viernes, 6 de enero de 2017

LUNA CRECIENTE EN EL SIGNO DE ARIES




LUNA CRECIENTE EN EL SIGNO DE ARIES
Luna creciente en Aries del elemento fuego, nos encontraremos inquietos inestables, con cambios súbitos, debemos manejar el tacto en lo que hacemos y decimos, ya que así como hay poder para hacer y decir cosas buenas así abra para lo contrario, eso deseos de mandar y tener poder en casa o en el trabajo deben saber manejarlos de lo contrario las tensiones estarán al orden del día!!
De ser posible evitar estos días cirugías de la cabeza, cerebro, cara, ojos y nariz!!
En la fase creciente si cortamos el cabello crece más rápidamente y más fuerte!! Igual si desea alimentar e hidratar la piel son días indicados para ello, las cremas antiarrugas surten mayor efecto!! Trate las uñas encarnadas para evitar de nuevo su crecimiento defectuoso!! El consumo de vitaminas, medicamentos, sustancias regeneradoras, y una alimentación balanceada en cárnicos, verduras, y harinas, son benéficas!!
Mercurio que esta retrogrado ingresa transitoriamente a partir del día 5 al 7 de enero al signo de Sagitario, para recordarle algunas cosas en asuntos de viajes, estudios y contactos con el exterior que se deberán resolver o analizar estos días, esto es válido para todos los signos!! Luego a partir del 8 de enero se pone directos haciendo que las actividades anden normalmente, en este signo de Sagitario hasta el día 12 de enero que ingresara nuevamente a Capricornio directo, donde el poder de la mente y el verbo vuelve a poner en cause muchas actividades!!
Del 6 al 8 de enero la luna ingresa al signo de Tauro del elemento tierra, Evitar estos días cirugías de la garganta, amígdalas, tiroides, mandíbula, oídos y extracciones de piezas dentales!!
Días donde es menester analizar los gastos que dejo estas fiestas decembrinas, para ponernos nuevamente al día en nuestras finanzas, y lo mejor es estar ya tranquilos y no despilfarrar el dinero nuestro para pasarlo de lo lindo o darnos una buena vida, fuera de lo normal!! Debemos prepararnos para muchos cambios súbitos que vendrán, y darán origen a nuevos rumbos, el fanatismo no da reconocimiento personal!!
Del 8 al 10 de enero la luna ingresa al signo de Géminis del elemento aire, evitar cirugías del sistema respiratorio, nervios, hombros, brazos y manos!!
Nuestra mente esta sensible, es momento para dialogar con la familia y allegados, aclarar asuntos pendientes, dejen que la paciencia marche de la mano, con la relación al trato con mujeres que pueden presentar aspectos disonantes!!
Del 10 al 11 de enero la luna ingresa al signo de Cáncer del elemento agua, evitar cirugías de pechos, lipoesculturas, estomago, matriz, tubo digestivo!!
En casa y con la familia en centramos abrigo, reposo y descanso, dejemos los problemas laborales por fuera en estos momentos del vínculo familiar, por que si vinculamos estos dos aspecto familiar y laboral se nos dan unos trastornos que pueden la vida laboral o familiar si no somos equilibrados en el manejo de estos aspectos!!

SIGNIFICADO DE LOS REGALOS Y PRESENTES DE LOS REYES MAGOS AL NIÑO




SIGNIFICADO DE LOS REGALOS Y PRESENTES DE LOS REYES MAGOS AL NIÑO
Esta es la historia según las escrituras de los reyes magos...
La estrella que ellos siguieron estaba en el Este.
Tiene que haber sido bastante grande para haberlos dirigido
a la casa donde Jesús Nació.
No sería maravilloso si Dios pusiera una estrella en el cielo
para que nos guiara en estos difíciles tiempos
de falta de conciencia espiritual.
Mateo 2:1-12
"Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo:
Dónde está el Rey de los Judíos, que ha nacido.

Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.
Oyendo esto el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.
Y convocados todos los principales sacerdotes y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo.
Ellos le dijeron:
En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:
'Y tú, Belén, de la tierra de Judá, no eres la más pequeña entre los príncipes de Judá; Porque de ti saldrá un guiador, Que apacentará a mi pueblo Israel'.
 Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos,
indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella; Y enviándolos a Belén, dijo:
ID allá, y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.
Recuerden que el Rey Herodes, después de que los magos le visitaran, mandó a matar a todos los niños menores de dos años en Belén.
Ellos, los reyes magos habiendo oído al rey, se fueron:
y he aquí la estrella que habían visto en el oriente, iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.
Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo.
Y entraron en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, le adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes, oro, incienso y mirra.
Ellos colocaron sus ofrendas a sus pies; El oro era su tributo al Rey, El incienso, con su aroma dulce, Era para el Sacerdote, el Paracleto, La mirra para la sepultura."
Incienso:
Una resina sumamente aromática usada en el servicio del Templo.
Es extraída de un árbol de Arabia.
La sustancia generalmente usada en los tiempos modernos como incienso es producida por un pino de Noruega.
Mirra:
Una sustancia perfumada y valiosa de un árbol bajo y de muchas espinas encontrado mayormente en Arabia.
Era uno de los ingredientes del aceite de la santa unción.
(Éxodo 30:23-25),
y del bálsamo para la sepultura (Juan 19:29).
Es también usado en la medicina y como perfume.
Tres Regalos:
Su importancia y significado simbólico
"Los magos trajeron presentes de oro, incienso y mirra.
El Incienso era una resina aromática, quemada en honor a Dios.
La Mirra era una sustancia perfumada usada
para preparar el cuerpo para la sepultura.
Los regalos tenían un significado simbólico.
El Oro honraba a Jesús como Rey, el Incienso honraba a Jesús como Dios, y la Mirra fue una señal de que Jesús era un hombre y moriría.
Porqué los regalos de Incienso y Mirra que le fueron dados a Jesús por los Tres Reyes Magos que vinieron de lejanas tierras tenían un valor similar al Oro?
El Incienso tenía muchos poderes curativos, era un expectorante y también elevaba el espíritu.
La Mirra desarrollaba poderosamente la resistencia física del cuerpo protegiéndolo contra las infecciones, aparte de que mejoraba muchas condiciones de la piel, el asma, la bronquitis, la diarrea y la próstata por mencionar algunos.
La buena salud era tan importante entonces como ahora.
Nosotros sólo escuchamos lo que otros nos dicen
y no lo verificamos ni buscamos la escrituras por nosotros mismos.
Te invito a que veas lo que la palabra de Dios realmente dice y que bases tus creencias en la Palabra y no en la opinión de otras personas.
Estos son algunos versos de la escritura que tratan con ello:
Timoteo 2:15~
"Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que traza bien la palabra de verdad."
"Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad."
Y:
Hechos 17:11:
.pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras, si estas cosas eran así...”
Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios. No por obras, para que nadie se gloríe"
Efesios 2:8-9.
Algunos conceptos u definiciones sobre los Reyes magos:
SABIO: Lo mismo que Reyes Magos.
Definido como hombres de entendimiento y habilidad en asuntos ordinarios
(Proverbios 1:5, Job 15:2, Salmo 49:10)
Sacerdotes Orientales y hombres aprendidos.
Una casta de consejeros reales Medos y Persas (Jeremías 39:3; Mateo 2:1-11). Vinieron a ser reconocidos como una clase importante, registrados con los sacerdotes y profetas en Jeremías 18:18 y también encontrados en las afueras de Palestina (Genesis 41:8, Exodo 7:11, Daniel 2:12-5:15).
Los magos (Mateo 2:1) astrólogos; vinieron del Este;
su número y leyenda son legendarios.
"Magi (plural de magus), del Persa magu, que significa mago o brujo; miembros de una casta sacerdotal de antiguos Medas y Persas; el nombre también se aplica a los reyes magos de la Biblia (Mateo ii) que siguieron la estrella hasta Belén; la historia Bíblica no los nombra ni da su número, pero la tradición Cristiana cerca del siglo 7 llama a los tres Melchor, Gaspar y Baltazar; se dice que sus cuerpos fueron traídos a Constantinopla por la Emperatriz Helena, madre de Constantino, y de allí a Milán, y finalmente a Colonia en el 1162 por Frederick Barbarossa; desde ese entonces por lo regular se les ha llamado los Tres Reyes de Colonia."
RECUERDEN SIEMPRE LOS REYES MAGOS,
EL INCIENSO, LA MIRRA Y EL ORO
ESTA EN CADA UNO DE VOSOTROS, BUSCADLO Y DESARROLLARLO PARA EL BIEN DE LA HUMANIDAD Y DE VOSOTROS MISMOS….
FIAT LUX
FELILUXOR
FE Y FELICIDAD EN LA LUZ DE ORO
FUNDACIÓN AMONRA CHILE
UNA LUZ EN VUESTRO CAMINO...

REYES MAGOS, por Rubén Cedeño. Libro: Jesús.



REYES MAGOS, por Rubén Cedeño. Libro: Jesús.
Los Reyes Magos fueron tres Maestros de Sabiduría que fueron a buscar a Jesús para conocerlo y adorarlo, con regalos que tienen un gran simbolismo y que le fueron de gran utilidad a la Sagrada Familia en la vida de Jesús. Los Tres Reyes Magos representan los cuerpos físico, emocional y mental; también las razas reinantes que han inclinado el cetro de poder y comando ante el Cristo. El Oro, la Mirra y el Incienso que ofrecieron a los pies del recién nacido son: la riqueza, el poder y el orgullo material, que es el oro, transformado en el olor a santidad que debe tener todo hombre, representado por la mirra quemada en el incienso.
Los Reyes Magos eran inicialmente nueve, pero ante los horrores del desierto, algunos se volvieron y no siguieron en la caravana que un fiero guía conducía, El cuarto Rey Mago, Artabán, tiene una historia fantástica que merece un capítulo aparte. La palabra "Mago", para la época, quería decir "astrólogo".
Las figuras de los Reyes Magos, con sus respectivos nombres ,aparecieron por primera vez en vez en un esplendoroso mosaico estilo bizantino, que podemos admirar en una iglesia del año 520, llamada San Apollinare Nuovo, que se encuentra en la ciudad de Rabean, Italia.
MELCHOR, venía de la India o Tíbet. Era el más joven y llevaba incienso. Ahora es conocido como el Maestro Ascendido El Morya. Representa el Cuerpo Mental .El Incienso de Melchor simboliza al Espíritu Santo ,se puede usar, pero se consume, se quema y se vuelve cenizas. El incienso también es la desaparición del pasado.
BALTASAR era de Etiopía, de mediana edad , y ahora conocido como el Maestro Ascendido Koot Hoomi.
Como cosa curiosa, en el mosaico de Ravenna todos los Reyes Magos son de piel blanca. Fue en el siglo XVI que los artistas del Renacimiento pintaron de negro a Baltasar. Él feel Cuerpo Emocional. La Mirra de Baltasar simboliza el Cristo, es el aroma de la espiritualidad. Las personas espirituales tienen lo que se llama "olor a santidad". La Mirra es símbolo de perfumar la vida para hacerla felíz, "el que vive en Cristo no sufre".
La Mirra de Baltasar fue guardada por María para untar el cuerpo de Jesús después de la Crucifixión.
GASPAR era de Mesopotamia, al sur de Persia. Era el más viejo de los Tres Reyes Magos; llevaba oro y ahora se le conoce como el Maestro Ascendido Djwal Khul. El Oro de Gaspar representa al Padre, o Dios, manifestándose como opulencia. Para ser espiritual no hay que ser pobre. El oro es dinero, el medio a través del cual el Espíritu Santo funciona. "El dinero es el movimiento del Amor Divino". El Cristo es la fuente de riqueza y provisión más grande que podamos tener, El Oro de Gaspar fue utilizado por la Sagrada familia para el viaje a Egipto.
Texto JESÚS de RUBÉN CEDEÑO EDICIÓN CONJUNTA EDITORIAL MANIFESTACIÓN & EDITORIAL SEÑORA PORTEÑA

SIMBOLISMO METAFÍSICO EN TORNO A LOS REYES MAGOS



SIMBOLISMO METAFÍSICO EN TORNO A LOS REYES MAGOS 

Se aproxima –veloz para los padres, con terrible lentitud para nuestros hijos- la velada más mágica del año: la noche de Reyes. Pero sería una pena que redujéramos esa fecha a su vertiente más banal y material: la entrega y recepción de regalos.
Para vivir una celebración como ésta en profundidad es preciso, como siempre, buscar su esencia, su porqué, la enseñanza o gracia que trata de transmitirnos y que se nos hace accesible a través de su simbolismo: una vez más, lo visible se puede transformar en puente hacia lo invisible si sabemos mirarlo adecuadamente.
El origen de esta festividad se encuentra en el evangelio de San Mateo (el resto de evangelistas canónicos no mencionan a estos curiosos personajes, aunque sí son citados con mayor detalle en los apócrifos) lo cual no deja de resultar curioso puesto que, en mi opinión, se trata de un episodio que reviste una importancia humanística, simbólica y teológica colosal… Que trataré de compartir contigo en las próximas líneas.
Es bueno comenzar las cosas por el principio, así que la primera pregunta a la que nos enfrentaremos es: ¿quiénes y cuántos eran los Reyes Magos? El Evangelio de Mateo no menciona ni sus nombres ni su número. Se limita a decir: “Nacido, pues, Jesús en Belén de Judá, en los días del Rey Herodes, llegaron del Oriente a Jerusalén unos magos”. Por no decir, no dice ni que fueran reyes…
Sin embargo, los apócrifos se extienden algo más al tratar sobre estos sacerdotes, magos y adivinos (Melchor, Gaspar y Baltasar, según leemos en el friso del s. VI de la Iglesia de San Apolinar Nuovo de Rávena) procedentes de Oriente.
Tiene sentido que procedan de Oriente, pues por Oriente nace el sol. Como veíamos en el artículo sobre el simbolismo metafísico de la Navidad, Jesús es el nuevo sol que nace para poner fin a la larga noche de aquellos tiempos, dando lugar a un nuevo día o –como gusta decir hoy- a una Nueva Era. El sol comienza a ser visible en Oriente, lo cual casa con la respuesta que dan los Magos a San José cuando éste les pregunta –según el Liber de infantia Salvatoris– por el origen de su conocimiento sobre Jesús: “Vosotros poseéis las antiguas escrituras de los profetas de Dios en las que está escrito acerca del Cristo, cómo ha de tener lugar su venida en este mundo. También tenemos nosotros escrituras de escrituras más antiguas que se refieren a Él”.
Estamos, por tanto, ante unos sabios, estudiosos de las antiguas tradiciones de Oriente. Debido a la descripción que de ellos se ofrece en los apócrifos, se les suele vincular con las tradiciones Persas, Asiáticas o Babilónicas. Sin embargo, una costumbre posterior los relacionó con Europa, Asia y África. ¿Qué se pretendía con esta mutación? Representar en sus personas a todo el mundo pagano, que venía a postrarse a los pies de Cristo… De este modo se ponía de relieve que el cristianismo es una religión universal y que la salvación que vino a traer Jesús no era sólo para el pueblo judío, como creyeron algunos, sino para el mundo entero.
Sin embargo, Benedicto XVI, en su último libro sobre la infancia de Jesús, ha recordado los antecedentes del Antiguo Testamento que pudieron influir en las interpretaciones posteriores:
 El salmo 72 dice así:
“Los reyes de Tarsis y de las islas le ofrecerán sus dones y los soberanos de Seba y de Saba le pagarán tributo. Postráranse ante él todos los reyes y le servirán todos los pueblos
 Por su parte, Isaías 60 también resulta tremendamente interesante:
“Levántate y resplandece, pues ha llegado tu luz y la gloria de Yavé alborea sobre ti, pues he aquí que está cubierta de tinieblas la tierra y de oscuridad los pueblos. Sobre ti viene la aurora de Yavé y en ti se manifiesta su gloria. Las gentes andarán en tu luz, y los reyes a la claridad de tu aurora.
(…) Te cubrirán muchedumbres de camellos, de dromedarios de Madián y de Efa. Todos vienen de Saba, trayendo oro e incienso, pregonando las glorias de Yavé. (…) Sí, se reúnen las naves para mí, con los navíos de Tarsis a la cabeza, para traer de lejos a tus hijos”

El Santo Padre ha refrendado la opinión de que los Reyes Magos podrían proceder de Tartessos (en la actual Andalucía española) pero ha puesto en duda que fueran reyes, proponiendo la tesis de que fueran meros buscadores de la Verdad convertidos en reyes por la tradición… Con lo que ha levantando una nueva polvareda mediática.
Más allá de la anécdota, el Santo Padre deja clara una primera lectura simbólica de estas figuras. ¿Qué se pretendía al citarlos en el evangelio y en su posterior desarrollo por parte de la Tradición cristiana? Según la versión oficial que estudié en su momento, hacer patente que el cristianismo es una religión jerárquicamente superior a las paganas y mostrar su carácter católico, esto es, de llamada universal a la santidad.
Sin embargo, la meditación de su figura y de los distintos textos sobre su adoración, ha llamado mi atención sobre un aspecto que siempre había pasado por alto y que hoy me parece imprescindible para comprender el mundo de hoy y la relación entre las distintas tradiciones espirituales: los Reyes Magos vienen de Oriente, de Tartessos o de dónde quieras, siguiendo una estrella que les muestra el camino hasta Belén. Tras encontrar al niño-Dios (lo cual no les resulta fácil), le adoran… Y se vuelven a sus países de origen. Esto es, para mí, la clave de bóveda: parece que si has hecho un largo viaje para encontrar a Dios hecho hombre, lo lógico sería quedarte con Él por el resto de tus días… ¿No lo ves así? ¿No lo harías tú? Entonces, ¿cómo es que “se tornaron a su tierra por otro camino”?
Veo aquí -y en la adoración de la que trataremos en unas pocas líneas- los rasgos de una profundidad y sensibilidad espiritual que sólo unos pocos tienen aun hoy en día. Los magos reconocen en Cristo al niño-Dios que conducirá a los hombres que le sigan hasta la cima de la montaña, hasta esas alturas en las que se tocan los cielos… Y por ese motivo vienen a reconocer su dignidad, a postrarse ante Él y a traerle unos regalos con una carga simbólica incuestionable. Pero después de ese reconocimiento, vuelven a su hogar, a sus tradiciones, a sus creencias… Enriquecidos interiormente por el encuentro, habiendo adquirido sin duda nuevas luces, pero recuperando su camino particular hacia la perfección humana que conduce al Paraíso Perdido. Los magos, como sabios que son, eslabones de la Cadena Áurea, encuentran en las tradiciones espirituales de cada pueblo o cultura distintos caminos que conducen a un mismo destino (recupero a Isaías, “Levántate y resplandece, pues ha llegado TU luz y la gloria de Yavé alborea sobre ti, pues he aquí que está cubierta de tinieblas la tierra y de oscuridad los pueblos”) y, sin sincretismos, relativismos ni extrañas mezclas,reconocen la grandeza de toda auténtica senda espiritual… Aunque no sea la suya. Leemos, de nuevo, en el Liber de infantia Salvatoris: “esta estrella es la palabra de Dios, ya que hay tantas palabras de Dios cuantas son las estrellas. Y la palabra de Dios (como el mismo) Dios, es inefable. Lo mismo que es inenarrable esta estrella, que fue nuestra compañera de viaje en la marcha (que emprendimos) para venir hasta el Cristo”. ¡Qué enseñanza para el diálogo interreligioso! Me impresiona cada vez que lo medito, me enriquece y me llena de esperanza.
Esta interpretación justifica también que el siempre lúcido Orígenes hable de TRES Reyes Magos. ¿Por qué? Porque el simbolismo del número tres es el de la superación de los opuestos, el número de la Santísima Trinidad. Su figura nos anima a superar la oposición o desconfianza hacia el que tiene otras creencias, hacia el otro o hacia lo ajeno, y a buscar aquello que nos une, que es nuestra búsqueda de un mismo Dios, aunque sea por distintos caminos. Unidad en la diversidad, tan distintos y tan iguales.
En el caso de los Reyes Magos, nos dicen los evangelios, seguían el camino que les mostró una estrella… La estrella, para el judaísmo (1 Enoch 72,3), es un símbolo de los ángeles, de los mensajeros de Dios. Se dice que Melchor, Gaspar y Baltasar eran astrólogos… Y éste es su sentido: buscaban a Dios a través de todo lo que habla de Él, incluida la Creación y el movimiento de los astros. Eran, pues, buscadores de Dios… Y no redactores de horóscopos de revistas del corazón (me reservo un día para hablar sobre la auténtica astrología tradicional, y diferenciarla así de la caricatura que la mayoría conocemos). La estrella es, para el ser humano, un indicio del sol cuando hay oscuridad, un guiño de luz, un atisbo de Dios. Cada uno tiene, esperándole, una bóveda celeste repleta de estrellas que le alumbran en medio de la noche, pero no todos somos capaces de tumbarnos al raso a contemplarla y descubrir sus secretos. Los magos lo hicieron, los pastores también… Y por eso encontraron el portal y supieron reconocer en ese niño indefenso al Dios encarnado que traería la salvación a quienes le siguieran. Dediquemos un tiempo a buscar la trascendencia, a descubrir el rostro de Dios que se oculta tras el velo de lo cotidiano, a ver su mirada en los ojos de nuestro prójimo… Si estamos atentos, descubriremos muchas estrellas, muchos ángeles, muchos mensajeros que nos hacen llegar las palabras de Aquel que nos trajo a la existencia y que es capaz de renacer en la cueva que es nuestro corazón si atendemos a sus consejos.
Hablemos ahora de los presentes que los Reyes trajeron a Jesús: Oro, incienso y mirra. ¿Crees que son casuales o deben tener algún significado que se nos escapa? Los textos sagrados no dejan nada al azar, todo nos habla… Aunque no siempre tengamos oídos para oír.
El oro es considerado tradicionalmente como el metal más precioso, el metal perfecto que, por su color se relaciona con el sol, con Dios, con la perfección, con la iluminación y, por su valor, con el poder propio de la realeza sagrada, el rey que gobierna en consonancia con la Ley Eterna. Cristo Rey, es al que nos muestra Melchor poniendo de relieve la Función Real de Jesús. Es el sol perfecto que viene a iluminar la oscuridad con su luz y a regir como soberano nuestras vidas con la autoridad de la Verdad y el Amor, mostrándonos el camino a nuestra propia perfección.
El incienso, esa sustancia aromática propia de los templos de culto, es el símbolo de la ofrenda de uno mismo, de la purificación por el fuego, de la oración que asciende a los cielos como el humo, del perfume, la paz y el sosiego que produce al ser humano la conexión con lo divino. Gaspar, con su presente, reconoce a Cristo como Sumo Sacerdote, como puente, como camino que une lo de arriba con lo de abajo, la materia y el espíritu, lo divino y lo humano.
La mirra, por último, es una cara resina fragante que se utilizaba en el embalsamamiento de los cuerpos de los fallecidos. ¿Un regalo un tanto extraño? No, si se atiende a su naturaleza simbólica: Baltasar deja constancia de que Cristo Rey, el Sumo Sacerdote, es también perfecto hombre y que, como tal, se verá sometido a los sufrimientos y muerte propios de nuestra naturaleza.
Volvemos a la idea de la superación de los opuestos: en un extremo la débil humanidad de Cristo representada por la mirra. En el otro, su soberana majestad divina, simbolizada en el oro. En medio de las dos en incienso, la purificación, la oración, la conexión con lo divino… La vía que nos lleva de la muerte a la vida eterna, de la imperfección a lo perfecto, de la piedra bruta al oro alquímico. Un inspirador recordatorio de que en cada uno de nosotros convive una doble naturaleza, la de Dios y la de la Bestia, y que sólo nos salvaremos si conseguimos purificar a la una poniéndola en conexión con la otra, a base de oración, contemplación y acción.
Podríamos seguir durante horas meditando en torno a todas estas cuestiones, y no las agotaríamos. Hemos recorrido juntos parte del camino, ahora continúa tú. Busca en los textos sagrados, léelos, métete dentro de ellos, contémplalos… Y recibirás un regalo que no tiene precio: el de descubrir que en tu corazón puede nacer el niño-Dios y que, si te identificas con él, los Reyes Magos y sus pajes te harán llegar sus efluvios, los regalos y gracias que te han sido reservados. Regalos y gracias que, a su vez, tú podrás dispensar a quienes te rodean porque en su corazón también es Navidad, porque en su interior también se puede ver nacer –y se puede adorar- al niño Dios.
Renace en estas fechas a tu mejor tú, sigue a tu estrella y descubre al nuevo sol que nace por Oriente, encuentra a Dios en tu interior y, con el gozo de ese encuentro, busca esa misma mirada divina en los ojos de quienes te rodean.
El amor está en el aire, Dios está en el aire, Dios está… En ti… Y en mí. No lo olvides, descúbrelo, disfrútalo y adóralo en todo y en todos.
Feliz Epifanía.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Anuncios