar una caída en la circulación y en el nivel físico, no hay empatía en el nivel emocional, y carece de la devoción en el nivel espiritual.
Muchos temas como el amor, la tristeza, el odio, la ira, los celos, miedos, traición, la soledad, así como la capacidad de curarnos a nosotros mismos y otros se centran en el cuarto chakra. El extracto de téo baya de espino aumenta la confianza en el proceso de la vida y lo alienta a que se sienta seguro de seguir a su corazón. También ayuda a fortalecer el corazón y los vasos sanguíneos. También puede utilizar la pimienta de cayena, jazmín, lavanda, albahaca, salvia, tomillo, cilantro, para un corazón sano.

Quinto Chakra: Garganta

Chakra de la garganta es en gran parte responsable de la auto-expresión y la comunicación. Cuando este chakra está claro, nuestro discurso se convierte en luz, sabio, y comunicamos claramente nuestra intención. Cuando está fuera de balance, conduce a problemas de tiroides, laringitis, co-dependencia en el nivel emocional, pensamientos poco claros en el nivel mental, y la inseguridad en el nivel espiritual. Solemos hablar sin pensar y tener dificultad para expresarnos. También es responsable de nerviosismo, el miedo y la ansiedad.
Flores de trébol rojo ayudan a permitir el libre flujo de la comunicación y la libre expresión. Una taza de té de trébol rojo puede desbloquear las emociones y pensamientos que están esperando para salir. Una encuesta realizada por la Universidad de Maryland Medical Center dice que el bálsamo de limón puede curar diversas enfermedades, entre ellas la tiroides. El aceite de eucalipto es muy beneficioso para la reducción de la congestión, simplemente frotar unas gotas de aceite en el cuello ayuda. Otras hierbas y especias que pueden ayudar con el chakra de la garganta es la uña de gato, que es excelente para la tos y la flema irritante, calman y relajan los pulmones, calma la respiración y ayuda a expulsar la mucosidad, la menta, pimienta, salvia, la sal y la hierba de limón.

Sexto Chakra: Tercer Ojo

El Sexto Chakra o Tercer Ojo se asocia con la intuición y la glándula pineal. Cuando este chakra está bloqueado tendemos a carecer de imaginación y la intuición lo que resulta en la toma de malas decisiones y el autoengaño. Físicamente, la debilidad del tercer ojo puede manifestarse como problema en los ojos y oídos, dolores de cabeza, migrañas, insomnio e incluso pesadillas.
La menta y el jazmín son hierbas que se usan para abrir el sexto chakra. Se ha utilizado para tratar la depresión, migrañas y pérdida de memoria. También mejora la conexión entre la mente y el cuerpo. Estas son las hierbas y especias que puede energizar y sanar cualquier desequilibrio en el chakra del tercer ojo, el enebro, la salvia, la amapola, el romero y la lavanda.

Séptimo Chakra: Corona

El Chakra de la Corona nos conecta con la energía universal divina. Este chakra está asociado con la sabiduría, la iluminación y la trascendencia. Cuando está abierto y limpio, experimentamos la unión divina y el amor cósmico, que se extiende para siempre. Nuestra frecuencia única en sintonía con la orquesta cósmica. Cuando está bloqueado, nos sentimos espiritualmente desconectados y empezamos a vivir sin rumbo ni propósito. A nivel físico, puede conducir a la depresión, trastornos del sistema nervioso, migrañas, amnesia, dislexia, y en casos extremos, el delirio y la enfermedad mental cognitiva.
Las flores de lavanda y la flor de loto ayudar en la apertura de su séptimo chakra. Lavanda le trae a la alineación con la sabiduría divina a diario y es una hierba popular para la mejora de la meditación. Mientras las hojas de loto y tallos se utilizan ampliamente en la cocina japonesa y china, y cada parte tiene su propio conjunto de beneficios. La lavanda es su mejor opción, ya que funciona bien en todos los chakras. Puede incluir plantas de interior en su vida a través de duchas, o externamente como un baño o aromaterapia, puede aumentar los beneficios para conectarse con sus cualidades vibratorias.

26 SEÑALES DE QUE TIENES EL DON DE CURAR A LOS DEMÁS



No necesitas consultar con ningún medium o vidente para que te confirme lo que eres. Con solo estar atenta a tu alrededor podrás descubrirlo. Lo único que tienes que hacer es observar tu propia vida. He aquí algunas claves que te guiarán en tu camino.
Si eres una Sanadora es probable que recibas señales y claves del Universo que te ayudarán a descubrir tu don.
  1. Sientes empatía extrema al punto de sentir las emociones y experiencias a nivel físico, con sensaciones en el cuerpo de opresión o hasta de dolor.
  2. Muchos te dicen que se sienten reconfortados y relajados cuando pasan tiempo contigo.
  3. Las personas a tu alrededor raramente enferman.
  4. Tienes problemas de ansiedad y a veces ataques de pánico.
  5. A veces tienes problemas de cambios de humor repentinos y muy marcados.
  6. Sueles pensar en cómo solucionar la vida de los demás.
  7. Tienes un fuerte deseo de ayudar a otros, muchas veces a costa de tu propio beneficio o necesidades.
  8. Trabajas en algo relacionado con la salud: psicología, medicina, terapia ocupacional, acompañamiento terapéutico, counseling, quiropraxia, o demás.
  9. Tienes una historia de sanadores en tu familia. Tus padres, hermanos, abuelos, bisabuelos, etc… están o han estado relacionados con el arte de curar o con alguna profesión afín.
  10. Con frecuencia experimentas un estado exaltado de conciencia en lugares públicos (como “mariposas en el estómago” o dificultad para respirar).
  11. Entras en una habitación y percibes de inmediato si allí ha habido alguna situación de pelea o desacuerdo antes de que tú entraras.
  12. Eres aquella persona que busca la gente para consuelo en tiempos difíciles o resolución de problemas y tú siempre ayudas en esos casos.
  13. Sientes que los demás te depositan sus problemas para que tú se los resuelvas. Con frecuencia llegas exhausta al final del día, especialmente aquellos días en los cuales has interactuado mucho socialmente.
  14. Sientes que tienes una afinidad especial con los animales.
  15. Los niños pequeños y los animales siempre se te acercan, aunque sean tímidos con otras personas, a ti se te arriman.
  16. Personas que no conoces te cuentan su vida entera sin que hayas preguntado nada.
  17. Los demás te piden que les rasques la espalda o los hombros y eres buena para dar masajes.
  18. Te gusta asegurarte de que los demás se sientan cómodos cuando te visitan en tu casa.
  19. Muchas veces te sientes sobrepasada por la cantidad de compromisos que has tomado para ayudar a otros.
  20. Sueles sentir dolor de hombros y de cuello.
  21. Tus amigos y compañeros de trabajo suelen consultarte respecto de decisiones a tomar relacionadas con el amor o con sus nuevos proyectos.
  22. Prefieres hacer ejercicios físicos al aire libre: caminar, correr, hacer yoga en contacto con la naturaleza ya que sientes la necesidad de respirar el aire puro para relajarte y cargarte de fuerzas.
  23. Te interesan los temas relacionados con la espiritualidad y los métodos de sanación alternativos como el reiki, el chamanismo, la cromoterapia y demás.
  24. Muchas veces sientes pinchazos, picazón o ardor en las palmas de tus manos.
  25. Te sientes atraída por las piedras y cristales de cuarzo por su belleza y su potencial sanador.
  26. Con frecuencia experimentas dolores de cabeza o problemas digestivos.

¿Con cuántos de éstos puntos te has sentido identificado?

Si has contestado afirmativamente a más de la mitad, eres una sanadora. Lo que hagas con tu talento natural queda en tus manos. La elección de darle cauce o no depende de ti. Cierto es que tienes el don y el mundo te necesita. Si decides darle la espalda eso tiene sus consecuencias también.
Todo talento no desarrollado genera detrimento. Bien desarrollado abre tu camino hacia una ampliación mucho mayor de consciencia y hacia tu autorrealización.
Al fin de cuentas venimos a este mundo a entregarnos, a regalar nuestros talentos en beneficio de la humanidad. ¿Qué esperas para escucharte?
http://consejosdelconejo.com/2016/07/25/26-senales-tienes-don-curar-los-demas/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios