s√°bado, 14 de enero de 2017

ūü¶Ą✨2017 A√Īo de Alquimia!! A√Īo m√°gico!!✨ūü¶Ą



2017 A√Īo de Alquimia!! A√Īo m√°gico!!ūü¶Ą
¿Por qu√© necesitamos a los Magos?
La gente se pregunta por qué, habiendo nacido en la India, me siento tan atraído por los magos. Mi respuesta es la siguiente: en la India todavía creemos que los magos existen.
¿Qu√© es un mago? No es sencillamente alguien que puede hacer magia, sino alguien capaz de transformar.
Un mago puede convertir el temor en alegría, la frustración en realización. Un mago puede convertir lo temporal en eterno. Un mago puede llevarnos más allá de nuestras limitaciones hacia lo ilimitado.
Cuando era ni√Īo y viv√≠a en la India, sab√≠a que todo eso era cierto. A veces llegaban a nuestra casa ancianos de t√ļnicas blancas y sandalias, y hasta para un muchacho asombrado por la vida, parec√≠an criaturas muy especiales. Estaban completamente en paz; de ellos emanaban la alegr√≠a y el amor; parec√≠an no inmutarse ante los altos y bajos de la vida cotidiana. Los llam√°bamos gur√ļs o consejeros espirituales. Pero tard√© mucho tiempo en darme cuenta de que gur√ļ y mago es lo mismo. Todas las sociedades tienen sus maestros, clarividentes y sanadores; gur√ļ era s√≥lo nuestro vocablo para designar a los poseedores de la sabidur√≠a espiritual.
En Occidente, se considera que los magos son principalmente hechiceros que practican la alquimia para convertir un metal inferior en oro. En la India tambi√©n existe la alquimia (de hecho fue all√≠ donde se invent√≥), pero la palabra alquimia es en realidad una clave. Significa convertir a los seres humanos en oro, convertir nuestras cualidades inferiores de temor, ignorancia, odio y verg√ľenza en lo m√°s precioso: el amor y la realizaci√≥n. Por tanto, un maestro que nos pueda ense√Īar a convertimos en seres libres llenos de amor es, por definici√≥n, un alquimista — y siempre lo ha sido.
El viaje hacia lo milagroso comienza aqu√≠. Este es el mejor momento para comenzar. El sendero del mago no existe en el tiempo — est√° en todas partes y no est√° en ninguna parte. Nos pertenece a todos y no le pertenece a nadie. As√≠, √©ste es s√≥lo un libro acerca de c√≥mo recuperar lo que ya es nuestro.
Como dice la primera frase de la primera lecci√≥n: Hay un mago dentro de cada uno de nosotros un mago que lo ve y lo sabe todo. √Čsta es la √ļnica frase del libro que se debe aceptar como un acto de fe. Una vez que descubramos nuestro mago interior, la ense√Īanza vendr√° por s√≠ sola. Durante muchos a√Īos, este tipo de aprendizaje espont√°neo ha sido el centro de mi vida diaria: observar y esperar a o√≠r lo que mi gula interior tiene que decir. No existe otra forma de aprendizaje m√°s fascinante.
He oído la voz de Merlín en el sonido de una risa en el aeropuerto, en el susurro de los árboles al caminar hacia la playa, y hasta en la televisión. Una estación de autobuses puede convertirse en la cueva de cristal cuando se tiene la llave.
¿Por qu√© necesitamos seguir el sendero del mago? Para elevamos sobre lo ordinario y lo confuso, y encontrar la clase de trascendencia que solemos relegar al campo de lo m√≠tico, pero que en realidad tenemos a mano, aqu√≠ y ahora. Estar vivos significa ganamos el derecho a decir lo que deseamos decir, a ser lo que deseamos ser, y a hacer lo que queremos. Camelot era el s√≠mbolo de esta forma de libertad. Por eso volvemos nuestros ojos sobre ese sitio m√°gico con nostalgia y admiraci√≥n. La vida ha sido dif√≠cil desde entonces.
Una vez, un disc√≠pulo pregunt√≥ a su maestro: “¿Por qu√© siento esta opresi√≥n tan grande, como si quisiera gritar?” El maestro lo mir√≥ y le dijo: “Porque todo el mundo se siente igual”.
Todos nosotros deseamos crecer en amor y creatividad, explorar nuestra naturaleza espiritual, pero muchas veces erramos el objetivo. Nos encerramos en nuestra propia c√°rcel. Sin embargo, hay quienes han roto el encierro que comprime la vida. Rumi, el poeta persa, dec√≠a: “Somos esp√≠ritu incondicionado atrapado por las condiciones, como el Sol en un eclipse”.
Esa es la voz de un mago que no creía que los seres humanos viviésemos limitados en el tiempo y el espacio. Sólo estamos eclipsados temporalmente. El propósito de aprender de un mago es encontrar al mago que llevamos dentro. Una vez hallado el guía interior, nos habremos encontrado a nosotros mismos. El yo es el Sol de resplandor permanente que, aunque eclipsado, cuando se despejan las sombras se muestra en toda su gloria.
Por Deepak Chopra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios